Saltar a: navegación, buscar

Guerra de Corea

Guerra de Corea
Información sobre la plantilla
Mapa Corea.JPG
Mapa de Corea
Lugar:Corea del Norte
País(es) involucrado(s)
Bandera de Corea del Norte Corea del Norte, Bandera de los Estados Unidos de América Estados Unidos, Bandera de la República Popular China China y Bandera de la Unión Soviética Unión Soviética
Guerra de Corea.. Victoria de la Propaganda occidental y derrota militar capitalista. Luego de fuertes combates y el lanzamiento de paracaidistas en las vías abastecimiento y retirada norcoreanas los yanquis lograron, el 20 de octubre, ocupar Pyongyang, capital de la República Popular Democrática de Corea. En la otra orilla de la península el puerto Wonsan era capturado por la Primera División de Marina dándole órdenes el General yanqui a las tropas surcoreanas de llegar a la frontera con la República Popular China. Tanto la Unión Soviética como la República Popular China movilizaron y pusieron en estado de alerta a sus tropas. El Ejército Popular de China ubicó hasta 250 000 hombres y 3000 aviones cerca de la frontera con Corea.

Acciones

Las tropas norcoreanas se reorganizaron aunque no poseían medios suficientes para rechazar a las tropas de la ONU. Las tropas chinas del Regimiento 370 de la 124 División del 42 Ejército cruzaron la frontera coreana para proteger las hidroeléctricas de Changjin, Pujon y Suiho en el río Yalu. A ellas se acercaron el Primer Cuerpo de los Estados Unidos. Las tropas del Segundo Regimiento de la Sexta División del Ejército surcoreano atacaron a tres batallones chinos en Onjong siendo rechazadas. Comunistas coreanos que prestaban servicio en el ejército chino se sumaron con su armamento al ejército norcoreano. Las tropas yanquis chocaron con las fuerzas chinas al norte de Hambung. El General Waltón Walker, Comandante del Octavo Ejército informó que el avance de su Primera División era detenida por dos divisiones norcoreanas rearmadas en China. El 30 de octubre tanques medianos T-34 y pesados IS-2 chinos detuvieron a la División surcoreana Capital en la presa de Pujon. El Mayor General Edward M. Almond lanzó el 3 de noviembre un ataque contra la presa de Changjin con la intención de provocar una respuesta china. Fuertes combates se sucedieron mientras se informaba por la prensa norteamericana la supuesta invasión china para apoderarse de Corea. Mientras los diplomáticos norteamericanos buscaban en la ONU una sanción política y militar contra la República Popular China las tropas chinas el 7 de noviembre se retiraron sorpresivamente rearmándose las norcoreanas. El 8 de noviembre la fuerza de la ONU estableció una cabeza de puente al norte y al oeste del río Chingchon sin encontrar a las tropas comunistas. Unos 79 bombarderos B-29 y 300 cazas atacaron a la cuidad coreana de Sinuiju en la frontera con China. La aviación yanqui recibió la autorización de bombardear las fronteras para provocar a los chinos y a los soviéticos. A pesar de la retirada china y que los combates era con los norcoreanos la guerra mediática seguía acusando a los chinos de invasores. El 10 de noviembre de 1950 las superfortalezas B-29 destruyeron la población de Uiju penetrando 2 de ellas en territorio chino por lo que cazas MIG-9 las obligaron a huir. Las hidroeléctricas que abastecían la energía eléctrica a la provincia de Manchuria en China y que se encontraban en Corea fueron paralizadas por los norteamericanos como nueva provocación.

