Patrician III: Imperio de los Mares

Patrician III: Imperio de los Mares
Información sobre la plantilla
Poster, patrician iii.jpg
Simulador de comercio marítimo en tiempo real
Desarrollador(es):Ascaron Entertainment
Distribuidor(es):FX Interactive
Serie:Patrician
Anterior:Patrician II: Fortuna, poder y victoria
Posterior:Patrician IV: Rise of a Dynasty
Plataforma(s):PC
Lanzamiento:24 de enero de 2003
Género(s):Estrategia
Modos de juego:CD-ROM

Patrician III Imperio de los Mares. Es la tercera entrega de la serie Patrician, que con más de un millón de jugadores en todo el mundo. Está reconocida como el máximo exponente de la estrategia comercial, política y militar. Es un simulador de comercio marítimo en tiempo real, inspirado en la antigua Liga Hanseática que existió a fines de la Edad Media (siglos XIV y XV) en el norte de Europa.

Breve introducción histórica a la Liga Hanseática

La Liga Hanseática fue el término aplicado a la federación de una serie de ciudades del norte de Alemania y de comunidades de comerciantes residentes en los Países Bajos, Inglaterra y en la zona del Mar Báltico. Creada a comienzos del siglo XIII para fomentar y proteger los intereses comerciales de sus miembros, La Liga disfrutó de un periodo inicial de gran prosperidad y desarrollo. Se crearon nuevos centros mercantiles, se desarrollaron la agricultura y las técnicas industriales, se perfeccionó un sistema de pesos y medidas y se construyeron canales y carreteras. Intimidados por el poderío naval que llegó a alcanzar, muchos monarcas europeos buscaron alianzas con esta organización.

Características del juego

Gráficos

El centro de la ciudad lleno de habitantes

Bajo una visión 2D, las estructuras a todo color y hasta el mínimo detalle pulidos, Patrician III ofrece su apuesta de sencillez por buenos gráficos, sin necesidad de tener que exprimir la PC se podrá disfrutar de una atractiva vista que dará viveza a esta épica gesta; pasa por grandes nevadas, heladas, lluvias, tiempos de niebla densa ... cada una de las situaciones condicionará el estado de la población, las épocas demasiado frías harán que la producción de algunos alimentos esenciales baje considerablemente o, quizás entonces la población eche más en falta la carne, el vino, el grano, etc. Los edificios son claramente diferenciables, los principales tales como mercado, lonja, taberna o iglesia suelen estar situados en puntos similares a todas las ciudades, no será difícil su localización.

Sus calles siempre están llenas de todo tipo de gente que va y viene. Los efectos climatológicos, así como las distintas estaciones del año, modifican su aspecto y además, repercute en el desarrollo del juego (por ejemplo, se puede quedar encallado en el puerto si las aguas se hielan). Hay todo tipo de edificios, y su estructura es bastante similar. Siempre hay un mercado en el centro, y a su alrededor se distribuyen otras construcciones, tales como la iglesia, el ayuntamiento, la casa del prestamista. Cada edificio tiene colores, dimensiones y situaciones características, esto es muy observable en las fábricas o explotaciones.

Algunas de estas edificaciones irán cambiando su aspecto según el desarrollo de la ciudad. Así, una iglesia que empezará siendo un pequeño templo podría ampliarse hasta llegar a ser una catedral. Por otra parte, las industrias están bien representadas, y siempre se podrá ver cómo el herrero trabaja en la fundición, o como el alfarero moldea el barro. Todo esto, junto con los animales que pululan por los escenarios, ayuda a dar más vida a la ciudad.

Las batallas navales

Combate naval frente a una ciudad

La lucha naval, puede ser lenta para algunos, si bien uno decide jugarla puesto que es permitido hacer las batallas automáticas, dirigidas por la máquina. Se pueden contratar veteranos capitanes que solucionen la jugada, además cuando se gana, la tripulación invade el barco enemigo y lo saquea en tanto como puede, esto se torna al revés cuando se pierde.

Las naves

Los barcos son otro punto en el que los gráficos juegan un papel fundamental. A medida que resulten dañados, ya sea por las tormentas, los largos viajes o los combates navales, podremos ver el deterioro que sufren los navíos, como los fuegos que se producen a bordo, el desgarre de las velas o los daños en el casco. Convenientemente se tendrá que llevar a reparar.

