Saltar a: navegación, buscar

Leon Battista Alberti

Leon Battista Alberti
Información sobre la plantilla
Leónbatisttaalberti 40.jpeg
Nacimiento18 de febrero de 1404
Génova, Bandera de Italia Italia
Fallecimiento20 de abril de 1472
Roma
Alma materUniversidad de Bolonia, Bandera de Italia Italia
OcupaciónArquitecto, teórico del arte y escritor
PadresLorenzo Alberti
Obras destacadasFachada de la Iglesia de Santa Maria Novella, Palacio de la familia Rucellai y Palacio Rucellai.

Leon Battista Alberti. Arquitecto, teórico del arte y escritor italiano. Fue, conjuntamente con Leonardo da Vinci, una de las figuras más representativas del ideal del hombre del Renacimiento, ya que reunió en su persona todos los conocimientos y habilidades de la época: erudito, humanista, escritor, arquitecto, escultor, pintor, cortesano y hombre de mundo.

Datos biográficos

Leon Battista Alberti

Leon Batista Alberti nació el 18 de febrero de 1404 en Génova, Italia. Era hijo de Lorenzo Alberti, miembro de una rica familia de comerciantes y banqueros. Recibió una esmerada formación en la escuela de Barsizia (Padua) y en la Universidad de Bolonia. Estudió griego, matemáticas, ciencias físicas, filosofía, música, pintura y escultura.

Su contacto en Roma con los monumentos de la antigüedad clásica dio pie a uno de sus primeros escritos: Descriptio urbis Romae (1434), primer estudio sistemático de la Roma antigua.

En 1434, regresó a Florencia, donde trabó amistad con los grandes artistas del momento, de Brunelleschi a Donatello y Masaccio. A Brunelleschi dedicó precisamente su tratado Della pintura (1436), en el que se describen por primera vez las leyes de la perspectiva científica, además de dar una visión naturalista del arte de la pintura.

En Roma, redactó De re aedificatoria, un completo tratado de arquitectura en todos los aspectos teóricos y prácticos. Posteriormente se desplazó a Rímini, donde construyó el Templo Malatestiano, y a Mantua, donde se le deben las iglesias de San Sebastián y San Andrés.

Alberti fue el primer teórico artístico del Renacimiento, una figura emblemática, por su dedicación a las más variadas disciplinas. Se mostró constantemente interesado por la búsqueda de reglas, tanto teóricas como prácticas, capaces de orientar el trabajo de los artistas; en sus obras menciona algunos cánones. Por ejemplo, en De statua expone las proporciones del cuerpo humano, en De pictura proporciona la primera definición de la perspectiva científica y por último en De re ædificatoria (obra que termina en 1450) describe toda la casuística relativa a la arquitectura moderna, subrayando la importancia del proyecto, los diversos tipos de edificios siguiendo las funciones que deben desempeñar.

El aspecto más innovador de sus propuestas consiste en mezclar lo antiguo y lo moderno propugnando de ese modo la praxis antigua y la moderna, que había iniciado Filippo Brunelleschi.

Muerte

Falleció el 20 de abril de 1472 en Roma.

Su obra

Arquitectura

Fachada de la iglesia de Santa Maria Novella

Trabajó como arquitecto sobre todo para Giovanni di Paolo Rucellai, comerciante y humanista, amigo íntimo suyo y de su familia. Por encargo de Rucellai en 1456 proyecta la finalización de la fachada de la iglesia de Santa Maria Novella, que había quedado inacabada en 1365. En 1447 se le encarga la construcción del Palacio de la familia Rucellai. Su intervención en él se centra en la fachada, sobre una base que imita el opus reticulatum romano, realizada entre 1450 y 1460, y formada por tres planos superpuestos, separados horizontalmente por cornisas; la superposición de filas de columnas con distintos órdenes tiene origen clásico. De hecho el palacio pasará a ser modelo para todas las siguientes construcciones de residencias señoriales.

En Roma, durante el papado de Nicolás V, restauró las iglesias de Santa María la Mayor y Santo Stefano Rotondo. En dicha ciudad escribió De re ædificatoria en latín. Se trata de una obra no dirigida a especialistas, sino al gran público con formación humanística, tomando como modelo los diez libros de arquitectura de Vitruvio, que en aquel momento circulaban en copias manuscritas sin corregir filológicamente. La obra también está dividida en diez libros.

Palacio Rucellai (1445-1451), Florencia.

Estas obras, que constituyen la síntesis de sus criterios arquitectónicos, se convirtieron, junto con las de Brunelleschi, en los grandes modelos del arte constructivo renacentista. Sus edificios están considerados como los ejemplos más sobresalientes de la arquitectura renacentista.

Literatura

Alberti se dedicó a la literatura desde muy joven, incluso antes de inicar sus estudios. En Bolonia escribió una comedia autobiográfica en latín, una lengua que dominaba con gran maestría, la Philodoxeos fabula (Amante de la Gloria), con la que consiguió engañar a todos los expertos de su época, que la consideraron original y la atribuyeron a Lépido, el nombre que usó para firmar Alberti.

En 1433 empieza a redactar cuatro libros en lengua vulgar, en el dialecto italiano de la época hablado en la región toscana, una importante elección, los Libros de la Familia, que están considerados como su obra maestra, y que finaliza en 1441.

De regreso a Florencia en 1434, se acercó a la obra de los innovadores florentinos (Filippo Brunelleschi, Donatello y Masaccio). De 1436 data De Pictura , que el propio Alberti tradujo a toscano con el título Della pittura obra que dedica a Brunelleschi. En este tratado trata de dar reglas sistemáticas a las artes figurativas. En 1464 escribió el tratado De statua, en el que define la escultura tanto poniendo como quitando, dividiéndola en tres modos según la técnica utilizada:

  1. Quitar y poner, esculturas con materiales blandos: tierra y cera;
  2. Quitar, escultura en piedra;
  3. Añadir, o sea, el realce sobre metal.

A pesar de haber escrito numerosos textos en latín, lengua a la que reconocía un gran valor cultural y unas cualidades expresivas superiores, Alberti fue un ferviente preconizador de la lengua vulgar, a la que consideraba más adecuada a las exigencias de una sociedad naciente en permanente transformación.

Teórico

Una de las facetas más importantes en Alberti son sus tratados teóricos, por los que hoy se conoce su pensamiento artístico. Es curioso el concepto que tiene del arte y definición de la idea.

“La función del arquitecto es matemática, crear, dar proporciones. La labor de aparejador la hacen sus discípulos, que son los que resuelven los problemas a pie de obra. El arquitecto es el que la inventa”.

Escritos

  • Apologías y elogios
  • Cena Familiaris
  • De Amore
  • De equo animante (El caballo vivo)
  • De Iciarchia
  • De re aedificatoria
  • Deifira
  • De lunularum quadratura
  • De Pictura
  • Descriptio Urbis Romae
  • Ecatonfilea
  • Elementos de Pintura
  • Epístola consolatoria
  • Gramática de la lengua toscana
  • Intercœnales
  • Historieta amorosa entre Leonora de Bardi e Ippolito Bondelmonti
  • Los libros de la familia
  • Ludi matematici
  • Momus sive de principe
  • Naufragus
  • Profugiorum ab ærumna libri III
  • Sentencias pitagóricas
  • Sofrona
  • Theogenius
  • Uxoria
  • Villa

Fuentes