Saltar a: navegación, buscar

Broncoscopia

Broncoscopia
Información sobre la plantilla
Broncoscopia.jpg
Concepto:Es un examen para visualizar las vías aéreas y diagnosticar enfermedad pulmonar. Este examen se puede utilizar igualmente durante el tratamiento de algunas afecciones pulmonares.

La broncoscopia. Es un procedimiento médico que utiliza un sistema óptico para poder ver en el interior de las vías respiratorias.

Forma en que se realiza el examen

Un broncoscopio es un dispositivo utilizado para observar el interior de los pulmones y puede ser flexible o rígido. El flexible es un tubo de menos de media pulgada de diámetro y alrededor de dos pies de largo (61 cm) y es el que se utiliza con más frecuencia. El broncoscopio se pasa a través de la boca o la nariz, la tráquea y luego a los pulmones. Pasarlo por la nariz es una buena forma de examinar las vías respiratorias altas. El método a través de la boca le permite al médico utilizar un broncoscopio más grande. Un broncoscopio rígido requiere anestesia general.

Si se utiliza un broncoscopio flexible, la persona estará despierto. El médico rociará un anestésico en la boca y la garganta, lo cual puede ocasionar tos al principio que irá desapareciendo a medida que éste comience a hacer efecto. Cuando el área se siente gruesa, es porque ya está lo suficientemente insensibilizada. El paciente puede recibir medicamentos a través de una vena (por vía intravenosa) para ayudar a relajar al paciente. Si la broncoscopia se hace a través de la nariz, se coloca una jalea anestésica en una fosa. Una vez que esté anestesiado, se insertará una sonda dentro de los pulmones, a través de la cual el médico puede introducir una solución salina. Esto lava los pulmones y le permite al médico recoger muestras de células pulmonares, líquidos y otros materiales dentro de los alvéolos. Esta parte del procedimiento se denomina lavado.

Algunas veces, es posible introducir cepillos, agujas o fórceps diminutos a través del broncoscopio y usarlos para obtener muestras de tejido (biopsias) de los pulmones. Los fragmentos de material pulmonar que se extraen son pequeños. El médico también puede colocar un stent en la vía aérea u observar los pulmones con ultrasonido durante una broncoscopia.

Preparación para el examen

Antes de la realización de la broncoscopia el paciente debe de estar en ayunas desde la noche anterior, sin beber alcohol ni fumar. La toma de cualquier medicamento debe de ser consultada con el médico. Tras la realización, y después de unas horas de vigilancia, el paciente generalmente puede desplazarse a su domicilio. Se recomienda no conducir ni realizar actividades de riesgo. Durante los días siguientes a la realización de la broncoscopia, puede presentar algo de tos, y expectorar con la presencia de alguna veta de sangre oscura que desaparece en unos días. En caso que el esputo presente sangre roja debe de avisar al médico.

Lo que se siente durante el examen

La anestesia local se utiliza para relajar los músculos de la garganta. Hasta que el anestésico comience a obrar, se puede sentir que el líquido baja por detrás de la garganta y tiene necesidad de toser o hacer arcadas. Una vez que la anestesia hace efecto, el paciente puede experimentar sensaciones de presión o tirón leve a medida que la sonda se desplaza a través de la tráquea. Aunque muchos pacientes sienten como si se fueran a ahogar cuando la sonda está en la garganta, no hay riesgo de asfixia. Si el paciente tose durante el examen, se le aplicará más anestesia. Cuando el efecto de la anestesia haya pasado, la garganta puede sentirse áspera durante algunos días. El reflejo de la tos retorna 1 ó 2 horas después del examen y hasta entonces no se permitirá comer ni beber.

Razones por las que se realiza el examen

El paciente puede someterse a una broncoscopia para ayudarle al médico a diagnosticar problemas pulmonares. El médico podrá inspeccionar las vías respiratorias o tomar una muestra para biopsia. Las razones frecuentes para llevar a cabo una broncoscopia son: Tumor pulmonar, ganglio linfático, atelectasia u otros cambios observados en una radiografía u otro examen imagenológico.

  • Enfermedad pulmonar intersticial sospechosa.
  • Expectoración con sangre (hemoptisis).
  • Posible objeto extraño en la vía respiratoria.
  • Tos que ha durado más de tres meses sin ninguna otra explicación.
  • Infecciones en pulmones y bronquios.
  • Gas tóxico o químico inhalado.

También se puede someterse a una broncoscopia para tratar un problema de las vías respiratorias o del pulmón, como:

  • Retirar líquido o tapones mucosos de las vías respiratorias
  • Extraer un objeto extraño de las vías respiratorias
  • Ensanchar (dilatar) una vía respiratoria que esté bloqueada o estrecha
  • Drenar un absceso
  • Tratar un cáncer usando muchas técnicas diferentes
  • Lavar una vía respiratoria (lavado terapéutico)

Valores normales

Se encuentran células y secreciones normales y no se observan sustancias extrañas ni obstrucciones. Los rangos de los valores normales pueden variar ligeramente entre diferentes laboratorios. Hable con el médico acerca del significado de los resultados específicos de su examen.

Significado de los resultados anormales

  • Granulomas.
  • Infecciones a causa de bacterias, virus, hongos, parásitos o tuberculosis.
    • neumonía por aspiración.
    • neumonía por CMV.
    • coccidioidomicosis pulmonar crónica.
    • criptococosis.
    • histoplasmosis pulmonar crónica.
    • aneumonía con absceso pulmoníar.
    • actinomicosis pulmonar.
    • aspergiloma pulmonar (micetoma).
    • aspergilosis pulmonar (de tipo invasivo).
    • histiocitosis pulmonar X (granuloma eosinofílico).
    • nocardiosis pulmonar.
    • tuberculosis pulmonar.
  • Inflamación de los pulmones relacionada con reacciones de tipo alérgico (neumonitis por hipersensibilidad).
  • Enfermedad pulmonar intersticial.
  • Cáncer pulmonar o cáncer en el área entre los pulmones.
  • Estrechamiento (estenosis) de la tráquea o los bronquios.
  • Enfermedad pulmonar reumatoidea.
  • Sarcoidosis.
  • Vasculitis.

Riesgos

Los principales riesgos de la broncoscopia son:

  • Sangrado en los sitios de las biopsias.
  • Infección.

También existe un pequeño riesgo de:

En los casos poco frecuentes en los cuales se utiliza anestesia general, se presenta algún riesgo de:

Existe un bajo riesgo de:

  • Ataque cardíaco.

Cuando se toma una biopsia, hay riesgo de sangrado (hemorragia) severa. Es común que haya un poco de sangrado, pero el técnico o la enfermera se encargarán de vigilar la cantidad. Existe un riesgo considerable de ahogamiento si se ingiere cualquier cosa, incluso agua, antes de que desaparezca el efecto de la anestesia.

Consideraciones

El reflejo nauseoso debe reaparecer después del procedimiento; sin embargo, hasta que esto suceda, no coma ni beba nada. Para comprobar si el reflejo nauseoso ha retornado, coloque una cuchara en la parte posterior de la lengua durante unos pocos segundos con una ligera presión. Si no presenta náuseas, espere 15 minutos e intente de nuevo. Asegúrese de no utilizar objetos pequeños ni punzantes para probar este reflejo.

Fuentes