Río Tajo

Río Tajo
Información sobre la plantilla
RioTajo074.jpg
País(es) que atraviesaBandera de España EspañaBandera de la República Portuguesa Portugal
Longitud1.008 km
Altitud de la fuente1.593 msnm
Caudal medioLísboa 444 m3 /s
Superficie de la cuenca80.600 km2
Cuenca hidrográfica220 km
NacimientoFuente de García, (Albarracín)
DesembocaduraOcéano Atlántico (Lisboa)
Ancho de la desembocadura4Km

Río Tajo. (en portugués, Tejo) es el río más largo de la Península Ibérica, a la que atraviesa en su parte central, siguiendo un rumbo este-oeste, con una leve inclinación hacia el suroeste. Nace en los Montes Universales, en la Sierra de Albarracín (Teruel), sobre la rama occidental del Sistema Ibérico y, después de recorrer 1.008 km, llega al océano Atlántico en la ciudad de Lisboa. En su desembocadura forma el estuario del Mar de la Paja (en portugués, Mar da Palha), en el que vierte un caudal medio de 444 m³ por segundo.

Ciudades importante que a traviesa

En sus primeros 816 km atraviesa España, donde discurre por cuatro comunidades autónomas (Aragón, Castilla-La Mancha, Madrid y Extremadura) y un total de seis provincias (Teruel, Cuenca, Guadalajara, Madrid, Toledo y Cáceres).

Después de formar frontera entre España y Portugal a lo largo de 47 km, entra en este último país.Aquí recorre 145 km, a través de las regiones tradicionales de Alto Alentejo, Ribatejo y Estremadura, en las que se integran los distritos de Portalegre, Santarém y Lisboa.

Las ciudades más importantes por las que pasa son Aranjuez, Toledo, Talavera de la Reina y Alcántara en España; y Abrantes, Santarém y Lisboa, en Portugal.

Población

Es la de mayor población de la Península Ibérica, con más de diez millones de habitantes. En ella se integran las áreas metropolitanas de Madrid y Lisboa.

Características de su cuenca

La cuenca del Tajo alcanza una capacidad total de embalse en torno a los 14.500 hm³. Por lo que respecta al territorio español, se encuentra regulada por la Confederación Hidrográfica del Tajo, organismo dependiente del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino. El Trasvase Tajo-Segura deriva parte del caudal del río hacia la zona suroriental de España.

Su curso alto está incluido dentro del Parque Natural del Alto Tajo, en la provincia de Guadalajara. También su curso medio-bajo está protegido legalmente, mediante el Parque Nacional de Monfragüe, localizado en la provincia de Cáceres. Más adelante se encuentra Parque Natural del Tajo Internacional, entre la provincia de Cáceres y Portugal.

Desembocadura

El Tajo desemboca en el Océano Atlántico, formando el estuario del Mar de la Paja, el más importante de la Península Ibérica, tanto por sus dimensiones como por su relevancia sociodemográfica. En su parte septentrional, este espacio se encuentra protegido legalmente mediante la Reserva Natural del Estuario del Tajo. Fue creada en el año 1916, con una superficie de 14.560 hectáreas. Aquí se integran zonas húmedas, lodos, salinas, saladares, islotes y terrenos agrícolas que, cada invierno, dan cabida a cerca de 80.000 aves. La ciudad de Alcochete, situada en la margen izquierda del estuario, puede ser considerada como la principal localidad de referencia de este espacio protegido.

El Tajo prosigue hacia Lisboa y atraviesa el puente Vasco da Gama, considerado como el más largo de Europa. Tiene 17,2 km de longitud, 10 de los cuales salvan la corriente del río. Fue levantado en 1998 y comunica las ciudades de Montijo, en la ribera izquierda, y de Sacaven, en la derecha, integradas en el área metropolitana lisboeta.

Pasado el puente, aparece a su derecha Lisboa. Conforme se acerca a la capital, el ancho de su estuario va poco a poco reduciéndose. En uno de sus puntos más estrechos, fue construido el puente colgante 25 de abril, que también posee un gran interés arquitectónico. Fue inaugurado el 6 de agosto de 1966 y presenta una longitud de casi 2 km.

El río orilla la parte oriental y meridional de Lisboa, donde se encuentra con diferentes monumentos, erigidos prácticamente en sus orillas. Uno de los más destacados es la Torre de Belém, de estilo manuelino, declarada Patrimonio de la Humanidad en 1983.

