Saltar a: navegación, buscar

Vicente Díaz Martínez

(Redirigido desde «Vicente Díaz»)
Vicente Díaz Martínez
Información sobre la plantilla
Vicente Diaz.jpg
Datos personales
Nombre completoVicente Díaz Martínez
Fecha de nacimiento14 de marzo de 1946
Lugar de nacimientoCiego de AvilaBandera de Cuba Cuba
Fecha de fallecimiento21 de marzo del 2006
Lugar de fallecimientoCiudad de la HabanaBandera de Cuba Cuba
Carrera
DeporteBéisbol
PosiciónTercera base
Trayectoria
Granjeros
Torneos

Vicente Díaz Martínez. Pelotero cubano. Tercera base. Integró el equipo que ganó el XVIII Campeonato Mundial de Béisbol Aficionado, Colombia, 1970 y Cuba 1971, y el que ganó la medalla de oro en los VI Juegos Panamericanos, Cali, 1971. Fue el tercer jugador en llegar a 1 000 jits en Series Nacionales y el primero como bateador derecho.

Síntesis biográfica y trayectoria deportiva

Este jugador avileño-camagüeyano nació el 14 de marzo de 1946 y comenzó en la práctica del Béisbol cuando sólo contaba 8 años en la colonia cañera Santa Mariana, perteneciente al antiguo central "Violeta", hoy "Primero de Enero" en la actual provincia de Ciego de Ávila.

Allí se inicia como receptor y jardinero, posiciones en las cuales sobresale por sus cualidades de recio bateador y fildeador, y sobre todo por tener un potente y preciso brazo.

En el año 1964 incursiona en la categoría juvenil como receptor del equipo del entonces central "Cunagua" territorio de Ciego de Ávila. Por sus excepcionales condiciones resulta seleccionado para conformar la nómina del equipo provincial juvenil y luego pasa, ya convertido en todo un verdadero prospecto, al equipo Granjeros que defendía los colores de la antigua provincia de Camagüey en los campeonatos nacionales.

En el propio 1964 al concluir la Serie Nacional Juvenil lo incluyen en la preselección de 70 atletas para conformar el equipo Cuba al Campeonato Mundial previsto en Canadá.

Integra el colectivo tricolor nacional como utility de cuadro en unión de otros destacados jugadores del béisbol cubano, entre ellos, los desaparecidos Fermín Laffita, Lázaro Cordoví y Emilio Salgado; así como Agustín Marquetti, Oscar Romero, Jorge Hernández, Alberto Reyes, Lázaro Santana, Antonio Eugellés, Rafael Caraballo, Gerardo Bring, Orlando Coello y Luis Misigñak. En este fuerte torneo juega como regular y resulta líder de los bateadores con astronómico promedio de 529.

Ese propio año resulta seleccionado para el equipo Cuba comandado por el experimentado mentor Roberto Ledo, de quien aprendiera tantas cosas buenas dentro y fuera del terreno de juego.

Se desempeñó como antesalista regular en el evento por invitación contra la selección Nacional Juvenil de Canadá, escenificado en la capital cubana. Otra vez archiva una magnífica actuación en la esquina caliente y se alza con el trofeo de campeón de bateo, al promediar 500 de average.

Durante los años 1965 y 1966 juega en las distintas etapas del béisbol de primera categoría con los equipos avileños del entonces central "Violeta" y como refuerzo del central "Bolivia" en unión de los jugadores Miguel Caldés (padre) y Domingo Trujillo.

Al abrirse las cortinas de la V Serie Nacional de Béisbol de 1966 no hace el equipo Granjeros, pero por esas coincidencias de la vida el director del conjunto Orientales, Roberto Ledo que se encontraba en Camagüey, para realizar topes de confrontación, decide llevarlo a la novena indómita por las facultades propias de jugador de cuadro.

Como integrante del equipo Granjeros, el antesalista titular José "El Chivo" García se lesiona al comienzo del tercer partido, y se le asignó la tremenda responsabilidad de defender esa difícil posición. Un entendido en la materia al ver su juventud, le pregunta si tenía valor para hacerse cargo de la tercera almohadilla y salvar la situación que presentaban los Orientales, por lo que preciso y tajante respondió: ... "Yo tengo valor suficiente para jugar esa posición y cualquier otra...".

