Enfermedades parasitarias de la cabra

De EcuRed
Enfermedades parasitarias de la cabra
Información sobre la plantilla
Concepto:Las enfermedades parasitarias junto a la deficiencia mineral, constituyen una de las principales limitantes de la producción ovino-caprina en el trópico.

Enfermedades parasitarias de la cabra. Conjunto de enfermedades que le causan un problema a las cabras y cuantiosas pérdidas económicas al disminuir la resistencia orgánica, la ganancia de peso, la producción láctea, el rendimiento en carne y el nacimiento de crías débiles.

Contenido

Principales enfermedades causados por parásitos

Platelmintos (parásitos planos)

El principal representante de este grupo es un cestodo que vive en el intestino delgado. Pertenece al género Monienza y es conocida como Tenia. Tiene forma de cinta, puede medir hasta metros, y presenta su cuerpo dividido en segmentos o proglótides. Para completar su ciclo de vida necesita de ácaros (piojos) que viven en grandes cantidades en el pasto y que constituyen su hospedero intermediario.

Cuando un animal parasitado defeca, puede expulsar en sus heces los fragmentos de cuerpo del céstodo (anillos o proglótides) los cuales tienen gran cantidad de huevecillos que son ingeridos por los mencionados ácaros.

En el interior de este hospedero los huevos evolucionan y se convierten en infestantes (Cisticercoides). Cuando se incrementa la población de ácaros y se ingieren junto al pasto, se destruyen por la acción de los jugos digestivos y quedan libres los cisticercoides, que se fijan en las paredes del intestino y crecen hasta adultos. Se produce una disminución del contenido de nutrientes en el intestino y su no absorción, la inflamación de la mucosa entérica y los procesos obstructivos cuando la parasitosis es intensa, que se traducen en adelgazamiento progresivo de los animales.

Los parásitos liberan endotoxinas que ocasiona serios trastornos en los animales. El control se dirige a la aplicación masiva de anticestódicos como Niclosamida, en dosis de 125 mg/ kg de peso vivo, por vía oral y el Prazicuantel 5 mg/kg. Se conoce que la pulpa de Maracuyá tiene efecto anticestódico. El tratamiento se realiza en la nave o cuartón de desparasitación donde los animales permanecen al menos tres días, con recogida diaria de las heces fecales al estercolero y su utilización posterior como abono orgánico.

Nematelmintos

Se incluyen las enfermedades parasitarias causadas por gusanos redondos. En nuestras condiciones de producción, algunos helmintos parasitan el parénquima pulmonar y otros en el tubo digestivo.

Nemátodes pulmonares

Es muy frecuente el genero Muellerius, que provoca trastornos respiratorio, principalmente, cuando el parasitismo es elevado. Este helminto, necesita de un hospedero intermediario que es un molusco (Babosa); si éste contiene la forma inféstate al ser ingeridas por las cabras, estas enferman.

Una vez en el intestino quedan libres, se trasladan al los pulmones y se convierten en adultos.

Control

El control se basa en la lucha contra los moluscos, mediante métodos naturales, químicos y biológicos. El Levamisol a los animales, en dosis de 7.5 mg/kg de peso, muestra buena efectividad. Se deben seguir el resto de las medidas de control mencionadas para los céstodos.

Nemátodos del tubo digestivo

Generalmente están presente más de un género y producen poliparasitismo. Entre los más importantes se encuentran la familia Trichostrongylidae, y en especial el Haemonchus, el cual causa serios problemas digestivos y marcada anemia, ya que se alimentan de sangre.

El Strongiloides es otro nemátodo inportante que afecta a las crías en su primer mes de vida,causa trastornos digestivos y respiratorios (procesos neumónicos) ya que en la fase infectante hace un recorrido por diferentes órganos incluyendo los pulmones. El género Oesophagostomun parasita en el intestino grueso, principalmente de animales adultos. Produce nódulos en la mucosa intestinal y disminuye la absorción de los nutrientes.

Para el control se utiliz el Levamisol en dosis de 7.5 mg/kg de peso y el Labiomec 0.1mg/ 5kg. Es importante mantener una buena limpieza de las naves y evitar el pastoreo en lugares húmedos.

Artrópodos

Los ectoparásitos de las cabras, parásitos que viven en la piel, son los piojos chupadores y masticadores, ya que pocas veces se observan garrapatas en cantidades significativas.

Los principales efectos se deben a la acción hematófaga de los chupadores unidos a las molestias que producen, en especial los piojos masticadores, lo cual impide una adecuada ingestión de alimentos. También afectan la piel y el pelo. Entre las medidas de control se encuentran los baños acaricidas con productos como el Esteladón, Tisfatol y Bovitrac cada 14 días, en áreas de infestación leve y cada 7-8 días en los casos de infestación severa.

Síntomas provocados por parásitos gastrointestinales y pulmonares

El fenómeno más importante en la epidemiología de la gastroenteritis parasitaria del caprino es el notable incremento de la expulsión de huevos de nemátodes y la contaminación de los pastos en la etapa del periparto.

Muchos especialistas asocian este fenómeno a un descenso en la inmunidad local debido a la movilización de los anticuerpos del TGI a la mama en la etapa cercana al parto. Ello conlleva a un incremento de la población parasitaria, principalmente el número de larvas en el pasto, el cual está en relación directa con la época del año y el tiempo de descanso de los cuartones.

Enfermedades protozoáricas

Dentro de este grupo se encuentran la Coccidiosis, producida por varios géneros de coccidias, que afectan principalmente, a las crías. Provocan trastornos digestivos, especialmente diarrea, que determina el enflaquecimiento progresivo de los animales y que en muchos casos, puede conducir a la muerte.

La vía de transmisión es a través de la ingestión de alimentos contaminados. Este parásito daña las paredes de los intestinos provocando una mala absorción de los alimentos y la aparición de sangre en las heces fecales. Para que el parásito desarrolle un ciclo de vida completo, es necesario altas humedad y temperatura, especialmente en el suelo, que propicien la conversión de los huevos expulsados en las heces fecales en organismos con capacidad inféctate.

Esto significa que si evitamos los lugares húmedos, eliminamos las heces fecales y realizamos una limpieza sistemática de las naves, se puede controlar el parasitismo.

En los casos diagnosticados como positivos y con una infestación moderada o severa, se aplica tratamientos con sulfas (sulfametacina, sulfaguanidina o succinil sulfatiazol) en dosis inicial de 200 mg/ kg de peso y la mitad como dosis de mantenimiento, durante 4-5 días. Hay que garantizar la oferta de agua limpia de forma sistemática.


Medidas sanitarias

3 días después del tratamiento.

antes y después del parto.

eficaz en la profilaxis antiparasitaria de los pastos. Para evitar la resistencia a los antiparasitarios, se debe velar estrictamente por la dosis a utilizar. Se aconseja no sub dosificar y rotar los antiparasitarios, principalmente, con aquellos que posean diferentes mecanismos de acción.

Fuente