Saltar a: navegación, buscar

Radiología

Radiología
Información sobre la plantilla
Radiologia.jpg.JPG
Concepto:es la especialidad médica y odontológica que se ocupa de generar imágenes del interior del cuerpo mediante diferentes agentes físicos(rayos X, ultrasonidos campos magnéticos, etc.)

Radiología. debe distinguirse de la radioterapia, que no utiliza imágenes, sino que emplea directamente la radiación ionizante (rayos X de mayor energía que los usados para diagnóstico, y también radiaciones de otro tipo) para el tratamiento de las enfermedades (por ejemplo, para detener o frenar el crecimiento de aquellos tumores que son sensibles a la radiación.

Historia

En los años finales del siglo XIX se realizaron tres importantes descubrimientos científicos en favor de la salud y la vida del hombre. Uno de ellos fue el del alemán Wilhelm Conrad Röntgen (1845-1923), quien el 8 de noviembre de 1895 descubrió los rayos X, cuya importancia para la Medicina quedó por él demostrada el 22 de diciembre siguiente, cuando ese día los aplicó en una de las manos de su mujer y despejó todas las dudas sobre la posibilidad de hacer visible el esqueleto humano. El danés Niels Ryberg Finsen (1860-1904) abrió el mismo año otro nuevo camino a las ciencias de la salud, al comprobar que era posible el tratamiento con éxito de varias enfermedades mediante la aplicación de rayos de luz concentrada. Por otra parte, la polaca Marie Curie (1867-1934) descubrió en 1898 los efectos fisiológicos de los rayos radioactivos y creó los fundamentos de su aplicación en la Medicina. Tanto Röntgen como Finsen y la Curie fueron agraciados con el Premio Nobel. El primero fue merecedor del de Física en 1901; el segundo obtuvo el de Medicina en 1903 y la tercera recibió el galardón de Física en 1903 y del de Química en 1911.

En 1905 el ilustre médico cubano Francisco Domínguez Roldán (1864-1942), en quien convergieron las aureolas de su labor patriótica como oficial mambí, de sus méritos científicos y de su lucha por la reivindicación de Carlos J. Finlay Barrés (1833-1915), planteó al Decano de la Facultad de Medicina, doctor Juan Guiteras Gener (1852-1925), que desde su regreso de la Guerra de Independencia hacía cinco años estudiaba por las noches los rayos Röntgen y el radio, con los aparatos defectuosos instalados por él en el hospital “Nuestra Señora de las Mercedes”. Le hizo saber asimismo su convencimiento de su gran valor para el diagnóstico y el tratamiento de las afecciones quirúrgicas y su intención de viajar a Europa, con el objetivo de investigar sus posibilidades con más detalle, por cuanto consideraba el brillante porvenir reservado a la Radiología y la necesidad de aplicarla en Cuba.

Radiología

Especialidad médica que utiliza la radiación para el diagnóstico y el tratamiento de las enfermedades. Los rayos X y los restantes tipos de radiación son formas de energía producidas durante la desintegración de los átomos. La radiología, en sus vertientes diagnóstica y terapéutica, emplea radiaciones ionizantes (rayos alfa, beta, gamma y rayos X). La radiología pudo desarrollarse gracias al descubrimiento de los rayos X por el físico alemán Wilhelm Conrad Roentgen en 1895. Roentgen fue galardonado con el Premio Nobel de Física por su trabajo. Hay otras formas de energía radiante que también permiten la obtención de imágenes médicas: los ultrasonidos son un ejemplo de ello. En la técnica denominada resonancia nuclear magnética, las diferencias en los tiempos de relajación de los núcleos de hidrógeno de los tejidos en un campo magnético artificial permiten la obtención de imágenes. Quizá sea más adecuada, por tanto, la denominación técnicas de imagen en medicina que el concepto de radiología diagnóstica para definir esta especialidad. La radiología terapéutica se denomina en ocasiones radiación oncológica, y emplea la radiación ionizante como forma de tratamiento. Cada vez es más frecuente combinar esta modalidad con otras formas de tratamiento, como los fármacos o la hipertermia (fiebre inducida artificialmente).

Importancia

A lo largo de los últimos treinta años, el descubrimiento de técnicas tan importantes como la ecografía, la tomografía computarizada la resonancia magnética, la tomografía por emisión de positrones (PET) o la imagen molecular ha situado a la Radiología, o diagnóstico por la imagen, como se la denomina actualmente, a la cabecera de las especialidades médicas. La tecnología disponible no solo consigue visualizar, generalmente sin molestia alguna, todas las estructuras del cuerpo humano por pequeñas que sean o “escondidas” que estén sino que, en algunos casos, también permite valorar su función. Consecuentemente, los estudios de imagen no solo facilitan el diagnostico, cada vez más precoz, de un gran número de enfermedades sino que, muchas veces, permiten valorar la respuesta de algunas enfermedades a la medicación utilizada para tratarlas. Además, también nos ayudan a descubrir lesiones, hasta entonces asintomáticas, pero capaces, de no ser tratadas oportunamente, de afectar, a medio o largo plazo, la salud de los pacientes. Las máquinas que se utilizan para efectuar los estudios arriba reseñados generan gran cantidad de imágenes, peroporsofisticadas que sean, no aportan diagnósticos. Estos deberán efectuarlos los radiólogos, a los que, la complejidad y variedad de estudios disponibles exige una buena formación, mucha experiencia y grandes dosis de estudio. En nuestra experiencia son muchísimos los casos que se han beneficiado de la labor interpretativa del radiólogo. También quiero resaltar el papel del radiólogo en la planificación y ejecución de los estudios de imagen ya que, cuando empleen radiaciones ionizantes, deberán efectuarse con la menor dosis posible. Esto último es particularmente importante en Radiología infantil ya que los niños son más sensibles a las radiaciones que los adultos. Desde aquí quisiera reivindicar el gran papel que desempeña el radiólogo en el ejercicio de la medicina más moderna.

