Fenómenos atmosféricos

De EcuRed
Fenómenos atmosféricos
Información sobre la plantilla
Concepto:Son alteraciones de la atmósfera, y entre esos fenómenos tenemos: Tormentas, tornados y huracanes, lluvia, heladas, granizo, nieve, arco iris, fuego de San Telmo.

Fenómenos atmosféricos. Fenómenos que ocurren en la atmósfera: viento, nubes, precipitaciones (lluvia, nieve, granizo...) y fenómenos eléctricos (auroras polares, tormentas eléctricas...). Los vientos, sin embargo, son los desencadenantes de la mayoría de los fenómenos atmosféricos. Se deben fundamentalmente a variaciones de la temperatura y densidad del aire de unos lugares a otros.

Contenido

Cuáles son los fenómenos atmosféricos

Tormentas

Son fuertes perturbaciones atmosféricas acompañadas de vientos, truenos, relámpagos y precipitaciones abundantes. Producen nubes de desarrollo vertical, los denominados cumulonimbos. Se forma por la presencia de aire muy caliente y suficientemente húmedo en niveles bajos o por aire frío a grandes alturas (en ocasiones ambas circunstancias a la vez).

Tornados y huracanes

El tornado se corresponde con una depresión o borrasca de pequeña extensión, pero de gran intensidad, que da lugar a un remolino visible llamado Chimenea que se descuelga desde una nube madre de tempestad. Con el nombre de Ciclón, Huracán o tifón se denomina, según las zonas, a un centro de bajas presiones muy acusado, con fuertes vientos y lluvias. Suele producirse entre los 8º y 15º de latitud Norte y Sur y se desplaza en dirección Oeste.

Lluvia]]

Las nubes se van reuniendo unas con otras formando gotas cada vez mayores que se sostienen en el aire gracias al viento. Cuando se hacen muy pesadas estas nubes, el agua cae por gravedad y da lugar a lluvias y estas se definen como la caída o precipitación de gotas de agua que provienen de la condensación del vapor de agua de a atmósfera.

Granizo

El granizo se origina cuando el viento es fuerte y las temperaturas muy bajas, los fuertes vientos llevan entonces grandes gotas de agua que al congelarse dan granizo o pedrisco que puede alcanzar hasta varios centímetros de diámetro. Se define como una precipitación sólida formada por granos de hielo de forma esférica, cónica o lenticular que caen por su propio peso

Nieve

La nieve se produce cuando la temperatura del aire es inferior a 0º C. Por lo que son los copos de nieve, están constituidos por cristales de hielo, de tamaño microscópico, que caen con poca velocidad

Nubes

El aire caliente que asciende hasta las capas más altas de la atmósfera, se enfría progresivamente según asciende, esto provoca la condensación del vapor de agua en gotitas microscópicas que forman las nubes.

Las nubes constituyen uno de los fenómenos atmosféricos más comunes y habitualmente el más visible. La aparición de este fenómeno está sometido a una serie de factores termodinámicos, fundamentalmente relacionados con la humedad, la presión y la temperatura, sin embargo eso no elimina el hecho de que sea un fenómeno con un cierto grado de subjetividad a la hora de determinar su importancia ya que la observación física y directa de las mismas, ya sea desde tierra o a través de Satélites, es el principal elemento de juicio a la hora de establecer un criterio sobre los distintos tipos de nubes y su aparición.

Tipos de nubes

  • Cirros: Son nubes que se presentan a gran altura; son tenues, delicadas, de estructura fibrosa; a menudo con aspecto de plumas y siempre de color blanco.
  • Cúmulos: Son nubes que siempre se presentan como masas nubosas individuales, con base plana, y frecuentemente se desarrollan en forma de bóvedas verticales, cuya estructura recuerda la de la coliflor, son las clásicas nubes, de color blanco brillante en las zonas expuestas al Sol y gris oscuro en las de sombra.
  • Estratos: Son nubes que se extiende en forma de capa, cubriendo todo, o gran parte, del cielo. El tipo estrato generalmente consiste en una capa nubosa continua que puede presentar alguna grieta, pero en la que no cabe diferenciar la presencia de unidades individuales nubosas es decir son bancos uniformes de nubes que traen lluvia y llovizna, muy extendidas y de estructura uniforme. Nimbos: (nubes bajas, nubes lluviosas de color gris oscuro).

