Saltar a: navegación, buscar

Enrique Fortún André

Enrique Fortún André
Información sobre la plantilla
Enrique Fortún André.jpg
Médico cirujano
Nacimiento8 de marzo de 1872
Kingston, Bandera de Jamaica Jamaica
Fallecimiento17 de septiembre de 1947
La Habana, Bandera de Cuba Cuba
Causa de la muertesíndrome cardíaco-nefritis purulenta
EducaciónDoctor en Medicina

Enrique Fortún André. Uno de los cirujanos más eminentes de Cuba e igualmente ginecólogo y obstetra.

Síntesis biográfica

Infancia

Por el forzado exilio de sus padres, nació en Kingston, Jamaica, el 8 de marzo de 1872. De regreso a Cuba, después de la Paz del Zanjón, recibió su educación primaria en el colegio "San Elías", del Cerro, y la enseñanza secundaria en el afamado colegio de Melitón Pérez, incorporado al Instituto de Segunda Enseñanza de La Habana, centro docente en el que realizó los ejercicios de grado con nota de sobresaliente el 27 de junio de 1877, aunque no se le expidió el título hasta un año después, el 25 de mayo de 1888, por no haber pagado los derechos. En el propio Instituto cursó y aprobó las asignaturas de francés, 1er. curso, y alemán, con notas de sobresaliente y notable, respectivamente, necesarias entonces para cursar la carrera médica.

Estudios

Sus estudios en la Facultad de Medicina fueron de una brillantez extraordinaria. En treinta asignaturas obtuvo veintinueve sobresalientes, doce premios ordinarios, un premio ordinario de segunda clase, una mención honorífica, premio extraordinario en el grado de licenciado, en cuyos ejercicios desarrolló como tema de exposición oral "¿Qué se conoce hoy acerca de las verdaderas causas de la fiebre amarilla?" y como tema escrito "Pene: descripción anatómica de este órgano; deducciones quirúrgicas que de este conocimiento pueden sacarse" y premio extraordinario en el grado de doctor para el que redactó el tema "Higiene de la ciudad subterránea", que se halla manuscrito en su expediente de estudios en la Universidad de La Habana, con extensión de 27 páginas.

Se graduó de licenciado en medicina el 28 de junio de 1894 y de doctor el 5 de septiembre de 1895. En su celebrada tesis doctoral "Seroterapia antidiftérica en La Habana", imp. "La Propaganda Literaria", La Habana, 1895, 40 páginas, logró reunir y evaluar los 88 primeros casos tratados con tal proceder terapéutico por los más conocidos médicos de Cuba.

Trayectoria laboral

Su carrera docente comenzó unos pocos meses después de su graduación de licenciado en medicina, al ser nombrado por el Gobernador General de la Isla ayudante facultativo honorario de la Facultad de Medicina el 17 de diciembre de 1894, y tomó posesión el 7 de enero de 1895. El 19 de octubre de 1896 se le designó en propiedad y tomó posesión dos días después. Terminada la Guerra de Independencia, fue nombrado el 14 de octubre de 1898 catedrático auxiliar supernumerario, tomó posesión una semana más tarde y el 7 de diciembre del propio año se le encargó el desempeño de la cátedra de Obstetricia y Ginecología por haber pasado el doctor Gabriel Casuso Roque, de regreso en Cuba, a desempeñar la de Clínica de Obstetricia.

El 16 de febrero de 1900, a propuesta del claustro de Medicina, fue nombrado, por el Secretario de Instrucción Pública, catedrático auxiliar en propiedad de la Facultad y tomó posesión el 26 de febrero siguiente, hasta el 5 de julio del propio año en que cesó en virtud de lo dispuesto en la Orden No. 266 de 1900 (Plan Varona). Ocupó el cargo de Secretario de la Facultad de Medicina desde el 27 de febrero al 5 de julio de 1900.

Deseoso de continuar su carrera docente y cargado de méritos académicos y profesionales para esto, asistió a los ejercicios de concurso-oposición que se celebraron en los primeros días del mes de octubre de 1900 para optar por la plaza de catedrático auxiliar Jefe de Clínica "C" (Clínica Quirúrgica) de la Escuela de Medicina, en los que fue despojado tan claramente del triunfo, que tal decisión es considerada como de las más escandalosas de la Facultad de Medicina en todos los tiempos.

