Saltar a: navegación, buscar

Recién nacido

Recién nacido
Información sobre la plantilla
Recien nacido 2.jpg
Concepto:Bebé que tiene tiene 27 días o menos desde su nacimiento, bien sea por parto o por cesárea.

Recién nacido. Un neonato o recién nacido es un bebe que tiene 27 días o menos desde su nacimiento, bien sea por parto o por cesárea. La definición de este período es importante porque representa una etapa muy corta de la vida; sin embargo, en ella suceden cambios muy rápidos que pueden derivar en consecuencias importantes para el resto de la vida del recién nacido. El término se ajusta a nacidos pretérmino, a término o pasados los 9 meses del embarazo.

Recién nacido

Es posible que te hayan dicho que un recién nacido no hace más que comer, dormir, llorar y por supuesto, pipí y popó. Suena muy fácil, ¿cierto? Y con el tiempo lo será, pero lo más probable es que al principio no todo sea tan sencillo. Al leer este artículo, los primeros días en casa con tu bebé serán menos abrumadores, ya que sabrás qué es lo que puedes esperar.

Alimentación

Sus estómagos son tan diminutos, los recién nacidos comen pequeñísimas cantidades de alimento —de 1 a 3 onzas— (29 a 89 ml), y lo hacen frecuentemente. Algunos quieren el pecho o el biberón cada dos o tres horas, mientras que otros tienen hambre incluso más a menudo.

Algunos bebés anuncian que tienen hambre a fuertes gritos. Sin embargo, otros dan señales más sutiles cuando quieren comer: se chupan las manitas, mueven la boquita como si quisieran mamar o voltean la cabeza hacia el pecho materno o biberón.

Durante los primeros días de vida, los recién nacidos suelen perder cerca de 7 por ciento de su peso. Aunque esto es completamente normal, querrás alimentar a tu bebé cada dos horas, más o menos, hasta que recupere el peso que tenía al nacer.

Eructos, hipos y vómitos

Algunos recién nacidos necesitan que los hagan eructar a menudo, mientras que otros lo hacen naturalmente y prácticamente no necesitan ayuda. Si tu bebé se pone inquieto o irritable mientras come, o al terminar de comer, podría ser una señal de que necesita que lo ayudes a eructar.

También puedes intentar sacarle el aire en los siguientes casos:

  • Al alternar pechos.
  • Cada vez que le des 2 ó 3 onzas (59 ó 88 ml) de leche.
  • Después de cada toma que dure de 10 a 15 minutos.
  • Cuando termine de comer.

Al cabo de uno o dos días de alimentarlo, descubrirás lo que mejor le funciona a tu pequeño.

Piel

No tiene ni la piel tan sonrosada, ni sus facciones son tan perfectas. Acaba de pasar por el primer gran esfuerzo de su vida y necesita unas horas para adecuarse al nuevo medio.

La piel del recién nacido está cubierta por una sustancia blanquecina y grasienta llamada vérnix caseosa, que es una protección natural para impermeabilizar la piel. Su piel puede presentar color rojizo debido a que tiene una gran cantidad de glóbulos rojos y a que los vasos sanguíneos son todavía inestables.

Hasta pasados unos días, el bebé no adquiere su tonalidad normal. También es posible que durante los primeros días su piel se torne amarillenta, se llama ictericia, es una situación muy común en los recién nacidos. Puede considerarse normal si se mantiene dentro de ciertos límites y no dura más de unos pocos días o semanas. Se produce sobre todo por la inmadurez del hígado. La ictericia neonatal, salvo casos extremos excepcionales, no deja secuelas y no se relaciona con enfermedades posteriores del hígado ni de otro tipo.

Manchas en la piel

Los hemangiomas son tumores benignos. Se trata de vasos sanguíneos (arterias, venas, capilares) que crecen más de lo normal pero no degeneran a tumores malignos.

Las malformaciones vasculares (angiomas planos) son capilares sanguíneos dilatados. Hay muchos tipos, pero lo más frecuente es que aparezcan manchas rojas o de tono rosáceo en la piel, frecuentemente en la nuca, los párpados y la frente.

Aunque en muchos casos persisten, es frecuente que comiencen a desaparecer a partir de los 4 o 5 años.

Los lunares

Suelen ser congénitos, pero también pueden aparecer a lo largo de los años. La mayoría de los lunares son pigmentaciones benignas (una mera acumulación de melanocitos), pero desde hace algunos años se conoce que hay que prestar atención a su aspecto y tacto para saber si se trata de una patología grave.

