Cáncer de mama

De EcuRed
Cáncer de mama
Información sobre la plantilla
Clasificación:no Transmisible
Región de origen:Mamas
Cáncer de mama. Consiste en un crecimiento anormal y desordenado de las células de éste tejido. Es una enfermedad en la cual se desarrollan células cancerosa en los tejidos de la mama.La glándula mamaria se compone de varios racimos de lóbulos y lobulillos conectados mediante unos conductos delgados, a modo de ramas de un árbol, en estos conductos se desarrolla el cáncer de mama más frecuente que es el cáncer ductal, el otro tipo de cáncer de mama es el carcinoma lobular.

Contenido

Causas

La causa del cáncer de mama en la mujer no se conoce pero sí se sabe algunos factores de riesgo. Se considera factor de riesgo aquella situación que aumente las probabilidades de padecer la enfermedad. Hay que tener en cuenta que aquellas mujeres que tengan mayores probabilidades de padecer cáncer de mama (por tener más factores de riesgo) pueden tomar medidas preventivas que reduzcan esa probabilidad como revisiones periódicas o cambios en su estilo de vida.

Síntomas

En los estadios iniciales del cáncer de mama la mujer no suele presentar síntomas. El dolor de mama no es un signo de cáncer aunque el 10% de estas pacientes lo suelen presentar sin que se palpe ninguna masa. El primer signo suele ser un bulto que, al tacto, se nota diferente del tejido mamario que lo rodea. Se suele notar con bordes irregulares, duro, que no duele al tocarlo.

En ocasiones aparecen cambios de color y tirantez en la piel de la zona afectada. No todos los tumores malignos presentan estas características pues algunos tienen bordes regulares y son suaves al tacto. Por este motivo, cuando se detecte cualquier anomalía se debe consultar con el médico.

En las primeras fases, el bulto bajo la piel se puede desplazar con los dedos. En fases más avanzadas, el tumor suele estar adherido a la pared torácica o a la piel que lo recubre y no se desplaza. El nódulo suele ser claramente palpable e incluso los ganglios de las Axilas pueden aumentar de tamaño.

Los síntomas de estas etapas son muy variados y dependen del tamaño y la extensión del tumor.

Otros signos que pueden aparecer son:

  • Dolor o retracción del pezón.
  • Irritación o hendiduras de la piel.
  • Inflamación de una parte del seno.
  • Enrojecimiento o descamación de la piel o del pezón.
  • Secreción por el pezón, que no sea leche materna.

Los hombres también pueden desarrollar cáncer de mama y los síntomas abarcan tumoración mamaria, así como dolor y sensibilidad en las mamas.

Síntomas del cáncer de mama avanzado

  • Dolor
  • Dolor o molestia en las mamas
  • Úlceras cutáneas
  • Hinchazón de un brazo (próximo a la mama con cáncer)
  • Pérdida de peso

Tipología

La mayoría de los tumores que se producen en la mama son benignos, no cancerosos, y son debidos a tormaciones fibroquísticas. El quiste es como una bolsa llena de líquido y la fibrosis es un desarrollo anormal del tejido conjuntivo. La fibrosis no aumenta el riesgo de desarrollar un tumor y no requiere de un tratamiento especial. Los quistes, si son grandes, pueden resultar dolorosos. La eliminación del líquido con una punción suele hacer desaparecer el dolor. La presencia de uno o más quistes no favorece la aparición de tumores malignos.

Los tumores benignos están relacionados en su mayoría con factores genéticos. Los síntomas que producen son dolor e inflamación pero ni se diseminan al resto del organismo ni son peligrosos.Dentro de los tumores malignos, existen varios tipos en función del lugar de la mama donde se produzca el crecimiento anormal de las células y según su estadio.

Los tumores pueden ser localizados o haberse extendido a través de los vasos sanguíneos o mediante los vasos linfáticos, y haber dado lugar a metástasis, es decir, a un cáncer en un órgano distante al originario. De todos los casos de cáncer de mama, sólo el 7-10% de ellos presenta metástasis de inicio.