Resolución recomendada

Es recomendable tener una resolución mínima de 1024 x 760 puesto que el área de visión no es muy grande.

Sonido

El apartado de audio cumple muy bien su función en Patrician III. La música habitualmente es muy parecida, de estilo medieval principalmente, y acompaña bien al juego en todo momento. Está ahí y cumple su función sin destacar especialmente por encima de otros aspectos. Los efectos de sonido son bastante variados y están presentes en todas partes. Se podrá oír desde el crujir de las quillas de los barcos hasta el bullicio de las grandes ciudades, pasando por los cañonazos de las batallas navales y el ambiente que se respira en cada edificio.

En sí la variedad de música ambiental no es ampliamente variada pero goza de una buena banda. La música es íntegramente instrumental, destacan sonidos de orquesta, cómoda a la vez que bastante bien adaptada al momento de la acción.

Cabe destacar también no solo la música si no cualquier interacción con cualquier tipo de personaje conlleva un pequeño diálogo o presentación, minuciosamente cuidada, de este modo el nivel de realismo se ve favorablemente mejorado.

Tiene una excelente traducción al castellano. Es de gran ayuda pues la diversidad de diálogos, misivas, anuncios, rótulos o cualquier nombre es harto variado.

Jugabilidad

Lo especial de Patrician III es su gran jugabilidad. Una de sus mayores virtudes es poder pasar horas y más horas progresando, pero sin que el juego se termine. Siempre hay nuevas metas que alcanzar, y por ende cuesta mucho que se vuelva aburrido. Al principio es muy posible que el jugador medio se vea un poco perdido entre tantas opciones. Y viendo el manual, que es más gordo que de costumbre, este desconcierto puede aumentar aún más.

Tutoriales

Sin embargo, hay un modo tutorial que explica de forma clara y concisa todas las bases del juego. Es un poco más largo que el típico tutorial del juego de estrategia estándar, pero también es cierto que Patrician III es más complejo. Posteriormente, aún habiendo jugado el tutorial, es posible que se necesite un par de partidas de prueba antes de entender el juego.

Para empezar a jugar se puede crear una partida nueva, estableciendo una dificultad, ciudad de origen, etc., o bien se puede empezar una campaña. La diferencia es que en la partida se empieza desde cero, mientras que en la campaña no siempre ha de ser así, además de tener algún objetivo en especial que se deba cumplir. Tomando como ejemplo la campaña que da nombre al juego, Imperio de los Mares, se es un conocido patricio que ya cuenta con algunos barcos en su poder, una buena reputación y dinero suficiente para poderse permitir ciertas acciones que no serían posibles comenzando desde cero.

A partir de entonces empezarán a suceder acontecimientos que requerirán la atención del jugador. Se deberá estar preparado para ellos y afrontarlos tan bien como se pueda. Esta campaña en particular es idónea para empezar a jugar, pero no es la única. Salvando la Introducción a Patrician, que es un tutorial, hay 6 campañas más con objetivos diferentes que perseguir, aparte de las partidas individuales.

Objetivos

El objetivo del juego se lo puede ir marcando el mismo jugador, independientemente de la partida que se haya escogido. Se puede escoger ser un mercader honrado que se gane la vida comerciando y buscando siempre el mejor precio hasta montar una flota que domine todo el mar. Por el contrario, quizás se es feliz dedicándose al comercio pequeño, o a la producción, sin tener mayores ambiciones. En el caso contrario, la codicia y las ansias de dinero fácil quizás llevaran al jugador por la senda de los piratas, y se podrá saquear y capturar barcos para ganarse así la vida. O se puede dedicar a capturar a estos delincuentes convirtiéndose el jugador en un cazador de piratas.

