Mar del Norte

Mar del Norte
Información sobre la plantilla
Mardelnorte1.jpeg
El Mar del Norte es una rama del Océano Atlántico
PaísBandera de Inglaterra Inglaterra, Bandera de Alemania Alemania, Bandera de Holanda Holanda y Bandera de Bélgica Bélgica
Superficie575.000 km²
Profundidad95 metros

Mar del Norte. Es una rama del Océano Atlántico ubicado entre la costa oriental de Gran Bretaña, la costa este de Escandinavia y la costa norte de Alemania, Holanda y Bélgica.

Origen del nombre

Desde la antiguedad el Mar del Norte se conocía como Oceanum o Mare Germanicum. El nombre actual se cree que surgió desde el punto de vista de las islas Frisias, desde donde quedaba totalmente al norte, y por oposición al mar del Sur. A la larga, el nombre actual se acabó imponiendo, de manera que ya era predominante durante la Edad Moderna.

Características

Su superficie es aproximadamente de 575.000 km², su longitud es de 965 km, su ancho máximo de 645 km y su profundidad media es de 95 metros. Su subsuelo contiene hidrocarburos, explotados por Noruega y Gran Bretaña principalmente, desde los años setenta.La navegación es bastante peligrosa a causa de las fuertes corrientes en sentidos contrarios, que provienen del Canal de la Mancha y la otra del norte a la altura de Escocia, y de las frecuentes tormentas.

Extensión

Tiene una forma rectangular que cubre una superficie aproximada de 570,000 km2 y un volumen de 54,000-94,000 km3. Su longitud total se estima en uno 960 kilómetros, y en su parte más ancha registra hasta 580 kilómetros. Se conecta con el resto del océano Atlántico a través del Paso (o estrecho) de Calais y el Canal de la Mancha, y con el Báltico a través del estrecho de Skagerrak y el subsecuente estrecho de Kattegat. Al noroeste se encuentran las islas Shetland y las Orcadas; aunque en su interior se aprecia carencia de tierras emergidas, también se hallan las islas Frisias, que separan el mar del Norte del mar de Frisia, las islas Farne y otras pequeñas islas e islotes cerca de las costas. Entre los ríos que desembocan en sus aguas están el Rin, el Gloma, el Elba, el Weser, el Drammen, el Ätran, el Támesis, el Trent y el Ems.Es un mar poco profundo, ligeramente más hondo en su parte norte, donde algunas zonas alcanzan más de 90 metros desde el nivel del mar hasta el suelo. La profundidad máxima estimada es de 700 metros en la región noruega, y la promedio es de unos 90-95 metros. Contiene aguas frías, que a veces son vistas con témpanos en su superficie.En invierno, alcanzan unos 6 ºC como promedio, mientras que en verano la temperatura sube hasta una media de 17 ºC. Agua más fría y menos salada proviene del Báltico, y el Atlántico provee el flujo de mayor salinidad. Naturalmente, las zonas menos saldas son aquellas en las que desembocan los ríos. Las costas del mar del Norte difieren según la región. En el norte, especialmente a lo largo del oeste de Noruega, son comunes los fiordos, acantilados, playas de guijarros, valles y playas con dunas de arena. Estas costas escarpadas, algunas también en el este y oeste del mar, contrastan con las costas de relieve regular del sur-suroeste.

Formación

Es uno de los mares más jóvenes y en la actual línea costera tiene alrededor de 3,000 años de antigüedad. Comenzó a aparecer a partir de la separación del súper continente Pangea, pues esto abrió un espacio entre las grandes masas de tierra. A principios de la era Cenozoica, Pangea quedó completamente separada, y el Atlántico ya era un hecho. Puede decirse que el mar del Norte se formó por partes, ya que durante el Triásico y el Jurásico grietas y fallas había dejado la región donde hoy se encuentra con sitios altos y bajos aquí y allá, por lo que algunas partes contenían más agua. Por aquella época la corteza se había levantado y formado las islas británicas. Al principio del Oligoceno el centro y oeste de la actual Europa ya había emergido de las aguas, así que partes de las aguas que la rodeaban estaba separada del océano Tetis.

Biodiversidad.

Los flujos de agua del Océano Atlántico y los numerosos ríos que desembocan en el Mar del Norte crea un óptimo clima para el desarrollo de microorganismos. Estas condiciones óptimas estimulan el desarrollo del plancton, que es la base alimentaria de muchas especies como crustáceos, moluscos y pequeños peces, que a la vez, son el alimento de otros peces y mamíferos de mayor tamaño. Por consiguiente la Mar del Norte constituye un dominio rico y tiene una gran variedad muy importante de especies. El mar del Norte es residencia y zona de visita de varios animales marinos, sobre todo mamíferos como la foca común (Phoca vitulina), la marsopa común (Phocoena phocoena), la foca de casco (Cystophora cristata), la foca anillada (Pusa hispida), la morsa (Odobenus rosmarus), el delfín nariz de botella (Tursiops truncatus) y las ballenas francas (Eubalaena), y más de 230 especies de peces como el merlán (Merlangius merlangus), la mielga (Squalus acanthias), el bacalao, el abadejo, peces planos (Pleuronectiformes), el faneca (Trisopterus luscus), el eglefino (Melanogrammus aeglefinus) y el arenque. La amplia variedad de pescado es favorecida por la gran cantidad de nutrientes y de plancton. Los estuarios ofrecen hábitats idóneos para la anidación y residencia de algunas aves marinas, tales como colimbos (Gaviiformes), alcas, frailecillos, charranes y fulmares boreales (Fulmarus glacialis). La flora marina está representada por muchos tipos de algas, entre ellas, el sargazo vejigoso (Fucus vesiculosus), Ascophyllum nodosum y las laminarias (Laminariales). Es cierto que en la actualidad el mar del Norte no se distingue entre los mares por su biodiversidad, pero siglos atrás albergaba muchas más especies.