Clasificación

  • Carcinoma ductal in situ: se origina en las células de las paredes de los conductos mamarios. Es un cáncer muy localizado, que no se ha extendido a otras zonas ni ha producido metástasis. Por este motivo esta Enfermedad 'premaligna' puede extirparse fácilmente. La tasa de curación ronda el 100%. Este tipo de tumor se puede detectar a través de una mamografía.
  • Carcinoma ductal infiltrante (o invasivo): es el que se inicia en el conducto mamario pero logra atravesarlo y pasa al Tejido adiposo de la mama y luego puede extenderse a otras partes del cuerpo. Es el más frecuente de los carcinomas de mama, se da en el 80% de los casos.
  • Carcinoma lobular in situ : se origina en las glándulas mamarias (o lóbulos) y, aunque no es un verdadero cáncer, aumenta el riesgo de que la mujer pueda desarrollar un cátumor en el futuro. Se suele dar antes de la menopausia. Una vez que es detectado, es importante que la mujer se realice una mamografía de control al año y varios exámenes clínicos para vigilar el posible desarrollo de cáncer.
  • Carcinoma lobular infiltrante (o invasivo): comienza en las glándulas mamarias pero se puede extender y destruir otros tejidos del cuerpo. Entre el 10% y el 15% de los tumores de mama son de este tipo. Este carcinoma es más difícil de detectar a través de una mamografía.
  • Carcinoma inflamatorio: es un cáncer poco común, tan sólo representa un 1% del total de los tumores cancerosos de la mama. Es agresivo y de rápido crecimiento. Hace enrojecer la piel del seno y aumentar su temperatura. La apariencia de la piel se vuelve gruesa y ahuecada, como la de una naranja, y pueden aparecer arrugas y protuberancias. Estos síntomas se deben al bloqueo que producen las células cancerosas sobre los vasos linfáticos.

Factores de riesgos

  • Sexo: El cáncer de mama se da principalmente en la mujer aunque. También puede afectar a los hombres pero la probabilidad es mucho menor.
  • Edad: Una mayor edad conlleva un aumento del número de cánceres. El 60% de los tumores de mama ocurren en mujeres de más de 60 años. Este porcentaje aumenta mucho más después de los 75 años.
  • Genes: Existen dos genes identificados que, cuando se produce algún cambio en ellos (Mutación), se relacionan con una mayor probabilidad de desarrollar el cáncer de mama. Estos genes se denominan BRCA1 y BRCA2 y según algunos estudios parece que entre el 50% y el 60% de mujeres que han heredado estos Genes mutados pueden desarrollar el cáncer antes de los 70 años.
  • Antecedentes familiares: Cuando un pariente de primer grado (madre, hermana, hija) ha tenido cáncer de mama se duplica el riesgo de padecerlo. Si se trata de un pariente más lejano (abuela, tía, prima) sólo aumenta el riesgo ligeramente.
  • Antecedentes personales: Una enfermedad mamaria benigna previa parece aumentar el riesgo en aquellas mujeres que tienen un gran número de conductos mamarios. Aún así, este riesgo es moderado. Algunos resultados anormales de biopsia de mama pueden estar relacionados con un riesgo ligeramente elevado de padecer cáncer de mama. El riesgo de desarrollar cáncer en el otro seno en aquellas mujeres que han tenido un cáncer de mama es distinto de la recurrencia o reaparición del primer cáncer.
  • Raza: Las mujeres blancas son más propensas a padecer esta enfermedad que las de raza negra, aunque la mortalidad en éstas últimas es mayor, probablemente porque a ellas se les detecta en estadíos más avanzados. Las que tienen menor riesgo de padecerlo son las mujeres asiáticas e hispanas.
  • Períodos menstruales: Cuanto antes se comienza con la menstruación (antes de los 12 años), mayor es el riesgo (de dos a cuatro veces mayor) de padecer esta enfermedad si se compara con aquellas que comenzaron más tarde (después de los 14 años). Lo mismo ocurre con la menopausia: las mujeres con una menopausia tardía (después de los 55 años) tienen mayor riesgo. El embarazo después de los 30 años también aumenta el riesgo. Estos factores, aunque muy frecuentes, suelen tener poca incidencia sobre el riesgo de padecer cáncer.
  • Parto: Las mujeres que nunca han tenido hijos o que los tuvieron sólo después de los 30 años tienen un mayor riesgo de desarrollar cáncer de mama. Quedar en embarazo más de una vez o a temprana edad reduce el riesgo de padecer este tipo de cáncer.
  • DES: Las mujeres que tomaron dietilestilbestrol (DES) para evitar abortos pueden tener un mayor riesgo de sufrir cáncer de mama después de los 40 años. Esta Drog se le suministraba a las mujeres entre los años 1940 y 1960.
  • Radiación: Si una persona recibió radioterapia cuando era niño o adulto joven para tratarle un cáncer del área del tórax, tiene un riesgo significativamente mayor de desarrollar cáncer de mama. Entre más joven se haya iniciado la radiación, mayor es el riesgo, especialmente si la radioterapia se administró cuando a la mujer se le estaban desarrollando las mamas.