Pero si se quiere llegar a lo más alto, sin duda se querrá ser gobernador de alguna ciudad. Sea cual sea el objetivo, las acciones que se deberá emprender serán más o menos las mismas. Se va a necesitar comerciar en todos los casos, por poco que sea, y más valdrá tener una flota bien defendida con las mejores armas que se puedan comprar, aunque sea simplemente para defenderse. Todo esto se podrá hacer en los verdaderos centros neurálgicos del juego: las ciudades. Aquí se debe ganar a sus gentes, atendiendo a sus necesidades, que dependerán de su clase social, y aumentando la reputación del jugador a base de aprovisionar la ciudad con bienes necesarios (un detalle a tener en cuenta es que la reputación puede bajar si compras los objetos que más escasean). También se puede incrementar el apoyo celebrando un festival, pero más vale que se tengan los almacenes rebosantes de comida si se decide montar uno.

Cuando se esté en una ciudad se tendrá muchas acciones posibles a realizar en los distintos edificios que la componen (a veces se puede hacer más de una cosa en cada uno de ellos). Es fácil aprender cuál es cuál, ya que tampoco son demasiados y además casi todos tienen la misma forma en todas las ciudades (si no la tienen, también son fácilmente reconocibles). Por citar algunos ejemplos, tienes la lonja, donde puedes consultar la productividad y consumo de materias en esa ciudad, lo cual es una gran ayuda a la hora de planificar rutas y abastecimientos.

Estatus

Al inicio del juego se es un simple mercader, pero ganando dinero al abastecer de lo necesario a la ciudad y organizando fiestas, que mejoran mucho la popularidad, se sube de estatus. Casarse y tener hijos sube también la reputación.

Rangos

Requisitos para subir de rango:

  • Mercader: al inicio del juego.
  • Maestro mercader: valor de la compañía 100.000, poca reputación (con comerciar sobra).
  • Patrono: valor de la compañía 200.000, algo de reputación (con comerciar basta).
  • Notable: valor de la compañía 300.000, bastante reputación (haber construido algo para la ciudad y ser miembro del gremio y cuentas con permisos en casi todas las ciudades).
  • Consejero: valor de la compañía 500.000, mucha reputación, puedes acceder al rango de Alcalde y relacionarte con el Príncipe ya sea para vender productos como para ofrecer préstamos (Eres miembro del consejo de la ciudad).
  • Patricio: valor de la compañía 900.000, reputación impecable. Con este rango es más factible lograr estar entre los cuatro candidatos a Alcalde de tu ciudad. La mejor manera de ser alcalde es la construyendo hospitales, iglesias, o ampliaciones antes de las elecciones. También puedes sobornar unas 2 semanas antes a algún miembro del consejo en los baños públicos, nunca por menos de 50.000 monedas (no haber tratado con piratas ni gente dudosa en bastante tiempo).
  • Alcalde: por votación popular, es decir de los ciudadanos de la ciudad.
  • Gobernador: votación de los alcaldes, patricios y consejeros (mínimo haber realizado dos misiones de la oficina del gobernador).

El factor VALOR DE LA COMPAÑIA depende de las mercancías que se tengan almacenadas, de los préstamos que se hayan concedido, de los barcos que se posean... y sobre todo del dinero del que se disponga.

Reputación

Calificativos que se dan según el jugador se dedique al comercio o a la piratería:

Vía pacífica

  1. . Inexperto
  2. . Competente
  3. . Distinguido
  4. . Ilustre
  5. . Emprendedor
  6. . Experimentado
  7. . Eminente
  8. . Extraordinario

El reverso tenebroso

  1. . Inexperto
  2. . Astuto
  3. . Codicioso
  4. . Siniestro
  5. . Osado
  6. . Ambicioso
  7. . Arrogante
  8. . Despiadado

Tanto el lado bueno como el malo tienen sus ventajas y desventajas. En el malo costará subir de rango pero los piratas no molestaran, mientras que en el bueno será todo lo contrario.

Personajes

Capitán

Asedio a una ciudad


El capitán es un personaje en el juego que permite comerciar de forma automática, al dirigir la embarcación o flota donde esté ubicado. Tiene tres especializaciones que son: habilidad en combate, habilidad para navegar y habilidad para comerciar, estas se miden con cinco puntos, siendo el cinco el máximo valor. Para encontrar a un capitán, es necesario revisar todas las tabernas posibles, es decir todas las ciudades posibles. Por lo general siempre habrá uno disponible en algún perdido rincón del Mar Báltico o del Norte.