Amenazas.

A raíz del descubrimiento de reservas de petróleo y gas natural bajo el suelo marino, el mar del Norte comenzó a ser objeto de una intensa explotación comercial, que ha aumentado a medida que la economía de Europa también crece. Además, los países ribereños realizan extracción de arena y grava. Y como suele suceder, la vida marina ha resentido la intromisión a su hábitat, pues se ha detectado altos índices de contaminación y sobre pesca en algunas zonas, y algunas especies han desaparecido de la cuenca; por ejemplo, los flamencos y el alca gigante (Pinguinus impennis), este último extinto de toda la Tierra. El problema de la contaminación es grave. A lo largo de las últimas décadas se han producido vertidos de aguas residuales y desechos industriales, así como derrames accidentales de petróleo. El uso intensivo y no sostenible de los recursos del mar del Norte lo han convertido en un cuerpo de agua en peligro, aunque algunos países han establecido acuerdos para protegerlo.

Tráfico marítimo

El tráfico marítimo en el Mar del Norte es muy importante, tanto por el tráfico de mercaderías, por el tráfico de pasajeros, la actividad pesquera y por las conexiones entre los países y sus plataformas petroleras. Esto hace que haya parte de los puertos mas importantes del mundo en las costas del mar. Algunos de los puertos se encuentran a las orillas de ríos a pocos kilómetros de su desembocadura, como claro ejemplo tenemos el puerto de Rotterdam el tercer puerto más importante del mundo. Otros puertos importantes en ríos navegables que desenbocan en este mar son los de Amberes, Hamburgo y Londres. Estos puertos tienen mucha importancia marítima grácias a su localización y hace que tengan rutas marítimas muy solicitadas. Es tan importante el tráfico marítimo en el Mar de Norte que hace que sea vital para el comercio de Europa Occidental. Como puertos mas importantes se destacan el de Calais y Dunkerque en las costas francesas. El puerto de Ostende y Zeebrugge en Bélgica. En las costas de los Países Bajos se encuentran los puertos de Flesinga, Rotterdam y Den Helder y como puertos más representativos en las costas de Alemania están los de Emden, Wilhelmshaven, Bremerhaven y Cuxhaven. En Dinamarca el puerto de Esjberg. En Noruega los puertos de Oslo, Kristiansand, Stavanger y Bergen. En las islas de Gran Bretaña se encuentran los puertos de Edinburgo en Escocia y los puertos de Sunderland, Kingston upon Hull, Lowestoft, Colchester y Dover en Inglaterra.

Rios que desembocan en el Mar del Norte.

Los principales y más importantes cursos fluviales que tienen su desembocadura en el Mar del Norte podríamos decir que son siete. Estos ríos aportan minerales y sedimentos al mar. En los últimos años el aporte de sedimentos ha descendido a causa de las grandes presas que se construyen a lo largo del transcurso de los ríos. Esto provoca que los delatas disminuyan de tamaño. Algunos de los ríos, a causa de la fuerte industrialización y urbanización en la ribera, tienen una gran contaminación del agua. Esto provoca que la temperatura del agua aumente, la muerte de especies marinas y mamíferos que se valen del agua para la supervivencia, la entrada de otras especies aloctonas de la zona, la extinción de algunas especies, etc. Los ríos que desembocan en la costa alemana son el Elba en la ciudad de Cuxhaven, el río Rin, el Weser en Bremerhaven y el Ems en la ciudad de Emden. En la costa de los Países Bajos encontramos dos ríos importantes como son el Mosa en en la ciudad de Rotterdam y el Escalda en Fresinga. También en Gran Bretaña encontramos importantes ríos como el Támesis en Southend-on-Sea y el río Trent que acaba formando el Estuario de Humber en Kingston upon Hull.

Corrientes de marea del mar del Norte.

Las corrientes se ven afectadas principalmente por el adelanto o el retraso de las corrientes de marea y aunque la evolución no es constante, éste está sujeta a grandes cambios debido a la influencia de las variaciones de las condiciones meteorológicas. La masa de agua proveniente del Atlántico entra en el Mar del Norte por el este de las islas Shetland, a través del estrecho de Dover y por el Báltico a través del Skagerrak. El único flujo de salida se produce a lo largo de una estrecha franja muy cercana al litoral noruego. Estos movimientos de agua determinan la circulación y sus interacciones producen unos remolinos con giro al contrario de las agujas del reloj. La entrada de masas de agua procedentes del Atlántico y el Báltico varía con la estación y altera la posición, magnitud y extensión de los mencionados remolinos.

Fuentes