Principales afuentes

Los afluentes del Tajo presentan un corto recorrido, comparativamente con los del Duero y Ebro, dada la proximidad a su cuenca de distintas formaciones montañosas. Se ven afectados por un fuerte estiaje e, incluso, llegan a secarse durante el verano, caso de algunos de sus tributarios por la izquierda. Los más importantes desembocan en el Tajo por la derecha, procedentes del Sistema Central. Se contabilizan alrededor de 9.600 km de cauces en toda la cuenca.

Afluentes por la derecha

  • Río Jarama. Se trata del principal afluente de la cuenca española, en términos de aportaciones de agua. Tiene una longitud de 190 km y un caudal medio de 16-20 m³ por segundo. Nace en la Sierra de Ayllón, en la confluencia de las provincias de Guadalajara, Madrid y Segovia. Atraviesa la Comunidad de Madrid, donde recoge a los ríos Lozoya, Manzanares, Guadalix, Henares y Tajuña, además de la mayor parte de las aguas residuales del área metropolitana madrileña. Desemboca en el Tajo cerca de Aranjuez.
  • Río Guadarrama. Tiene su origen en la montaña de Siete Picos, en la Sierra de Guadarrama. Recorre cerca de 132 km por las provincias de Madrid y Toledo. Su principal afluente es el Aulencia. En el Guadarrama se vierten las aguas residuales de algunos municipios del área metropolitana de Madrid, caso de Móstoles, Majadahonda y Las Rozas de Madrid.
  • Río Alberche. Procede de la Sierra de Gredos y discurre por las provincias de Ávila, Madrid y Toledo, a lo largo de 177 km. Tiene un caudal medio de 14,7 m³ por segundo. Sus afluentes más relevantes son el Cofio y el Perales.[23] Tributa en el Tajo en el término municipal de Talavera de la Reina.
  • Río Tiétar. Se origina en la Sierra de Gredos y surca las provincias de Ávila, Toledo y Cáceres, donde atraviesa la comarca de La Vera. Forma el embalse de Torrejón-Tiétar antes de su desembocadura, que se une con el embalse de Torrejón-Tajo. Tiene una longitud de 150 km.
  • Río Alagón. Nace en la Sierra de Herreros, en la provincia de Salamanca. Se adentra después en Cáceres y vierte en el Tajo, en el embalse de Alcántara. Es el afluente más largo de toda la cuenca española, con 205 km. El Arrago y el Jerte confluyen en este río.
  • Río Zézere. Sus 242 km lo convierten en el tributario de mayor longitud del Tajo y en el segundo río más importante de Portugal, entre los que nacen y desembocan netamente en este país. Procede de la Sierra de la Estrella y tributa en el Tajo, cerca de Constancia. Entre sus afluentes, figuran el Cabril y el Nabao. En su curso bajo, forma un complejo sistema de embalses.

Afluentes por la izquierda

  • Río Guadiela. Este río nace en la Serranía de Cuenca, en la provincia homónima. Entra después en Guadalajara, donde forma el embalse de Buendía antes de desembocar en el Tajo. Tiene 115 km de recorrido.
  • Río Algodor. Recoge las aguas de los Montes de Toledo, donde nace, y de los numerosos arroyos que vierten a lo largo de su curso. Recorre 95 km, en su mayor parte por la provincia de Toledo, si bien pasa también por la de Madrid, donde desemboca a la altura de Aranjuez.
  • Río Ibor. Discurre íntegramente por la provincia de Cáceres. Nace en la Sierra de Guadalupe, en Las Villuercas y, después de recorrer unos 60 km, confluye en el embalse de Valdecañas.
  • Río Almonte. Al igual que el río anterior, procede de Las Villuercas. Atraviesa la provincia de Cáceres, a lo largo de 97 km. Vierte en el embalse de Alcántara.
  • Río Salor. De 120 km de longitud, discurre por la provincia de Cáceres, desde la Sierra de Montánchez hasta su unión con el Tajo, cerca de Alcántara.

Régimen hidrológico

El régimen hidrológico del Tajo queda determinado por las variaciones pluvio-nivales propias de la región central de la Península Ibérica, especialmente en referencia a las formaciones montañosas aquí integradas.[24] Las grandes avenidas del río suelen producirse desde enero a abril, con máximo absoluto en marzo —cuando tiene lugar el deshielo—, mientras que los caudales más bajos se dan entre julio y octubre, con mínimo en el mes de septiembre.