Los puntos básicos a tener en cuenta son:

  • La asimetría: Hay que consultar al médico si los bordes son irregulares o asimétricos, los lunares benignos siempre son redondos y simétricos.
  • El color: Hay que prestar atención si el color es poco preciso y presenta más variedad de tonos (rojizo, negruzco, marrón...). Los lunares son marrones (claros o oscuros) pero con un color homogéneo. ´
  • El tamaño: siempre que el diámetro sea mayor de 6 mm., conviene consultar con el dermatólogo.
Signos físicos normales de los recién nacidos

Cabeza

Los huesos del cráneo del bebe, en el nacimiento no están cerrados para que puedan acoplarse al canal del parto. Como este camino es estrecho, la cabeza puede quedar ligeramente alargada o deformada. Es algo muy normal y esta deformidad no afecta en absoluto al cerebro.

También puede producirse algún hematoma en la cabeza que desaparecerá durante los primeros días o semanas. Las fontanelas son los espacios aún no osificados que aparecen en el cráneo del recién nacido. Son dos, la fontanela mayor, que se cierra entre los 9 y 16 meses y la fontanela menor, que se cierra entre el segundo y cuarto mes.

Como se trata de una zona especialmente delicada, se debe evitar que se golpee o se le apriete con fuerza. El tamaño de la cabeza del bebé es desproporcionado respecto a los demás órganos ya que suele medir una cuarta parte de la longitud total del cuerpo.

Cabello

Algunos bebés nacen sin pelo y otros con mucho. Ni el color, ni la cantidad de pelo del recién nacido son permanentes y hasta que no pasen unos meses no se conocerá el tipo de pelo ni su color. Los especialistas no recomiendan cortar el cabello para que crezca más fuerte; incluso, porque se puede exponer al bebé a una perdida importante de calor corporal y esto, puede ser arriesgado.

Ojos

A veces el bebe no puede abrir lo ojos después del parto debido a la hinchazón causada por la presión ejercida sobre su cabeza durante el parto. También, durante el parto se pueden haber roto algún vaso sanguíneo produciendo pequeños hematomas. No necesitan tratamiento y desaparecerán al cabo de un par de semanas.

Cuidados del recién nacido

En las primeras horas la visión es muy limitada, sólo puede ver con claridad en una distancia de 20 a 25 centímetros, pero más allá no puede enfocar ambos ojos al mismo tiempo, puede dar la sensación de que padezca estrabismo, ello es debido a la poca potencia muscular. Después de más o menos un mes los músculos del ojo se fortalecen y ya puede enfocar con normalidad. Los ojos de la mayoría de los recién nacidos son azules pero es muy probable que el color cambie después de nacer.

Genitales

Tanto los niños como las niñas puede parecer que tienen un tamaño de genitales desproporcionado con su cuerpo durante los primeros días. Esto se debe normalmente al aumento de los niveles hormonales que la madre ha experimentado antes de dar a luz y que se pueden haber transmitido al bebé.

A medida que el cuerpo se vaya desarrollando, volverán a tener un tamaño proporcionado. Los varones pueden presentar un pequeño derrame en la bolsa escrotal que después se reabsorbe. Las mujeres pueden tener una pequeña pérdida de sangre por la vagina, algo así como una pequeña menstruación. Es totalmente normal y no requiere ningún tratamiento especial.

Ombligo

Una vez cortado hay una pequeña parte de cordón que se queda pegado al bebé. Con el paso de las horas se seca, se oscurece y en una semana se desprende sin que el bebé lo advierta. Sólo será necesario mantenerlo limpio y desinfectado.

Caderas

En la revisión del recién nacido, el pediatra observará el estado de sus caderas. Realizará la llamada maniobra de Ortolani con el fin de observar si el neonato presenta algún problema en las caderas. En caso de que con esta sencilla exploración se detecte el llamado clik en la cadera, será necesario realizar una ecografía. Puede que se trate de una displasia: la cabeza del fémur no encaja perfectamente en el hueco de la cadera (acetábulo) o de una luxación, la cabeza del fémur está fuera del acetábulo.

¿Qué es la vitamina K y por qué es tan importante?

Cumple un importante papel en la formación de los coágulos sanguíneos. Un número muy pequeño de recién nacidos (aproximadamente 1 de cada 10.000) sufre de hemorragia por deficiencia de vitamina K. Antiguamente esta condición se llamaba enfermedad hemorrágica neonatal. Puesto que estos bebés no tienen suficiente vitamina K en su organismo, pueden sangrar con facilidad por la nariz o la boca, o pueden padecer de hemorragias internas muy graves. Para prevenir este problema, en los Estados Unidos se administra una inyección intramuscular con una dosis de 0,5 a 1 miligramos de vitamina K a los recién nacidos.

Artículos relacionados

  • Virginia Apgar Notable doctora estadounidense, creadora de la prueba Apgar, el método utilizado para evaluar la salud de los recién nacidos.

Fuentes