Civilización Persa

De EcuRed
Civilización Persa
Información sobre la plantilla
Concepto:Los persas formaron el mayor imperio oriental antiguo, unificaron a varios pueblos del Creciente Fértil, sus fronteras se extendieron del Mar Mediterráneo hasta el Océano Índico
Civilización Persa. Los persas tuvieron como escenario geográfico a la Meseta del Irán, en el Asia Central. Su territorio limitaba por el Norte, con el Mar Caspio y el Turquestán; por el Sur, con el Golfo Pérsico y el Mar Arábigo, y por el Oeste, con Mesopotamia. Los persas vivían donde ahora se encuentra el actual país de Irán. A partir del siglo VI (a.n.e.), los persas iniciaron la conquista de los territorios adyacentes a ellos y de esa forma formaron uno de los mayores imperios de la antigüedad.

Contenido

Ubicación geográfica

Los persas formaron el mayor imperio oriental antiguo, unificaron a varios pueblos del Creciente Fértil, sus fronteras se extendieron del Mar Mediterráneo hasta el Océano Índico. Habitaron la Meseta del Irán, situado al este de la región de Mesopotamia, una región semiárida, con montañas ricas en minerales, desiertos y pocos valles fértiles, de clima seco, con grandes oscilaciones de temperatura.

Imperio Persa

Origen

A partir del año 2000 (a.n.e.), la región fue ocupada por pueblos de pastores y agricultores (pueblos medos y persas), que vieron del Sur de la Actual Rusia, estos pueblos invadieron la Meseta del Irán. Los medos se establecieron al Norte de la Meseta del Irán, mientras los persas se establecieron en la parte sudeste de la Meseta del Irán, próxima al Golfo Pérsico.

Los primeros habitantes de la Meseta del Irán se dedicaron al pastoreo y la agricultura, en estos fértiles valles, desarrollaron el cultivo de cereales, frutas y hortalizas. La región también era rica en minerales, lo que los llevó a fabricar herramientas de metal para mejorar la producción agrícola y el arte de la guerra, en las montañas hallaron hierro, cobre, plata, etc.

Formación

En el siglo VIII (a.n.e.), los medos poseían un reino con un ejército organizado, que dominaba a los pueblos iraníos y persas, obligándolos de esa forma a pagarles impuestos. En el año 550 (a.n.e.) (siglo VI a.n.e.), Ciro el grande, de la dinastía aquemenidas, lideró una rebelión contra los medos, victorioso, reunió sobre sus dominios e influencia a todas las tribus que habitaban en la Meseta del Irán. A partir de su gobierno se comenzó a formar el imperio Persa. Ciro el Grande condujo a los persas a la expansión, conquistando muchas regiones, y de esa forma solucionó el aumento de la población y sus necesidades alimenticias, dado que la región del Irán no abastecía completamente a su imperio.

Ciro el Grande, fundador del imperio Persia, luego de vencer y asimilar a los medos, a todos los pueblos de la meseta iraní, se lanzó a la conquista de los reinos de Lidia y de las ciudades griegas del Asia Menor. En 539 (a.n.e.), los persas conquistaron la región de Mesopotamia. Ciro el Grande ordenó el retorno de los judíos a la región de Palestina, terminándose así el cautiverio de Babilonia. Los persas incorporaron al Imperio persa a toda Mesopotamia, Fenicia y Palestina.

Ciro II el Grande murió en combate, el año 529 (a.n.e.), y fue sucedido por su hijo, Cambises II, que con un gran ejército conquistó Egipto, en 525 (a.n.e.) en la batalla de Pelusa. Al volver a Persia, Cambises murió asesinado en una revuelta interna. Fue sucedido por su hijo Darío I el Grande.

Declinio

La gran ambición del emperador persa, Darío I, era la conquista de Grecia. Es así como se inician las llamadas Guerras Médicas, que enfrentarían a persas y griegos. La Primera Guerra Médica tendría como resultado la derrota de los persas en el año 490 (a.n.e.) en la Batalla de Maratón, las ciudades griegas lideradas por Atenas obtuvieron la victoria sobre las fuerzas del imperio persa, esto marcó el fin de las ambiciones de Darío I en la Grecia continental, aunque amplió el territorio de su imperio en las islas del mar Egeo.