En caso de abordaje por piratas y teniendo un capitán en el barco con mucha experiencia en combate y con un grupo pequeño de marineros, resistirá mejor el ataque que si estuvieran solos los marineros. Teniendo la tripulación del barco completa, armados todos los tripulantes con puñales y más si es un galeón, será prácticamente imbatible y aumentará el averaje en combate del capitán en caso de vencer un combate. Al cabo de cierto tiempo pedirá aumentos de sueldo por el tiempo trabajado y la experiencia acumulada desde que se contrató.

Tener un capitán permite comerciar con el Mediterráneo y descubrir América años antes de Colón. Esto se puede hacer marcando el barco o la flota que se desea enviar y posteriormente marcando con clip secundario en la flecha roja que aparece en la esquina inferior izquierda del mapa, es decir en el Canal de la Mancha; entonces aparece una ventana en la que se escoge la ciudad o ciudades con las que se desea comerciar. La mercancía que se transporta al Mediterráneo se venderá toda automáticamente en la primera ciudad que está en la hoja de ruta. Estas ciudades tienen solo dos productos para comerciar, uno de ellos, las especias, no se producen y solo aparecen a bajos precios en Londres y Brujas, lo que lo hace atractivo como mercancía de compra al tener precios elevados en las demás ciudades de la Liga. Al regresar del viaje, el capitán informará de las compras y ventas, las ganancias, incidentes como ataques piratas o tormentas y si hubieron contratos comerciales que no es más que ofertas de algún mercader del Mediterráneo, en las que se puede comprar o vender un determinado producto a una cantidad y precio establecida.

Para piratear con el capitán se tiene que llevar el barco o flota que él está dirigiendo y colocarlo en un rincón del mapa donde no se vean barcos circulando o a la vista de una ciudad, y entonces se marca en la opción que tiene el capitán que dice pirata y al instante se marca el barco con bandera negra, todo lo que se le ordene atacar será atacado, así sea una ciudad. Es recomendable no atacar las ciudades de la Hansa, solo la periferia.

Si el capitán es demasiado viejo, se jubila, y puede dejar un convoy deshecho, por eso es recomendable traer varios capitanes juntos para reponer los que se van jubilando. De todas formas el daño ya estará hecho y habrá que reorganizar la flota marcando los barcos uno por uno, si es un convoy muy grande puede ser resultar incómodo. La edad de jubilación puede ser a partir de los cincuenta años.

Pirata

El pirata auténtico se contrata en la taberna. Al entrevistarse con él, dará su oferta con respecto a los botines capturados, que puede rondar del cuarenta al sesenta porciento del botín y se quedará con el barco que se le ofrezca, preferentemente bien armado y con el máximo en hombres. Cada cierto tiempo dará cuenta de sus fechorías hasta que sea capturado, que ocurre casi siempre porque si no desaparece sin dejar rastro.

Puede darse el caso de que una ciudad esté protegiendo un pirata y si el jugador lo desea puede esperarlo en los baños de dicha ciudad, donde lo puede sobornar por una suma importante. Cuando se soborna a un pirata no ayuda en las votaciones, pero deja de atacar a los barcos del jugador, lo que ahorra mucho en mercancías y reparaciones, pues aunque sean derrotados, los barcos mercantes son afectados y pierden armamento y hombres haciendo ineficiente y vulnerable la flota.

Para acabar con los piratas lo mejor es tener una flota únicamente para eso, preferentemente compuesta de 3 carabelas y dos galeones, todos con el máximo de hombres y armamento para todos los hombres (Puñales, que se compran al armero de la ciudad o al traficante en alguna ciudad lejana que no sea de la Liga, para evitar ser acusado). Dentro de las armas de barcos, son preferible los cañones a las bombardas y demás tipos de ballestas y catapultas.

Príncipe

Los soldados defienden Londres del asedio enemigo

El Príncipe es el señor feudal de la comarca alrededor de la ciudad. No tiene poder sobre la ciudad pero puede atacarla cuando se le han ignorados reiteradamente sus pedidos de mercancías; en caso de ocupar la ciudad saquea completamente las arcas de esta. Para comerciar con el Príncipe es necesario ir a las puertas de la ciudad donde el jugador puede entrevistarse con un emisario suyo. Con él se pueden vender a excelentes precios cuatro productos diversos que son necesitados por el Príncipe. En caso de satisfacer toda la demanda de los productos solicitados por el emisario, este afirma que el Príncipe está muy complacido con la ciudad, significando esto que no tiene intenciones de atacarla.