Al finalizar la serie su meritoria actuación se encargaría de confirmar su rotunda aseveración: resultó seleccionado el Mejor Novato del Año. En la I Serie de las Estrellas del año 1967, el segunda base titular de los Orientales, Andrés Telemaco se lesiona, y lo sustituyó Vicente con una estupenda actuación para contribuir notablemente al triunfo de las Estrellas Orientales sobre su similar del Occidente.

Un hecho significativo en esta Serie, fue su participación en la competencia de habilidades (pivoteo), en unión del esmeraldense Dagoberto Pedroso y el inicialista Daniel Hernández quienes ocuparon el segundo lugar después del trio ganador de las Estrellas Occidentales, conformado por los industrialistas Germán Águila y Pedro Chávez y el matancero Félix Isasi.

Entre 1966 y 1968 se integran dos colectivos menores de 23 años para topes amistosos con novenas de Aruba y México. Forma parte de éstos como tercera base y receptor, y como ya era costumbre en él en torneos internacionales, lleva a los libros de las estadísticas averages ofensivos por encima de 400 que le permiten adjudicarse el título de líder de los bateadores. Desde 1966 y hasta 1979 se mantiene como antesalista regular en las Series Nacionales y el equipo Cuba.

Participó en 15 Series Nacionales, 5 Series Selectivas y la Serie Especial de los 10 Millones con los conjuntos Orientales, Granjeros, Camagüey y Camagüeyanos, en los cuales defendió con buen dominio y soltura las importantes posiciones de la antesala, la segunda base y el campo corto, las dos últimas en determinadas ocasiones.

En 4 808 comparecencias oficiales al home compiló a la ofensiva para un promedio de 267 con bate de madera. Pegó 1 284 inatrapables de por vida y ostentó la privilegiada marca de haber sido el primer bateador derecho en los Clásicos Nacionales de arribar a los 1 000 hits conectados.

Además, en 1 213 juegos y 10 651 entradas anotó 602 carreras, impulsó 412, conectó 153 tubeyes, 35 triples y 28 cuadrangulares. Recibió 349 bases por bolas y 34 intencionales, se ponchó en 388 ocasiones y bateó en 135 oportunidades para doble play.

Robó 124 bases, fue capturado en 73 ocasiones, le propinaron 30 dedball e intervino en 71 sacrificios hit y 25 sacrificios fly. Recorrió un total de 1 591 bases y archivó un slugging de 331.

Tuvo acciones en 1 503 outs, 3 257 asistencias, 287 jugadas de doble matanza y 5 078 lances en los que cometió 318 errores, para un average defensivo de 937. Los lanzadores estelares frente a los cuales tuvo mayores dificultades para batearles fueron: Roberto "El Jabao" Valdés, Rogelio "El Ciclón de Ovas" García, Julio Romero y Jesús Guerra, y entre los que con más facilidad les conectó estuvieron el zurdo capitalino Santiago Changa Mederos y el diestro cienfueguero Aquino Abreu.

En la serie de 1969 acumuló su mayor promedio ofensivo con 312 de average y 105 hits conectados.

Materializó la hazaña de convertirse en el primer jugador derecho de arribar a los 1 000 hits frente a uno de los más grandes serpentineros cubanos de todos los tiempos, Braudilio Vinent. Ese día en el juego entre Camagüeyanos y Orientales bateó de 4 – 4 para recibir la más profunda ovación y el reconocimiento de toda la afición santiaguera presente en el estadio "Guillermón Moncada".

Fue designado para integrar la masiva delegación cubana al histórico enfrentamiento entre el equipo Cuba y los Orioles de Baltimore el 3 de mayo de 1999.

Por sus relevantes méritos deportivos y sociales le fueron conferidas las medallas Rafael María de Mendive, del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, la Cultura y el Deporte y la 28 de septiembre de los Comités de Defensa de la Revolución.

El 21 de marzo del 2006, cuando se encontraba en La Habana en unión de otras glorias de la pelota cubana, para brindarle un cálido y efusivo reconocimiento al flamante y victorioso equipo Cuba, subcampeón del I Clásico Mundial de Béisbol, falleció de un infarto cardiovascular.