Factores relacionados con el estilo de vida

  • Uso prolongado de anticonceptivos: Los últimos estudios han demostrado que el uso prolongado de anticonceptivos no está relacionado con el cáncer de mama.
  • Terapia hormonal sustitutiva: Esta Terapia, que se utiliza para aliviar los síntomas de la menopausia, parece aumentar a largo plazo (más de 10 años) el riesgo de sufrir cáncer de mama, aunque los estudios al respecto no son dle todo concluyentes.
  • Alcohol: El consumo de alcohol durante años está claramente vinculados al riesgo elevado de cáncer de mama.
  • Exceso de peso: El exceso de peso parece estar relacionado con un riesgo más alto de tener esta enfermedad, aunque no existe ninguna evidencia que un tipo determinado de dieta (Dieta rica en grasas) aumente ese riesgo. Hay que tener presentes estos factores de riesgo, y evitar aquellos que se puedan. También se debe conocer que, en la actualidad, entre el 70% y el 80% de todos los cánceres mamarios aparecen en mujeres sin factores de riesgo aplicables y que sólo del 5% al 10% tiene un origen genético por poseer los genes mutados BRCA1 y BRCA2. En la actualidad existen unos criterios muy precisos que aconsejan la realización de estas pruebas. No basta, por ejemplo, con tener un familiar con cáncer de mama (madre o hermana) para indicar su realización.


Estadios del cáncer

El cáncer tiene un pronóstico y tratamiento distintos en función de la etapa de desarrollo que se encuentre y de los factores de riesgo que tenga la mujer. Para conocer esto hay que realizar una serie de análisis que facilitan su clasificación en uno u otro estadio. El Comité Conjunto Americano del Cáncer utiliza el Sistema de clasificación TNM:

  • La letra T, seguida por un número que va del 0 al 4, indica el tamaño del tumor y la propagación a la piel o a la pared del tórax debajo de la mama. A un número más alto le corresponde un tumor más grande y/o una mayor propagación a los tejidos cercanos.
  • La letra N, seguida por un número que va del 0 al 3, indica si el cáncer se ha propagado a los ganglios linfáticos cercanos a la mama y, si es así, si estos ganglios están adheridos a otras estructuras.
  • La letra M, seguida por un 0 o un 1, expresa si el cáncer se ha extendido a otros órganos distantes. La clasificación, para los subgrupos, se realiza con números que van del I al IV.

Estadio I. Indica que el tumor es menor de 2 cm y no hay metástasis. El índice de supervivencia relativa a 5 años es del 98%.

