Faustino Pérez

De EcuRed
Faustino Pérez Hernández
Información sobre la plantilla

Faustino Pérez
Ministro de Recuperación de Bienes Malversados
PresidenteManuel Urrutia Lleó
Primer ministroJosé Miró Cardona
Fidel Castro Ruz
Datos Personales
NombreFaustino Pérez Hernández
Nacimiento15 de febrero de 1920
La Larga, Taguasco Las Villas,Bandera de Cuba Cuba
Fallecimiento24 de diciembre de 1992
Ciénaga de Zapata, Matanzas,Bandera de Cuba
Alma materUniversidad de La Habana
OcupaciónMédico y político
Partido políticoPartido Comunista de Cuba
TítulosDoctor en Medicina
CónyugeAna Miriam Díaz Fernández

Faustino Pérez Hernández. Combatiente revolucionario cubano, expedicionario del Granma y comandante del Ejército Rebelde.

De procedencia humilde, logró estudiar Medicina en la Universidad de La Habana con muchos esfuerzos. En 1955 integró la dirección nacional del Movimiento 26 de Julio y formó parte de la expedición del yate Granma con grado de capitán. Tras la dispersión de los expedicionarios en Alegría de Pío recibió la orden directa de Fidel de reestructurar el Movimiento 26 de Julio en el llano.

Dirigió desde ese cargo múltiples acciones, entre ellas la huelga general del 9 de abril de 1958. Tras el fracaso de ésta se incorporó a la guerra en las montañas de Oriente con grado de comandante y permaneció allí hasta el triunfo de enero de 1959.

Fue designado entonces al frente del Ministerio de Recuperación de Bienes Malversados y se desempeñó posteriormente como jefe de Sanidad Militar. Estuvo por muchos años al frente del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos, cargo desde el cual contribuyó decisivamente al desarrollo del país.

Hombre de carácter firme sostuvo siempre sus convicciones, aún en los momentos en que estas iban contra el criterio de la mayoría. Poseedor de una gran disciplina acató siempre las órdenes directas, aún en momentos de inconformidad, sin abandonar la fidelidad al proceso revolucionario. Fidel, que lo admiraba profundamente, dijo que Faustino Pérez era “la conducta de la Revolución”.

Contenido

Síntesis biográfica

Nació en la zona rural de La Larga, Taguasco provincia de Las Villas el 15 de febrero de 1920. Hijo de campesinos, conoció de las labores más duras del campo. Debido a su afán de estudiar y voluntad personal, ingresó en la única escuela de medicina existente en ese momento, con 23 años cumplidos.

Con un sinnúmero de dificultades después de años de estudios y ya con 31 años de edad, concluye su carrera. Al producirse el golpe de Estado del 10 de marzo de 1952 decide no presentar la tesis de grado para que su diploma no estuviera firmado por los usurpadores del poder[1]

Trayectoria revolucionaria

Siendo estudiante se vinculó al movimiento estudiantil. Conoció a Fidel Castro y se incorporó al Movimiento 26 de Julio liderado por este e integró la Dirección Nacional del Movimiento 26 de Julio el 12 de junio de 1955, día de su constitución.

Lucha insurreccional

Se trasladó a México con el objetivo de hacer llegar fondos recogidos en Cuba para hacer posible el viaje de los futuros expedicionarios del Granma e inmediatamente se convirtió en uno de ellos. Durante la travesía del Granma le fue conferido el grado de capitán y fue designado al Estado Mayor.

El 5 de diciembre de 1956 fue sorprendido, junto al resto de sus compañeros en Alegría de Pío, cuando descansaba de las penosas marchas tras el desembarco. En el combate con las fuerzas del ejército, Faustino atendió a varios expedicionarios heridos, entre ellos a su colega Ernesto Guevara que había recibido un disparo en el cuello[2].

Junto a Fidel y Universo Sánchez, después de Alegría de Pío, deambuló durante 13 días hasta el encuentro de con Raúl Castro y otros compañeros en Cinco Palmas.

Clandestinidad
En prisión junto a  Armando Hart
En prisión junto a Armando Hart

Menos de cuatro semanas después del desembarco llegó a La Habana junto a Frank País, con la orientación de Fidel de reestructurar el Movimiento 26 de Julio en todo el país. Se puso al frente de este en la capital y dirigió relevantes y arriesgadas acciones como el traslado del periodista norteamericano Herbert Matthews hasta la Sierra Maestra[3], el secuestro del campeón mundial de automovilismo Juan Manuel Fangio, la noche de las cien bombas en la capital y la organización de la huelga del 9 de abril de 1958.

