Partido Comunista de Cuba

De EcuRed

Artículo destacado

Partido Comunista de Cuba
Información sobre la plantilla

Secretario/a generalRaúl Castro[1]
Fundación3 de octubre de 1965
Ideología políticaComunismo
Antiimperialismo
Marxismo-Leninismo
Martiano
Partidos creadoresMovimiento 26 de Julio, Partido Socialista Popular, Directorio Revolucionario 13 de marzo, coordinados en Organizaciones Revolucionarias Integradas y después unificados en el Partido Unido de la Revolución Socialista de Cuba
SedePlaza de la Revolución, Edificio del Comité Central, La Habana
PaísBandera de Cuba Cuba
Organización juvenilUnión de Jóvenes Comunistas
Afiliación internacionalForo de São Paulo
Conferencia Permanente de Partidos Políticos de América Latina
Sitio webPCC.cu
PublicaciónGranma
Cuba Socialista

Partido Comunista de Cuba. Organización que agrupa a la vanguardia de los revolucionarios cubanos. La Constitución de la República de Cuba, aprobada en referéndum popular, lo define como:

"Martiano y marxista-leninista, vanguardia organizada de la nación cubana, es la fuerza dirigente superior de la Sociedad y el Estado."
.

Contenido

Historia

Primer Partido Comunista de Cuba

José Miguel Pérez, el Primer Secretario General del partido.
José Miguel Pérez, el Primer Secretario General del partido.

Para su fundación los delegados se reunieron en una vieja casa de la calle Calzada, del Vedado capitalino, numerada entonces con el 81, en el lugar donde hoy se erige la sala teatral Hubert de Blanck. Carlos Baliño, como el delegado de mayor edad, procedió a recibir las credenciales, el 16 de agosto de 1925, del Primer Congreso Nacional de las Agrupaciones Comunistas de la Isla de Cuba.

Julio Antonio Mella, fundador junto a Carlos Baliño y José Miguel Gómez del primer Partido Comunista de Cuba.
Julio Antonio Mella, fundador junto a Carlos Baliño y José Miguel Gómez del primer Partido Comunista de Cuba.

Además de él, representaban a los comunistas de la capital el maestro canario José Miguel Pérez, el líder estudiantil Julio Antonio Mella y el dirigente sindical cigarrero Alejandro Barreiro, entre otros. Venancio Rodríguez era el delegado de la agrupación de Guanabacoa; Miguel Valdés, del Sindicato de Tabaqueros, y Emilio Rodríguez, de la de San Antonio de los Baños. Por la Sección Hebrea y su Juventud Comunista, estaban Yoshka Grinberg, Yunger Semiovich (seudónimo de Fabio Grobart) y Félix Gurbich. Mella y Barreiro asumieron la representación de los manzanilleros. El Partido Comunista Mexicano envió solidario a Enrique Flores Magón para que ayudara a organizar la magna cita.

La principal misión de aquellos fundadores fue crear el primer Partido Comunista de Cuba y afiliarlo a la Tercera Internacional, fundada por Vladimir Ilich Lenin en 1919. Aparte de un programa de reivindicaciones para los obreros y campesinos, se propusieron trabajar activamente en los sindicatos, organizar a los campesinos y luchar por los derechos de la mujer y la juventud. Concedieron gran importancia a la educación partidista y al reforzamiento ideológico de la prensa obrera, asi como a todo lo concerniente con las mejoras laborales.

Partido Socialista Popular

Tres de los principales dirigentes del movimiento comunista cubano: Lázaro Peña, Blas Roca y Juan Marinello.
Tres de los principales dirigentes del movimiento comunista cubano: Lázaro Peña, Blas Roca y Juan Marinello.

En la decada de 1940 el Primer Partido Comunista de Cuba cambia su nombre por Partido Socialista Popular.

