Saltar a: navegación, buscar

Sinaloa

Sinaloa
Información   sobre la plantilla
Nombre oficial: Sinaloa
100x78px
Bandera
Escudode sinaloa.jpg
Escudo
Mapa de sinaloa.gif
Mapa o ubicación de Sinaloa
Gobierno
Capital:Culiacán
GobernadorMario López Valdez
Características Generales
Superficie:58 328 km² km²
Población
 • Densidad
2 767 761 hab.[2 hab
44.7 hab/km²19 hab/km²
Gentilicio:Sinaloense
Horario:Tiempo de la Montaña, UTC -7

Sinaloa. Según registros arqueológicos, los indígenas habitantes del actual estado mexicano de Sinaloa, pertenecieron a la cultura prehispánica mesoamericana. Los rasgos compartidos con los nayaritas, determinan que el municipio de Guasave, Sinaloa, era la frontera norte de Mesoamérica. Así, las comunidades de este lugar fueron el contacto con las tribus del norte.

Historia

El asentamiento más antiguo se encuentra en el actual territorio de Chametla. Su existencia se ubica en el año 300 d.C, y se conformaba de una sociedad dedicada a la pesca, a la agricultura en terrazas a la orilla del mar, y a sepultar a sus difuntos en cementerios. Seiscientos años después, una refinada cultura que practicaba además la cacería y la alfarería, y se vestía de gamuza y algodón, habitó en la actual Culiacán. Sus herramientas principales eran el arco y flecha, la macana y el escudo; además, colocaban a sus muertos dentro de ollas de barro. Entre 700 d.C. y 1,200 d.C. floreció en Nayarit y Guasave, Sinaloa, la cultura del llamado Complejo Aztatlán; de la cual se han encontrado hermosas muestras de cerámica y alfarería en onix, barro y alabastro.

Una vez pasado el esplendor de esta cultura, los indios totorames se asentaron en Aztatlán. Estos eran una cultura sedentaria practicante de la agricultura, pesca y recolección de sal para su propio consumo y para utilizarla en el comercio con otros grupos. Diestros artesanos, elaboraban objetos de perlas, plumas y caracoles. Sin embargo, muy poco se sabe de su sencilla organización política y casi nada de su religión. Por la misma época Culiacán era habitado por la cultura tahue, quienes sí estaban organizados en barrios y manejaban el poder económico y social de forma hereditaria. Al igual que los totorames, practicaban la agricultura, pesca, recolección de frutos, de sal, practicaban la alfarería y no eran violentos.

Otros grupos de la zona incluyen a los cahitas, guasaves, achures, acaxees y xiximes, estos últimos dos habitaban en la sierra. En 1529 y después de fundar los actuales estados de Michoacán, Jalisco y Nayarit; Nuño Beltrán de Guzmán, decide emprender una expedición hacia el noroeste del país. Al llegar a Sinaloa, comienza el acostumbrado recorrido de reconocimiento de los grandes pueblos indígenas para decidirse a fundar la villa de San Miguel, lugar desde donde controlaría todo el territorio. Sin embargo la ubicación de tal villa no duró mucho y pronto fue reubicada a la actual capital del estado, la ciudad de Culiacán.

A pesar de las altas expectativas que los colonizadores tenían de este territorio, para conformar otra gran Nueva España, las cosas resultaron muy diferentes. Uno de los primeros y más grandes obstáculos que tuvieron que superar fueron las grandes epidemias que los mismos colonizadores propagaron entre los nativos, cuyas defensas biológicas desconocían los virus europeos. Así, entre 1535 y 1536, las poblaciones totorames y cahues se redujeron en más del 90%. Ante la falta de suficiente mano de obra que sacara adelante a los establecimientos españoles, el siglo XVI terminó para Sinaloa con unos cuantos asentamientos pobres y aislados.

Cuadro de Pelegrí Clavé (1861) Museo de Historia del Castillo de Chapultepec.[1]

Con la llegada de la Independencia, las familias de criollos “notables” que en Sinaloa y en Sonora gozaban de los mayores privilegios y control de la tierra se vieron aún más beneficiados, ya que el nuevo gobierno independiente de la nueva nación mexicana era débil, lo que les permitió tomar el control absoluto de la vida política y económica de ambos estados. En 1824, Sonora y Sinaloa se conforman oficialmente en el Estado Interno de Occidente.

