Saltar a: navegación, buscar

Peste

Peste
Información sobre la plantilla
Peste.jpg
Concepto:La peste es una enfermedad infectocontagiosa que afecta tanto a animales como a humanos, causada por la bacteria Yersinia pestis.

Peste, término aplicado de forma indiscriminada en la edad media a todas las enfermedades epidémicas mortales, pero que en la actualidad está limitado a una enfermedad contagiosa, infecciosa, aguda, de los roedores y humanos, causada por un bacilo gramnegativo, grueso y corto, la Yersinia pestis.

Historia

Médico alemán utilizando un disfraz para protegerse de la peste
En octubre de 2001 un equipo de científicos británicos descifró el genoma de esta bacteria. Estos estudios parecen indicar que Yersinia pestis evolucionó a partir de una bacteria causante de molestias intestinales incorporando genes de virus y de otras bacterias.

La peste es conocida desde hace al menos 3.000 años. En China se han registrado epidemias desde el año 224 a.C. La enfermedad aparecía en pandemias amplias que destruían la población de ciudades enteras a lo largo de la edad media. En el siglo XIV esta enfermedad mató a un tercio de la población europea. Desde entonces, no ha desaparecido completamente del planeta y existe en Asia, África, América del Sur y Australia. La peste causa entre 100 y 200 muerte anuales. La última gran pandemia comenzó en China en 1894 y se extendió a África, Islas del Pacífico, Australia y América. En 1994 una epidemia mató a más de 800 personas en la India.

Afección al ser humano

En el ser humano la peste puede aparecer en tres formas: peste bubónica, peste neumónica y peste septicémica.

Peste bubónica

La peste mejor conocida es la peste bubónica que se denomina así porque se caracteriza por la presencia de bubones que son ganglios linfáticos inflamados e hipertróficos (agrandados), en la ingle, axila, o en el cuello. La peste bubónica se transmite por la picadura de alguno de los numerosos insectos que son parásitos normales de los roedores y que buscan nuevos huéspedes cuando el huésped original muere. El insecto más importante es la pulga de la rata Xenopsylla cheopis, parásito de la rata común.

Peste neumónica

La peste neumónica, denominada así porque la infección se localiza en el pulmón, se transmite con más frecuencia por gotas en aerosol expelidas por los pulmones y la boca de las personas infectadas. La infección se puede extender o diseminar desde los pulmones a otras partes del cuerpo produciendo una peste septicémica, que es la infección localizada en la sangre.

Peste septicémica

La peste septicémica se puede originar también por contacto directo a través de las manos, alimentos u objetos contaminados con las membranas mucosas de la nariz o garganta.


Síntomas

En la peste bubónica, los primeros síntomas son cefalea, náuseas, vómitos, dolores articulares y sensación general de enfermedad. Los ganglios linfáticos de la ingle o, con menos frecuencia, los de la axila o el cuello, se vuelven dolorosos y se inflaman. La temperatura acompañada de escalofríos, se eleva entre 38,3 y 40,5 °C. La frecuencia cardiaca o respiratoria aumenta, y el enfermo se encuentra exhausto y apático. Los bubones crecen hasta alcanzar el tamaño aproximado de un huevo de gallina. En los casos que no son fatales, la temperatura comienza a descender al cabo de unos cinco días, y se normaliza en unas dos semanas. En los casos fatales se produce la muerte en unos cuatro días. En la peste neumónica primaria, el esputo es al principio viscoso y teñido con sangre, y después se vuelve fluido y rojo brillante. La muerte se produce en la mayoría de los casos dos o tres días después del inicio de los síntomas. La peste septicémica primaria se inicia con una fiebre alta repentina; el sujeto adquiere en varias horas un color violáceo y fallece a menudo en el mismo día de inicio de los síntomas. Esta coloración, que aparece en todas las víctimas de la peste durante sus últimas horas, es debida al fracaso respiratorio. El nombre popular de 'peste negra' que recibe la enfermedad procede de este síntoma.

Vectores

El vector de la enfermedad es la pulga de la rata (Xenopsylla cheopis). En este vector la infección queda restringida al tracto alimentario. Para que una pulga sea infectante es necesario que sufra un fenómeno conocido como "bloqueo". En condiciones normales, la pulga pica a un animal infectado y succiona sangre que pasa al estómago donde es digerida. En este caso, la pulga no es infectante. Si la temperatura ambiental es baja, los enzimas gástricos no funcionan adecuadamente y parte de la sangre puede quedar indigerida en el estómago, donde se forma un coágulo en el que las bacterias se multiplican activamente. Con el estómago bloqueado, la pulga no logra hacer una digestión, y empieza a tener hambre. La pulga se vuelve voraz y pica a cualquier hospedero para continuar alimentándose. Sin embargo, no logra satisfacer su hambre, pues durante el proceso de alimentación, la sangre no puede fluir a través del estómago bloqueado, y consecuentemente parte de esta sangre es regurgitada, arrastrando con ella bacterias y produciendo así el contagio del animal picado. Finalmente, la pulga muere de inanición. De ahí la importancia que la temperatura tiene en la transmisión de esta enfermedad.

Diagnóstico

Clínico-epidemiológico-lesional

La linfadenopatía febril y depresiva en gatos de áreas zoonósicas es muy sugestiva de peste. Ante la sospecha, es imperativo eliminar las pulgas con la mayor rapidez, tras lo cual, se procede al control de las ratas.

Bacteriológico

Sobre sangre, exudados o aspirados de ganglios de los casos sospechosos. La presencia de bacilos G- con tinción bipolar, clarísima en Giemsa o Diff-Quick (parecen imperdibles) es muy característica. El cultivo es lento en medios con desoxicolato como XLD o MC, y es preferible utilizar AS; Y. pestis es inmóvil, lactosa-, ureasa- y produce SH2. El material patológico contaminado es infeccioso y muy peligroso; debe manejarse, envasarse y enviar a laboratorios autorizados con las máximas precauciones, y esterilizar a la mayor brevedad.

Inmunológico

Mediante inmunofluorescencia directa. Serológico por hemaglutinación pasiva con antígeno capsular. En áreas enzoóticas hay que demostrar seroconversión.

Prevención y tratamiento

Hay múltiples medidas preventivas y sanitarias, como la desratización. La escasez, que reduce la resistencia a la enfermedad, favorece la diseminación de la peste. Los individuos que han contraído la enfermedad deben ser aislados, mantenidos en reposo y alimentados con líquidos y alimentos de fácil digestión. Se utilizan sedantes para reducir el dolor y calmar el delirio. Durante la II Guerra Mundial, el uso de sulfamidas produjo curaciones de casos de peste. Con posterioridad, se descubrió que la estreptomicina y las tetraciclinas eran más efectivas para controlar la enfermedad.

Fuentes

Enlaces recomendados