Biblioteca Gener y Del Monte

De EcuRed
Biblioteca "Gener y Del Monte"
Información sobre la plantilla
Institución con sede en Bandera de Cuba Cuba

Biblioteca Provincial de Matanzas
Fundación:4 de julio de 1833
Tipo de unidad:Institución cultural
Director/a :Mario J. Valdés Navia
País:Bandera de Cuba Cuba
Dirección:Contreras #72 esq. Santa Teresa, Matanzas

Biblioteca "Gener y Del Monte". Ubicada en la provincia de Matanzas, está situada en una de las calles más céntricas de la ciudad, justamente frente al Parque de La Libertad, es una de las edificaciones más atractivas del centro histórico de la ciudad.

Contenido

Historia

Orígenes

La Biblioteca Pública de la ciudad de Matanzas, es el resultado de la gestión de personas ilustres, miembros de la Sociedad o Diputación Patriótica que, con carácter de filial se había fundado en Matanzas a instancias de la Sociedad Económica de Amigos del País en 1827.

Fue el presidente de esta Diputación Patriótica, José Agustín de Ibarra, quien propuso la creación de una biblioteca. Este proyecto estuvo obstaculizado durante seis años por la falta de un local apropiado, situación que se solucionó a principios de 1835 gracias a los notables esfuerzos de Tomás Gener y Domingo Del Monte, miembros de la Diputación Patriótica, y el desembolso de cerca de $3000.00 que hizo la propia Diputación.

Creación

Vista Superior
Vista Superior
Esta institución fue creada el 4 de julio de 1833 y por falta de un sitio adecuado se había ubicado en la residencia del bibliotecario, es el domingo 8 de febrero de 1835, a las 10:00 am, se produjo la inauguración de un local destinado a la Biblioteca Pública de Matanzas, razón por la cual durante mucho tiempo se pensó que esta última fecha había sido la de su fundación; contaba en ese momento con un fondo inicial de 635 volúmenes y el acto fue recogido por el periódico La Aurora, en su edición del día 10 de febrero. La segunda de las tres bibliotecas públicas, fundadas en el período colonial cubano, abrió sus puertas al público como resultado del empeño y la voluntad de intelectuales, personalidades y burgueses de la ciudad de Matanzas pero para cerró sus puertas el 19 de febrero, a sólo 11 días de su apertura, debido a las intrigas políticas del Capitán General de la Isla, Miguel Tacón, quien no vio con buenos ojos la creación de una biblioteca pública sin la anuencia oficial de su gobierno y el de España, lo que conspiró contra tan noble acción.

Funciones

El 12 de marzo de 1835 reanudó sus funciones la Biblioteca de Matanzas, y permaneció abierta durante 16 años para ofrecer sus servicios a un limitado círculo de lectores de clase acomodada, la burocracia citadina y algún que otro ciudadano de inferior estrato social. Esto evidencia las diferencias conceptuales de lo que se consideraba entonces una biblioteca pública y lo que se entiende actualmente. Las dificultades financieras y las contradicciones en la búsqueda de soluciones para un espacio fijo donde radicarla, quebrantaron la vida activa de la Biblioteca de Matanzas que estuvo sujeta al cierre y traslado en varias oportunidades. Estas dificultades no impidieron que en el primer año, los fondos de la biblioteca crecieran, principalmente a partir de donaciones de particulares.

Desalojo de la biblioteca

En 1851, la construcción de un nuevo edificio para el ayuntamiento matancero repercutió en el desalojo de la biblioteca del local que había ocupado hasta esa fecha. Los libros fueron trasladados hacia la residencia del Regidor Don Blas de la Cruz, y la ciudad de Matanzas quedaría nuevamente sin biblioteca por espacio de 13 años.