A partir de mitad del siglo XIX la guerra entre liberales y conservadores propició un cambio aún más grande en la sociedad mexicana. Con la aplicación de los principios del Plan de Ayutla a la llegada a la presidencia del liberal Juan Álvarez, el dominio de los “notables” se vino abajo. La llegada de la constitución de 1857 en donde se retiraba el derecho a la propiedad de inmuebles a toda la Iglesia Católica provocó la furia de las altas jerarquías eclesiásticas, quienes presionaban al pueblo para no reconocer tal afrenta ya que enfrentarían la excomunión.

Después de la Guerra de Reforma durante el mandato del presidente Benito Juárez, los mexicanos debieron enfrentarse a la invasión del imperio francés. Y en 1864, en Sinaloa, el gobernador Antonio Rosales y un ejército de 400 soldados derrotaron a las tropas invasoras, en la batalla de San Pedro, hasta hoy recordada como símbolo de la derrota del enemigo. Aunque en realidad, el sitio del sur del estado por parte de los soldados europeos y el terror que esparcieron sobre numerosas poblaciones sinaloenses duró hasta noviembre de 1866, cuando el emperador decide retirarse del país.

Estos últimos acontecimientos dieron pie al nacimiento del sentimiento nacionalista en el noroeste del país. Sonorenses y Sinaloenses luchando por un objetivo común, el viaje hasta la capital para defender la patria, desarrollaron la identidad mexicana en estos estados hasta entonces “independientes” de la vida de la joven nación.

En el periodo que comprende la dictadura de Porfirio Díaz, conocida como la época del porfiriato en México, Sinaloa enfrentó profundos cambios que dieron forma a la actual economía del Estado. Cuando el puerto de Mazatlán había sido hasta entonces, el puerto del Pacífico, la apertura del puerto de San Francisco significó la supedición del puerto sinaloense a los intereses norteamericanos. Asimismo, la llegada de capital extranjero para inyectar en la industria minera y ferrocarrilera de México, lograron atar el desarrollo de Sinaloa a las acciones de los norteamericanos.

A partir de 1934, con la implementación de la reforma agraria impulsada por el presidente Lázaro Cárdenas, la transformación del campo sinaloense benefició a toda la zona de la llanura. Con la abolición de los latifundios y la constitución del ejido colectivo y de las pequeñas propiedades privadas, la agroindustria floreció en el estado.

Geografía

Río Tamazula

El estado mexicano de Sinaloa limita al norte con Sonora y Chihuahua, al este con Chihuahua y Durango, al sur con Nayarit y al oeste con el Golfo de California y el Océano Pacífico. Según el Marco Geoestadístico 2005 del INEGI, cuenta con una extensión territorial de 57,377 km2. Además de ejercer control sobre las islas de Palmito Verde, Palmito de la Virgen, Altamira, Santa María, Saliaca, Macapule y San Ignacio, entre otras. La costa oeste del estado tiene una longitud de 640 km, esto representa el 5.5% del litoral de México; y es parte de la Llanura Costera del Pacífico. La característica de este suelo son sus extensas planicies interrumpidas por algunos cerros, y cuyo paisaje es delineado por yute, huisache, coco de aceite, palo blanco, roble y pastizales; onzas, jabalíes y codornices. Mientras que más hacia la cálida costa encontramos principalmente flora de mangle, tule y guamúchil; y una fauna conformada por tortugas, robalos, meros, pargos, corvinas y camarones. El clima en esta zona es seco y semiseco con una temperatura media anual de 25ºC.

Del lado este, el estado es también atravesado de norte a sur por la Sierra Madre Occidental cuyas abruptas pendientes descienden hasta los mil metros. Las principales elevaciones de Sinaloa son, Picacho los Frailes, Mesa San Bartolo y Cordón el Copo Alto, todos con 2,520 metros de altura sobre el nivel del mar; el Cerro Pelón, con 2,500 msnm; Cerro los Algodones, con 2,300 msnm y Cerro la Bandera, con 2,280 msnm. La serranía sinaloense se presenta en su mayor extensión, clima cálido subhúmedo y se caracteriza por sus bosques de pinos, encinos y ocoteros, hogar de tigrillos, venado cola blanca, jabalíes y primaveras.