Todo ello condiciona un curso muy irregular, con fuertes oscilaciones de caudal. A su paso por Alcántara (Cáceres), éstas van desde los 350 m³/s de los meses de febrero y marzo hasta los 11 m³/s de agosto y septiembre.

Este régimen se ha visto alterado en la segunda mitad del siglo XX como consecuencia de la construcción de diferentes obras de ingeniería, dirigidas a regular su cuenca para cinco usos principales:

  • Abastecimiento de agua potable;
  • Regadío;
  • Derivación de aguas hacia una cuenca externa, la del Segura;
  • Producción de energía eléctrica;
  • Refrigeración de las centrales nucleares españolas de Trillo (Guadalajara) y Almaraz (Cáceres), además de las centrales térmicas de Aceca (Toledo), en España, y de Pego (Abrantes), en Portugal. La central nuclear José Cabrera o de Zorita (Guadalajara, España), clausurada en 2006, también se refrigeraba con sus aguas.

Flora

La cuenca hidrográfica del Tajo posee una gran variedad de ambientes climáticos, consecuencia de su ubicación en las zonas de influencia de las regiones bioclimáticas eurosiberiana y mediterránea. La presencia de varias unidades geomorfológicas a lo largo del curso del río también contribuye a la citada diversidad de ecosistemas, así como los diferentes rangos altitudinales. Los desfiladeros, las hoces y los cortados definen el paisaje de los primeros tramos del Tajo. Aquí abundan especies vegetales resistentes a los bruscos cambios de temperatura de la zona, caso del pino, que puebla los lugares más escarpados del curso alto. Conforme se pierde en altitud, aparecen las encinas, que se intercalan, en las laderas de solana, con grupos de enebro, sabina y boj. Las partes umbrías están integradas por quejigos, que se acompañan, en el sotobosque, de agracejos y guillomos.

Las parameras constituyen otra unidad geomorfológica del curso alto del río. La degradación floral es la nota dominante en la mayor parte de las mismas, debido a la intensa explotación ganadera. Los antiguos sabinares han sido sustituidos por arbustos, matorrales y plantas herbáceas, con el tomillo, el espliego, la retama, el escaramujo y las gramíneas como especies principales.

En su curso medio-alto, las riberas del río están pobladas fundamentalmente por sauces y tarayes, tras los cuales se sitúan choperas y alamedas. Los cañaverales también hacen acto de presencia en sus márgenes, en remansos y encharcamientos, principalmente en la provincia de Toledo.

A cierta distancia de las orillas, surgen fresnos y olmos, esta última especie en claro retroceso debido a la aparición de un hongo infeccioso que ha acabado con numerosos ejemplares.[32] Las encinas, cascojas, enebros, torviscos y espinos se extienden en sus inmediaciones, si bien los usos agrícolas han ido alterando este paisaje, reduciendo las poblaciones de estas especies, a favor del matorral bajo y de las campiñas.

Éstas son frecuentes en la zona suroriental de Guadalajara, suroccidental de Madrid y septentrional de Toledo, provincia, esta última, donde se alternan con extensos regadíos y vegas. La vegetación de ribera mejor conservada del curso medio-alto del Tajo se localiza en torno a los afluentes que llegan desde los Montes de Toledo. En ríos como el Gévalo o el Pusa, perduran especies características de la región central ibérica, como el abedul endémico, el madroño y el cerezo loro.

El curso medio-bajo también presenta un alto grado de conservación vegetal. Los montes mediterráneos, densos y adehesados, del Parque Nacional de Monfragüe (Cáceres) se encuentran entre los más relevantes de la Península Ibérica. En las zonas de solana, predominan la encina y el acebuche; y, en las de umbría, el alcornoque, el quejigo, el madroño, el brezal y la cornicabra. Esta vegetación se prolonga aguas abajo, hacia Alcántara y en el primer tramo del río por tierras portuguesas, a su paso por la región de Alentejo. A medida que el Tajo se acerca a su desembocadura, pasando por áreas cada vez más pobladas, el nivel de conservación de la flora ribereña va disminuyendo. La excepción se sitúa en la Reserva Natural del Estuario del Tajo, que preserva ecosistemas de zonas húmedas de gran interés ecológico.

Fuentes

  • Colectivo de Autores. Pérez Capote C Manuel. Geografía Regional. Onceno grado