El 10 de marzo de 1952, Fulgencio Batista usurpó el poder mediante una asonada e ilegalizó el Partido Socialista Popular. En la lucha contra el batistato cayeron abatidos dirigentes sindicales militantes del Partido como José María Pérez Capote y el exalcalde de Manzanillo Paquito Rosales, entre otros. Adherido al Pacto del Pedrero (1958), suscrito por el comandante Ernesto Che Guevara en Las Villas, el destacamento guerrillero organizado por los comunistas en esa provincia hizo causa común con el Movimiento 26 de Julio y los comandos del Directorio Revolucionario y juntos participaron en el derrocamiento de la tiranía.

Etapa de Construcción del Socialismo

El antecedente histórico más inmediato de la formación del Partido Comunista de Cuba se encuentra en el amplio proceso unificador que tuvo lugar en 1961 con la formación de las Organizaciones Revolucionarias Integradas (ORI), que constituyó el primer paso hacia la creación del instrumento político unitario de la Revolución; formadas por el Movimiento Revolucionario 26 de Julio, liderado por Fidel Castro, fundador del Ejército Rebelde e iniciador de la última etapa de la lucha revolucionaria; el Partido Socialista Popular (PSP) (Comunista) cuyo secretario general era Blas Roca y el Directorio Revolucionario 13 de marzo, dirigido por el comandante Faure Chomón.

Después de unos meses de vida se hizo un análisis de los logros de la integración y de los errores de sectarismo por parte de miembros de la dirección de las ORI. El 26 de marzo de 1962, se inició una nueva etapa en la construcción de un partido, que a partir de esa fecha se denominó Partido Unido de la Revolución Socialista de Cuba (PURSC).

Se inició así la construcción de las bases del Partido, según el principio de una selección rigurosa e individual y apoyada en la consulta con los trabajadores. Se precisaron desde entonces los conceptos y el método que se aplicarían para constituir las organizaciones de base.

El Partido Comunista de Cuba a partir de 1965

El 3 de octubre de 1965, quedó constituido el primer Comité Central del Partido Comunista de Cuba (PCC), en el acto solemne en el cual Fidel Castro leyera la carta de despedida de Ernesto Che Guevara, quien fuera uno de los inspiradores de la creación de un Partido, ejemplo vivo y organización de vanguardia de la Revolución, dado el grado de desarrollo de la conciencia político-ideológica del pueblo cubano.

La Constitución de la República de Cuba aprobada en referendo popular el 15 de febrero de 1976, en el que votaron el 98% de los electores y la aprobaron el 97,7, definió el papel del Partido en la sociedad cubana. En el artículo 5 del capítulo I de la Constitución se establece que:

El Partido Comunista de Cuba, martiano y marxista-leninista, vanguardia organizada de la nación cubana, es la fuerza dirigente superior de la Sociedad y el Estado, que organiza y orienta los esfuerzos comunes hacia los altos fines de la construcción del socialismo y el avance hacia la sociedad comunista.

Congresos

Primer Congreso

Logotipo del Primer Congreso del Partido Comunista de Cuba.
Logotipo del Primer Congreso del Partido Comunista de Cuba.

El Primer Congreso del Partido de Cuba, celebrado en La Habana entre los días 17 al 22 de diciembre de 1975, se inició con el Informe Central presentado por su primer secretario Fidel Castro, que después de escuchado fue ampliamente debatido su contenido, se empezó por el análisis histórico de la Resolución: se continuó con el desarrollo económico habido en las distintas ramas; los errores cometidos, el Sistema de Dirección de la Economía y el desarrollo económico futuro.

Igualmente se discutió sobre el desarrollo social en general; la educación; la cultura y el deporte; la salud; las investigaciones científicas; la atención a la infancia; la seguridad social; así como la política laboral y el sistema judicial. [2]. Además en el informe se explicó la trascendencia de orden político, institucional y jurídico de la Nueva Constitución de la República como base de un desenvolvimiento superior de la legalidad socialista.

Se trató también acerca de las organizaciones de masas y sociales, de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, el Ministerio del Interior, la Unión de Jóvenes Comunistas y el Partido. Se abordó la política exterior de Cuba, basada en la subordinación de las posiciones cubanas, a las necesidades internacionales de la lucha por el socialismo y la liberación nacional de los pueblos.