Al Príncipe se le pueden hacer donaciones en metálico, que mejoran las relaciones con la ciudad. También se pueden establecer contratos en los que él solicita en una lista determinadas mercancías a determinados plazos, que se deben satisfacer a excelentes precios. Al satisfacer toda la demanda dado los precios ofertados es posible que no solicite durante un buen tiempo ninguna otra mercancía.

En caso de asedio a la ciudad por el Príncipe, siempre se tiene la posibilidad de pagar un rescate con el dinero de las arcas (en las puertas de la ciudad), esto es recomendable en caso de no poseer una dotación fuerte de soldados y torres con cañones en las defensas de la muralla. Si se tiene fuertes defensas, es preferible hacerle frente, puesto que pierde muchos soldados por el fuego de las murallas y posteriormente abrir las puertas para dejar salir a las defensas frescas y liquidar a los menguados atacantes.

Fiestas

Las fiestas y celebraciones son una forma de aumentar el prestigio del jugador. Para que tener éxito es preciso que se sea generoso y que un día antes del banquete se disponga en el almacén de todo lo necesario: cerveza, vino, carne, pescado, grano y miel.

Es una forma muy eficiente de aumentar la reputación para postularse para alcalde, especialmente si se hace días antes de la fecha de las elecciones.

Por cada 1.000 habitantes, estas son las cantidades mínimas recomendadas:

  • 20 barriles de cerveza
  • 20 barriles de vino
  • 2 fardos de pescado
  • 3 fardos de carne
  • 3 fardos de grano
  • 10 barriles de miel
  • 5 barriles de especias (si hay muchos ciudadanos ricos).

Si no se tiene esto en los almacenes es mejor no anunciar la fiesta porque si las cosas salen mal la reputación terminará por los suelos sin posibilidad de ser postulado para alcalde.

Ciudades

  • Hamburgo
  • Lübeck
  • Rostock
  • Stettin
  • Gdansk
  • Bremen
  • Brujas
  • Colonia
  • Torun
  • Riga
  • Tallin
  • Estocolmo
  • Visby
  • Malmö
  • Bergen
  • Londres
  • Oslo
  • Edimburgo
  • Aalborg
  • Nóvgorod
  • Ladoga
  • Ripen
  • Groninga
  • Scarborough

Las ciudades idóneas para establecerse

Gdansk

A favor:

  • Privilegiada situación estratégica, en el centro del mar Báltico.
  • Producción elevada de grano, cerveza (dos mercancías básicas) y madera. Si se construye una granja de ganado vacuno se producirá carne y cuero, bienes que dejan excelentes márgenes de beneficio.

En contra:

  • Poco espacio disponible en el interior de la primera muralla.

Stettin

A favor:

  • Variedad de recursos.
  • Produce carne, pescado y grano, bienes muy demandados en todo el Imperio de los Mares.

En contra:

  • Inexistente producción de artículos de lujo.
  • Escaso espacio disponible en el interior de la primera muralla.

Estocolmo

A favor:

  • La mayor producción de herramientas de todo el Imperio de los Mares.
  • Producción elevada de pescado y aceite de ballena.

En contra:

  • No produce ni cerveza ni grano: necesita importar los bienes de primera necesidad.

Edificios de las ciudades

Taberna

Es donde se pueden contratar a: marineros, capitanes, piratas y ladrones. Se pueden encontrar y establecer negocios con: traficantes de armas, vendedores de mapas de tesoro, soplones, viajeros apurados y traficantes de mercancías.

Armero

Es donde se puede comprar el armamento para los barcos como puñales, cañones, bombardas, catapultas y ballestas. Si se es alcalde, se puede comprar armamento de mano para armar la guardia de la ciudad como espadas, ballestas de mano, arcos y arcabuces.

Existe la sospecha de que el maestro armero es el traficante de armas de la taberna.

