Sirenas

De EcuRed
Sirenas
Información sobre la plantilla
Raza de Mitología griega

Ilustración de Sirenas
Características
Hábitat:Aguas de ríos, lagos, mares y océanos
Raza a la que pertenece:Humana
Subrazas:Pez
Padre:Aqueloo (río personificado en figura de hombre con cola de pez)
Madre:Una de las musas hija de la diosa de la memoria
Primera sirena:Atargatis, diosa de la luna
Contrapartida masculina:Tritón
Primer TritónOannes. (Dios Babilónico con cola de pez)

Sirenas. Extraños seres de leyenda. Generalmente son mujeres encantadoras y bellas que habitan en las aguas de ríos, lagos, mares y océanos; poseedoras de una morfología hibrida, con un cuerpo de forma humana de la cintura para arriba y de un pez de la cintura para abajo.

Contenido

Mitología

En la mitología griega, las sirenas (plural griego: Seirênes) eran tres peligrosas mujeres-pájaro, retratadas como seductoras, que vivieron en una isla llamada Sirenum Scopuli.

Más tarde, las tradiciones identificaron la geografía de esta isla con los floridos islotes de Anthemoessa, Anthemusa, el Cabo Pelorum, las islas de Sirenusian cerca de Paestum o de Capreae . Todas estas localizaciones están rodeadas por acantilados y rocas.

El mito de las sirenas ha ocupado el imaginario humano durante siglos en todas partes del mundo, siendo muchos los eruditos que dan cuenta de estos seres; calificándolos en algunos casos como reales y en otras como meras leyendas que son útiles para narraciones en noches de tertulia.

Se las describe con frecuencia asomándose a la superficie del agua, o sentadas en una roca, peinando su larga y rubia cabellera mientras se miran en un espejo; en otros casos tocando su guitarra a la luz de la luna.

Según las diferentes tradiciones se dice de ellas cosas contradictorias: que adivinan el futuro, que coaccionadas otorgan poderes sobrenaturales a las personas, que con sus cantos hacen que los hombres se enamoren de ellas y los arrastran al fondo del mar para devorarlos o transformarlos en sus amantes bajo el agua. Tanto la idea de un amor ideal pero fatal, como la de una belleza femenina inalcanzable forman parte inherente de su leyenda, y a este respecto existen paralelismos entre las historias que se cuentan de ellas y las que aparecen en la mitología clásica. La Sirena, en el mundo de la mitología y el folclore de la edad media, es una criatura marina. La iconografía la presenta con cabeza y torso de mujer y cola de pez, aunque en la mitología clásica tenía cuerpo de ave, como figura en los grabados de numerosos vasos griegos

La ciencia oficial no acepta la existencia biológica de las sirenas y atribuye el origen de esa Leyenda a los posibles relatos de marineros que por primera vez divisaron a mamíferos acuáticos, como manatíes, vacas marinas y focas, aunque en la civilización occidental, se continuaron registrando reportes de su presencia hasta el siglo XVIII.

Origen

Difícil es dilucidar el verdadero origen de las sirenas. Dejando a un lado a las antiguas sirenas con forma de mujeres-ave, se dice que la primera mujer-pez conocida fue Atargatis, la diosa de la luna, protectora de la fecundidad y el amor. Atargatis, perseguida por Mopsos, se sumergió en el lago Ascalón con su hijo, y se salvó gracias a su cola de pez. Esta leyenda se confunde con la de la diosa siria Derceto, que también se arrojó a las aguas del mismo lago, después de matar a uno de sus sacerdotes y abandonar a la hija de ambos en el desierto. Derceto recibió la cola de pez como símbolo de su pecado, y su hija, criada por las palomas, se convirtió en Semíramis, reina de Babilonia.

También puede encontrarse una semejanza con las sirenas en la diosa Afrodita, hija del semen de Zeus convertido en espuma de mar, que fue diosa del amor y protectora de los marinos. Su espejo ha sido heredado por toda la estirpe de sirenas.