En este Primer congreso se aprobaron las tesis, las resoluciones y la Plataforma Programática del Partido Comunista de Cuba.

En acto de masas en la Plaza de la Revolución José Martí, se clausuró este Primer Congreso donde el pueblo aprobó las tesis y las resoluciones acordadas, así como el Comité Central y la ampliación del Buró Político.

Durante el Congreso y en los discursos de clausura se habló de la ayuda brindada al Movimiento Popular para la Liberación de Angola (MPLA) y a su pueblo, en su lucha contra las tropas de África del Sur, y abordó nuestra política de solidaridad con los gobiernos progresistas y los movimientos revolucionarios de África y con el pueblo hermano de Puerto Rico. [3].

En las sesiones del I Congreso, los delagados aprobaron la estructura del Primer Buró Político del PCC, integrado por las siguientes personas:

Segundo Congreso

Logotipo del Segundo Congreso del Partido Comunista de Cuba celebrado entre los días 17 y 20 de diciembre de 1980.
Logotipo del Segundo Congreso del Partido Comunista de Cuba celebrado entre los días 17 y 20 de diciembre de 1980.

En el II Congreso celebrado del 17 al 20 de diciembre de 1980, en el Palacio de las Convenciones de La Habana, se expuso un balance del período entre 1975 y 1980, así como las proyecciones futuras para el quinquenio 1981-1985 y las líneas generales de la política nacional e internacional. Se hizo un análisis de la situación económica y las causas del deterioro que sufre la misma. [4]

Toda la experiencia del período fue considerada al elaborar, con el criterio más realista posible, y sobre la base de índices seguros, las directivas económicas para el segundo quinquenio. Sobrecumplir y no incumplir. Comprometió al Partido a alcanzar lo inalcanzable. Se añadió a este informe los aspectos relacionados a la perspectiva hasta el año 2000 y la situación económica mundial.

Se analizaron los objetivos principales de la economía global; la consolidación y el perfeccionamiento del Sistema de Dirección y Planificación de la Economía (SDPE); la orientación de las inversiones básicas; la distribución territorial de las fuerzas productivas; el desarrollo de la ciencia y de la técnica; la protección del medio ambiente y de los recursos naturales; el desarrollo agropecuario; el desarrollo de las construcciones; el desarrollo del transporte y las comunicaciones; el desarrollo de la educación y la cultura; el desarrollo de la salud pública; acerca del comercio interior y los servicios a la población; las relaciones económicas internacionales. Se encontraban presentes además de los delegados cubanos representantes de más de 140 organizaciones revolucionarias, progresistas y democráticas de todo el mundo.

La clausura fue en la Plaza de la Revolución José Martí. Al pronunciar el discurso de clausura, Fidel expresó:

Una cosa no debe chocar con la otra: el trabajo productivo, los servicios y la preparación para la defensa. Debemos prepararnos, eso no admite la menor duda. Debemos confiar fundamentalmente en eso, no en la cordura del enemigo, no en la sensatez del enemigo; sino en nuestras fuerzas. Por eso más que nunca tenemos que convertirnos en un pueblo de trabajadores y un pueblo de soldados [5]

Tercer Congreso

Logotipo del Tercer Congreso del Partido Comunista de Cuba.
Logotipo del Tercer Congreso del Partido Comunista de Cuba.

El III Congreso del Partido celebrado entre el 4 y 7 de febrero de 1986, en La Habana, refleja en su informe, con objetividad, con un magnífico análisis crítico, el trabajo realizado en el cumplimiento de las directivas del quinquenio 1981-1985. Destaca los logros en el desarrollo económico y social del país, en el nivel de vida de la población, las tareas de la defensa de la patria, el fortalecimiento de la conciencia revolucionaria; la labor de las organizaciones políticas, sociales y de masas, el papel dirigente del Partido y la posición de Cuba en el ámbito de la política internacional.

Se plantean las dificultades enfrentadas durante el período, muchas objetivas, como el recrudecimiento de la hostilidad imperialista, intensificación del bloqueo, problemas climatológicos, y por otro lado deficiencias en cada uno de los sectores que deben ser resueltas por nosotros mismos. Se hacen profundos análisis sobre la rectificación de errores y tendencias negativas.