Se forjó como cirujano, con mucho de autodidacta, en la práctica intensa del arte quirúrgico en la Casa de Salud "La Integridad Nacional" y los hospitales "Aldecoa" y "Nuestra Señora de los Ángeles", de triste recordación los tres por sus condiciones sanitarias infernales. Al cerrarse estas instituciones y pasar sus enfermos al Hospital "Número Uno", ocupó en dicho centro asistencial la jefatura de uno de los servicios de cirugía y a su lado se formaron numerosos cirujanos cubanos de la época. Al final de la Guerra de Independencia operó en el Hospital "Ofelia" donde se asistían los enfermos de dicha contienda bélica. El doctor Fortún André fue, sin lugar a dudas, uno de los cirujanos más eminentes de Cuba e igualmente brilló como ginecólogo y obstetra. El prestigio internacional que alcanzó hizo que fuera llamado en consulta a Mérida, Yucatán, en 1906, donde diagnosticó un raro caso de deciduoma maligno, en el que brillantemente practicó una histerectomía vaginal que aclaró el discutido diagnóstico.

Ocupó los cargos de director de la Clínica Internacional (1906), director de la Casa de Salud de la Asociación Canaria (1907), cirujano de la Clínica de Policía y director y copropietario de la Clínica "Fortún-Souza", una de las mejores de Cuba, la que fundó con su gran amigo, casi hermano, el doctor Benigno Souza Rodríguez, eminente cirujano e historiador de las guerras emancipadoras.

Intelectual de una extensa y profunda cultura humanista, el doctor Fortún André dominaba perfectamente el inglés, el francés y el alemán, idioma este último que perfeccionó en su único viaje de estudios al extranjero, en 1912, cuando visitó los principales servicios de cirugía de Alemania. Durante muchos años se dedicó a estudios filológicos, producto de los cuales fueron numerosos los artículos eruditos publicados en el Diario de la Marina.

Fue miembro titular de la Sociedad de Estudios Clínicos de La Habana, miembro fundador de la Sociedad Nacional de Cirugía y de la Sociedad Cubana de Obstetricia y Ginecología y académico de número de la Academia de Ciencias Médicas, Físicas y Naturales de La Habana, en la que ingresó el 1 de octubre de 1935 con su concienzudo trabajo "Mi experiencia en la apendicitis".

Al ser dividida en dos la cátedra No. 8 por la reforma universitaria de 1923, el doctor Fortún André, por Decreto Presidencial No. 1 649 de 27 de octubre de 1923, fue nombrado, por opción, profesor titular de la nueva cátedra No. 13 Patología Quirúrgica, 1 curso.

Por fallo de la Audiencia de La Habana de 5 de junio de 1936, aparecido en la Gaceta Oficial del día 13 del propio mes y que quedó firme el 1 de julio siguiente, se le concedió al doctor Fortún la jubilación voluntaria, pero continuó en el desempeño de su cátedra.

Algo más de dos años después, el 11 de octubre de 1938, fue designado Profesor de Investigaciones. Aunque se mantuvo oficialmente como profesor titular jefe de la cátedra, desde ese momento el doctor Ernesto R. Aragón del Pozo, profesor auxiliar en propiedad, desempeñó dichas funciones como estaba previsto en los Estatutos de la Universidad de La Habana, en los que se aclaraba que los profesores auxiliares desempeñarían las funciones correspondientes a los titulares cuando estos fueran nombrados de investigadores, pero sin que los auxiliares fueran considerados como profesores titulares interinos.

Muerte

El 17 de septiembre de 1947 fallecía en La Habana el profesor Enrique Fortún André, a los 75 años de edad, por síndrome cardíaco-nefritis purulenta, cerrándose de esta manera una de las más brillantes carreras docentes dentro de la Facultad de Medicina de la Universidad de La Habana.

Fuentes

  • Souza Rodríguez B. El profesor Enrique Fortún. Notas biográficas. Rev. Cir. Med. Hab. La Habana. 1947; 52 (2):88-91.
  • Souza Rodríguez B. Elogio del Dr. Enrique Fortún. Rev. Cir. Med. Hab. La Habana. 1948; 53 (10):391-407.
  • Necrología. Dr. Enrique Fortún André (1873-1947). Rev. Cir. Med. Hab. La Habana. 1947; 52(10):511-2.