Técnica del dictado

De EcuRed
Técnica del dictado
Información sobre la plantilla
Concepto:Acción de dictar para que otro escriba.
Técnica del dictado. La práctica del dictado es uno de los ejercicios escolares más utilizados para enseñar, evaluar y aprender el adecuado uso de los grafemas, la tildación, el empleo de mayúsculas y minúsculas, entre otros aspectos formales de la lengua escrita. Se emplea fundamentalmente para el aprendizaje y evaluación de la ortografía.

Contenido

Definición

La palabra dictado deriva del latín dictatus, participio pasado de dictare. Se define como la lectura de un texto en voz alta y a velocidad moderada para que pueda ser copiado. Desde el ámbito de la psicolingüística cognitiva se concibe como un proceso intelectual mediante el cual la lengua oral que se recibe como entrada lingüística, se transforma en salida escrita. Es decir, constituye una transformación psicolingüística de lengua oral a lengua escrita.

Particularidades

El dictado se considera un ejercicio completo, práctico y útil; pero para lograr estas cualidades es indispensable que el alumno escuche, comprenda y escriba bien, en tanto esta vía se concibe como una técnica para evaluar la comprensión y la ortografía en los estudiantes; así como su aprendizaje, por lo que hay que poner énfasis tanto en el trabajo que desarrolla el que escribe, en el proceso de comprensión y transcripción del texto, como en la selección que el docente haga de él. Suele emplearse tanto para la fijación del contenido ortográfico como para el control. Todo dictado debe:

  • Prepararse cuidadosamente.
  • Ajustarse al nivel de los alumnos.
  • Responder a los objetivos perseguidos: comprobar o ejercitar.
  • Ejecutarse adecuadamente: lectura previa, dictado cuidadoso de acuerdo con las unidades de sentido y nueva lectura para la verificación.
  • Ser revisado.

El aprendizaje ortográfico es un proceso de desarrollo que requiere de una dirección hábil y experta, puesto que los alumnos aprenden con diferentes ritmos y formas; y que la enseñanza de la ortografía presenta exigencias particulares de percepción visual y auditiva y de atención, así como de fijación, conservación y reproducción en la memoria, de la forma y el significado. Esto, en relación con el dictado, adquiere vital tratamiento en el momento de su revisión, pues es aquí cuando el profesor, atendiendo a las dificultades del texto que ha dictado y a las deficiencias de los alumnos, debe proponer una secuencia coherente y productiva de actividades que sirvan para el reconocimiento de los errores cometidos y su posterior corrección.

Requisitos de los textos

Los textos que se utilicen para realizar los dictados, cumplirán determinados requisitos, de manera que el ejercicio contribuya al logro de la competencia ortográfica. Deben caracterizarlos: la brevedad; una lógica relación entre el nivel de los que escriben y el contenido que se aborda en el texto; un empleo adecuado de los vocablos, cuyo uso esté justificado por su valor ortográfico o social; y una adecuada relación del contenido del texto con el gusto y el interés de los alumnos.

Para la selección de los textos que se dictarán, ha de tenerse en cuenta el nivel de dificultad que en ellos se presente, de lo cual depende su escritura correcta o no. Lo anterior pudiera encontrar explicación en lo que se conoce como escollo ortográfico, y que a continuación se presenta, a partir de un resumen concebido por el investigador Osvaldo Balmaseda Neyra.

Escollos ortográficos

  • Consonante ambigua precede vocal: muchas palabras presentan consonantes que representan un mismo sonido delante de vocal; esas consonantes son: b, h, ll, s, v, x, y z ante cualquier vocal; c, g, j ante las vocales e, i; estas consonantes suelen provocar confusión en su uso.
  • Encuentro vocálico: la aparición contigua de vocales puede originar la duda si entre ambas debe usarse la h; de ahí el frecuente error de tohalla por toalla.
  • Inicio con sonido vocálico: como en el caso anterior, una palabra que se inicia con un sonido vocálico puede ser fuente de error por el carácter afónico de la h. Esto provoca la incertidumbre del empleo de la h al inicio de la palabra.
  • Terminación consonántica: muchas palabras presentan una consonante terminal que por su aparición infrecuente o por su incorrecta pronunciación, los alumnos no tienen en cuenta al escribir.
  • Presencia de tilde: la presencia de una tilde puede convertirse en una fuente de error, pues la tendencia mayor es a no escribir la tilde que a colocarla a palabras que no la requieran.
  • Grupos consonánticos expletivos: hay palabras que presentan combinaciones raras en la lengua española; los grupos consonánticos que pueden acarrear errores ortográficos, son, entre otros:

a) xc, bd, cd, dh, fg, gd, lh, mn, nh, pc, rh

b) xh, bj, cn, dj, ft, gn, lr, nm, ps

c) xp, bn, ct, dm, gm, nn, pt

  • Dígrafos consonánticos: son dobletes consonánticos cuyo uso está dado por normas ortográficas muy precisas, como en el caso de la doble r, o como sucede con la doble c.
  • Homofonía: los homófonos son aquellas palabras que se pronuncian de manera similar y se escriben de forma diferente
  • Paronimia: los parónimos son palabras que se pronuncian de modo parecido y tienen significados diferentes; aunque no pertenecen a un mismo plano eminentemente ortográfico, sino semántico.
  • Palabras juntas o separadas: este tipo de escollo se deriva de lo que se ha dado en llamar ortografía de la frase, ya que hay muchas palabras que se escriben uniendo una o más, y otras se escriben como dos palabras independientes; incluso, existen algunas palabras que se escriben ya juntas, ya separadas, según su significación

Tipos de dictado

La variabilidad en cuanto a la forma de realizar el dictado, es importante tenerla en cuenta, no solo para variar la técnica, sino también el tipo de texto y la interacción y los papeles entre los alumnos y el maestro. Daniel Cassany aconseja variar bastante a menudo la manera de hacer el dictado, para que los alumnos no tengan la sensación de que están repitiendo una y otra vez el mismo ejercicio. Los dictados pueden adoptar las más diversas formas.

Dictado tradicional

Es la forma más conocida; evalúa la ortografía de los alumnos. Plantea siete pasos para su ejecución que se pueden dividir en tres: comprensión, transcripción y revisión.

Por parejas

Se forman parejas entre alumnos: el alumno A dictará al B y viceversa. Ambos tendrán partes de un mismo texto y se dictarán para que cada cual complete el espacio que le falta, hasta que al final logren el texto íntegro y, finalmente, corrigen lo escrito, cada cual revisándole al otro lo que escribió. Este tipo de dictado muestra la relación entre la ortografía y la comunicación.

De secretaria

El profesor pone a los alumnos en situación de secretarios, por lo que deben tomar notas de un texto que el maestro leerá dos o tres veces a velocidad normal, sin detenerse. Los alumnos deben escribir lo que puedan captar, siempre lo esencial, y luego se reunirán en equipos para reconstruir el texto, según los apuntes de los demás. Es importante tener como requisito para la reconstrucción, el que se conserve la información relevante o mensaje central. Es este un buen ejercicio para ejercitar la memoria y para la construcción de textos, a partir de un borrador inicial.

Memorístico

El profesor escoge un fragmento para dictar y lo reparte a los alumnos, o lo escribe en un cartel, o lo selecciona del texto de los alumnos. Estos lo observan y memorizan la escritura de las palabras con dificultad. Luego el profesor orienta tapar el fragmento y lo dicta. La revisión es automática por parte del alumno, a partir del texto que él observó atentamente.

Explicativo

Después de dictadas las palabras o el texto seleccionado, los alumnos explican las que más dificultades les hayan ofrecido, o el uso de los signos de puntuación.

Cantado

Consiste en escuchar una canción grabada en una cinta magnetofónica o en otro soporte. Los alumnos intentan copiar la letra, harán una marca cuando pierdan un verso entero. La segunda audición será para ir llenando los espacios vacíos y confirmar las palabras apuntadas. Después, por parejas, o en pequeños grupos, se hará la revisión, y cada uno completará lo que le falte. Se podrá verificar de muchas formas: entregando una hoja con la canción escrita, escribiéndola en la pizarra, entre otras. Cassany recomienda escoger canciones con estribillos y espacios con música para dar tiempo a escribir.