Arco Iris

Es uno de los fenómenos más conocidos y hermosos que se producen en el cielo. Ocurren cuando, durante un día lluvioso, las gotas de lluvia actúan como espejos que dispersan la luz en todas direcciones, descomponiéndola y formando el arcoiris. Éste se forma con los rayos del Sol que impactan en las gotas y se dispersan en un ángulo de ~138º, formando el arco; el rayo de luz entra en la gota, retractándose, luego moviéndose hacia su extremo opuesto y reflejándose en su cara interna, para finalmente refractarse al salir de la gota como luz descompuesta; los arcoiris suelen tener una duración de hasta 3 horas, y siempre se ven en la dirección opuesta al Sol.

Aurora

Son fenómenos producidos en latitudes cercanas a los polos magnéticos de la Tierra, pues se producen mediante la interacción de éste con las partículas que transporta el viento solar. Cuando las partículas llegan a la Tierra, impactan contra las moléculas de la atmósfera superior y por tanto las excitan (ionizan), hecho que produce el conocido resplandor de las auroras. Éstas se conocen como auroras boreales o australes, según en el hemisferio donde se las ve. Normalmente las auroras sólo pueden verse a latitudes por encima de 65º (ej. Alaska, Canadá), pero durante periodos de alta actividad solar (como las tormentas solares), éstas incluso pueden verse desde latitudes más bajas, alrededor de los 40º. Estos fenómenos pueden durar alrededor de 1 hora, o bien toda la noche si es durante un periodo de alta actividad.

Luz Zodiacal

Son tenues pero significativas áreas de luz, aunque no tan luminosas como la Vía Láctea, extendidas sobre el horizonte con una forma triangular y mucho después de la puesta de Sol. Dado que el resplandor es débil, pueden verse estrellas a través del mismo. La luz zodiacal corresponde a partículas de polvo que están esparcidas en forma de disco alrededor del Sol. A pesar que en realidad estas partículas cubren todo el cielo, su presencia sólo es evidente en el plano del horizonte. Debido a que se ve en la eclíptica, banda donde pasan las constelaciones zodiacales, es que el resplandor recibe su nombre.

Nube noctilucente

Este fenómeno se caracteriza por aparecer alrededor de 1 hora luego de la puesta de Sol. Son nubes azul plateado con una notoria forma de espiga o cuadriculada, que se forman a unos 80 km de altura, donde las temperaturas son menores de -100 ºC. La explicación para la formación de este extraño tipo de "nubes que brillan" en la oscuridad, radica en que las cantidades bajas de vapor de agua a esa altura se condensan en polvo meteórico. Suelen verse en latitudes altas (entre 45º a 60º) y el significativo aumento de sus avistamientos posiblemente se deba a la influencia asociada de la contaminación ambiental.

Parhelio

Es un fenómeno de reflexión y refracción de la luz del Sol, que ocurre cuando éste se encuentra bajo en el cielo y existen nubes cirros altas. Al refractarse la luz en cristales de hielo hexagonales, se forman dos manchas brillantes o resplandores a ambos lados del Sol, a unos 22º (esto se debe al ángulo de refracción de los rayos luminosos); la refracción se divide en los colores del arcoiris, por lo cual en ocasiones es posible verlos en las manchas brillantes, así como cabe destacar que el parhelio sólo constituye los puntos más brillantes de un halo que rodea al Sol, pero el cual rara vez logra verse completo. Los halos se forman bajo el mismo principio meteorológico que los parhelios.

Rayo verde

Es un fenómeno muy curioso y bastante difícil de observar, ya que se requieren ciertas condiciones atmosféricas. Ocurre cuando el Sol sale o se pone por una superficie plana y sin obstáculos, como el mar, el cual además debe estar libre de neblina; en este momento, y debido a que los últimos rayos del Sol están siendo refractados por la baja atmósfera terrestre desde nuestra posición, produciendo el efecto que sus últimos rayos sean de tonalidad amarilla y verdosa. El rayo verde se ve entonces por escasos segundos, justo antes que el Sol esté a punto de su salida o puesta, y por tanto se convierte en un interesante objetivo para intentar fotografiar.

Rayos crepusculares

Este fenómeno ocurre con cielos despejados, una vez transcurrido de 15 a 20 minutos luego de la puesta (o antes de la salida) de Sol. Estos rayos son producidos por una nube bajo el horizonte que está bloqueando parcialmente al Sol; de este modo, los rayos que logran atravesar la nube iluminan partículas de polvo en el aire, dando la apariencia de rayos proyectados hacia el cielo. El fenómeno tiene una duración limitado a medida que el Sol termina de esconderse o estar a punto de levantarse, según sea una puesta o salida.

Fuentes