Saltar a: navegación, buscar

Pedro Infante

Pedro Infante Cruz
Información sobre la plantilla
Pedro-infante-2.jpg
Actor cinematográfico y cantante mexicano.
NombreJosé Pedro Infante Cruz
Nacimiento18 de noviembre de 1917
Mazatlán, Sinaloa, Bandera de los Estados Unidos Mexicanos México.
Fallecimiento15 de abril de 1957
Mérida, Yucatán, México
Causa de la muerteAccidente aéreo.
NacionalidadMexicana
Otros nombresEl ídolo de Guamúchil
CiudadaníaMexicana
OcupaciónActor y cantante.
HijosDora Luisa, Graciela Margarita, Pedro, Guadalupe e Irma Infante
PadresDon Delfino Infante y Doña Refugio Cruz de Infante.
Obras destacadasDos de las más destacadas fueron: Los gavilanes y Los tres García.

José Pedro Infante Cruz. Destacado actor cinematográfico y cantante mexicano.

Datos biográficos

Nació el 18 de noviembre de 1917 en Mazatlán, Sinaloa, en la calle de Camachín 508, a las 2:30 de la mañana, siendo el cuarto hijo del matrimonio formado por Don Delfino Infante y Doña Refugio Cruz de Infante.

Vivió la mayor parte de su niñez entre Guasave y Guamúchil, pues su madre cada vez que iba a tener un bebé acudía a esos lugares, porque ahí vivían los padres de ella.

Cuando Pedro tenía diez años, la familia Infante Cruz decidió establecerse en Guamúchil, aquí estudió hasta el cuarto año de primaria. Hijo de una familia bastante numerosa (14 hermanos), no pudo concluir su educación primaria porque las necesidades económicas eran muy apremiantes, por ese motivo se vio precisado a trabajar desde pequeño.

En la "Casa Melchor", comercio de implementos agrícolas obtuvo su primer empleo de mandadero, y a causa de su viveza rápidamente lo nombraron "Jefe de mandaderos".

Fue muy devoto de la Virgen de Guadalupe, por lo cual condujo el 23 de octubre de 1954 un maratón televisivo a favor de la Basílica de Guadalupe durando 30 horas cantando, charlando y presentando a otros artistas, recaudando un millón trescientos mil pesos. Y para el 10 de enero de 1955 realizó la jornada "De la Gratitud Guadalupana" repartiendo en televicentro las medallas del mismo nombre de la jornada.

El 17 de marzo de 1955 falleció su padre, Don Delfino Infante por causa de un mal cardiaco; el mundo cinematográfico acompañó a Pedro en su dolor. Diez días después, habría de nacer Irmita, la hija que tuvo con Irma Dorantes.

Inclusión en la música

Pedro Infante
Con el fin de superarse y lograr independencia económica, ingresó como aprendiz de carpintero en el taller de Jerónimo Bustillos, donde trabajó durante cinco años. Presumiendo de sus cualidades de carpintero, construyó una guitarra. Poco después, a los 16 años, con ayuda de su papá formó una orquesta a la que nombró "La Rabia". Muy pronto su fama se extendió por toda Sinaloa.

Poco después, en busca de una oportunidad, se dirigió a la XEW; lo atendió el director musical señor Amado Guzmán, éste lo probó en el canto, no vio a Pedro como buena promesa en su estilo y le recomendó que siguiera trabajando como carpintero. Pedro no perdió el ánimo y continuó su búsqueda.

El año 1940 conoció al ingeniero Luis Ugalde, responsable de sonido de la XEB, quien logró una cita con los directivos de la estación. Pedro interpretó "Consentida", desgraciadamente sus nervios lo traicionaron y fracasó en la prueba. Una semana después obtiene una segunda oportunidad. Esta vez pudo sobreponerse a su nerviosismo; de esta manera adquiere un contrato de tres audiciones semanales en la radio.

En esta misma época, Pedro ganó un concurso de aficionados en el Teatro Colonial. El premio consistió en un traje elaborado a la medida del ganador, el mismo que aprovechó para su matrimonio con María Luisa León.

Fue también en este año que su amigo Alfonso Rodríguez lo invitó a cenar al Salón Maya, prestigiado cabaret ubicado en el interior del Hotel Reforma, en donde Alfonso trabajaba como mesero, para que Pedro cantara, pues a este cabaret asistían regularmente productores y directores de cine. Esa noche en que Pedro asistió a la cena, estaba presente el señor Rico Pami, accionista del hotel. Pedro cantó con gran sentimiento El amor de mi bohío, de tal manera que logró transmitir su emoción a Pami, tanto que rápidamente éste lo contrató.