Equipo de Radiología

Un radiólogo es un médico que, una vez terminada la carrera de medicina, completa su formación en esa especialidad a lo largo de cuatro o cinco años dedicados al estudio de la radiología diagnóstica o de la radioterapia. Después de completar su formación como radiólogo puede subespecializarse en otros campos como son la neurorradiología, o la radiología pediátrica, genitourinaria, gastrointestinal, o del aparato locomotor. Estas subespecialidades tienen una duración aproximada de uno o dos años. Así puede dedicarse de manera exclusiva a ese campo de la radiología, o combinar la práctica de la radiología diagnóstica general con la subespecialidad. Los radiólogos pueden trabajar en hospitales públicos o en la práctica privada, o en ambas, o en la enseñanza, la investigación o la administración. Los radiólogos trabajan en colaboración con físicos, biólogos, y técnicos de radiología. También los técnicos de radiología pueden completar su formación en un área específica, con la acreditación correspondiente. Los técnicos de radiología titulados tienen la cualificación necesaria para realizar determinadas técnicas radiológicas y colaborar en otros procedimientos más complejos, pero siempre bajo la supervisión de un radiólogo. En cualquier caso, un técnico de radiología no tiene la acreditación ni la formación adecuadas para interpretar las exploraciones radiológicas.

Clasificación

  • Radiología neurológica o neurorradiología.
  • Radiología de cabeza y cuello.
  • Radiología odontológica.
  • Radiología torácica.
  • Radiología cardíaca
  • Radiología abdominal.
  • Radiología gastrointestinal
  • Radiología genitourinaria.
  • Radiología de la mama.
  • Radiología ginecológica.
  • Radiología vascular.
  • Radiología musculo esquelética.
  • Radiología pediátrica

Rayos X

Los Rayos X, son una radiación electromagnética penetrante, con una longitud de onda menor que la luz visible, producida bombardeando un blanco (generalmente de volframio) con electrones de alta velocidad. Los rayos X fueron descubiertos de forma accidental en 1895 por el físico alemán Wilhelm Conrad Roentgen mientras estudiaba los rayos catódicos en un tubo de descarga gaseosa de alto voltaje. A pesar de que el tubo estaba dentro de una caja de cartón negro, Roentgen vio que una pantalla de platinocianuro de bario, que casualmente estaba cerca, emitía luz fluorescente siempre que funcionaba el tubo. Tras realizar experimentos adicionales, determinó que la fluorescencia se debía a una radiación invisible más penetrante que la radiación ultravioleta. Roentgen llamó a los rayos invisibles rayos “X”; por su naturaleza desconocida. Posteriormente, los rayos X fueron también denominados rayos Roentgen en su honor.

Los Rayos X en la Medicina

Las fotografías de rayos X o radiografías y la fluoroscopia se emplean mucho en medicina como herramientas de diagnóstico. En la radioterapia se emplean rayos X para tratar determinadas enfermedades, en particular el cáncer, exponiendo los tumores a la radiación. Véase Efectos biológicos de la radiación; Radiología. La utilidad de las radiografías para el diagnóstico se debe a la capacidad de penetración de los rayos X. A los pocos años de su descubrimiento ya se empleaban para localizar cuerpos extraños, por ejemplo balas, en el interior del cuerpo humano. Con la mejora de las técnicas de rayos X, las radiografías revelaron minúsculas diferencias en los tejidos, y muchas enfermedades pudieron diagnosticarse con este método. Los rayos X eran el método más importante para diagnosticar la tuberculosis cuando esta enfermedad estaba muy extendida. Las imágenes de los pulmones eran fáciles de interpretar porque los espacios con aire son más transparentes a los rayos X que los tejidos pulmonares. Otras cavidades del cuerpo pueden llenarse artificialmente con materiales de contraste, de forma que un órgano determinado se vea con mayor claridad. El sulfato de bario, muy opaco a los rayos X, se utiliza para la radiografía del aparato digestivo. Para examinar los riñones o la vesícula biliar se administran determinados compuestos opacos por vía oral o intravenosa. Estos compuestos pueden tener efectos secundarios graves, por lo que sólo deben ser empleados después de una consulta cuidadosa. De hecho, el uso rutinario de los rayos X se ha desaconsejado en los últimos años, ya que su utilidad es cuestionable. Un aparato de rayos X de invención reciente, y que se emplea sin compuestos de contraste, proporciona visiones claras de cualquier parte de la anatomía, incluidos los tejidos blandos. Se conoce como escáner (scanner) o aparato de tomografía axial computerizada; gira 180° en torno al cuerpo del paciente emitiendo un haz de rayos X del grosor de un lápiz en 160 puntos diferentes. Unos cristales situados en los puntos opuestos reciben y registran la absorción de los distintos espesores de tejido y huesos. Estos datos se envían a un ordenador o computadora que convierte la información en una imagen sobre una pantalla. Con la misma dosis de radiación que un aparato de rayos X convencional, puede verse todo un corte de espesor determinado del cuerpo con una claridad aproximadamente 100 veces mayor. El escáner fue inventado en 1972 por el ingeniero electrónico británico Godfrey Hounsfield, y en 1979 ya se había generalizado su uso.

Fuentes