Misión diplomática

El 24 de noviembre debían llegar los delegados chinos a la ONU para discutir la paz en Corea, el puesto de China en el Consejo de Seguridad y la soberanía sobre la isla de Taiwán. Pero ese mismo día lo escogió el General Douglas MacArthur para lanzar una nueva ofensiva intentando llegar hasta la frontera con China. Las tropas chinas prosiguieron retirándose sin presentar combate mientras nuevas fuerzas norcoreanas se creaban rearmándose y reestructurándose. Mientras unos 40 000 guerrilleros actuaban en las zonas ocupadas por la ONU. El Décimo Cuerpo Norteamericano fue detenido por los norcoreanos y por voluntarios chinos obligándolo a ser evacuado de Hungnam por mar protegido por el fuego de los barcos y los aviones. En el oeste el Octavo Cuerpo de ejército fue rechazado comenzando la retirada luego de la batalla de Sinanju. Retirada que se convirtió casi en huída mientras las tropas norcoreanas y las chinas avanzaban lentamente. El 5 de diciembre fue liberado Pyongyang llegándose poco después al paralelo 38 aunque las tropas yanquis prosiguieron la huída. Hasta allí llegaron los chinos prosiguiendo los norcoreanos el avance lentamente sin chocar con el enemigo. Para detener la ofensiva los norteamericanos usaron bombas químicas cómo el gas sarín. El Ejército Popular de la República Popular Democrática de Corea había sido muy golpeado, casi destruido. La intervención de las tropas chinas en protección de las hidroeléctricas del río Yolu le dio un respiro. Se logró reorganizar unas 6 divisiones con miembros de las otras divisiones golpeadas, guerrilleros y veteranos coreanos del ejército chino. Se rearmó medianamente con fusiles Mosin-Nagant M91/30, subametralladoras PPSH-41 y K-50 y ametralladoras SGM. Lograron tener unos pocos tanques T-34-85 así como aviones de ataque IL-2 Shturmovik y IL-10 Beast. Contrario a esto la oficina del General MacArthur declaraba casi histéricamente que el ejército norcoreano ya tenía 18 divisiones con el más moderno armamento y acompañados por 3 ejércitos de la República Popular China se lanzaba contra Corea del Sur. Los ultrarreaccionarios norteamericanos exigían el uso de las bombas atómicas contra China. El deseo de comenzar la Tercera Guerra Mundial para destruir el Comunismo los animaba. A pesar que las fuerzas chinas no habían traspasado la frontera, la guerra mediática o de prensa informaba que 15 000 chinos avanzaban hacia Seúl la cual sería evacuada. Las fuerzas de la ONU se habían replegado hasta allí sin presentar combate. El General MacArthur exageraba las cifras comunistas llevándolas hasta 1 350 406 hombres otorgándole a los norcoreanos 26 divisiones. Los yanquis querían dar la impresión que se enfrentaban a fuerzas muy superiores apoyadas por China por lo que era necesario atacar a ésta. Con ese plan el 1ro de enero de 1951 tenía todo preparado para evacuar Seúl e inclusive Corea. La idea era que el presidente Truman permitiera el uso de la bomba atómica contra China y así involucrarla en la guerra al igual que la Unión Soviética. El 4 abandonaron Seúl y el puerto de Inchon la fuerza de la ONU mientras en la prensa aparecía una batalla fantasma que no había ocurrido solo había encuentros con patrullas norcoreanas. Pequeñas fuerzas norcoreanas se acercaron a la ciudad de Wonju mientras los estadounidenses declaraban que eran 7 Ejércitos Chinos y 2 Cuerpos norcoreanos. A esta la defendía el Mayor General R. B. McClure Comandante de la 2da División de los Estados Unidos. Este resistió valientemente 8 asaltos norcoreanos sin retirarse echándole a perder el plan a su jefe el General Douglas MacArthur de seguir la retirada para evacuar Corea. El Comandante de las fuerzas de la ONU se vengó removiéndole de su puesto ubicando en su lugar al Mayor General C. L. Ruffner que inmediatamente ordenó la retirada. El gobierno inglés se dio cuenta del plan de MacArthur por lo que presionó a Washington para evitarlo. El presidente Truman se vio obligado a mandar al General J. Lawton Collins, jefe del Estado Mayor a Tokio a entrevistarse con MacArthur. La retirada se detuvo creándose una línea de defensa al sur de Seúl. La exploración avanzó hacia el norte sin encontrar a los norcoreanos ni a los chinos ocupando las ciudades de Osan y Kumyangjang.

Conspiración norteamericana

La fuerza de la ONU prosiguió el avance sin encontrar las fuerzas norcoreanas ni chinas. Solo había choques de patrullas pero en la prensa se presentaban como grandes combates contra tropas chinas. Esto logró que el 30 de enero el Consejo de Seguridad acusara a la República Popular China como agresor planteándose sanciones políticas, económicas y militares. El General MacArthur había logrado parte de su objetivo.