Después de la muerte de Darío I, su hijo Jerjes tentó someter a los griegos. Esta campaña militar iniciaría la Segunda Guerra Médica que también terminaría en victoria para los griegos encabezados por las ciudades helenas de Atenas y Esparta. A partir de allí, los emperadores persas tuvieron enormes dificultades par mantener el control sobre sus dominios, hubo una multiplicación de revueltas, golpes de estado e intrigas políticas en el Imperio. Estos factores contribuyeron para el Declinio del Imperio, que sería conquistado en el año 330 (a.n.e.), por el ejército de Alejandro Magno (Alejandro III de Macedonia).

Guerras Médicas

Desarrollo

Primera Guerra Médica

Mapa de la Primera Guerra Médica
Mapa de la Primera Guerra Médica

La Primera Guerra Médica se inicio con la invasión de Persa a Grecia, durante la Primera Guerra Médica o greco-persas, que comenzó durante el año 492 (a.n.e.), y que terminó con la victoria de los atenienses en la decisiva Batalla de Maratón en el año 490 antes de Cristo.

La invasión persa consta de dos campañas distintas, que fueron ordenadas por el rey persa, Darío I , principalmente con el fin de castigar a las ciudades-estado de Atenas y Eretria ya que estas ciudades habían apoyado a las ciudades Jonias durante su rebelión contra la dominación persa en el Asia menor, incurriendo así en la ira del gobernante persa Darío I. El emperador Darío también vio la oportunidad de extender su imperio en Europa, y así asegurar su frontera occidental.

La primera campaña en 492 (a.n.e.), dirigido por Mardonio, logró re-subyugar a Tracia y obligó a Macedonia a convertirse en un reino cliente de Persia. Sin embargo, no pudo seguir avanzando cuando la flota de Mardonio fue destruida por una tormenta frente a la costa de Monte Athos. Al año siguiente, habiendo demostrado sus intenciones, Darío envió embajadores a todas partes de Grecia, exigiendo su sumisión. Obtuvo respuestas favorables de muchas ciudades griegas, con excepción de Atenas y de Esparta, ambos ciudades ejecutaron a los embajadores persas. Con una Atenas desafiante, y Esparta ahora efectivamente en guerra con él, Darío ordenó una campaña militar para el año siguiente.

La segunda campaña, en el año 490 (a.n.e.), fue bajo el mando de Datis y Artafernes. La expedición se dirigió primero a la isla Naxos, la cual es capturada e incendiada. A continuación, recorrió el resto de las Islas Cícladas, anexionándolas al imperio persa. Al llegar a Grecia, la expedición aterrizó en Eretria, la cual sitiaron, y después de un breve tiempo, capturaron. Eretria fue arrasada y sus ciudadanos esclavizados. Por último, el grupo armado persa se dirigió al Ática, desembarcaron en Maratón, en ruta a Atenas. Allí, fueron recibidos por un ejército ateniense pequeño, que, no obstante obtuvo la victoria en la notable Batalla de Maratón.

Esta derrota impidió la conclusión con éxito de la campaña, y la vuelta de la expedición persa a Asia. Sin embargo, la expedición había cumplido la mayoría de sus objetivos de castigar a Naxos y Eretria, y subyugar la mayor parte del Egeo bajo el gobierno persa. Los asuntos pendientes de esta campaña dirigida por Darío I dio origen a que preparase una invasión más grande hacia Grecia, con firmeza para subyugar y para castigar a Atenas y Esparta. Sin embargo, las luchas internas dentro del imperio persa retrasaron la expedición, y luego Darío I moriría. Así pues, se dejó esta tarea para su hijo Jerjes I que llevaría a cabo la Segunda Guerra Médica (segunda invasión persa de Grecia), a partir de 480 a.n.e.

Segunda Guerra Médica

Segunda Guerra Médica
Segunda Guerra Médica

La Segunda Guerra Médica origina la segunda invasión del imperio persa a la Antigua Grecia (480-479 a.c.) que se produjeron durante las llamadas Guerras Médicas o Las guerras greco-persas.

El rey Jerjes I de Persia, trataba de conquistar toda Grecia. La invasión fue una directa, aunque tardía, de la derrota de la primera expedición persa a Grecia (492-490 a.c.) en la Batalla de Maratón que terminó con los intentos de Darío I de Persia de subyugar a Grecia. Después de la muerte de Darío, su hijo Jerjes pasó varios años en la planificación para la segunda invasión, al reunir un enorme ejército y armada naval. Los Atenienses y Espartanos encabezaron la resistencia griega, con alrededor de 70 ciudades-estado que se unieron a los esfuerzos aliados. Sin embargo, la mayoría de las ciudades griegas se mantuvieron neutrales o sometidas a Jerjes.