En 1952 encargó a Rubén Fuentes y a Alberto Cervantes (autores de "Cien Años") que compusieran una canción dedicada a Irma Dorantes, la cual se tituló "Nuestro Amor", la cual Pedro grabó el 14 de junio de 1952.

En el año 1953 inició la grabación de boleros con el respaldo del mariachi, iniciativa del compositor Rubén Fuentes. El primer bolero que grabó fue Ni por favor, creando el estilo del bolero ranchero, en el cual fue su máximo exponente, sin perder nunca su humildad. Luego siguieron Cien años , Te vengo a buscar, Llegaste tarde, Tu vida y mi vida, Mira nada más, Qué te pasa corazón, Los dos perdimos, Tienes que pagar, Presentimiento, Divino tormento, Si tú me quisieras, Que murmuren, Grito prisionero, Tu amor y mi amor, Tú que más quieres", Yo te quise, Mal correspondidoy Flor sin retoño.

Inclusión al cine

En el Salón Maya conoció a Luis Enrique y Eduardo, productores cinematográficos. Ellos le ofrecieron la oportunidad de aparecer en el cine, interviniendo como extra de la película "Puedes irte de mí".

Su inclusión al cine fue muy difícil por la torpeza de sus movimientos y su timidez, situaciones muy lógicas en una persona que no había tenido gran roce social. Hasta que con alguna preparación actuó en La feria de las flores, en el mes de junio de 1942, interpretando canciones de Chucho Monge y Manuel Esperón. La película se estrenó el 16 de enero de 1943 pero no tuvo ningún éxito.

En 1942 también filmó La razón de la culpa, en la cual tuvieron que doblar su voz ya que interpretaba a un español y su acento norteño no permitía darle credibilidad a su papel; justamente fue el único personaje no mexicano que él interpretó.

Finalmente en Viva mi desgracia logró una actuación excelente y se convirtió inmediatamente en gran estrella del cine. Participó en 45 películas, la última fue Escuela de rateros. Cobraba $400.000.00 por cada película.

Nominado por la Academia de Ciencias y Artes Cinematográficas como mejor actor en 1947 con la película Cuando lloran los valientes, en 1948 por Los tres huastecos, en 1953 por Un rincón cerca del cielo. Finalmente logra el premio de mejor actor por su actuación en la película La vida no vale nada, el 15 de junio de 1956.

Durante las grabaciones de películas no tenía ningún problema en aconsejar a los actores novatos y darle unos cuantos consejillos, como lo hizo durante el rodaje de Escuela de música en donde enseña a las muchachas que interpretaban a los miembros de una orquesta femenina dirigida por Libertad Lamarque, los trucos del play back (seguir una música previamente grabada).

Logros

Hizo una gran fortuna, la que quiso compartir con su familia pobre. Construyó una pequeña ciudad en la carretera a Toluca, la Ciudad Infante, en donde albergó un verdadero ejército de parientes. Sus gastos eran exorbitantes, firmando en los años cincuenta cerca de 50 cheques al mes para sus familiares y gastos personales. Su gran debilidad fue entonces el aprender a volar, llegando a tener su propio avión en 1951 y en el cual casi perece en un accidente al año siguiente, cuando viajaba con Lupita Torrentera, uno de sus grandes amores.

Llegó a tener para el año de 1957 una compañía de aviación compuesta por 12 aparatos. En ese mismo año filmó A toda máquina, donde interpretaba a un motociclista acróbata de la Dirección de Tránsito, para lo cual se rehusó a tener un doble, así que aprendió todas las acrobacias para el papel. En una de las escenas se cayó golpeándose en la cabeza, para lo cual llamaron a un doctor, Pedro se levantó diciendo que no era para tanto, que sólo tenía un chichón.

En 1955 hizo su debut en la XEW, en el programa Así es mi tierra, realizando un total de 24 presentaciones, de 12 que había programado inicialmente. Hizo en esta época innumerables giras al interior y al exterior, alcanzando la imagen de ídolo en casi todos los países de habla hispana.

Llegó al Perú para su gira el 8 de enero de 1957 debutando en el Teatro Porvenir, City Hall y Radio Victoria acompañado por los diez mariachis del Perla del Occidente.

Sus amores

En la vida de Pedro hubo tres amores, tres mujeres que fueron todo para él. A las tres amó intensamente y en ningún momento perdió su relación con ellas. En una entrevista Pedro Infante afirmó que su primer amor, y la mujer más importante en su vida, había sido María Luisa León; sólo que la naturaleza no fue benévola con María Luisa, no podría tener hijos; quizá a eso se debe que llamara a Pedro como su "nene, hijo querido"; él le correspondía jugando con ella fingiendo ser un bebé.