Estadio II. Abarca las siguientes situaciones:

  • No mide más de 2 cm pero los ganglios linfáticos de la axila están afectados.
  • Mide entre 2 y 5 cm y puede o no haberse extendido.
  • Mide más de 5 cm pero los ganglios linfáticos axilares no están afectados. El índice de supervivencia a 5 años es del 88-76%.

Estadio III. Se divide en estadio IIIA y IIIB El estadio III A puede integrar a las siguientes formas:

  • El tumor mide menos de 5 centímetros y se ha diseminado a los ganglios linfáticos axilares y éstos están unidos entre sí o a otras estructuras.
  • El tumor mide más de 5 cm y los ganglios linfáticos axilares están afectados. El índice de supervivencia relativa a 5 años es del 56%.

El estadio III B. Puede darse en los siguientes casos:

  • El cáncer se ha extendido a otros tejidos cerca de la mama (piel, pared torácica, incluyendo costillas y músculos del tórax).
  • El cáncer se ha diseminado a los ganglios linfáticos dentro de la pared torácica cerca del esternón. El índice de supervivencia relativa a 5 años es del 46%.

Estadio IV. Se produce cuando el cáncer se ha diseminado a otras estructuras del cuerpo. Los órganos en los que suele aparecer metástasis con mayor frecuencia son los huesos, los pulmones, el hígado o el cerebro. También puede ser que el tumor haya afectado localmente a la piel. El índice de supervivencia relativa a 5 años es del 16%.

Diagnóstico

La prevención más eficaz del cáncer de mama es la detección precoz y por ello la autoexploración de las mamas, de forma periódica, es fundamental. La mama o seno femenino es cualquiera de las dos glándulas mamarias u órganos secretores de leche que se encuentran sobre el pecho.

El seno femenino está compuesto de tejido graso entremezclado con tejido fibroso o conectivo. La región circular alrededor del pezón frecuentemente tiene un color o pigmentación diferente y se llama areola. Deben formar parte de los exámenes de seno mensuales: la inspección visual (con y sin un espejo), para notar cualquier cambio de contorno o textura, y la inspección manual, de pie y recostada, para hallar protuberancias o engrosamientos inusuales.

Auto examen

El autoexamen de seno mensual siempre debe incluir: la inspección visual (con y sin un espejo) para advertir cualquier cambio de contorno o textura, y la inspección manual, de pie y recostada, para observar protuberancias o engrosamientos inusuales. Se pueden realizar varios movimientos para la exploración:

Inspección: Situate frente a un espejo y observa tus senos, primero con los brazos colgando libremente, luego con las manos presionando la cintura (esta maniobra contrae el músculo pectoral) y finalmente elevándolos por encima de la cabeza.
Observa tus senos para detectar:

  • Diferencias entre una y otra mama,
  • Alteraciones en el tamaño, en la forma en el contorno de cada seno (bultos, durezas, retracciones del pezón.)
  • También observa la piel para ver si presenta ulceración, eczema, etc.
Inspeccion1.JPG

  1. Con la yema de tres dedos hay que ir realizando movimientos circulares desde la parte más externa de la mama hacia el pezón, a modo de espiral.
  2. Otro movimiento que se puede realizar con los dedos es en forma de eses, ir recorriendo el seno de un lado al otro.
  3. El tercer movimiento es radial, comenzando desde el pezón hacia fuera.

Conviene ser muy cuidadosa en la zona del cuadrante superior externo, pues están cercanos los ganglios axilares, y es ahí donde se detectan el mayor número de tumores. Hay que comprimir un poco el pezón y comprobar si se produce alguna secreción (avise al médico si esto es así, intente identificar el color de la secreción). Una vez explorada la mama, hay que realizar la exploración de la axila para intentar descubrir la existencia de bultos en esta zona.

El examen se deberá realizar en las dos mamas y axilas. La autoexploración sistemática permite detectar tumores más pequeños que los que pueda detectar el médico o la enfermera pues la mujer estará familiarizada con sus senos y podrá detectar cualquier pequeño cambio. En las Revisiones ginecológicas, el médico comprueba que no exista ninguna irregularidad en las mamas, también que no haya ninguna inflamación de los ganglios linfáticos axilares.