Para buena parte de los sabios griegos, sin embargo, las sirenas tienen por padre a Aqueloo, un río personificado en figura de hombre con cola de pez. En cuanto a la madre, la confusión crece: puede ser la diosa de la memoria, o alguna de sus hijas, las musas. Quizá las sirenas sean hijas de la Elocuencia, de la Danza, de la Tragedia o de la Música. Hasta podrían ser hijas de Ceto, la ballena

Características físicas

  • La parte superior de su cuerpo es una hermosa mujer de piel como de seda y tono bronceado y de cabellos verdosos o azulados similar a las algas.
  • Su parte inferior es la de un pez con cola y escamas verdes-plateadas.
  • Sus formas son parecida a la de los seres humanos, con mismo el peso y altura. Aunque las sirenas suelen vivir unos 150 años.
  • Su alimentación se basa en algas, plancton y peces pequeños.
  • Para respirar bajo el mar usan las escamas de su parte de pez, que les permiten estar varios días bajo el agua sin necesidad de salir a la superficie.
  • En general se caracterizan por tener, desde la cintura hacia abajo, incluido las extremidades inferiores, una larga y escamosa cola de pez y de la cintura hacia arriba un cuerpo humano; cabellos largos y rubios, ojos azules, piel bien blanca y el torso desnudo; cuyos senos son disimuladamente cubiertos con sus largos cabellos sueltos.
  • También cabe resaltar que la sirena casi nunca puede ser vista de frente, solo se le observa a la distancia y siempre de espaldas, sin mostrar su rostro. Cuando siente que alguien se le acerca para observarla mejor, tiende a lanzarse al agua y a desparecer en sus profundidades. Generalmente de día se le observa sentada sobre las rocas de los ríos, peinando o lavando su larga cabellera y de noche tocando su guitarra bajo la tenue luz de la luna llena .

Atributos

Imagen de Sirena
Imagen de Sirena
  • La sirena es un ser ambiguo, puede ser mala o bondadosa según con quien se relacione. Son muy coquetas y les encanta adornarse el pelo con corales y conchas.
  • Su canto es muy dulce y melodioso.
  • Puede enamorarse de una persona y brindarle todas sus atenciones y encantos, otorgándole premios que mayormente consisten en recursos hidrobiológicos (peces).
  • También suele premiar a los pescadores que se preocupan en proteger el recurso pesca, y puede castigar a aquellos que pescan demasiado, sin permitir que el recurso “descanse”.
  • La sirenas puede adular y engañar a sus víctimas para llevárselas a lo profundo del río, causando una fascinación y encanto en aquel hombre que logra ver su belleza, sumiéndolo en una nostalgia y tristeza si no la vuelve a ver y sintiéndose atraído por las aguas de ríos y lagos, donde la observó inicialmente.
  • Algunas personas afirman que la atracción hipnótica es tal que algunos varones termina levantándose por las noches de sus camas, y dirigiéndose a la fuente de agua con la idea de arrojarse a ella, teniendo muchas veces que ser forzados a no hacerlo por sus familiares, quienes prefieren prevenir esto exigiendo al joven que se vaya del lugar.
  • Los Tritones se sienten atraídos por las mujeres humanas y gustan cortejarlas. En algunos casos, al estar muy enamorados, las visitan en sus casas llevándoles regalos (sobretodo pescado).
  • Se atreven a seducirlas sin importar que estas puedan tener marido, y por el contrario aceptan llevar una relación adúltera con la mujer, que en este caso también se muestra muy enamorada del galán, pero claro sin saber que este es un “hombre del agua”, solamente creyendo que es un nuevo vecino.

Tritones

Tritón, Figura mitológica
Tritón, Figura mitológica

El Tritón, como contrapartida masculina, es una criatura semejante a la sirena que aparece en las mitologías babilónica, semítica y pre-griega.

Siempre ha predominado, la vinculación de las sirenas con mujeres, pero también se sabe de la existencia de “Los Hombres Pez”, que en las fuentes mitológicas son denominados como “tritones“, quienes vienen a ser la versión masculina de las sirenas, con las cuales supuestamente forman fuertes lazos familiares

Los registros históricos citan al primer Tritón conocido con el nombre de “Oannes” (también llamado “Ea”), el cual considerado un Dios Babilónico con cola de pez, era adorado en el año 5000 a.c., y cuya estatua, descubierta en Irak en el siglo XIX, está actualmente depositada en el Museo del Louvre en París. Otro famoso tritón de la antigüedad, es “Dagón“, Dios de los filisteos, que figura en la Biblia .

Fuentes