Saltar a: navegación, buscar

Santiago de Chile

Santiago de Chile
Información sobre la plantilla
Ciudad de Chile
<span/>
Bandera de Santiago
Bandera

Escudo de Santiago
Escudo

Otros nombres: Gran Santiago
Mapa ciudad Santiago de Chile
Mapa ciudad Santiago de Chile
EntidadCiudad
 • PaísBandera de Chile Chile
 • Fundación12 de febrero de 1541
Población 
 • Total5 428 590 hab.
Santiago de Chile.jpg
Santiago de Chile
Santiago de Chile. es la capital y principal núcleo urbano de Chile. El área metropolitana que forma también es denominada Gran Santiago o simplemente Santiago y corresponde a la capital de la Región Metropolitana de Santiago. Santiago es la quinta área metropolitana más poblada de Hispanoamérica, también la séptima ciudad más habitada de América Latina y según algunas estimaciones, una de las 50 aglomeraciones urbanas más pobladas del mundo.

Historia

Según estudios arqueológicos, cerca del año 800 comenzaron a instalarse en la región que hoy ocupa el territorio de Santiago distintos grupos o comunidades nativas que elegían la zona del río Mapocho para quedarse. Allí producían maíz, papa y porotos, además de domesticar animales. En el siglo XV hay testimonio de que estas comunidades avanzaron en su agricultura, en especial la tribu de los “pichinchas”, que ya realizaban un tipo de regadío artificial por medio de canales. Puesto que no poseían una organización política estable, era común que existieran enfrentamientos bélicos entre distintas tribus. Estas escaramuzas finalizaron con la conquista del territorio por parte del imperio Inca durante el renado de Cápac a fines del siglo XV. Con la llegada de los españoles a la región, comenzó a generarse una gran conmoción en el lugar. Corría el 12 de febrero de 1541 cuando Pedro de Valdivia fundó la ciudad de Santiago del Nuevo Extremo; la llamó así en honor al protector militar de los españoles en su lucha por la conquista y santo patrono de España, el apóstol Santiago.

Siguiendo la normativa vigente, Pedro de Valdivia le encomendó el trazado de la nueva ciudad al alarife Pedro de Gambia, quien diseñó la ciudad en forma de damero. En el centro colocó la Plaza Mayor y a su alrededor estuvieron los solares para la catedral, la cárcel y la casa del gobernador. Cuando Valdivia partió hacia la Guerra de Arauco, la ciudad quedó desprotegida, por lo que fue arrasada por los indígenas. Luego la ciudad fue reconstruida, pero una vez más se vio afectada, esta vez por la fuerza de la naturaleza, ya que un terremoto la azotó en el año 1552. Luego de estos avatares y ya con la inmigración, la ciudad comenzó a poblarse rápidamente. En el ámbito arquitectónico comienzan a construirse los primeros edificios de importancia de la ciudad; se destaca el inicio de la construcción en piedra de la primera catedral en 1561 y de la iglesia de San Francisco en el borde sur de la ciudad.

En 1647 un nuevo terremoto golpeó la ciudad, la cual quedó prácticamente destrozada. Una vez más Santiago volvió a levantarse, recuperándose y manteniendo un crecimiento constante.

Las características de un pueblo tranquilo comenzaron a desaparecer con el advenimiento del siglo XVIII. En 1780 el arquitecto italiano Joaquín Toesca fue el encargado de llevar adelante la construcción de una serie de importantes edificios gubernamentales, entre ellos el Palacio de la Moneda. En el siglo XIX se gestaron los procesos revolucionarios de América, y Chile y Santiago no quedaron fuera de ellos. En 1810 se proclamó la Primera Junta Nacional de Gobierno con sede en la ciudad de Santiago. El crecimiento acelerado de la capital continuó a pasos agigantados, a pesar que en 1822 y en 1835 dos nuevos terremotos volvieron a azotar la ciudad. En 1851, por otro lado, se estableció el primer sistema de telégrafos que conectó la capital con el puerto de Valparaíso. Durante el gobierno de Benjamín Vicuña Mackena se produjo un nuevo desarrollo urbano en Santiago. Se remodeló el cerro Santa Lucía y se diseñaron obras arquitectónicas imitando las neoclásicas europeas.

En cuanto a medios de transporte, la ciudad recibió el primer ferrocarril el 14 de septiembre de 1857 en la flamante Estación Central de Santiago. El resto de las calles se encontraban pavimentadas y aptas para el uso de vehículos particulares y tranvías. Con la llegada del siglo XX, la ciudad comenzó a experimentar diversos cambios relacionados con el ingreso de la industria. Hacia 1910, los principales bancos y tiendas comerciales se instalaron en las calles del centro de la ciudad. Con el afán de festejar el centenario de la República se realizaron numerosas obras urbanas en Santiago que perduran hasta hoy en día. Se crearon nuevos ramales de ferrocarril, nuevas rutas de acceso a la ciudad, se creó el Parque Forestal, se instaló el nuevo Museo de Bellas Artes y se realizaron importantes obras de alcantarillado, entre los trabajos más importantes. La inmigración rural se incrementó a partir de 1930 determinando su crecimiento demográfico y su transformación total en capital manufacturera.