Nuevo plan de reapertura

Puerta de entrada
Puerta de entrada
La biblioteca reabrió en 1864, pero la felicidad de los matanceros duró muy poco porque las inquietudes políticas y la agudización de las contradicciones entre criollos y peninsulares, entre metrópoli y colonia, cuya expresión más radical fue el inicio de la Guerra de los Diez Años, ensombrecerían el normal desarrollo de la institución. Después de las guerras de 1868 y 1895, un nuevo plan de reapertura de la biblioteca fue puesto en marcha por Eduardo Díaz, director del Instituto de Segunda Enseñanza y gobernador civil.

El plan fue aprobado a finales de 1898 con la designación del bibliógrafo cubano Carlos Manuel Trelles como responsable de la biblioteca. Trelles contribuyó notablemente al cambio favorable de esta institución y logró, por concepto de donativos, principalmente, incrementar el fondo bibliotecario a la cifra de 12 400 volúmenes, a finales de 1899. A pesar de que en el período de 1898 a 1912, el crecimiento de sus fondos evidenció el avance de la Biblioteca Pública de Matanzas, ella no llegó a convertirse en un apoyo para la educación popular en la ciudad. La reanimación económica de la biblioteca llegó en el período de 1906-1907.

Por primera vez, desde su creación la biblioteca tenía un respaldo oficial del gobierno, al incluirse en el presupuesto económico del país para ese año. La suma de $500.00 anuales fue asignada para la adquisición de libros, cantidad que llegó a ser de $1 000.00 entre 1910 y 1921. Aunque posterior a esa fecha, el presupuesto se mantuvo con la cifra anterior, en dependencia de los vaivenes de la propia república. El 27 de febrero de 1940, la Asociación de Amigos de la Cultura Cubana promovió la imposición a la biblioteca del nombre Biblioteca Pública Gener y Del Monte, para saldar así una deuda histórica de los matanceros con los creadores de esta institución en la ciudad. Al acto, asistieron prestigiosos intelectuales cubanos como: el Dr. José María Chacón y Calvo, Director de Cultura del Ministerio de Educación, el Dr. Emeterio Santovenia; miembro de la Academia de la Historia de Cuba y el Dr. Medardo Vitier Guanche, ex secretario de educación, entre otros.

Nueva edificación

En 1942, la Biblioteca Gener y Del Monte se reinstaló en una nueva edificación en la que permaneció hasta los primeros años de la Revolución Cubana. Luego, en 1962, como integrante de la Red de Bibliotecas Públicas del Consejo Nacional de Cultura, inició un período de transformaciones que cambiaron su estructura y organización en beneficio de su labor bibliotecaria. Los servicios de biblioteca pública que recibe la ciudad se ven incrementados con la inauguración de la Biblioteca Ramón Guiteras el 26 de junio de 1955, que se caracterizó por lo novedosos de sus colecciones y la atención a la población infantil.

Su construcción fue posible gracias al legado de la Señora Gertrudis Guiteras Wadrrell, descendiente norteamericana de la ilustre familia Guiteras, que tanto aportó a la cultura matancera y nacional. Luego del Triunfo de la Revolución el 1 de enero de 1959. Le fue suspendido dicho legado y se fusionaron ambas bibliotecas. Con su incorporación a la Red Nacional de Bibliotecas Públicas del país, la institución es considerada como una biblioteca provincial que debe atesorar los impresos de la región y se lleva a cabo un proceso de ampliación y especialización de sus fondos y servicios.

Desde 1963 esta biblioteca fue trasladada hacia el antiguo edificio del Casino Español de Matanzas, sus fondos sobrepasan en la actualidad los 100 mil volúmenes y cuenta igualmente con discos, diapositivas, partituras y cuadros. Sometido ahora a una lenta y trabajosa restauración, este inmueble esbelto y patriarcal con sus ventanas que invitan al paso desenfadado de algún que otro danzón, a la exposición transitoria de bonsáis, begonias o pinturas, no fue siempre lo que se ve hoy. Así bautizada en honor a los matanceros Tomás Gener y Domingo Del Monte, primeros en el intento de atesorar y compartir volúmenes, la actual biblioteca fue originalmente un frugal predio de una planta denominado Casino Español sobre cuyas ruinas construyeron este flamante edificio que se conoce hoy cuya inauguración, el 26 de mayo de 1901, se concibió para dar cobijo y fachada a las sociedades españolas desperdigadas por el territorio.

