Saltar a: navegación, buscar

Oldsmobile

Oldsmobile
Información sobre la plantilla
Empresa con sede en Estados Unidos
Oldsmobile logotipo.jpg
Fundación:1897-2004
País:Bandera de los Estados Unidos de América Estados Unidos
FabricaGeneral Motors
FabricanteRansom E. Olds
Productos:Oldsmobile 442

Oldsmobile 98 Oldsmobile Alero Oldsmobile Aurora Oldsmobile Autocrat Oldsmobile Bravada Oldsmobile California Alero Oldsmobile Custom Cruiser Oldsmobile Cutlass Oldsmobile Delta 88 Oldsmobile Intrigue Oldsmobile Ninety Eight 98 Oldsmobile Regency Oldsmobile Silhouette Oldsmobile Super 88 Convertible

Oldsmobile Toronado

Oldsmobile. Fue una marca de automóviles fabricada durante la mayor parte de su existencia por General Motors. Fundada por Ransom E. Olds en 1897, la compañía produjo automóviles en los Estados Unidos hasta el 2004. En sus 107 años de historia, fabricó 35.2 millones de coches, incluyendo al menos 14 millones que salieron de su fábrica en Lansing, Michigan. Cuando terminó su proceso de fabricación, Oldsmobile era la marca más antigua tras Daimler y Peugeot.

Historia del fabricante

Ransom E. Olds

Sus orígenes se remontan a 1887, cuando Ransom Eli Olds se dedicaba a experimentar con motores de vapor desarrollados para mover coches de caballos. Olds trabajaba en el taller que su padre tenía en la localidad de Lansing, en el estado de Michigan; la misma donde aún hoy se siguen fabricando los automóviles Oldsmobile.

Ransom Eli Olds nació en 1864 en Geneva (Ohio), y con 16 años se trasladó con su familia a Lansing, donde trabajó en el taller de su padre, que pasó a regentar en 1885. Allí construyó su primer vehículo completo dos años más tarde, equipado con un motor de vapor de dos caballos de potencia. Pero Olds se interesaba por las experiencias con mecánicas de explosión alimentadas por gasolina que llevaban a cabo Otto y Daimler en Europa y Brayton en Estados Unidos.

Historia de Oldsmobile

En 1897 construyó un vehículo de explosión dotado con un motor monocilíndrico de gasolina de cinco caballos de potencia y capaz de circular a la tremenda velocidad de 30 kilómetros por hora. Al mismo tiempo constituyó la Olds Vehicle Motor Company, que se unió a la sociedad de su padre, la P.F. Olds & Son , que a finales de ese mismo año cambió su razón social, que pasó a llamarse Olds Gasoline Engine Works.

Pero estas sociedades no eran rentables y su pasivo crecía sin cesar. Olds no se rindió y encontró el socio perfecto en Samuel Smith, con el que creó en 1899 la sociedad Olds Motor Works, que englobó a las dos empresas ya existentes.

El capital social inicial fue de medio millón de dólares y la presidencia fue asumida por Smith, que nombró a su hijo Frederick tesorero y secretario de la misma, mientras Olds asumía las funciones de vicepresidente y director general.

La primera acción de la nueva empresa fue construir una fábrica en Detroit, que en sus dos primeros años puso a punto 11 vehículos, de gasolina y eléctricos que se iban a poner a la venta en 1901. Sin embargo, el 9 de marzo de dicho año se produjo un violento incendio que la destruyó casi por completo y con ella a 10 de los 11 coches fabricados. Sólo se salvó un runabout hecho finales de 1900, que respondía a la denominación Oldsmobile y que construyó la base de la futura producción de la firma.

Así nació el coche más famoso de la historia de Oldsmobile, el Curved Dash, el primer coche norteamericano construido en serie mediante una cadena de montaje rudimentaria. Era un coche sencillo, económico y funcional, más cercano a un carruaje que a un automóvil, equipado con un motor monocilíndrico de siete caballos unido a una transmisión con dos marchas hacia adelante y una hacia atrás. La dirección era una palanca de tipo timón. Se llegaron a producir más de 5.500 unidades en 1904, lo que contribuyó al desarrollo de la automoción en Estados Unidos.

Ese año se trasladó la producción de automóviles a Lansing y Ransom Olds dimitió de su cargo por divergencias con Smith. Olds defendía los utilitarios como el Curved Dash, mientras que Smith prefería coches más grandes, lujosos y caros, lo que fue un fracaso. Pero entonces apareció William C. Durant, que en 1908 fundó General Motors con Buick, Stewart y la propia Olds, que en ese año sólo produjo 1.055 coches. Antes de eso, Ransom Olds participó en la fundación de una nueva marca de automóviles, la Reo, nombre formado con las iniciales de su nombre.

Tras dos décadas de cambios continuos de métodos de producción, la marca encontró en los años 30 y 40 el mejor camino para su desarrollo: la innovación tecnológica. Ya antes, en 1925 introdujo el uso de las piezas cromadas, y en 1927 todos sus coches llevaban frenos en las cuatro ruedas. El modelo más popular de esa época fue el Serie F.

En 1937 creó una transmisión semiautomática, y tres años más tarde todos sus modelos estaban equipados con una caja de cambios totalmente automática denominada Hydramatic. En 1942 desapareció la razón social Olds Motor Works, para pasar a llamarse Oldsmobile. En 1949 desarrolló unos nuevos motores de ocho cilindros en línea, cinco litros de capacidad y 135 caballos de potencia que se denominaron Futuramatic Rocket, y que se hicieron muy populares al usarse en los coches de competición de la NASCAR, campeonato que dominó durante años.

Oldsmobile volvió a ser pionera en el modelo de 1949, cuando introdujeron su motor V-8, un motor que producía mucha más potencia que los demás motores utilizados en la época. El diseño básico de este motor, con unos pequeños cambios y ajustes, fue utilizado hasta que Oldsmobile dejó de fabricar los V-8 en 1990.

El Toronado

De los primeros 1.005 coches de 1908 se pasó a 36.072 en 1933 y a 310.795 en 1958. En esa época, los motores Rocket del modelo SS alcanzaron una potencia de 300 caballos. El Cutlass y el Delta eran los coches más populares de Oldsmobile. Pero el más importante llegó a mediados de los 60, el Toronado.

Stan Wilen, jefe de diseño, pidió a sus empleados que hicieran el coche que hubieran deseado para sí mismos. Así nació un coupé de dos puertas y cinco plazas equipado con un motor V8 de siete litros y 385 caballos. Pero su principal característica era que su tracción estaba en las ruedas delanteras, algo que no se veía en Estados Unidos desde el Cord de los años 30. Con el Toronado se lograron nuevos récords de producción, al superarse las 650.000 unidades en 1965, año de su comercialización. Su última versión se fabricó en 1978.

Principales marcas Oldsmobile

Fuente