Saltar a: navegación, buscar

Juan II

Para otros usos de este término, véase Juan II (desambiguación).
Juan II
Información sobre la plantilla
Papa de la Iglesia católica
2 de enero de 533 - 8 de mayo de 535
Juan II.jpeg
PredecesorBonifacio II
SucesorAgapito I
Información personal
Nombre secularMercurio
Nacimiento470
Roma (Italia)
Fallecimiento8 de mayo de 535
Italia
PadresProjectus

Juan II. Papa de la Iglesia Católica entre el 2 de enero de 533 y el 8 de mayo de 535. Llegó al trono en un tiempo en que Italia se hallaba inmersa en una guerra entre Roma y el Reino de los Godos por lo que tuvo que mediar cuidadosamente para evitar un debilitamiento de la Iglesia. Fue el primer pontífice que cambió de nombre al ser elegido. Al considerar su nombre, Mercurio, el de una divinidad pagana, adoptó el de Juan.

Datos biográficos

Juan II era romano e hijo de Projectus; si no nació en la segunda región (Coelimontium), al menos había sido sacerdote de la Basílica de San Clemente en la ladera del Monte Coelius. La basílica de San Clemente aún conserva varios monumentos de “Johannes apellidado Mercurius”. Se puede encontrar el nombre del Presbítero Mercurius en un fragmento de un antiguo copón y varias placas de mármol que rodean la schola cantorum, muestran, al estilo del siglo VI, el monograma de Johannes.

Pontificado

Elección

En el momento de decidir quien sucedía al fallecido Papa Bonifacio II existía un conflicto interno en el Imperio entre el rey Justiniano y los bizantino, tal conflicto creo terribles debates entre ambos partidos, los cuales provocaron que el trono papal permaneciera vacante dos meses y medio. Tras un acuerdo entre ambas partes fue fue elegido un anciano presbítero del título de san Clemente, llamado Mercurio. Como resultaba inadecuado el nombre de un dios pagano en la cabeza de la Iglesia, el electo lo cambió, tomando el de Juan, una costumbre que en el futuro se haría cada vez más frecuente.

Gobierno

Justiniano I el Grande, que influido por su mujer trataba de atraerse a los monofisitas moderados, logró que un sínodo aceptara la fórmula de los monjes escitas («Uno de la Trinidad sufrió en la carne») que el Papa Hormisdas rechazara por ambigua e innecesaria, y la impuso por decreto el 15 de marzo del 533. Los monjes del monasterio Acoemetae protestaron. Esta vez el papa dio la razón al emperador: la fórmula era ortodoxa y si servía para convencer a algunos monofisitas para que admitieran el Símbolo de Nicea y Constantinopla, podía considerarse útil. Del mismo modo, Juan II hizo valer su primado cuando, en un sínodo presidido por él, Cesáreo de Arles condenó al obispo Contumelioso de Riez por su conducta pecaminosa: Arles actuaba en este caso como vicaria de Roma.

Más clara resulta la actitud de la Iglesia africana. El año 535 Reparato de Cartago reunió un magno concilio al que asistieron 217 obispos tratando de reorganizar la provincia tras la conquista. El concilio envió a Juan II un informe completo pidiendo la confirmación de sus actas y la pregunta de si los obispos que habían profesado el arrianismo deberían, al arrepentirse, mantener su rango o ser admitidos a la comunión laica. En todas partes la primacía de Roma era admitida; existían, sin embargo, discrepancias acerca de su extensión. La respuesta a la pregunta de Cartago fue dada por Agapito I, ya que Juan II murió el 8 de marzo de 535. Fue enterrado en San Pedro.

Fuente