Se hizo una valoración del apoyo y solidaridad recibida de la comunidad socialista, en especial la Unión Soviética.

Se reconoce el esfuerzo realizado por el Partido en el desarrollo y organización de la producción, en el aumento de las exportaciones, sustitución de importaciones, en la lucha por la calidad, el ahorro y uso racional de recursos, en el desarrollo científico-técnico, en el perfeccionamiento y exigencia de la emulación socialista.

Se analiza la atención prestada a los problemas de la lucha ideológica, de la educación comunista, la enseñanza, la cultura, etcétera, y se puntualiza en qué dirección debe encaminarse el esfuerzo realizado en las tareas de la defensa y en la preparación del país para la guerra de todo el pueblo.

Ratificó la política exterior llevada a cabo por el Partido y consideró su sustento sólido. Se profundizó en la situación internacional actual y los peligros que amenazan la paz mundial.

Se expuso con claridad y precisión las proyecciones principales del próximo quinquenio, destacando su importancia para la estrategia de desarrollo del año 2000.

Se analizó y aprobó el Programa del Partido Comunista de Cuba, en sesión diferida para la segunda parte del año, en diciembre de 1986.

Al pronunciar el discurso de clausura del Tercer Congreso y referirse al futuro de la Revolución tras este Congreso, el Comandante en Jefe expresó:

Pero ya no se trata de un puñado de hombres en un pequeño yate, más repleto de ideasque de armas, sino de una nave inmensa y sólida que ninguna ola, ningún viento, ninguna tempestad será capaz de hacer naufragar, cargada esta vez de muchos sueños hechos realidades y de muchas realidades que son sueños todavía por hacer, donde un pueblo entero navega hacia el futuro y de nuevo desembarca sabiendo que si delante hay montañas de dificultades y obstáculos, si un pérfido enemigo acecha, como premio a su tesón, su confianza en sí mismo y sus esfuerzos, muchos primero de enero le esperan. Hagámonos el propósito de redoblar nuestros esfuerzos, y jurémonos ante nosotros mismos que si un día nuestro trabajo nos pareciera bueno, debemos luchar por hacerlo mejor; y si fuera mejor, debemos luchar por hacerlo perfecto, conociendo de antemano que para un comunista nada será nunca suficientemente bueno, y ninguna obra humana será jamás suficientemente perfecta. [6]

Cuarto Congreso

El IV Congreso se celebró en la ciudad de Santiago de Cuba del 10 al 14 de octubre de 1991. Allí fue proclamado el Llamamiento al IV Congreso del Partido Comunista de Cuba, leído por el segundo secretario del Partido, General de Ejército Raúl Castro Ruz, que anteriormente había sido debatido por todo el pueblo.

El Partido Comunista de Cuba se dirige hoy a sus militantes, a la clase obrera, a los campesinos, a todos los trabajadores manuales e intelectuales, a los hombres y mujeres de los diferentes sectores sociales,a las distintas organizaciones e instituciones, a nuestros jóvenes, a todos los patriotas y revolucionarios. El partido llama a preparar y a realizar su IV Congreso, en el primer semestre del próximo año, en la ciudad heroica de Santiago de Cuba.

Al convocar a la más trascendental reunión del partido y del país, evocamos

con emocionado respeto y orgullo esta fecha histórica del 15 de marzo, aniversario de la Protesta de Baraguá.[7]

El IV Congreso tuvo lugar en uno de los momentos más difíciles del país. No se presentó un informe escrito, se presentaron ideas y planteamientos del momento, noticias frescas, apartándose de todo formalismo.

Logotipo del Cuarto Congreso del Partido Comunista de Cuba.
Logotipo del Cuarto Congreso del Partido Comunista de Cuba.