Los ríos superficiales que recorren el estado son el río Fuerte, Sinaloa, Culiacán, Ocoroni, Pánuco, San Lorenzo, Piaxtla, Mocorito, Tamazula, Quelite, Choix, Surutato, Presidio, Elota Los Cedros, Humaya y Palmarito. Otros cuerpos de agua incluyen 11 presas, siendo las más importantes las presas José López Portillo, Miguel Hidalgo, Adolfo López Mateos y Josefa Ortiz de Domínguez. Sin embargo, estos no son suficientes par abastecer a los más de dos millones de habitantes del estado, ya que ocasionalmente a partir de 1999, Sinaloa ha tenido que declararse en estado de emergencia debido a la escasez de agua

Cultura

Si bien es cierto que la llegada de los conquistadores españoles transformó a la sociedad mexicana compuesta de numerosas etnias prehispánicas, también es cierto que algunos elementos de estos, nuestros antepasados originales aún subsisten entre nosotros. En Sinaloa, en el medio rural se practica actualmente el juego de ulama, que consiste en una versión del antiguo juego de pelota mesoamericano, en donde gran fuerza física y destreza son requeridas para no salir lastimado. La danza de la Pascola y la Danza del Venado (que comparte con los sonorenses) son también legado indígena. Algunos vocablos, nombres de pueblos, ríos y palabras comunes son de origen cahita en su mayoría. Y qué decir de la gastronomía, arte cuya herencia indígena confiere a la cocina mexicana el más alto lugar entre las cocinas del mundo.

En particular, la cocina sinaloense se distingue por sus guisos; los guisos más populares son el de colacho, de calabacitas, de machaca, caldo zuzule, el borrego tatemado y el chicharrón de camarón. Otro delicioso platillo es el de taquitos de leche y queso en salsa de chile seco. Pero el platillo que más popularidad le ha conferido es el chilorio, deliciosa carne deshebrada finamente y marinada en una rica salsa condimentada. Además, antes de la veda de la tortuga caguama, se preparaban deliciosas sopas y tacos de aleta que hoy en día se sustituyen con la mantarraya para preservar la tradición de la preparación de estos suculentos platillos.

Fiestas tradicionales de Sinaloa

  • Enero
  • Día 20 en Concordia: Maratón para celebrar el aniversario de su fundación.
  • Febrero
  • Día 2: Celebración del Día de la Candelaria en Mazatlán y Quilá, y en el municipio de Mazatlán se realiza en este mes el Carnaval de Mazatlán, siendo el de más arraigo en el estado, ya que también se llevan a cabo fiestas carnestolendas en la ciudad de Guamúchil y Topolobampo.
    Carnaval de Mazatlán
  • Marzo
  • Celebraciones en honor a San José, llevadas a cabo principalmente en Copala, Concordia (Fiestas del Mineral), en Charay, El Fuerte; en Agua Verde, Rosario.
  • Abril
  • Fiesta de la Primavera, en el poblado de la Concepción, con bailes, música y juegos pirotécnicos. - También se realizan celebraciones que durante Semana Santa se llevan a cabo en los municipios de Culiacán, Badiraguato, San Ignacio, Mazatlán y Rosario; en estos dos últimos se hace una interpretación teatral de la Pasión de Cristo.
  • Mayo
  • 1 es la fiesta de la Villa de San Felipe y Santiago de Sinaloa, celebrada en el Municipio de Sinaloa, festejando con danza, música y con juegos pirotécnicos. El día 3, se festeja el día de la Santa Cruz, Badiraguato. Del 1o al día 3, se celebra la Feria del Trigo en Angostura, y la del Garbanzo los últimos días del mes, en el poblado El Ebano del municipio de Angostura. Del 16 al 24, se celebran los festejos de la playa en las Cabras y playas de Teacapán en Escuinapa.
  • El municipio de Rosario también celebra su fiesta de la primavera, durante los primeros diez días del mes, con exposición ganadera, agrícola y comercial, presentando a su vez, números artísticos de reconocidos cantantes de palenque.
  • Junio
    1, festejos por el Día de la Marina Nacional.
    14 al 16, Angostura, La Feria del Cártamo.
    24, Festejos por el día de San Juan Bautista en Mochicahui
  • Julio
    31, se festeja en Choix, al santo patrón del lugar, San Ignacio de Loyola.
  • Septiembre
    15 y 16, Festejos por la Independencia mexicana.
    29, Fiestas en honor de San Miguel Arcángel, así como por la fundación de la ciudad de Culiacán, capital de Sinaloa.
  • Octubre
    1o al 3, fiesta de los mineros en el poblado de Pánuco, Concordia.
    4, Fiesta a San Francisco de Asís, en la ciudad de Escuinapa y Navolato con bailes típicos.
  • Noviembre
    15 al 23, Feria Artesanal del municipio EL Fuerte,
    14 al 30 de noviembre, en el municipio de Culiacán, Exposición Ganadera Regional
  • Aniversario de la Revolución Mexicana.
  • Diciembre
    8, festejos por la Inmaculada Concepción en el Puerto de Mazatlán
    12, Culiacán, fiestas en honor a la virgen de Guadalupe en el templo de La Lomita, u otros lugares del estado como en Guamúchil, Los Mochis y Elota.