Luego, apenas a tres años del triunfo revolucionario en la isla, el Casino Español pasó de templo de juegos y reuniones a refugio de estudiosos y amantes de la literatura. Dueña de una vista privilegiada desde la céntrica calle Contreras, esta centenaria de expresión sonriente y desenfadada, decorados eclécticos y exquisitas paredes imitadoras de arenisca bruta y desnuda, es testigo fehaciente del cambiante ritmo de la ciudad y parece saberlo cuando posa, entre coqueta y sabia, para las fotos y grabados con que los hijos de la ciudad le rinden homenaje.

Contacto

Horarios

Teléfonos

  • Departamento de la Dirección: 24 5592
  • Sala Infantil Juvenil: 24 3452
  • Sala General: 24 4134
  • Departamento de Informática: 28 4627

Departamentos

  • Club Minerva
  • Departamento de Arte
  • Departamento de Extensión Bibliotecaria
  • Departamento de Fondo Raros y Valiosos
  • Departamento de Hemeroteca
  • Departamento de Sala General
  • Departamento Infantil-Juvenil

Servicios destacados

Sala de navegación
Sala de navegación
  • Préstamos internos y externos e interbibliotecario de documentos.
  • Consultas y referencias (personales, por correo, por teléfono o por e-mail).
  • Servicio de información a la comunidad.
  • Préstamos a domicilio a minusválidos.
  • Actividades de promoción de la lectura en centros de trabajo, asilos de ancianos y casas de abuelos.
  • Taller literario Taller de medio ambiente, Taller de naturaleza.
  • Actividades caracterizadoras como: Cátedra Trelles, Como amigos, Coloquios, Bebeteca, La Peña literaria y Círculo del Club Minerva.
  • Alfabetización de ciegos y débiles visuales, en Braille.
  • Atención a grupos de escuelas.
  • Extensiones (funcionan 31)
Préstamo de libros
Préstamo de libros
  • Círculo de interés bibliotecológico", "Amar la Naturaleza"&nbsp.
  • Juegos didácticos (de 4 a 11 años).
  • Ludoteca.
  • Revistas infantiles.
  • Exposiciones de documentos.
  • Exposiciones de artes plásticas.
  • Actividades culturales de diversa índole.
  • Compilación de información sobre personalidades matanceras.
  • Listados bibliográficos.
  • Confección de índices de publicaciones periódicas.
  • Participación como jurado en eventos municipales y provinciales.
  • Atención a círculos de interés como: "Círculo Martiano", Filatelia, Martianos.
  • Artesanía y Círculos de Lectura.
  • Eventos científicos, coloquios sobre hechos y personalidades.
  • Conversatorios y Talleres sobre calidad de vida.

Colección matancera

Esta colección de impreso en Matanzas, o sobre Matanzas, o de autores matanceros, cuenta con 480 documentos, los más antiguos de ellos pertenecen a la década 1830, sólo tienen un documento anterior al Siglo XIX “Historia General de Filipinas… por el P.Fr. Juan de la Concepción, Recoleto Agustino…”. Del siglo XIX poseen 1172 volúmenes.

Cuentan con 6 títulos el más importante y completo es el periódico La Aurora con 130 volúmenes cada uno de ellos equivale a un semestre. La Biblioteca posee 5022 volúmenes de documentos que forman parte de la bibliografía matancera, 8 títulos del período prerrevolucionario, entre ellos: El Correo de Matanzas de 1902 y El Imparcial 1913-1961 y del período revolucionario, cuentan con el periódico Girón, desde diciembre de 1961.

Fuentes

Enlaces externos