Fundación de la ciudad de Santiago

Fndacion de santiago ficha.jpg

Pedro de Valdivia llegaba al valle del Mapocho en diciembre de 1540 acompañado por aproximadamente 150 españoles, más una cantidad importante de indígenas que lograron sobrevivir al viaje. Una vez establecidos, Valdivia reunió exitosamente a las tribus indígenas que habitaban el lugar, con el objeto de obtener de manera pacífica su colaboración. Luego de ello, encomendó al alarife Pedro de Gamboa la tarea de diseñar la nueva ciudad de acuerdo a las reglas dispuestas en la real cédula de 1523 para el Nuevo Mundo. Concluido el trazado de damero con la creación de la Plaza de Armas, los edificios públicos a su alrededor y la entrega de los solares a los conquistadores más importantes, Valdivia fundó la ciudad de Santiago del Nuevo Extremo el día 12 de febrero de 1541. El valle del Mapocho fue escogido por presentar ventajas estratégicas y políticas.

Era un terreno cuya geografía permitía defenderlo fácilmente, poseía agua pura y bebible a mano, tierras fértiles, de fácil cultivo, y el clima era bueno y agradable. En el aspecto político, Santiago tenía la ventaja de estar muy alejado del Perú, aspecto que le otorgaba una mayor independencia y autonomía del virrey y, por otro lado, esta misma distancia disminuía los deseos de desertar de la tropa española, impidiendo que se devolvieran a Perú.

La ciudad

Santiago se ha transformado en una de las ciudades “top” enoportunidades de negocios a nivel internacional y ha cimentado una imagen de tranquilidad, limpieza y calidad de vida bien valorada por los visitantes. En el centro de Santiago se desarrolla la mayor parte de la vida cívica del país, ahí está La Moneda (el palacio de gobierno), la Plaza de Armas y los edificios del poder judicial y ejecutivo. Con sus variados museos y paseos peatonales, el centro es un espectáculo en sí mismo. Barrios como Providencia, Bellavista, Las Condes o Vitacura mezclan comercio, gastronomía y una agitada vida nocturna que termina pasadas las 05:00 de la mañana. Pese a todo el cemento propio de una metrópolis, en Santiagoencontrarás espacios verdes de real valía: el Parque Metropolitano, conocido como “cerro San Cristóbal” es visible desde gran parte de la ciudad y puedes subir hasta su cumbre caminando, en bicicleta o auto y, también, en un antiguo pero reformado ascensor (llamado “funicular”). Y no hay que perderse el paseo por los viñedos que han quedado en medio de la ciudad y que ofrecen degustaciones de los mejores vinos chilenos. O internarte hacia la Cordillera de Los Andes hacia el pueblo de Pirque o por el cajón del río Maipo, para encontrarte con la naturaleza, probar comida típica, comprar unos souvenirs o alojar en las orillas del río. Pero una de las mayores virtudes de Santiago es que estarás a menos de 60 km de los centros de ski y muy cerca del puerto de Valparaíso(poco más de 1 hora), Viña del Mar y otros centros de veraneo a orillas del Pacífico. La nieve y el mar a tu alcance.

Economía

La economía y negocios de Santiago de Chile exhiben una gran actividad a lo largo de toda la ciudad. Sin embargo, existen determinadas áreas en donde se concentran grandes cantidades de entidades relacionadas con las finanzas. En general, la capital chilena posee un alto desarrollo económico, uno de los más elevados de Latinoamérica. La calidad de vida de la población es una de las mejores de la región: atendiendo al promedio de los ingresos, Santiago ocupa el quinto escalafón detrás de Ciudad de México, Buenos Aires, San Pablo y Río de Janeiro.

La tasa de crecimiento de la metrópolis alcanza una cifra cercana al 4% anual. Uno de los factores que posibilitan el auge de la economía y negocios de Santiago de Chile es el turismo internacional. La ciudad simboliza un atractivo muy visitado por personasde distintas nacionalidades, atraídas por las bellezas naturales de sus alrededores y por el rico patrimonio histórico y cultural que ostenta el casco urbano. La gran actividad que se visualiza en relación a la economía y negocios de Santiago de Chile tiene su explicación en su trascendencia geográfica. La ciudad es la puerta de ingreso al territorio nacional gracias a la presencia del Aeropuerto Internacional Comodoro Arturo Merino Benítez y a la cercanía con el paso trasandino Los Libertadores. Estos accesos son utilizados por la mitad de los turistas que visitan el país. La zona donde se concentra el mayor porcentaje de economía y negocios de Santiago de Chile es Las Condes, una exclusiva comuna de la capital. Al mismo tiempo, existen importantes sectores financieros en Vitacura y Lo Barnechea. Anteriormente, estas zonas residenciales formaron parte de una misma municipalidad, dividida posteriormente. Además, los turistas que se alojan en el sector cuentan con modernos hoteles de nivel internacional.