El hogar de Pedro y María Luisa se llenó de felicidad en 1947 con la presencia de Dora Luisa, hija de una hermana de Pedro. La chiquitina había sido adoptada por la pareja. Corría por toda la casa iluminándola con su gentil sonrisa, y con su alegría inundaba todos los rincones. La morada de los Infante León se vio de pronto oscurecida por la muerte de Dora Luisa en un infortunado accidente automovilístico.

María Luisa redactó el libro: "Pedro Infante en la intimidad conmigo", hacia 1961. Narra que conoció a Pedro en un baile en Culiacán. Su encuentro fue un "amor a primera vista", la familia de los enamorados no veía con buenos ojos la relación por la diferencia de clases. Entonces huyeron a México y en cuanto Pedro pudo ganar algún dinero, se casaron por lo civil el 19 de julio de 1939; unos días más tarde, por la iglesia en la Catedral de México. En ese tiempo Pedro tenía 23 años y ella 22.

Aunque pobres, vivieron muy felices por espacio de diez años, hasta que un día, alguien desconocido le avisó a María Luisa que Pedro mantenía relaciones secretas con una bailarina llamada Lupita Torrentera, y que existía una niña producto de esas relaciones.

El segundo amor de Pedro fue Lupita Torrentera; aunque no se casaron tuvieron tres hijos: Graciela Margarita, Pedro y Guadalupe, nacidos en 1947, 1950 y 1951, respectivamente.

El tercer gran amor en la vida de Pedro se llamó Irma Dorantes, actriz con la que trabajó en varias de sus películas. Se dice que Pedro fue quien la impulsó en su carrera artística, ya que siempre solicitaba un papel para ella en sus producciones, de tal manera que pasó a convertirse en la actriz que más trabajó a su lado.

Tuvieron una hija, de nombre Irma Infante, quien siguió los pasos de su padre y actualmente se dedica al canto. En 1953, Pedro contrajo matrimonio con Irma Dorantes en la ciudad de Mérida, mismo que fue nulificado tiempo después, ante la demanda que presentó María Luisa por encontrarse ella aún legalmente casada. Irma apeló la decisión, pero el día 9 de abril de 1957, la Suprema Corte de la Nación ratificó como nulo su matrimonio, provocando un gran escándalo en la Prensa Nacional.

Pedro se encontraba en la ciudad de Mérida, y decidió regresar a la ciudad de México para aclarar este asunto. Sin embargo, nunca pudo hacerlo, ya que el 15 de abril de 1957 perdió la vida cuando el avión en el que viajaba se precipitó a tierra.

Su muerte

El día de su muerte, cuando trasladaron el féretro a la ciudad de México, lo esperaba gran multitud de admiradores. Posteriormente, en la iglesia desfilaron ante el cuerpo más de un millón de personas. Una larga procesión acompañó al artista a lo que sería su última morada. Entre llantos, lamentos doloroso, notas tristes del mariachi, dieron el último adiós a este ser, cuya fama grandiosa no transformó el carácter sencillo y simpático que lo caracterizó.

Fue precisamente su manera de ser la que se había robado los corazones de millones de mexicanos a los cuales dejaba destrozados con su partida. Su sepelio fue una manifestación imponente de duelo. Un gran número de mariachis le cantaron en su tumba "Amorcito corazón" para despedirlo. Hasta la fecha, Pedro Infante vive en el corazón de miles de personas que continúan sintiendo con sus canciones un inmenso cariño hacia su recuerdo.

Luego de su muerte, en el Festival de Cine de Berlín ganó el Oso de Oro al mejor actor principal actuando en la película Tizoc, Ismael Rodríguez fue quien recibió el premio en su nombre anunciando que "lamentablemente él no está aquí para recoger este premio debido a que murió en un accidente aéreo" lo cual causó que el auditorio se pusiera de pie guardando un minuto de silencio en su honor.

Su muerte dejó truncados varios proyectos filmográficos al lado de figuras como la francesa Martine Carol y los norteamericanos Marlon Brando y John Derek.

El pueblo siempre lo recuerda

Pedro tuvo dos grandes aficiones: las mujeres y la aviación. Quizás el gusto que sintió por los aviones fue más fuerte, ya que anteriormente había tenido dos accidentes; en uno de ellos le pusieron una lámina de platino, y ni siquiera por los dos accidentes, ni a petición de sus padres: Don Delfino Infante y Doña Refugio Cruz, dejó esta acción.
También gustaba de practicar el deporte.

Diariamente solían sorprenderlo los amaneceres, ya trotando, ya remando, bajo la brisa suave y el aire frío del bosque de Chapultepec. Asimismo, en su gimnasio particular ejercitaba el box y por las tardes paseaba en bicicleta.