Su Primer Secretario Fidel Castro expresó:

"Hoy luchamos no solo por nosotros mismos, no solo luchamos por nuestras ideas, sino que luchamos por las ideas de todos los pueblos explotados, subyugados, saqueados, hambrientos de este mundo, luego, nuestra responsabilidad es mucho mayor", encontramos la esencia que prevaleció en este Congreso"[8]

A este Congreso correspondió el análisis del período especial y las medidas implementadas por el proceso de rectificación.

Se analizó el impacto que causó en nuestro país la desaparición del Campo Socialista y cómo a pesar del significado trascendental que tuvo, se adoptaron las decisiones y se tomaron las medidas indispensables, entre ellas, las relacionadas con el combustible, los equipos para las importaciones en general. Se llamó la atención sobre las nuevas dificultades y el espíritu de combate que tenía que prevalecer entre todos los ciudadanos del país. También, en sus palabras iniciales, el Primer Secretario se refirió a las consecuencias del bloqueo de Estados Unidos hacia Cuba y que a partir de ese momento sería más fuerte y sus consecuencias mayores.

Asimismo en el IV Congreso se debatió sobre la entrada de los creyentes religiosos en el Partido, el papel de la ciencia en función del desarrollo, el mercado libre campesino, la lucha contra el delito y otros importantes temas.

Quinto Congreso

Del 8 al 10 de octubre de 1997 se celebra el Quinto Congreso del Partido Comunista de Cuba.

En el Quinto Congreso se aprobó el domunento: EL PARTIDO DE LA UNIDAD, LA DEMOCRACIA Y LOS DERECHOS HUMANOS QUE DEFENDEMOS, el cual fue el resultado de un proceso de consulta en los meses previos al Congreso en 1997, donde participaron seis millones y medio de cubanos mayores de 14 años.

La idea central del documento fue ratificada:
de nuestra gloriosa historia brotaron y brotan los principios emancipadores por cuya victoria han luchado sucesivas generaciones. La Revolución es una sola.[9]

Sexto Congreso

6to Congreso del PCC.
6to Congreso del PCC.

El 8 de noviembre de 2010 en acto por el 10mo aniversario del Convenio de Colaboración Cuba -Venezuela , el entonces Segundo Secretario del PCC y presidente cubano Raúl Castro convocó al VI Congreso del PCC, a celebrarse en ocasión del 50 Aniversario de la victoria de Playa Girón y de la proclamación del carácter Socialista de la Revolución Cubana. Al convocar el VI Congreso del Partido, Raúl expresó:

El Buró Político ha acordado convocar el VI Congreso para la segunda quincena del mes de abril del próximo año, en ocasión del 50 Aniversario de la Victoria de Playa Girón y de la Proclamación del Carácter Socialista de la Revolución Cubana.

Por todas estas razones, el VI Congreso se concentrará en la solución de los problemas de la economía y en las decisiones fundamentales de la actualización del modelo económico cubano y adoptará los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución.

El Congreso no es sólo la reunión de quienes resulten elegidos como Delegados, sino también el proceso previo de discusión por parte de la militancia y de toda la población de los lineamientos o decisiones que serán adoptados en el mismo.

En ese discurso en la Asamblea Nacional también dije que "la unidad entre los revolucionarios y entre la dirección de la Revolución y la mayoría del pueblo es nuestra más importante arma estratégica, la que nos ha permitido llegar hasta aquí y continuar en el futuro perfeccionando el Socialismo" y que "la unidad se fomenta y cosecha en la más amplia democracia socialista y en la discusión abierta con el pueblo de todos los asuntos, por sensibles que sean".

Por tal motivo el sexto será un Congreso de toda la militancia y de todo el pueblo, quienes participarán activamente en la adopción de las decisiones fundamentales de la Revolución.
[10]
Debate en las Comisiones del VI Congreso del Partido Comunista de Cuba.
Debate en las Comisiones del VI Congreso del Partido Comunista de Cuba.

Del 16 al 19 de abril de 2011 se celebra el VI Congreso del Partido Comunista de Cuba. A las discusiones finales de dicho congreso asistieron mil delegados y cientos de invitados.

