Saltar a: navegación, buscar

San Fulgencio

San Fulgencio
Información sobre la plantilla
Santo
San Fulgencio de Ecija.jpg
Religión o MitologíaCatolicismo
Día celebración16 de Enero
País o región de origenCartagena, Bandera de España España

San Fulgencio, es un obispo español del tiempo de los visigodos, hermano de San Leandro, San Isidoro y Santa Florentina. Los cuatro hermanos fueron más tarde canonizados y se les conoce como Los Cuatro Santos de Cartagena. San Fulgencio del latín fulgentem, significa “resplandeciente”. Es un nombre que nace en el cristianismo. Se ha prodigado muy poco, pese a su gran belleza y a los dos grandes santos que dieron más resplandor todavía a este luminoso nombre.

Biografía

Nacido en Cartagena (ciudad capital de la Hispania Carthaginensis) fue obispo de Cartagena y de Écija a principios del siglo VII, durante la época visigoda. Su familia era originaria de Cartagena. Siendo patronos de su Diócesis. Hijos de nobles, fueron desterrados sus padres a Sevilla, a causa de su fe y allí nació Fulgencio. Cuando estalló la guerra entre el rey visigodo Leovigildo, que era arriano, y su hijo Hermenegildo, católico, refugiado en Sevilla. La ciudad fue saqueada y los católicos, entre los cuales Fulgencio, marcharon al destierro. Sus padres lo encomendaron al obispo Eterio, benedictino, para que le educase en la fe cristiana. El resultado fue que Fulgencio abrazó la vida monástica en la orden de San Benito. Al subir al trono el Rey Recaredo, e instaurar la unidad católica de España, Fulgencio fue nombrado obispo de Ecija. Santo y sabio pastor de la Iglesia que escribió libros contra el arrianismo. A la muerte del obispo de esta ciudad, Fulgencio ocupó la silla episcopal a instancias del rey. Ocho años estuvo al frente de esa diócesis, hasta que el rey volvió a acordarse de él para resolver los graves conflictos y disensiones que había en Écija. Tan pronto como llegó Fulgencio a ocupar la sede episcopal de Écija, su natural dulce, indulgente y compasivo obró el milagro de disolver los odios enconados de Écija. Puso orden en las costumbres de los clérigos y en los monasterios, hasta convertir a Écija en un remanso de paz. Reclamado de nuevo a Cartagena, allí acabó sus días el año 658.

Obras

En Sevilla, se dedica allí al estudio de las Sagradas Escrituras con sumo provecho: escribe comentarios sobre el Pentateuco, los libros de los reyes, los doce Profetas menores, Isaías, los Salmos y los Evangelios. Escribe también un tratado sobre la fe (De fide), el libro De las mitologías ó ficciones y uno más de Sermones. Además de propagar la fe mediante sus escritos, tomó parte activa en la gran batalla dialéctica contra los arrianos.

Festejos

Su fiesta se celebra el 16 de enero.

Protección y patronazgo

  • Diócesis de Cartagena, Diócesis de Plasencia

Reliquias

Los restos mortales de San Fulgencio se encuentran en una urna de plata, expuesta en el Altar Mayor de la Catedral de Murcia. Su fiesta se celebra con gran solemnidad en la Diócesis de Cartagena cada 16 de enero. La mayor parte están en la iglesia de San Juan Bautista de Berzocana (Cáceres), junto con las de su hermana santa Florentina. También hay reliquias en la catedral de Murcia, veneradas junto a las de sus tres hermanos santos. Por decisión de Felipe II, en San Lorenzo del Escorial hay alguna reliquia menor.

Véase también

Fuentes