La autoexploración debe realizarse después de la menstruación, las mujeres menopáusicas deberán asociarla a un día del mes, pues conviene que se realice siempre en estados similares. La mujer debe estar tranquila y realizarla en el lugar que crea más adecuado. A algunas mujeres les parecerá más cómodo realizarla en el momento de la ducha, sin embargo, a otras, pueden preferir hacerla al acostarse. La manera más adecuada, para observar los cambios en las mamas, es situarse delante de un espejo, con los brazos caídos a ambos lados del cuerpo. Tendrá que observar la simetría de las mamas, el aspecto de la piel, el perfil, etc. Hay que buscar zonas enrojecidas, bultos u hoyuelos.

El aspecto no debe recordar la piel de naranja. Los pezones y areolas no deben estar retraídos o hundidos. Una vez hecho lo anterior, tiene que repetir la operación pero con los brazos elevados sobre el cuello. Los senos deberán elevarse de la misma manera y, en esa posición, comprobar que no hay ningún bulto u hoyuelo. La palpación puede realizarse una vez enjabonada, en la ducha, o tumbada en la cama con una almohada debajo del hombro correspondiente al seno que se vaya a examinar. Conviene repetirla en distintas posturas: tumbada y de pie. Se debe utilizar la mano contraria a la mama que va a palparse. La presión será la suficiente como para reconocer bien el seno. A partir de los 50 años y antes si existen factores predisponentes familiares, se deben realizar de forma periódica (cada 2 años) una exploración llamada mamografía. Esta exploración detecta pequeños tumores que pueden pasar desapercibidos en la autoexploración La aparición de algún nódulo sospechoso indica la realización de una biopsia del mismo, esto supone tomar un pequeño trozo del nódulo y analizarlo al microscopio para determinar la presencia de células cancerosas. Normalmente la toma de la muestra se realiza mediante una aguja que se introduce en el tejido mamario y por aspiración se recoge parte del tejido sospechoso.

Etapas de extención

  • Cáncer de mama etapa 0 (in situ). Las células cancerosas solo se extienden por parte del tejido ductal o lobular de la mama. El lobular in situ aunque no es un verdadero cáncer supone una predisposición a desarrollarlo, el ductal in situ si o es.
  • Etapa I: El tamaño del nódulo canceroso es menos de 2 centímetros y sin extensión a otros tejidos.
  • Etapa II: Si el tamaño del cáncer es menor de 2 cm y se ha extendido a los ganglios de la axila, o cuando el nódulo canceroso es mayor de 2 cm y menor de 5 cm con o sin diseminación a los ganglios de la axila.
  • Etapa III: La etapa III A El nódulo canceroso es menor de 5 cm pero se ha extendido a los ganglios de la axila que se encuentran abigarrados y pegados entre sí o a otras estructuras. O bien si es mayor de 5 cm con diseminación axilar.
  • La etapa III B: El nódulo canceroso se extiende por los tejidos cercanos a la mama, la piel, las costillas, los músculos del tórax o a los ganglios linfáticos de la pared torácica.
  • Etapa IV: Cuando las células cancerosas se han diseminado a otros tejidos del cuerpo (huesos, pulmones, hígado o cerebro), y también localmente a la piel y a los ganglios linfáticos del cuello y clavícula.
  • Cáncer inflamatorio de la mama: Es un tipo concreto y raro de cáncer de mama, la mama tiene aspecto inflamado con rubor y calor con modificaciones de la superficie de la piel. Es muy agresivo y se disemina rápidamente.
  • Recurrente: Cuando el cáncer se ha tratado y vuelven a aparecer células cancerosas en la mama, la pared torácica o en otras partes del cuerpo.

Tratamiento

Hay varios tipos de tratamiento para el cáncer de mama. Esto depende del tipo de cáncer y del grado de diseminación. Los tratamientos incluyen cirugía, quimioterapia, terapia hormonal, terapia biológica y radioterapia. Las personas con cáncer de mama a menudo reciben más de un tipo de tratamiento.

