Saltar a: navegación, buscar

Pedro Álvares Cabral

(Redirigido desde «Pedro Álvarez Cabral»)
Pedro Álvarez Cabral
Información sobre la plantilla
Pedro Álvares Cabral.jpg
Fue un fidalgo, comandante militar, navegante y explorador portugués
NombrePedro Álvarez Cabral
Nacimiento1467 o 1468
Belmonte, Bandera de la República Portuguesa Portugal
Fallecimiento1526
Santarém, Bandera de la República Portuguesa Portugal
NacionalidadPortugués
CiudadaníaPortugués
OcupaciónNavegante
Pedro Álvarez Cabral. Fue un fidalgo y navegante portugués conocido por haber estado al mando de la segunda flota portuguesa a la India, en cuyo viaje hizo el descubrimiento de Brasil el 22 de abril de 1500.

Síntesis biográfica

Nació en Belmonte, Portugal en el año 1467 0 1468. Era el cuarto hijo de Fernando Cabral, Señor de Belmonte, y de Isabel de Gouveial. De niño entró al servicio del rey Juan II, quien le otorgó por los servicios prestados la cantidad de 13.000 reales.

Contrajo matrimonio con Isabel de Castro, sobrina de Alfonso de Alburquerque.

Trayectoria

Formó parte de la corte de Manuel I, el afortunado, del cual recibió varios privilegios en 1497, entre los que se incluían el título de Consejero Real, almirante y el hábito militar de la Orden de Cristo. Considerado el descubridor del Brasil.

Descubrimiento de Brasil

Cabral partió al frente de sus naves el 8 de marzo hacia la India con la misión de establecer relaciones comerciales con el gobierno de Calicut. Tenía ordenes de seguir la ruta del cabo de Buena Esperanza, que había sido trazada entre 1497 y 1498 por Vasco de Gama. Con el fin de evitar las tempestades y la falta de viento en la zona del golfo de Guinea, tomó un rumbo sudoeste, pero la corriente ecuatorial del sur y los vientos alisios le desviaron aun más hacia el oeste cuando se encontraba a la altura de las Islas de Cabo Verde.

El 22 de abril avistó tierra en lo que posteriormente sería la costa de Brasil, y tras dos días más de navegación llegó a una gran bahía, a la que llamó Puerto Seguro, donde desembarcó con algunos de sus hombres y tomó posesión de aquella tierra en nombre del rey Manuel, ya que se encontraban dentro de los límites que habían sido concedidos a Portugal por el Tratado de Tordesillas en 1494. Cabral llamó a la nueva tierra colonia de Nostra Terra de Vera Cruz, aunque luego Manuel la rebautizó en 1501 como Santa Cruz y en 1503 le dio el nombre definitivo de Brasil, a causa de la abundancia de madera de color rojo.

Tras permanecer ocho días explorando la región y estableciendo contacto con los indígenas, mandó uno de sus barcos con destino a Portugal para que dieran noticia de su descubrimiento. Todos estos acontecimientos quedaron reflejados en la obra de Pedro Vaz de Caminha. Otras tres expediciones se disputan, sin embargo, la gloria del descubrimiento del Brasil: la de Vicente Yáñez Pinzón, Diego de Lepe y Alonso Vélez de Mendoza, todas en 1500. Ha sido muy cuestionado por algunos investigadores el motivo por el que tomó la ruta de Occidente; para ellos lo habría hecho siguiendo ordenes secretas del monarca portugués, quien trataría de evitar que los castellanos se instalaran en una tierra que legalmente le pertenecía.

Expedición a la India

Cabral reemprendió su camino a la India siguiendo rumbo hacia el este. Una tormenta hizo naufragar a cuatro de sus barcos a la altura del Cabo de Buena Esperanza, en uno de los cuales falleció Bartolomé Díaz, el descubridor del cabo en 1488. Con el resto de sus naves hizo escala en la isla de Madagascar, que después se llamó San Lorenzo. Con parte de la expedición exploró la costa de Mozambique. Contrató a un piloto musulmán para que le ayudara a cruzar el Indico, singladura que comenzó el 7 de agosto con rumbo a Malabar. Arribó a Calicut (actual Kozhikode) el 13 de septiembre de 1500, donde estableció un tratado comercial con el soberano de la ciudad, el cual le regaló un palacio y le permitió el establecimiento de una factoría comercial portuguesa. Esta decisión causó la irritación de los mercaderes musulmanes, quienes hasta entonces habían tenido la exclusiva del comercio en la región.

Para evitar que Cabral pudiera comprar las especias, los musulmanes subieron su precio. Una noche todos los portugueses de la factoría fueron masacrados, a lo que respondió Cabral con el bombardeo de la ciudad desde los barcos fondeados en la cercanía del puerto. Días después partió hacia Cochim, donde fue recibido con todos los honores por su soberano, quien, en señal de amistad, le entregó a su partida un valioso cargamento de 400 quintales de especias.

Cabral se llevó a varios miembros de las mejores familias como rehenes para garantizar la vida de los portugueses que se quedaban en la ciudad esperando el regreso de un nueva expedición procedente de Lisboa. Aprovechó su viaje de regreso, en el que perdió otras dos naves, para explorar parte de las costas de la India y la isla de Ceylán. A su regreso a Portugal con tan solo 4 naves, el 23 de junio de 1501, recibió toda clase de parabienes del monarca portugués, además de varias propiedades y tierras en Santarém, región de procedencia de su mujer.

Manuel I decidió enviar a Cabral de nuevo a la India al mando de una segunda expedición, pero el navegante rechazó el cargo días antes de la fecha prevista para la partida, siendo sustituido por Vasco de Gama. No se supo el motivo que le llevó a tomar tal decisión, pero se habló mucho de la posibilidad de que hubiera caído en desgracia a los ojos del rey. En 1509 se retiró a sus posesiones de Santarém, donde vivió alejado de las intrigas de la corte. Un año después fue nombrado caballero hidalgo de la casa real, título que llevaba consigo la percepción de una renta anual de 2.437 reales.

En 1514 el tío de su mujer, Alfonso de Alburquerque, escribió una carta al soberano intercediendo por él. Estas gestiones debieron de tener éxito, ya que en 1518 el nombre del navegante se encontraba entre los de los miembros del Consejo Real.

Muerte

Falleció en Santarém, Portugal, en 1526, momento en el que por un decreto real se le concedieron ciertos privilegios a su viuda. Cabral fue sepultado en el panteón de la familia de su mujer en la Iglesia de Gracia en Santarém, donde fue descubierta su tumba en 1848 por el historiador brasileño Francisco Adolfo Varnhagen.

Fuentes

  • Multimedia Protagonistas de la Historia. Edición Año 2000
  • mcnbiografias