Lonja

En la lonja es donde se puede apreciar de forma clara el consumo y producción de todas las mercancías de la ciudad. A través de los datos que brinda se puede establecer cuáles son las mejores rutas comerciales hacia la ciudad.

Catedral

Las donaciones y ampliaciones de la Catedral son un método sencillo de obtener el reconocimiento de los ciudadanos. Sin embargo, el reparto de alimentos en la Catedral aumenta el número de mendigos y sólo se debe hacer si se va a crear puestos de trabajo en la ciudad para ellos. De lo contrario, la reputación se desplomará.

Muelle

Es donde se pueden construir, reparar, mejorar y cambiar de nombre a los barcos. Los barcos se pueden mejorar a nivel 1, 2 y 3; cuando se construya un barco estará por defecto en nivel 1, cuanto más nivel tenga, más puestos de artillería tendrá pero menos capacidad de carga. Esto significa que los barcos con nivel 1 están diseñados para ser de transporte de mercancía y a partir del nivel 2 son buques mejor armados para el ataque y la defensa.

Es más eficiente utilizar el mismo muelle porque al tener más pedidos este mejorará en rapidez y fabricará barcos con mayor durabilidad. (El mejor muelle es el de Lübeck al no faltar nunca las herramientas y producir casi todos los productos que se necesitan para construir un barco, excepto las telas que hay que importarlas de Hamburgo)

Ayuntamiento

La ciudad se construye según lo previsto

Es donde se reúne el consejo de la ciudad y se deciden asuntos como ampliar las murallas, aumentar las unidades militares y subir o bajar los impuestos. También es donde se hacen las votaciones para alcalde o gobernador de la Liga. Si es el ayuntamiento donde radica la oficina del gobernador es donde se tomarán (a votación) las decisiones cruciales de la Hansa como imponer multas a ciudades que apadrinen piratas o que exijan impuestos elevados sin justificación, y decidir un boicot a dichos puertos como máxima medida.

Para unirse a un boicot, lo que se tiene que hacer es escoger un barco armado y llevarlo a la ciudad que será castigada, Cuando se tenga el barco en esa ciudad se le ordena que se una a un convoy, pueden aparecer varias opciones, todos los convoy comerciales tienen una ciudad de destino, y uno aparecerá que no tiene ciudad de destino, ese es el convoy para el boicot, en cuanto se ubique el barco, este se posicionara como si fuese un barco patrulla.

En el ayuntamiento se pueden escoger avisos que son pequeñas misiones en las que se tendrá que abastecer de un determinado producto a una ciudad aleatoria o la propia del jugador, dichos productos siempre se entregan a un personaje preclaro que está en la taberna de la ciudad. Al principio si no se tiene mucha reputación no se le permitirá al jugador probar estas misiones pero cuando se esté al nivel estas pequeñas misiones pueden ayudar a subir más todavía la reputación. Y cuando se tenga bastante reputación se podrá ir a la oficina del gobernador y escoger misiones como capturar piratas, destruir poblados piratas y construir rutas terrestres y ciudades. Si se logra vencer dichas misiones la reputación aumentará considerablemente y se podrá tener casi garantizado el puesto de gobernador.

Prestamista

Es donde se piden, conceden y devuelven los préstamos, se pagan las multas, y se venden y compran acciones tanto de la empresa propia como de los competidores.

En el prestamista se pagan las multas que se imponen por diversos motivos a lo largo del juego, estos pueden ser:

  • Herejía
  • Escándalo público
  • Afirmaciones de la redondez de la tierra
  • Socavar el nombre de la Liga Hanseática
  • Piratería

Baños

Los baños es donde se pueden encontrar cada cierto tiempo a diversos miembros importantes de la ciudad como consejeros, el alcalde, el gobernador (si está radicado en la misma ciudad), también a mercaderes de la competencia y piratas; a los que se podrá sobornar (nunca por menos de 50.000 monedas, porque lo considerarían una ofensa y se obtendría un resultado opuesto al esperado) para obtener beneficios principalmente en las elecciones y decisiones que se tomen en el consejo de la ciudad. Al votar el jugador en una determinada decisión, los que hayan sido sobornados lo secundarán y si son muchos se impondrá por mayoría.