  • Cirugía. Es una operación en la que los médicos cortan y extirpan el tejido canceroso.
  • Quimioterapia. Tratamiento que utiliza ciertos medicamentos o fármacos especiales para reducir el tamaño del tumor o eliminarlo. Estos medicamentos pueden administrarse en píldoras o por vía intravenosa y, en ocasiones, de ambas maneras.
  • Terapia hormonal. Algunos tipos de cáncer requieren la presencia de ciertas hormonas para crecer. La terapia hormonal se utiliza para impedir que las células cancerosas reciban ese tipo de hormonas.
  • Terapia biológica. Este tratamiento ayuda al sistema inmunitario a combatir el cáncer o a controlar los efectos secundarios de otros tratamientos para el cáncer. Los efectos secundarios son la reacción que puede tener el organismo a los medicamentos o a otros tratamientos. La terapia biológica es diferente a la quimioterapia, la cual ataca directamente a las células cancerosas.
  • Radioterapia. Consiste en el uso de radiación de alta intensidad (similar a los rayos X) para matar las células cancerosas. La radiación se dirige a la parte del cuerpo donde se localiza el cáncer.

Es práctica común que los distintos especialistas trabajen en equipo para tratar el cáncer de mama. Los cirujanos son los médicos que realizan las operaciones. Los oncólogos son los médicos que tratan el cáncer con medicamentos. Los oncólogos radiólogos son los médicos que aplican radioterapia para tratar el cáncer.

Para obtener más información, visite el sitio web del Instituto Nacional del Cáncer: Cáncer de mama, opciones de tratamiento por estadio. Este sitio también puede resultarle útil para encontrar un médico o un centro de tratamiento especializado para el cáncer. Consulte también Siga adelante: la vida después del tratamiento del cáncer para obtener más información sobre tratamientos y enlaces a sitios útiles para la elección de los tratamientos.

Tipos de ratamientos

En el tratamiento del cáncer de mama se utilizan cuatro tipos de tratamiento:

  • Cirugía
  • Radioterapia
  • Quimioterapia
  • Terapia hormonal

Tipos de cirugía para el cáncer de mama

  • Cirugía conservadora:
  • Lumpectomía (biopsia escisional o escisión amplia) consiste en la extracción del tumor canceroso y una zona de seguridad a su alrededor y en ocasiones algún ganglio axilar. Se asocia posteriormente con la radioterapia.
  • Mastectomía parcial, en ella se extrae el cáncer con parte del tejido de alrededor del mismo y el recubrimiento de los músculos del tórax debajo del tumor, con los ganglios linfáticos axilares. También se aplica posteriormente la radioterapia.
  • Cirugía agresiva o radical
  • Mastectomía radical es la extracción de toda la mama la mama y el recubrimiento de los músculos del tórax y de la pared torácica situados debajo del tumor, con los ganglios linfáticos axilares. En la mastectomía parcial modificada parte de los músculos de la pared del tórax se conservan.
  • La radioterapia puede ser externa o o a través de radioisótopos aplicados localmente (radioterapia interna).
  • La quimioterapia se aplica de forma endovenosa. La terapia hormonal se aplica si las células cancerosas analizadas tiene receptores para estrógenos o progesterona. El tamoxifeno se utiliza como terapia hormonal, se administra durante 5 años en el cáncer de mama sin extensión a los ganglios linfáticos. El problema es que aumenta la probabilidad de aparición del cáncer de útero.