Eventos internacionales

Participó en 12 eventos internacionales, entre los que se encuentran:

  • Campeonato Mundial Juvenil y Tope Amistoso con el equipo nacional de Canadá en 1964.
  • Topes Amistosos con el conjunto menores de 23 años frente a las novenas de Aruba y México entre 1966 y 1968.
  • Juegos Universitarios en Yucatán, México 1967.
  • Juegos Universitarios de Turín, Italia en 1970.
  • XVIII Serie Mundial en Colombia, 1970.
  • VI Juegos Panamericanos en Cali, Colombia, 1971.
  • XIX Campeonato Mundial en Cuba, 1971.
  • II Serie del Caribe en La Habana, 1972.
  • Serie Cuadrangular en México, 1975.
  • Tope Amistoso con Canadá en 1976.

Anécdotas

Vicente Díaz
Muchas anécdotas aparecen en su largo historial deportivo dentro y fuera del país. Entre ellas se registran la que ocurrió en México cuando el destacado periodista y narrador Eddy Martin le expresó a los comentaristas y narradores que cubrían el evento que verían a un antesalista excepcional, con un poderoso y seguro brazo. Los aficionados quedaron asombrados cuando en uno de los partidos un bateador del equipo rival produjo una fuerte e incómoda conexión entre la tercera base y el campo corto a la cual llegó Vicente para iniciar un rápido y relampagueante doble play por la inicial. De aquí en lo adelante los aficionados mexicanos lo identificaron con el sobrenombre de "Brazo de hierro".

En el estadio Cándido González Morales, en el enfrentamiento entre los colectivos de Granjeros y Mineros en la VIII Serie Nacional de Béisbol de 1969, cuando en el bullpén de los camagüeyanos se acabaron las pelotas para el calentamiento de los lanzadores y al solicitarse estas, con urgencia, salió raudo del banco con su siempre característica disposición para hacer gala de su prodigioso brazo y llevar la primera BATOS al primer bote desde un área cercana del cajón del asistente desde tercera base, hasta el guante del lanzador zurdo Yoire Fombona en lo más profundo del jardín central.

Por supuesto, esta demostración de fuerza y precisión, levantó una tremenda y prolongada exclamación entre los miles de aficionados presentes en los palcos y gradas del Cándido González.

En otra ocasión a raíz de la XVIII Serie Mundial de Colombia en un juego contra la escuadra norteamericana y con el marcador adverso de 3 carreras por 1 para el equipo Cuba que lanzaba el espirituano y Héroe de Cartagena, José Antonio Huelga, conectó largo doblete por la banda del jardín izquierdo para igualar la pizarra. A continuación Armando Capiró soltó un metrallazo a los jardines para impulsarlo con la carrera que ponía al plantel cubano encima.

Adiós al Béisbol activo

En la V Serie Selectiva de 1979 en unión de otras dos glorias del béisbol aficionado, Gaspar Legón y Eusebio Cruz, le dice adiós a los diamantes de juego con cierta nostalgia, pero con el orgullo del deber cumplido y el reconocimiento y los aplausos cerrados de la nutrida afición camagüeyana que se dio cita en el estadio Cándido González Morales.

En total participó en 6 Series Nacionales y en 6 preselecciones con el plantel Cuba. En la Primera Serie de esta lid resultó el segundo mejor bateador con 362 de promedio y ayudó extraordinariamente a que Camagüey obtuviera el subtítulo nacional detrás de la batalladora y acoplada novena de los Industriales.

Aportes a otros países

En 1992 cumplió una importante misión deportiva en México. En los pueblos de Ciudad Victoria, Torreón – Coahüila permaneció por espacio de año y medio, en los que llevó con maestría técnico – pedagógica los conocimientos a los peloteros escolares de las categorías 10 – 12 y 13 – 14 años, en las cuales obtuvo un primer y un segundo lugar, respectivamente, a nivel nacional.

Desde julio de 2004 hasta enero de 2005 cumplió dignamente con una nueva misión de colaboración deportiva en el estado de Bolívar de la hermana República Bolivariana de Venezuela.

Veáse también

Fuentes

  • Rodríguez Fernández, Raúl (2009) Ellos abrieron el sendero / Raúl Rodríguez Fernández, Enrique A. Guerra Barreto.
  • Masjuán Salmon, Miguel Angel (2004) Diccionario de personalidades del deporte en Cuba / Miguel Angel Masjuán Salmón, Juan de las Cuevas Toraya, Gonzalo Sala Santos La Habana : Ed. Deportes.
  • Cubahora: Revista Informativa