Saltar a: navegación, buscar

Yorkshire terrier

Yorkshire terrier
Información  sobre la plantilla
Yorkshire Terrier.jpg
Es un perro pequeño desarrollado en el siglo XIX en el condado de Yorkshire, Inglaterra. El nombre se adoptó en 1870, siendo Yorkshire el condado inglés que dio origen a la raza.
GrupoTerrier
País de OrigenBandera del Reino Unido Reino Unido
ClasificaciónPerros de compañía
Nombres alternativos
Yorky
Clasificación Científica
ReinoAnimalia
FiloChordata
ClaseMammalia
OrdenCarnívora
FamiliaCanidae
GénerosCanis
Apariencia física
TamañoPequeño
Altura a la Cruzentre 15 y 20 Cm
Pesoaproximadamente 3,2 Kg
Estándar internacional
FCIGrupo 3 ,Sección 4

Yorkshire terrier es una raza de perro pequeño desarrollado en el siglo XIX en el condado de Yorkshire, Inglaterra. El nombre se adoptó en 1870, siendo Yorkshire el condado inglés que dio origen a la raza. Huddersfield Ben es considerado el pilar de la raza, nacido en 1865 y muerto en 1871. Criado por W. Eastwood Huddersfield, nacido de la cruza entre madre e hijo (Endogamia) sentó las bases de lo que se convertiría la futura raza conocida como el Yorkshire Terrier Moderno. Hoy en día es una de las razas de perro más elegantes. De acuerdo a los registros, el Yorkshire Terrier fue la primera raza más popular en los Estados Unidos en 2002. Su primera aparición en una exposición canina tuvo lugar alrededor de 1880, e inmediatamente encontró una gran aceptación en el público. Actualmente ocupa el primer lugar en las razas inglesas, y es uno de los perros de compañía más difundidos en todo el mundo.

Origen

El Yorkshire Terrier se creó en Inglaterra a mediados del siglo XIX en función de las necesidades de los cazadores. Los repetidos cruces entre diversas razas dieron como resultado un perro más pequeño y alerta, rápido en la madriguera y con la caza, y a la vez fácil de esconder en caso de ejercer la caza furtiva. Muy pronto, el Yorkshire Terrier gustó a los burgueses de la región y la raza empezó a presentarse en las exposiciones caninas.

Comportamiento

El Yorkie es divertido, juguetón, afectuoso, curioso y muy listo. Le encanta que le mimen y se lleva genial con los niños a cambio de que éstos no le tiren del pelo u orejas. Por su condición de Terrier, le encanta salir al exterior y dar largos paseos.

Longevidad

Su vida: La vida de un Yorkshire Terrier de un tamaño de 2kg a 3kg (4,4lb a 8,8lb) es de hasta 14 años, más de ahí se considera extraordinario.

Los Yorkshire Terrier de menos peso, menor a 2kg (4,4lb), suelen tener una vida más corta, rondando entre los 8 años y 12 años.

Por lo general es un perro que aguanta muy bien el paso de los años, con un mínimo de cuidados y cuidando su alimentación.

Temperamento

Es un excelente animal de compañía. Posee las características de valor y tenacidad propias de los terriers, y su tamaño pequeño le hace ser muy manejable. Sabe comunicar sus sentimientos e intenciones. No le gusta estar solo.

El Yorkshire Terrier tiene muy potenciado el instinto de protección positivo para estimular en los humanos una actitud favorable hacia ellos. Es un perro de una gran vivacidad e inteligencia que puede llegar a intuir el estado de ánimo de su amo. Es muy fiel pero tiene un temperamento un tanto brioso (dado su pasado de cazador de roedores) y suele tornarse caprichoso y desobediente cuando está excesivamente consentido. Es un perro y, como todos, necesita ejercicio físico, todo el que se le pueda dar (en relación con sus capacidades). Se puede tener en casa como cualquier otra mascota pero ellos prefieren lugares amplios y ventilados. Además, suele tener muy buena relación con niños y personas mayores. Es un buen guardián y protege muchísimo a su amo. Algún tipo de "Yorkie" suele tener mucho miedo cuando conoce a una persona nueva, son muy tímidos al principio pero a poco pierden el miedo y se vuelven más confiados y enérgicos. También, es un perro cazador por lo que puede ser utilizado perfectamente como perro de caza menor, por que gracias a su tamaño, puede entrar perfectamente en una hura de conejo y hacerse con la presa.

Fuentes