Cáncer Inflamatorio de la mama

Cáncer Recurrente

  1. Terapia hormonal con o sin cirugía para extraer los ovarios.
  2. Si el tumor recurrente es aislado se aplica la cirugía y/o la radioterapia.
  3. Radioterapia paliativa del dolor
  4. Quimioterapia.
  5. Estudios clínicos con diversas pautas.
Un diagnóstico de cáncer de seno puede cambiar su vida y las vidas de quienes están a su derredor. Estos cambios pueden ser difíciles de manejar. Es común que usted, su
familia y sus amigos tengan muchas emociones diferentes y a veces confusas. Es posible que usted se preocupe de atender a su familia, de conservar su trabajo o de continuar con sus actividades diarias. También es común que se preocupe del tratamiento, de los efectos secundarios, la estancia en el hospital y los gastos médicos. Los médicos, enfermeras y otros miembros del equipo médico pueden responder a sus preguntas sobre tratamiento, trabajo u otras actividades.

Reunirse con un trabajador social, un asesor o un miembro del clero puede ser útil si usted quiere hablar de sus sentimientos o discutir sus preocupaciones. Con frecuencia, un trabajador social puede sugerir recursos para conseguir ayuda económica, para transporte, cuidado en casa o para apoyo emocional. Los familiares y amigos pueden ser un apoyo muy grande. También, es posible que le ayude discutir sus preocupaciones con otras personas que tienen cáncer. Las mujeres con cáncer de seno se reúnen con frecuencia en grupos de apoyo, para compartir lo que han aprendido sobre cómo salir adelante de su enfermedad y sobre los efectos del tratamiento.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que cada mujer es diferente. La forma en que una mujer hace frente al cáncer puede no ser la indicada para otra. Pregunte a su proveedor de atención médica sobre los consejos que le han dado otras mujeres con cáncer de seno. Varias organizaciones ofrecen programas especiales para mujeres con cáncer de seno. Mujeres que han tenido cáncer de seno son entrenadas como voluntarias para hablar o visitar a mujeres con cáncer de seno; pueden proporcionarles información y brindarles apoyo emocional. Ellas comparten a menudo sus experiencias del tratamiento del cáncer de seno, de la recuperación y la reconstrucción del seno.

Nutrición y actividad física Es importante que las mujeres con cáncer de seno se cuiden a sí mismas. Cuidarse a sí misma significa comer bien y permanecer lo más activa que pueda. Usted necesita la cantidad adecuada de calorías para mantener un buen peso. Usted necesita también suficientes proteínas para mantener las fuerzas. Comer bien puede ayudarle a sentirse mejor y a tener más energía. Algunas veces, especialmente durante el tratamiento o justo después, es posible que no tenga ganas de comer. Es posible que se sienta molesta o cansada. Posiblemente la comida no tiene el mismo sabor que antes. Además, los efectos secundarios del tratamiento (tales como poco apetito, náuseas,vómitos, o llagas en la boca) pueden hacer difícil comer bien. Su médico, el nutricionista u otro proveedor de atención médica pueden sugerirle formas de resolver estos problemas. Muchas mujeres se sienten mejor si permanecen activas. Caminar, hacer Yoga, nadar o hacer alguna otra actividad pueden ayudarle a mantenerse fuerte y a aumentar su energía.

El ejercicio puede reducir las náuseas y el dolor y hacer el tratamiento más llevadero. También ayuda a aliviar el Estrés. Cualquiera que sea la Actividad física que elija, hable primero con su médico antes de empezar. Además, si su actividad física le produce dolor o algún otro problema, no deje de decirlo a su médico o enfermera.

La reducción del cáncer mamario en la mujer puede lograr una disminución factible si el programa de mamografía de pesquisaje se realiza adecuadamente. Estableciendo un adecuado Programa de Promoción de Salud dentro de la comunidad lograremos una enseñanza adecuada a nuestra población sobre esta enfermedad, sus características y modo de detectarlas a tiempo. Elevando el tratamiento psicológico a las pacientes ya detectadas de cáncer mamario lograremos éxitos posteriores en su incorporación a la sociedad. Que la mamografía en su programa de pesquisaje en la detección de masas ocultas contribuya al desarrollo elevado de la salud de nuestra población femenina.

Fuente

  • Álvarez Sintes, Roberto. Temas de Medicina General Integral. Vol II. Principales afecciones en los contextos familiar y social.