En mayo de 1957 fue detenido e ingresó a la prisión del Castillo del Príncipe, donde protagonizó junto a otros compañeros una huelga de hambre a pesar de padecer una úlcera gastrointestinal. La dictadura, preocupada por la repercusión que tendría un desenlace fatal, se vio obligada a decretar la libertad de algunos presos, entre ellos a Faustino Pérez. Después del asesinato de Frank País en julio de 1957 mantuvo contactos con los militares del régimen opuestos a la dictadura que desembocaron en el alzamiento del 5 de septiembre en Cienfuegos .

El llamamiento a la huelga general del 9 de abril de 1958 fue suscrito por Faustino, jefe del llano, junto al Comandante Fidel Castro, que lideraba la lucha en las montañas de Oriente. El fracaso de aquel intento le provocó a Faustino la crítica de muchos que vieron en él al principal responsable del fracaso de la huelga. Fidel, viendo el dolor y la vergüenza que embargaban a Faustino le expresó en carta desde la Sierra Maestra el 27 de abril:

“No existe ninguna razón alguna para que pese sobre ti más amargamente que para cualquiera de nosotros el revés sufrido. Tienes que ser grande para afrontar la injusticia y ser valiente para enfrentar el valor moral sin dejarte llevar por los consejos del amor propio. La calidad de un hombre no puede medirse sino en instantes como estos y quien tenga sangre de luchador nada puede amar tanto como a los momentos difíciles. (…) Tengo la más firme esperanza de que en menos tiempo de lo que muchos son capaces de imaginar habremos convertido la derrota en victoria”
En la Sierra Maestra
El Comandante Faustino Pérez Hernández junto al Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz
El Comandante Faustino Pérez Hernández junto al Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz

A principios de mayo de 1958, por primera vez, Faustino subió a la Sierra desde que había marchado para hacerse cargo de la dirección del Movimiento en el llano. En la reunión de Altos de Mompié se hizo un análisis de las causas del fracaso de la huelga del 9 de abril y se decidió que toda la dirección del Movimiento 26 de Julio quedara subordinada a la Sierra. Faustino fue sustituido como Coordinador Provincial en La Habana pasando a integrar el ejecutivo de cinco miembros cuyo Secretario General era Fidel y que radicaría en la Comandancia General de la Sierra Maestra.

Faustino se refirió al encuentro de los Altos de Mompié como una discusión ejemplar entre revolucionarios. Luego de la reunión bajó al llano por última vez para arreglar los asuntos concernientes a la reestructuración del Movimiento.

Regresó por última vez a la Sierra ya comenzada la ofensiva batistiana contra el Ejército Rebelde, el 19 de julio. Entró por el campamento del comandante Ernesto Guevara en La Mesa y poco después se reunió con Fidel en La Plata, permaneciendo en la Comandancia General durante julio y agosto. Participó en los combates de Santo Domingo, El Jigüe, Arroyotes y Las Mercedes.

Al ser liberada una buena parte del territorio de la Sierra Maestra le fue encomendada la administración civil del Territorio Libre.

Revolución en el poder

Estuvo junto a Fidel en las horas decisivas en que a través de Radio Rebelde se aniquiló el intento de torpedear el triunfo de la Revolución mediante un golpe de Estado. Tres días después, cuando en la Universidad de Oriente se constituyó el primer gabinete de la Revolución, se le designó como Ministro de Recuperación de Bienes Malversados[4].

Al cesar en el cargo fue nombrado Jefe de Sanidad Militar. Tuvo a su cargo la lucha contra las bandas de alzados contra el gobierno en el Escambray y combatió en Playa Girón contra la invasión mercenaria. También se desempeñó como Presidente del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos, Embajador en la República de Bulgaria y Jefe de la Oficina de Atención a los Órganos Locales del Poder Popular.

En los años 70 como fungió como Primer Secretario del PCC en la región de Sancti Spíritus, oportunidad en la que asumió tareas trascendentales para el territorio como la construcción de la presa Zaza y el desarrollo del plan arrocero Sur del Jíbaro.

Últimos años

Por decisión propia pasó sus últimos días con los pobladores de la Ciénaga de Zapata, junto a los que libró sus últimos combates en pro del mejoramiento social y por el fortalecimiento de la Revolución como Director de la Empresa Agroforestal Victoria de Girón. Hasta su muerte el 24 de diciembre de 1992 fue miembro del Comité Central del Partido Comunista de Cuba.

Referencias

Fuentes

  • Guevara de la Serna, Ernesto. Pasajes de la guerra revolucionaria. Cuba 1956 – 1959. Edición anotada. Editorial Política. La Habana. 2004. Tercera Edición. Quinta reimpresión. ISBN-959-01-0400-2
  • La Jiribilla