Nunca le interesó el dinero, así como lo ganó, lo gastó en motos, carros y aviones. Desafortunadamente este desinterés por las cosas materiales perjudicó después a sus familiares, ya que las regalías de sus películas o discos las han cobrado y siguen cobrando otros.

Tal vez se creyó, que al marcharse Pedro se extinguiría su estrella, pero sigue brillando aún con más intensidad. Todos los días 15 de abril, miles y miles de personas se dan cita en el lote de actores del Panteón Jardín. Hacen acto de presencia en homenaje al ídolo, gentes del interior y fuera del país; sin que nadie los llame, sin que nadie les avise, con su música, mariachi y cantando sus canciones.

Esa estrella sigue brillando aún con más esplendor a 40 años de su muerte, en sus películas, en sus canciones, en el corazón de los que no pueden trasladarse al lugar donde reposa. En fin, esa estrella brilla aún en el corazón del pueblo México. Es por eso que ya no le llaman "El ídolo del Pueblo", ni "Pedro, El ídolo Alegre", sino "El ídolo Inmortal", Pedro Infante.

Filmografía

  • Así era Pedro Infante (1963)
  • Escuela de rateros (1956)
  • Tizoc (Amor indio) (1956)
  • Pablo y Carolina (1955)
  • El inocente (1955)
  • La tercera palabra (1955)
  • Escuela de música (1955)
  • El charro inmortal (1955))
  • Los gavilanes (1954)
  • Pueblo, canto y esperanza (1954)
  • La vida no vale nada (1954)
  • Escuela de vagabundos (1954)
  • El mil amores (1954)
  • Cuidado con el amor (1954)
  • Gitana tenías que ser (1953)
  • Reportaje (1953)
  • Sí... mi vida (1952)
  • Había una vez un marido (1952)
  • Pepe el Toro (1952)
  • Ansiedad (1952)
  • Dos tipos de cuidado (1952)
  • Los hijos de María Morales (1952)
  • Por ellas aunque mal paguen (1952)
  • Ahora soy rico (1952)
  • Un rincón cerca del cielo (1952)
  • El enamorado (1951)
  • Ahí viene Martín Corona (1951)
  • ¡¿Qué te ha dado esa mujer?! (1951)
  • A. T. M. A toda máquina! (1951)
  • Necesito dinero (1951)
  • Las mujeres de mi general (1950)
  • El gavilán pollero (1950)
  • Las Islas Marías (1950)
  • También de dolor se canta (1950)
  • Sobre las olas (1950)
  • No desearás la mujer de tu hijo (1949)
  • La oveja negra (1949)
  • La mujer que yo perdí (1949)
  • El seminarista (1949)
  • Dicen que soy mujeriego (1948)
  • Ustedes los ricos (1948)
  • Angelitos negros (1948)
  • Los tres huastecos (1948)
  • Cartas marcadas (1947)
  • Nosotros los pobres (1947)
  • Soy charro de Rancho Grande (1947)
  • La barca de oro (1947)
  • Vuelven los García (1946)
  • Los tres García (1946)
  • Si me han de matar mañana (1946)
  • Cuando lloran los valientes (1945)
  • Escándalo de estrellas (1944)
  • Mexicanos al grito de guerra (Historia del Himno Nacional) (1943)
  • ¡Viva mi desgracia! (1943)
  • El Ametralladora (1943)
  • Cuando habla el corazón (1943)
  • Arriba las mujeres (1943)
  • La razón de la culpa (1942)
  • Jesusita en Chihuahua (1942)
  • La feria de las flores (1942)
  • Puedes irte de mí (1940)
  • El organillero (1939)
  • En un burro tres baturros (1939)

Álbumes

  • El Cantante del Siglo,
  • 15 inmortales,
  • Querido Amigo,
  • Rancheras Immortales (Volume 1),
  • Razones de Ser...,
  • Rancheras Inmortales (Volume 2),
  • Rancheras Inmortales, (Volume 3),
  • A Mi Pueblo Que Tanto Quiero...,
  • Boleros Y Rancheras,
  • Adios mis chorreadas,
  • Las Románticas de Pedro Infante.

Algunas de sus Canciones

  • Las Mañanitas, 1994.
  • Cien Años, 1990.
  • No Volveré, 1996.
  • Ella, 1990.
  • Corazon, 1988.
  • Que Suerte la mía, 1988.
  • Ahora Soy Rico, 1990.
  • Despierta, 1990.
  • Cucurrucucu Paloma, 1994.
  • Deja, 1990.
  • El Mil Amores, 1988.
  • Historia de un Amor, 1990.
  • Grito Prisionero, 1990.
  • Las Otras Mañanitas, 1995.
  • Las Golondrinas, 1995.

Referencias