Saltar a: navegación, buscar

Religiones cubanas de origen africano

Religiones populares cubanas
Información sobre la plantilla
ReligionesCubanasAfricanas.jpg
Concepto:Expresión de la Religión en Cuba, cuyo culto es conocido popularmente como sincretismo
Religiones populares cubanas.. Sistemas de creencias practicadas en la sociedad cubana producto de la mescolanza cultural arraigada en la identidad cubana, desde los disímiles aportes que la conforman, como son los africanos, haitianos, europeos, chinos y árabes; concretados en lo que se conoce como sincretismo mágico religioso.

Antecedentes

A pesar de la imposición del catolicismo, bajo los rígidos conceptos de la evangelización, ésta derivó en simples preceptos, debido a los intereses económicos de los propietarios, a quienes no convenía la disminución de las largas jornadas laborales en aras de enseñar la catequesis, ni tampoco el descanso dominical para los esclavos.

Por otra parte, los patronos consentían, en días de festividad, las prácticas mágico-animistas de los esclavos, quienes formaban fiestas, tocaban tambores, bailaban, y recreaban música y comidas propias.

Los africanos fueron arrancados de sus medios naturales y tuvieron que enfrentar la esclavitud, por lo cual, en el nuevo contexto cambiaron las referencias de culto. En suelo cubano predominan los rituales de protección y adivinación, en detrimento de ceremonias tradicionales en África, como las dedicadas a la prosperidad agrícola.

Tanto esclavos como libertos procedentes de una misma región o de distintos lugares, empezaron a sentir el interés de agrupamiento, y lo lograron en cofradías y cabildos.

Con posterioridad, estas instituciones se fueron fusionando, admitieron criollos y otras etnias y favorecieron la preservación de las manifestaciones religiosas africanas, sometidas a un dinámico proceso de transculturación. A finales del Siglo XIX algunas cofradías y cabildos se convirtieron en sociedades de recreo y socorro y otras pasaron a ser casas templo, donde se llevaban a efecto rituales de estas expresiones religiosas.

Siglos XX y XXI

Durante la república neocolonial (1902-1958) estas prácticas afrocubanas fueron socialmente discriminadas, aunque continuaron su expansión hacia otras áreas del país por la migración interna, organizaciones autónomas y los vínculos de la “familia” religiosa. En el Código Penal de esta época se establecía como delito complementario la práctica de formas religiosas de raíces africanas, lo que fue eliminado con la Revolución.

Después del Triunfo de la Revolución Cubana alcanzaron una justa valoración como expresión del respeto y trato equitativo a toda creencia religiosa; ello ha contribuido a la difusión nacional e internacional de la música, la danza y el canto de tales expresiones.

Manifiestan en común un cuerpo teórico menos elaborado que las doctrinas cristianas. Institucionalmente, carecen de núcleos estructurales que rijan la liturgia y la doctrina, por lo cual conforman grupos independientes entre sí, pero en los últimos años se aprecian intentos de agrupación, como en el caso de la creación de la Asociación Cultural Yoruba de Cuba y de la Sociedad Abakuá de Cuba, legalmente reconocidas como instituciones religiosas y que han venido organizando sus estructuras provinciales.

Religiones Populares cubanas

De origen africano son:

De origen Europeo:

Parte de este rico legado sociocultural puede apreciarse en museos como la Casa de África, los de Regla y Guanabacoa, así como en el museo-templo de la Asociación Cultural Yoruba de Cuba, todos en La Habana. También a lo largo del archipiélago, existen innumerables casas templos, que son utilizadas por los practicantes de estas religiones para sus actividades litúrgicas.

En Cuba se celebró el Congreso Mundial Yoruba “Orisha 2003”, con la participación de representantes de esta religión de todo el orbe.

El Vudú


En los sucesivos grupos de africanos arrancados de su tierra para que sirvieran como esclavos en la isla de La Española (colonia francesa, el territorio que hoy ocupa Haití) entraron los de Dahomey y Togo, pertenecientes a la familia de los Fon, que trasmitieron de generación en generación las prácticas religiosas del Vodú.

La sublevación de esclavos en 1791 propició el inicio de inmigraciones --que después prosiguieron por razones económicas-- hacia la región oriental de Cuba, donde se asentó esta vertiente religiosa que combina elementos del cristianismo primitivo, el catolicismo y las creencias tribales de África Occidental.

Espiritismo


Procedente de Europa y Estados Unidos, el espiritismo empezó a conocerse en Cuba durante la década de 1850, con lecturas del considerado el teólogo de esta doctrina Hipólito Dennizare, conocido también como Allan Kardeck, así como de las Hermanas Fox; y se extendió rápidamente entre los criollos, quienes lo vincularon con las ideas liberales, modernas, no comprometidas con el colonialismo español y su impuesto catolicismo.

El espiritismo científico fue la práctica primera que conoció parte de la sociedad cubana, y se dice parte porque efectivamente estas manifestaciones comenzaron a practicarse entre elementos de la alta y mediana burguesía cubana en sus inicios.

Catolicismo


Con el “descubrimiento”, la conquista y la colonización, los españoles impusieron a los aborígenes su civilización, su lengua, cultura y la religión católica, en un acelerado proceso que tuvo como objetivo su dominación.

Hasta 1898, año en que termina la Guerra Cubano Española, después de la intervención oportunista de los Estados Unidos de América cuando las armas cubanas tenían prácticamente ganada la contienda, intervención que frustró el logro de los ideales de soberanía, independencia y justicia social por los que se luchó por más de 30 años, la Iglesia Católica en Cuba era española.

Cristianismo


Si la irrupción de los credos cristianos católicos ha sido denominada por algunos como la primera evangelización, se ha llamado la segunda evangelización a la entrada de los credos cristianos protestantes. Sin embargo, el arribo de estos no fue favorecido por un patronato como el que caracterizó la entrada y establecimiento de la Iglesia Católica.

El primer contacto de los pobladores católicos de La Habana con otras sectas cristianas no católicas o protestantes, probablemente haya ocurrido cuando el famoso corsario francÈs Jacques de Sores ocupó e incendió la primitiva Villa de San Cristobal de La Habana en 1555; y, según algunos especialistas e historiadores, las primeras manifestaciones de los credos cristianos protestantes se introdujeron a consecuencia de la ocupación inglesa de La Habana entre 1762 y 1763.

Bibliografía

  • Berges Curbelo, Juana/Ramírez Calzadilla, Jorge/Hernández Urbano, Eva: “La Religión en la Historia de Cuba: Conformación y evolución del campo religioso cubano. Cronología comentada”. Centro de Estudios del Consejo de Iglesias de Cuba. La Habana 2001.
  • Borge, Juan/Platero, Silvio/Ramírez, Jorge/Triana, Pedro. “Los llamados nuevos movimientos religiosos en el Gran Caribe”. Editorial Ciencias Sociales. La Habana 2008.
  • Duharte Jiménez, Rafael/Santos García, Elsa: “Hombres y Dioses: Panorama de las religiones populares en Cuba”. Editorial Oriente, Santiago de Cuba 1999.
  • James, Joel/Alarcón, Alexis/Millet, José. “El Vodú en Cuba”. Editorial Oriente. Santiago de Cuba 2007.
  • Larduet Luaces, Abelardo. “El mar, los colores y los otanes”. Revista “Del Caribe”. Numero 50 año 2007.
  • La Jiribilla. LOS CREDOS RELIGIOSOS CRISTIANOS PROTESTANTES

Fuente

Véase también