La invasión comenzó en la primavera del año 480 a.c., cuando el ejército persa cruzó el Helesponto y marcharon a través de Tracia y Macedonia hacia Tesalia, cuyas ciudades se rindieron a Jerjes. El avance persa fue bloqueado en el paso de Termópilas por una fuerza aliada bajo el rey Leónidas I de Esparta, al mismo tiempo, la flota persa fue bloqueada por una flota aliada en el estrecho de Artemisa. En la famosa Batalla de las Termópilas, El ejército aliado freno al ejército persa durante dos días, antes de ser atacado por el flanco desde un paso de montaña, tras lo cual la retaguardia aliada fue atrapada en el desfiladero y aniquilada. La flota aliada también había resistido los dos días de ataques persas en la Batalla de Artemisio, Pero cuando llegaron noticias de la catástrofe en las Termópilas, se retiraron a Salamina.

Segunda Guerra Médica
Segunda Guerra Médica

Después de las Termópilas, toda Beocia y Ática cayeron en manos persas, que capturaron y quemaron Atenas. Sin embargo, un ejército más grande aliado fortificó el estrecho Istmo de Corinto, protegiendo así el Peloponeso de la conquista persa. Ambas partes buscaban una victoria naval decisiva que pudiera alterar el curso de la guerra. El general ateniense Temístocles tuvo éxito en atraer a la armada persa al estrecho de Salamina, donde el gran número de naves persas originó una desorganización y así fueron derrotados por la flota aliada griega. La victoria de los aliados en Salamina impidió una rápida conclusión de la invasión, y por temor a quedar atrapados en Europa, Jerjes I se retiró a Asia dejando a su general, Mardonio para terminar la conquista con la élite del ejército.

La primavera siguiente, los aliados griegos reunieron el más grande ejército ejército que marchó hacia el norte del Istmo, para tratar de derrotar a Mardonio. En la subsiguiente Batalla de Platea, La infantería griega volvió a demostrar su superioridad, infligiendo una severa derrota a los persas, matando a Mardonio en el proceso. El mismo día, a través de la Mar Egeo una marina aliada griega destruyo los restos de la armada persa en la Batalla de Micala. Con esta doble derrota, la invasión fue terminada, y el poder persa en el Egeo severamente dañado. Los griegos ahora pasarían a la ofensiva.

Tercera Guerra Médica

Guerras Médicas
Guerras Médicas

La Tercera Guerra Médica ocurrió en el año 479-449 a.c. Durante el gobierno del Rey Artajerjes de Persia.

Después de la Segunda Guerra Médica, Atenas y Grecia comenzaron su reconstrucción. Las ciudades griegas integraron la Confederación de Delos con el fin de protegerse de futuros agresiones persas y liberar a las colonias griegas del Asia Menor. Cada una de las ciudades integrantes aportaba dinero, armas y soldados.

La Confederación resolvió continuar la guerra contra los persas, y encomendó el mando a Cimón. La polis Esparta se retiró del conflicto por recelos con la polis de Atenas.

Cimón expulsó a los persas de Tracia, se dirigió al Asia Menor, sublevó las ciudades helenas; venció y destruyó las fuerzas persas en 465 a C. La contienda continuó durante más de veinte años, hasta que Artajerjes firmó el Tratado del año 449 a C. donde reconocía la independencia de las colonias helenas del Asia Menor, y la soberanía griega sobre el Mar Egeo.

Las guerras médicas llegan a su culminación mediante las condiciones impuestas por los griegos al imperio persa, las cuales son:

  • Obligación a los persas de desistir definitivamente en su conquista y expansión hacia Grecia.
  • No volver a navegar por el mar Egeo (exclusividad griega)
  • Se les permite comerciar con las colonias griegas de Asia Menor.

Causas

Causas de las Guerras Médicas: Se da el nombre de Guerras Médicas, al periodo de luchas que sostuvieron los griegos contra los medos persas entre los años 500 a.c al 449 a.c., en los que se puso de manifiesto el valor y el Heroísmo griego, en defensa de su libertad y democracia, frente al absolutismo y despotismo del sistema gobernante persa. A continuación las causas de las Guerras Médicas:

  1. Ambición conquistadora persa.
  2. Ansias de dominio persa en las islas del Mediterráneo.
  3. Deseo persa de incorporar Grecia a sus dominios.
  4. La oposición entre los sistemas de gobierno: La democracia griega, frente al despotismo persa.