Las tropas norteamericanas y surcoreanas prosiguieron el avance sin topar con los norcoreanos ocupando el barrio de Yongdungpo el 10 de febrero de 1951. Pero en sus partes a la prensas daban fantásticos combates declarando que habían matado a unos 134 616 chinos alrededor de 36 000 por mes. Habían lanzado la Operación Asesino desde el 25 de enero hasta el 21 de febrero de 1951. El 14 de marzo las tropas de la ONU entraron en Seúl encontrándola abandonada.

Desde el 12 de febrero fuerzas surcoreanas atravesaron el paralelo ocupando a la aldea de Yangyang provocando el disgusto de Francia e Inglaterra. MacArthur volvió a pedir autorización para bombardear las bases aéreas chinas y utilizar las tropas taiwanesas del dictador Chiang Kai-shek siéndole negado. Como respuesta apoyó el desembarco anfibio de los marinos surcoreanos en Wonsan a 90 millas al norte del paralelo intentando establecer una cabeza de playa mientras que barcos de guerra de Estados Unidos, Inglaterra, Australia y Corea del Sur lo bombardearon al igual que los puertos Songjin y Chongjin. El décimo Cuerpo de los Estados Unidos mandado por el Mayor General Edward M. Almond se enfrentó a fuerzas norcoreanas en las colinas de Wonju apoyado por la aviación. La batalla duró 3 días llamándole al lugar El Valle de la Muerte en lo adelante.

Intentando hacer una limpieza de su retaguardia los surcoreanos incrementaron la represión contra su propio pueblo apoyados por sus aliados. Un ejemplo de esto seria en el mismo febrero cuando en la aldea Koch´ang de Corea del Sur 600 aldeanos de ambos sexos y diferentes edades fueron conducidos a un estrecho valle y ametrallados por una unidad surcoreana. Por su parte los yanquis matarian en la provincia de Hwanghai a 120 000 personas y en Shinchún a 35 000 personas siendo 16 000 mujeres.

El 19 de marzo la Primera Columna blindada con tanques M26 Pershing y M41 Walter Bulldog penetró en territorio norcoreano. El 6 de abril tropas de seis países, estadounidenses, ingleses, surcoreanas, australianas y tailandesas, cruzaron la línea. Al día siguiente nueve divisiones, seis de ellas yanquis, avanzaban al norte. El General Douglas MacArthur proseguía con provocaciones y falsas informaciones de prensa contra los chinos, soviéticos y norcoreanos además de inmiscuirse en la política interior de su país al apoyar a los enemigos políticos del presidente Truman. Esto dió como resultado que fuera removido de su cargo el 11 de abril de 1951 ocupándolo el General Matthew Ridgway.

Hacia el 22 de abril las tropas de la ONU fueron detenidas a pocas millas sobre el paralelo 38 en el este y centro mientras que en el oeste no lograron cruzarlo. La guerra se estancó en una guerra de posiciones. El 23 de junio la Unión Soviética realizó proposiciones de paz que los Estados Unidos recibieron fríamente. El 6 de julio comenzaron estas con presiones de la ultra derecha yanqui para que fracasaran y pudieran atacar a China. Aunque habían conversaciones de paz los combaten proseguían.

Continuación del conflicto

El 10 de julio el General Nam Il dirigía la parte norcoreana en las conversaciones en Kaesong .El 12 de julio se rompieron por pretextos yanquis comenzando de nuevo el 15 de julio. Unas de las mayores dificultades era la línea de alto de fuego que los norteamericanos querían más al norte. El 5 de agosto se volvieron a romper las negociaciones reiniciándose el 12 de agosto. El 19 de agosto tres divisiones del Octavo Ejército de los Estados Unidos lanzaron una fuerte ofensiva apoyados por la artillería mientras en la zona desmilitarizada de las conversaciones los surcoreanos le realizaron una emboscada a los norcoreanos, el 20 de agosto un avión de la ONU ametralló los jeeps de los negociadores comunistas y el 22 de agosto un bombardero atacó a Kaesong. El 23 de agosto se rompieron las conversaciones.