Gremio

La forma para poder pasar de rango aparte del dinero es hacerse miembro del gremio de la ciudad. Un ejemplo seria si se vive en Lübeck hacerse miembro del gremio San Jacobo. Se sube de rango cada primero de mes si se tiene todos los requisitos.

Para descubrir rutas comerciales hay que hacerse miembro del gremio lo antes posible y eso tiene 2 ventajas:

  • Cuanto antes el jugador se haga miembro menos dinero vale.
  • Cuanto más tiempo se lleve en el gremio más tiempo habrá para descubrir rutas.

Hospital

Se construye por donación del jugador o de algún miembro de la competencia, siempre que tenga el dinero o los recursos para costearlo. Cada hospital da servicio a una población de 8.000 habitantes y si este cubre las capacidades de la ciudad y se tiene todas las calles de la ciudad empedradas, se tendrá pocas posibilidades de padecer una plaga de peste.

Puertas de la ciudad

Es donde se comercia con el emisario del Príncipe, solo se puede comerciar con él cuando se ha llegado al rango de consejero.

Murallas

Son las defensas básicas de la ciudad en caso de que el Príncipe o bárbaros decidan atacarla. Cuando el Alcalde de una ciudad amplía la muralla de la ciudad se cobra un impuesto extraordinario a los mercaderes de esa ciudad. Los mercaderes del pueblo son los benefactores de dicha ciudad, así que siempre que se amplíe la muralla de un pueblo, o se contrate un barco patrulla la factura se reparte entre todos los mercaderes.

Se debe ampliar la muralla para que la ciudad pueda crecer (esto cuando ya se sea alcalde y se quiere ser gobernador). Se pueden ampliar solo dos veces.

Barcos

Imagen de una carabela y una nao y su secuencia de deterioro por el mar o las acciones piratas

Los barcos son el bien más preciado que tiene el jugador en el juego, sin ellos no se podrá expandir por el juego y solo podrá comerciar con la ciudad de forma muy limitada. A medida que pase el tiempo y se le dé uso a los barcos estos se irán desgastando, se hace necesario entonces llevarlos a puerto y repararlos. Hay cuatro tipos de barcos en el juego:

Goleta

Es el barco más pequeño y de menor calado, lo que le permite navegar por aguas fluviales, características necesarias para comerciar con las ciudades de Colonia, Torum o Novgorod. Sus desventajas son su fragilidad y poca capacidad de soportar fuego enemigo.

Carabela

Es el barco idóneo para la caza de piratas dado que son las más rápidas para alcanzar barcos en fuga y abordarlos y su alta capacidad de maniobra, además sus costos de construcción y mantenimiento no son muy altos. Tiene capacidad fluvial. Es por defecto muy frágil al fuego enemigo.

Nao

Es el barco más lento del juego y tiene una gran capacidad de soportar fuego enemigo, lo que lo hace un excelente medio defensivo, si está bien armado, para proteger convoyes y pequeñas flotas. Por otro lado los costos de mantenimiento y construcción son un poco elevados y no tiene capacidad de navegación fluvial.

Galeón

Es el barco por excelencia del juego, dado su poder sin igual de fuego cuando cuentan con todos sus cañones, tiene la mayor capacidad de carga y de tripulación así como comparado con su tamaño una buena capacidad de velocidad y maniobra. Para una carabela pirata sería suicidio colocarse al lado de un galeón con sus cañones al tope, por lo que es muy conveniente usarlo como buque capitán y de escolta en los convoyes.

Requisitos del sistema

Mínimo

  • Windows 98/Me/XP/Vista/Win7
  • DirectX 9.0
  • Pentium II 233 MHz / AMD K6-2
  • tarjeta de vídeo 8 MB
  • 64 MB de RAM
  • 600 MB de disco duro
  • Lector de CD-ROM de 4x
  • Tarjeta de sonido

Recomendados

  • PII 300 Mhz
  • tarjeta 3D 8 MB
  • 124 MB de RAM

Equipo de pruebas

  • Pentium IV 2,2 Ghz
  • 512 MB de RAM
  • GeForce 4 Ti 4400 128 MB

Véase también

Fuentes