Pretexto

El pretexto para el estallido de esta guerra fue la sublevación en el Asia Menor, de la colonia griega de Mileto, en poder de los persas, que ayudados por los atenienses , procedieron a incendiar la ciudad de Sardes, capital de la Satrapia de Lidia, al mismo tiempo que exhortaban a las demás colonias griegas de esta zona, a emanciparse de la dominación imperial persa. Sin embargo, esta rebelión fue violentamente sofocada por Darío quien juro vengarse de los atenienses por haber ayudado a Mileto en la sublevación. Fue tal el odio que, a partir de entonces, guardo el Gran Rey contra los griegos que, se dice, encomendó a un sirviente para que a la hora de la comida le repitiese esta frase: "Señor, acuérdate de los atenienses".

Consecuencias

Las Guerras Médicas causaron un desplazamiento del poder de Oriente a Occidente, debido a la victoria de los griegos que afianzaron su predominio ante el imperio Persa: Estas son las consecuencias más resaltantes de las Guerras Médicas.

  1. Se liberó a la cultura Occidental (Grecia) del peligro asiático autoritario (Imperio Persa)
  2. La ciudad-Estado de Atenas se convirtió en la ciudad más poderosa y rectora de los destinos del mundo griego.
  3. Los atenienses lograron el control marítimo del Mar Mediterráneo , formando así un imperio marítimo que llevaría a Atenas a un notable progreso intelectual, artístico, económico y político "Siglo de Pericles".
  4. Las colonias griegas en el Asia Menor, recobraron su independencia del imperio Persa.
  5. La fama del poder militar y predominio de Atenas, provocaría las Guerras del Peloponeso entre las ciudades-estado de Atenas y Esparta.
  6. El imperio Persa entraría en decadencia.
  7. Se acentuó el espíritu democrático y patriótico del pueblo griego que, después, los pueblos del resto de Europa y Occidente habríamos de heredar.

Economía

La economía de la cultura Persa se basaba en la agricultura, con la irrigación de las aguas de las montañas, el pastoreo y la extracción de minerales. Los persas tenían un comercio amplio, ayudados por la creación de las monedas, el Darico, acuñadas de oro lo que estimuló el comercio interno e internacional.

Con la formación del imperio, el comercio pasó a ser una actividad importante, dando origen a un grupo de ricos comerciantes. Por la región iraní pasaban rutas de caravanas comerciales ligadas a la India y a la China hasta el Mar Mediterráneo. El comercio impulsó la industria de tejidos de lujo, joyas, mosaicos y tapetes o alfombras de gran belleza.

Organización social

La sociedad persa estaba dividida en rígidas clases sociales. En la cima de la pirámide social se encontraba el Rey y su familia, más abajo de la realeza se encontraba la aristocracia (sacerdotes, nobles y grandes comerciantes). Después, la clase media y la popular (pequeños comerciantes, artesanos y soldados).

Los campesinos, considerados hombres libres, formaron la base de la pirámide social, ya que en ellos recaía gran parte del sostenimiento de las demás clases sociales. Estos vivían miserablemente, eran explotados ya que eran obligados a entregar casi todo lo que producían en las tierras. Eran también obligados a prestar servicios en la construcción de palacios y obras públicas (canales de irrigación, carreteras, etc). Por ultimo, los esclavos, prisioneros de las conquistas militares, formaron un grupo numeroso, que ejecutaban los trabajos más pesados en la construcción de palacios y obras públicas.

Religión

La principal religión, creada por los persas, fue el Zoroastrismo. Esa era una religión dualista (creencia en dos dioses). El dios Ormuz (Ahuramazda), que representaba el bien; y el dios Ahriman, el mal. Según el zoroastrismo, el día del juicio final, Ormuz vencería y lanzaría Ahriman al abismo eterno. En ese día, los muertos resucitarían y todos los hombres serian juzgados, los justos ganarían el cielo y los injustos, el infierno. El libro que contiene las enseñanzas de Zoroastro se llama Zend-Avesta, es el libro sagrado de los persas.

Fuentes