La poca seriedad de los negociadores norteamericanos y el deseo del Pentágono de destruir la República Popular Democrática de Corea para entregarle el país completo al dictador Syngmon Rhee llevaron a las dos principales naciones comunistas asiáticas a rearmar con armas modernas al ejército norcoreano. A este le empezaron a llegar medios bélicos de la Unión Soviética a través de China. Subametralladoras PPSH-41 y fusiles semiautomáticos SKS, cañones y fusiles antitanques, obuses de 122 y 152 mm, lanzacohetes múltiples reactivos BM-13, ametralladora antiaérea DSHK-12,7mm y ZU-14,5mm. Para arrebatarles el dominio del aire a los yanquis y sus aliados se entrenaron pilotos de Corea del Norte en los cazas MIG-15.

La inteligencia norteamericana detectó la construcción de tres pistas de aviación de 6 400 pies al norte de Corea. Comprendiendo que era para aviones a chorros decidieron destruirla. El 18 de octubre bombardearon la base de Saamchan y el 22 de octubre la de Taechon donde la artillería antiaérea norcoreana derribó un bombardeo. El 23 de octubre de 1951 una flotilla aérea de 8 bombarderos B-29 Superfortalezas protegidos por unos 100 cazas F-86 Sabre, se acercaron al tercer aeropuerto. Unos 150 cazas MIG-15 se descolgaron del cielo comenzando la batalla aérea de Namsi. Los MIG acribillaban a las superfortalezas sin que los Sabre pudieran hacer nada pues los cazas norcoreanos eran más veloces y maniobrables. Fueron derribados tres B-29 y los otros 5 se estrellaron cuando intentaron aterrizar. Hasta el 30 de octubre en los cielos de Corea ocurrían encarnizados combates aéreos que dieron como resultados el dominio aéreo por Corea del Norte.

Reinicio de conversaciones de paz

Una ofensiva terrestre del Octavo Ejército bajo el mando del General Van Flete fue un rotundo fracaso teniendo los norteamericanos 10 000 bajas entre muertos, heridos y desaparecidos. Todo esto obligó al General Ridgway reiniciar las conversaciones de paz en Panmunjon el 25 de octubre. En noviembre los norteamericanos buscaban destruir las conversaciones exigiendo que el pueblo de Kaesong formara parte de Surcorea mientras en las trincheras se habían generalizado un alto al fuego. A estar casi lograda la firma del armisticio los yanquis empezaron a propagar que los comunistas habían asesinado 8000 prisioneros de guerra estadounidenses cuando en realidad de los 7 190 prisioneros murieron 2730 por las condiciones climáticas y los bombardeos, la infamia hizo que se rompieran las negociaciones. A principios de 1952 los contendientes se mantenían en las mismas posiciones sin lograr las ofensivas norteamericanas que los norcoreanos abandonaran sus defensas. Las bajas yanquis ya habían llegado a 103 000 muertos. La supremacía tecnológica norteamericana fue vencida en esa época por los equipos soviéticos como los cazas MIG. El deseo de la derecha norteamericana de impulsar una Tercera Guerra Mundial se vio frenado al comprobar el poderío militar soviético y chino. Los bombarderos B-29, B-36 y B-50 en los que confiaban las bombas atómicas eran muy lentos contra los cazas soviéticos. Pero aun así no querían la paz.

Durante todo el año de 1952 prosiguieron las treguas con conversaciones en Panmunjon y las ofensivas yanquis. Estas dieron lugar a las batallas de Old Baldy, Copic Pork Chop, T-Bone y Heartbreak. Los norcoreanos con un armamento de calidad y experiencia combativa en guerra convencional lograron hacer una defensa activa con buenas fortificaciones que combinaban con contraataques poderosos. Esto iba desgastando a los norteamericanos cuya moral estaba ya baja y a los surcoreanos que deseaban la paz en su país. Solo el Pentágono y el dictador surcoreano Syngman Rhee querían continuar la guerra hasta la derrota de la República Popular.

Fuentes

  • F. STONE, IRVING. La Historia oculta de la Guerra de Corea. Irving, F. Stone. Imprenta Nacional de Cuba. La Habana. 1960.
  • Foro de Armas_es Armamento Pesado M46 Patton en Corea.
  • Foro de Historia Militar el Gran Capitán • Ver Tema - BF-ONU los franceses en Corea.
  • IZQUIERDO CANOSA, RAÚL. El Flagelo de las Guerras. Su costo humano y material. Raúl, Izquierdo Canosa. Editorial de Ciencias Sociales. La Habana. 2005.