Resoluciones del VI Congreso del Partido Comunista de Cuba:

  • Resolución sobre el perfeccionamiento de los órganos del Poder Popular, el Sistema Electoral y la División Político Administrativa
  • Resolución sobre el Informe Central
  • Resolución sobre los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución
  • Resolución sobre la Convocatoria a la Primera Conferencia Nacional del Partido Comunista de Cuba.

Objetivos

Entre sus objetivos fundamentales está la lucha por consolidar una nueva moral en la sociedad cubana, cimentada en la ideología de la Revolución, la solidaridad, la igualdad y la justicia social, la confianza mutua, la disciplina consciente, la modestia, la honradez, el espíritu crítico y autocrítico, la seguridad en el porvenir socialista; en consecuencia, combate resueltamente la explotación del hombre por el hombre, del individualismo, la supervivencia de prejuicios raciales y discriminatorios de cualquier índole, el escepticismo, la falta de fe en el socialismo, el derrotismo, el oportunismo, la simulación y la doble moral, la indisciplina, la corrupción y toda forma de conducta delictiva y antisocial.

La autoridad del Partido se basa en la justeza de su línea política, en el ejemplo de sus militantes, en el vínculo con el pueblo, en su capacidad de escuchar, de persuadir y de incorporar a la mayoría a la lucha por los objetivos de la Revolución.

La labor del Partido Comunista de Cuba en el terreno de la ideología se fundamenta en la teoría marxista-leninista, en la prédica martiana y en las tradiciones de lucha del pueblo, en su experiencia histórica y la de los demás pueblos y naciones. El Partido en este campo promueve y exalta el mérito y la virtud para que siempre prevalezcan en toda valoración individual o social de las instituciones.

Democracia partidista

La democracia del Partido Comunista de Cuba ejemplo para el mundo.
La democracia del Partido Comunista de Cuba ejemplo para el mundo.

El Partido Comunista de Cuba fundamenta su actividad en el principio del centralismo democrático, otorgando la máxima importancia a la real y efectiva articulación de la disciplina consciente con la más amplia democracia interna, el ejercicio de la dirección colectiva y de la responsabilidad individual, asegura la plena libertad de discusión y opinión y la unidad de acción de sus organismos y organizaciones; estimula y respalda el pensamiento creador y antidogmático y el ejercicio de la crítica constructiva.

En el Partido todos los cargos son electivos, sin excepción y desde la base hasta el Comité Central pasan, previo a su elección, por la consulta con las masas, tanto en el centro de trabajo donde laboran los candidatos como en su lugar de residencia, para lo cual se utilizan las asambleas del colectivo laboral u otras reuniones convocadas a esos efectos; se publican los datos y la trayectoria revolucionaria de esos compañeros en murales o en periódicos locales u otras vías, de manera que cualquier trabajador o ciudadano del lugar de que se trate pueda expresar a las organizaciones de base u organismos del Partido cualquier tipo de opinión u objeción, la que se tiene muy en cuenta a la hora de aprobar definitivamente las correspondientes candidaturas.

En las asambleas de elección de trabajadores ejemplares, que se realizan en los centros laborales, en las que los trabajadores proponen y eligen a aquellos que según su criterio reúnen las condiciones para ser procesados con vistas a su ingreso al Partido, se tiene una de las experiencias más importantes y valiosas en la lucha por lograr, en las condiciones históricas concretas, un Partido de calidad y estrechamente vinculado a las masas populares que velan por mantener la pureza de sus filas.

Órganos de Dirección

Buró Político

Comité Central del Partido Comunista de Cuba electo durante el VI Congreso del Partido Comunista de Cuba.
Comité Central del Partido Comunista de Cuba electo durante el VI Congreso del Partido Comunista de Cuba.

Buró Político del Partido Comunista de Cuba electo en el VI Congreso (Efectuado entre el 16 y el 19 de abril de 2011):

Secretariado del Comité Central

Documentos importantes

Referencias

Libros

Discursos

  • Discurso de Fidel Castro por el aniversario 50 del primer Partido Comunista de Cuba, 1975.
  • Discurso de Raúl Castro en la proclamación de la Constitución Socialista, 1976.

Fuentes