Estos distinguidos complejos poseen salones para desarrollar reuniones, exposiciones y diversas actividades relacionadas con la economía y negocios de Santiago de Chile. Generalmente, estas ceremonias emulan el estilo norteamericano o europeo: la formalidad se explicita en la vestimenta de los asistentes y en la utilización de un lenguaje óptimo a la hora de explicitar determinadas cuestiones. Las oficinas y los negocios que se encuentran en el interior de la metrópolis abren sus puertas de 8:00 a 18:00. Sin embargo, existen algunas empresas o instituciones que cierran sus instalaciones al mediodía para almorzar y descansar. Al mismo tiempo, podemos observar a comercios estirar su horario hasta las 20:00. La economía y negocios de Santiago de Chile definen parte de la vida social de la capital del país.

Patrimonio y monumentos

Dentro del área metropolitana de Santiago, existen 174 sitios patrimoniales bajo la custodia del Consejo de Monumentos Nacionales, entre los que se encuentran monumentos arqueológicos, arquitectónicos e históricos, además de barrios y zonas típicas. De estos, 93 se encuentran dentro de la comuna de Santiago, considerada el centro histórico de la ciudad. Aunque ningún monumento santiaguino ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, tres ya han sido propuestos por el gobierno chileno: el santuario incásico del cerro El Plomo, la iglesia y convento de San Francisco y el palacio de La Moneda.

En el centro de Santiago se encuentran diversas edificaciones construidas durante la dominación española y que, en su mayoría, corresponden a templos católicos, como la Catedral Metropolitana o la ya mencionada iglesia de San Francisco. Otros edificios de la época son aquellos ubicados en los costados de la Plaza de Armas, como la sede de la Real Audiencia, el Correo Central o la Casa Colorada. Durante el siglo XIX y el advenimiento de la independencia, nuevas obras arquitectónicas comenzaron a erigirse en la capital de la joven república. La aristocracia construyó pequeños palacios para su uso residencial, principalmente en los alrededores del barrio República, y que se conservan hasta la actualidad. A ello se suman otras estructuras que adoptaron corrientes artísticas provenientes de Europa, como el Club Hípico de Santiago, las casas centrales de la Universidad de Chile y de la Universidad Católica, la Estación Central y la Estación Mapocho, el Mercado Central, la Biblioteca Nacional, el Museo de Bellas Artes y el Barrio París-Londres, entre otras. Diversas áreas verdes en la ciudad contienen en su interior y en sus alrededores diversos sitios de carácter patrimonial. Dentro de los más importantes destacan las fortificaciones del cerro Santa Lucía, el santuario de la Virgen María en la cumbre del cerro San Cristóbal, las fastuosas criptas del Cementerio General de Santiago, el Parque Forestal, el Parque O'Higgins y la Quinta Normal.

Museos y bibliotecas

Santiago alberga una gran cantidad de museos de diferentes tipos, la mayoría de estos se ubica en el centro histórico de la ciudad, ocupando las antiguas edificaciones de origen colonial, tal como ocurre con el Museo Histórico Nacional, que está ubicado en el Palacio de la Real Audiencia. La Casa Colorada aloja el Museo de Santiago, mientras que el Museo Colonial está instalado en un ala de la iglesia de San Francisco y el Museo de Arte Precolombino ocupa parte del antiguo Palacio de la Aduana. El Museo de Bellas Artes, aunque se ubica en el centro de la ciudad, fue construido a comienzos del siglo XX especialmente para alojar dicho museo y en la parte posterior del edificio fue establecido en 1947 el Museo de Arte Contemporáneo, dependiente de la Facultad de Artes de la Universidad de Chile.

El Parque Quinta Normal también posee diversos museos, dentro de los que se encuentran el ya mencionado de Historia Natural, el Museo Artequin, el Museo de Ciencia y Tecnología y el Museo Ferroviario. En otros sectores de la ciudad existen algunos museos, como el Museo Aeronáutico en Cerrillos, el Museo de los Tajamares en Providencia y el Museo Interactivo Mirador en La Granja. Este último, inaugurado en 2000 y diseñado principalmente para los niños y jóvenes, ha sido visitado por más de 2,8 millones de asistentes, lo que lo convierte en el museo más concurrido en todo el país. En cuanto a bibliotecas públicas, la más importante es la Biblioteca Nacional ubicada en pleno centro de Santiago. Sus orígenes se remontan a 1813, cuando fue creada por la naciente República y fue trasladada a sus actuales dependencias un siglo más tarde, las que además albergan la sede del Archivo Nacional. Con el fin de brindar más cercanía a la población, incorporar nuevas tecnologías y complementar los servicios entregados por las bibliotecas municipales y la Biblioteca Nacional, fue inaugurada en 2005 la Biblioteca de Santiago en el Barrio Yungay.


Galería de Imágenes

Fuente