Saltar a: navegación, buscar

Ricardo Arias Espinosa

Ricardo Arias Espinosa
Información sobre la plantilla
Ricardo Arias Espinosa.jpg
NombreRicardo Manuel Arias Espinosa
Nacimiento5 de abril de 1912
Washington D.C., Bandera de los Estados Unidos de América Estados Unidos
Fallecimiento15 de marzo de 1993
Ciudad de Panamá, Bandera de Panamá Panamá
OcupaciónPolítico, diplomático y Empresario
PredecesorJosé Ramón Guizado
SucesorErnesto de la Guardia
Partido políticoCNP

Ricardo Manuel Arias Espinosa. (1912-1993) Político, diplomático y empresario panameño, presidente de Panamá desde el 15 de enero de 1955 hasta el 1 de octubre de 1956. Miembro de una familia de afamados políticos panameños, su abuelo fue Ricardo Arias y su padre fue Francisco Arias Paredes.

Síntesis biográfica

Nació el 5 de abril de 1912 en Washington, Estados Unidos y murió el 15 de marzo de 1993 en Panamá. Inició sus primeros estudios en el Colegio de La Salle, tras lo cual fue matriculado en la Academia de Shenandoah Valley, prestigioso centro de estudios estadounidense, situado en el estado de Virginia.

Posteriormente continuó su periodo de formación en la Academia de Washington, desde donde pasó a la Universidad de Georgetown, finalmente completó sus estudios superiores en la Universidad Católica de Chile.

Concluido su periodo de formación, Arias, regresó a su país donde inició su carrera política.

Trayectoria

Carrera política

Fue elegido diputado en 1944, ocupó un puesto destacado en el Congreso panameño hasta 1948. Tras la elección de Domingo Díaz Arosemena, como presidente de la nación, se produjo un grave periodo de inestabilidad política, en el cual se sucedieron tres presidentes; que culminará con la elección, en 1952, de José Antonio Remón (1952-1955).

Durante estos años Arias ocupó puestos destacados en la administración del país, fue ministro durante el segundo mandato de Arnulfo Arias (1949-1951) y en el año 1952 fue elegido, por el nuevo presidente (Remón) para ocupar el cargo de vicepresidente segundo, siendo el primer vicepresidente José Ramón Guizado.

Tras el asesinato, en el hipódromo Juan Franco, de José Antonio Remón, el 2 de enero de 1955, se produjo una nueva crisis de gobierno que se agravó tras la detención del vicepresidente primero, Guizado, como cómplice del asesinato. Dada la extrema gravedad de los acontecimientos, el Congreso decidió nombrar a Arias presidente, dicho nombramiento fue ratificado por el Tribunal Supremo pocos días después.

Poco tiempo más tarde, asentado Arias en la presidencia, el 25 de enero de 1955, tuvo lugar la firma de un nuevo tratado con Estados Unidos, en el cual se regulaba la explotación del Canal de Panamá. La firma del tratado se llevo a cabo tras dieciséis meses de negociaciones, ambos países llegaron a un acuerdo beneficioso para ambos, por un lado Estados Unidos obtenía, entre otras ventajas, el permiso del gobierno panameño para realizar maniobras militares en Río Ható, por un periodo de quince años; Panamá por su parte, consiguió un aumento de la cantidad que pagaba Estados Unidos anualmente, por la explotación del canal; y que los obreros del país que trabajaban en este lugar, estarían en igualdad de condiciones con respecto a los empleados de nacionalidad estadounidense.

Tras los primeros momentos de crisis, Arias intentó que la calma dominara la vida política del país, por este motivo decidió continuar con la labor que había emprendido el presidente Remón y normalizar las relaciones con el exterior, además intentó mantener los compromisos que el anterior presidente había contraído con Estados Unidos, sin que este país pudiera beneficiarse de la caótica situación en la que se encontraba Panamá. Ese mismo año, se reunió con el presidente de Costa Rica para discutir el papel que debía jugar Panamá en la Organización de Estados Centroamericanos, aunque Arias, no era partidario de la integración de su país, ya que consideraba que esto podía lesionar gravemente sus intereses económicos.

Arias durante su breve mandato cumplió con el objetivo de mantener la calma en el interior y tras convocar elecciones, lo dispuso todo para que el relevo presidencial se produjera con total normalidad. Para el año 1956, estaba prevista la celebración de una reunión de los jefes de Estado de los diferentes países americanos en la ciudad de Panamá, dicha reunión tuvo lugar el 21 de julio del citado año, y contó con la presencia de veinte jefes de Estado. Arias, como presidente en funciones, asistió a la ceremonia, aunque ya había sido elegido, en las elecciones del 13 de mayo de 1956, el nuevo presidente Ernesto de la Guardia, el cual tomaría posesión de su cargo el 1 de octubre de 1956.

En dicha reunión quedaron patentes las diferencias de los diferentes Estados y tras la Declaración de Panamá se puso de relieve la necesidad fomentar el bienestar del continente a través de la colaboración de los distintos países que lo formaban, de este modo era una obligación de los países más desarrollados ayudar a los más pobres.

Hay que destacar que en dicha reunión se produjo cierta tensión entre los presidentes de Panamá y Estados Unidos, por un importante acontecimiento ocurrido en Egipto, puesto que Nasser, presidente del mencionado país, había llevado a cabo la nacionalización del Canal de Suez y tras dicha medida, fueron muchas las voces que, desde el interior de Panamá, insistieron en recuperar la soberanía de los territorios del Canal interoceánico, aunque en ningún momento se cuestionó la concesión a perpetuidad para su explotación concedida, años antes, a Estados Unidos.

Tras abandonar el poder Arias tuvo que hacer frente a las graves acusaciones que lanzó contra él, Óscar Miro, el cual había sido considerado culpable de la muerte del presidente Remón. Éste, tras haber implicado al vicepresidente primero, como instigador y cómplice del asesinato, afirmó que Ricardo Arias Espinosa, Alejandro Remón y José María Vázquez Díaz habían sido los responsables directos de la muerte del presidente y por tanto los verdaderos culpables del crimen. Tras estas declaraciones Guizado fue puesto en libertad, tras lo cual se refugió en México; y Miro, que se encontraba cumpliendo condena, fue absuelto. Arias no fue juzgado por su presunta colaboración en la muerte de Remón, ya que no se encontraron pruebas que sostuvieran las acusaciones vertidas por Miro, pero a pesar de todo, estas acusaciones fueron utilizadas por sus enemigos políticos para desprestigiarle.

Arias continuo, durante el mandato de Ernesto de la Guardia, ocupando un importante papel en la vida política de su país, desde su posición, como miembro destacado de la Coalición Patriótica Nacional. Dicha coalición, decidió, en su Convención Nacional, celebrada en 1959, apoyar la candidatura de Arias para ejercer la presidencia, cuando llegara a su fin del mandato del presidente De la Guardia, pero poco tiempo después le retiraron su apoyo algunos partidos de la coalición, por problemas de cohesión interna. A pesar de todo, Arias acudió a las elecciones, las cuales fueron celebradas el 8 de mayo de 1960, que dieron la victoria a uno de sus oponentes Roberto F. Chiari (1960-1964).

Con la llegada al poder de Marcos Aurelio Robles (1964-1968), Arias fue nombrado embajador de Panamá en Estados Unidos, puesto en el que permaneció hasta 1968.

Los últimos años de su vida los dedicó a la organización de sus empresas y fue presidente de la Sociedad Ganadera y de la Compañía Panameña de Aviación.

Fuente