Economía

Conocido como el “granero de México”, Sinaloa es el orgulloso productor de una gran variedad de alimentos que se distribuyen en todo el país. Sus eficientes campos –líderes nacionales en el rendimiento de sus cosechas- producen maíz, trigo, frijol, frutas, papa, calabacita, caña de azúcar, chile y muchos otros productos. Destaca en la proveeduría de las siguientes variedades, mango keitt y kent, tomate rojo, garbanzo, grano de maíz, calabacita, pepino, papa, chile verde y rye grass seco. Debido a esto, la industria más importante del estado es la industria procesadora de alimentos, cuya capacidad exportadora es una tradición en la entidad.

Otras industrias de gran importancia son la industria del tabaco y de corte y confección, las cuales ocupan a un alto porcentaje de la población económicamente activa. Cabe destacar, que la concentración de la industria en algunos municipios es responsable de la gran densidad poblacional de los mismos como son Culiacán, Guasave y Mazatlán, cuya condición de puerto de este último ha desarrollado la industria empacadora de camarón, atún y sardinas, rubro en el cual se destaca por tener el primer lugar nacional en la captura de camarón, atún y barrilete. También, en el sector de acuacultura operan granjas de cocodrilos, de ostras japonesas, de crustáceos y camarones.

En cuanto al tamaño de las empresas que conforman el grueso (98%) del sector manufacturero, corresponde al de pequeñas empresas. El PIB estatal está conformado en primer lugar por el sector de servicios comunales, sociales y personales con el 27%; en segundo por el sector comercio, restaurantes y hoteles con el 20%, y con el 15% por las industrias de agricultura, pesca y silvicultura.

La infraestructura del estado le permite ser un corredor comercial hacia Estados Unidos y hacia la Cuenca del Pacífico. Sus tres aeropuertos internacionales; los puertos de Mazatlán y Topolobampo; y la red ferroviaria del pacífico que recorre el estado de norte a sur, son grandes ventajas que le permiten competir en mercados internacionales, como el de granos por ejemplo. Asimismo, cuenta con 10 plantas hidroeléctricas y termoeléctricas, cuya capacidad es consumida por el estado en apenas un 50%.

Demografía

Según el Censo Nacional de Población y Vivienda 2005 del INEGI, 2’608,442 personas habitaban en el estado de Sinaloa. De los cuales el 60% reside en la capital Culiacán, y en los municipios de Mazatlán y Ahome. En esta joven entidad, el 56% de sus habitantes es menor de 30 años. El grado promedio de escolaridad es de 8.5 años, lo que significa que terminaron la educación media. Sin embargo, el 7% de la población mayor de 15 años es analfabeta y no tiene ningún grado de educación completado; y el 5% de los niños menores de 14 años no asiste a la escuela.

La religión profesada por la mayoría de sus habitantes es la católica, con el 87% de participación. Y el 1% de la población mayor de 5 años habla alguna lengua indígena al mismo tiempo que habla español. Las principales etnias que aún se encuentran en el estado son los indios Mixtecos y Mayos, además de una pequeña participación de Náuatls y Zapotecos. Continuando la tendencia nacional, la esperanza de vida de las mujeres sinaloenses es más alta que la de los hombres, por casi 5 años (mujeres 77.4 años y hombres 72.5 años).

Referencia

  1. Clavé Almeida, Martín. El Emperador Maximiliano, Pelegrí Clavé y una flauta de cristal. Ciudad de México, 2011. Consultado: 2 de abril de 2015.

Fuentes