Creativo I

El profesor dicta solamente los adjetivos, los adverbios, los sustantivos y los verbos de un texto. Más tarde grupos de alumnos reconstruyen a su entender añadiendo artículos, conjunciones, preposiciones, pronombres. Para terminar, se ponen en común los resultados.

Creativo II

Se elabora una historia inventada por el grupo: uno empieza dictando al resto una oración, luego otro sigue el relato y, de esta forma, de manera sucesiva por todos.

Creativo III

El profesor o un alumno plantea un tema para que el grupo aporte ideas sobre él. Después, cada uno dicta la suya al resto.

Gemelo

El profesor o un alumno dice una larga oración. El resto recoge la mayor cantidad de palabras. En grupos de dos se intenta reproducir. Luego se juntan dos parejas y corrigen a su parecer. Al final, se compara el resultado con el texto correcto.

Lúdico

Se da un texto donde ciertas palabras están sustituidas por dibujos que las representan. El alumnado ha de sustituir las imágenes por el vocablo correspondiente, a partir del dictado de su profesor o de lo que escuche en una cinta magnetofónica que contenga un poema, canción o, simplemente, un texto en prosa grabado con anterioridad.

Selectivo

Este requiere un mayor esfuerzo por parte de los alumnos, ya que deben hacer un rápido discernimiento en el momento justo del dictado. Se ponen en función varios analizadores, por eso es recomendable que se emplee cuando hayan sido vencidas las dificultades iniciales. El profesor precisará previamente qué palabras deberán ser copiadas, según un criterio, que puede ser acordado con los estudiantes: palabras con tilde, terminadas con la letra d, agudas con tilde, adjetivos con v, solo sustantivos, entre otros.

El dictado como procesamiento psicolingüístico

El dictado desde el procesamiento psicolingüístico constituye un proceso complicado y complejo porque en él intervienen dos variedades distintas de lengua: la oral y la escrita y las relaciones dialógicas implicadas en ellas. Y que al realizar el dictado se pone en juego el conocimiento que sobre ambas variedades de lengua posee el estudiante. De la profundidad en dicho saber estaría dado el éxito en la tarea de la toma del dictado. Las experiencias de interacción entre ellas, deberá ser clave para comprender la relación compleja que las une.

Ejemplo: la palabra azul. Al ser dictada, es recibida por los órganos receptores y escuchada como asul. El acceso léxico como proceso de reconocimiento lingüístico ya sea de carácter fonológico, dual o léxico, se activa y coteja lo escuchado con su correspondiente huella acústica. En dicho procesamiento se recibe una señal fónica y acústica, en lengua oral. Luego debe ocurrir un proceso de búsqueda, reconocimiento y de cambio. El alumno deberá transformar dicha huella acústica o palabra escuchada en su correspondiente forma escrita, gráfica. Esa huella acústica: lengua oral, deberá ser ubicada, encontrada, en una búsqueda psicolingüística, en el almacén escrito, en la huella visual y reconocer como tal, la palabra escrita que corresponda. En este caso azul. De esta forma ocurre la transformación de la entrada oral a la salida escrita.

Ventajas del dictado

  • Esta técnica coloca a todos los alumnos en una “situación de dictado”, o lo que es lo mismo, estos saben que se les evaluará el conocimiento ortográfico.
  • Las palabras objeto de comprobación son manejadas por el profesor, de modo que la variable palabra puede ser controlada a su voluntad, según los propósitos y objetivos cuyo cumplimiento desee verificar.
  • Intervienen recursos importantes: la agudeza auditiva, el análisis y la memoria.
  • Son fáciles de realizar, revisar y calificar; permiten analizar indicadores de rendimiento y realizar análisis estadísticos precisos.
  • Se puede ofrecer información para trasmitir valores o incrementar el conocimiento sobre cualquier esfera de la vida, como curriculum oculto.

Bibliografía

  • Balmaseda Neyra, Osvaldo (2005). Enseñar y aprender ortografía. La Habana. Editorial Pueblo y Educación.
  • Fraca de Barrera, Lucía (2007). El procesamiento psicolingüístico del dictado y sus implicaciones para la enseñanza de la lengua escrita. En Investigación y Postgrado, Vol. 22, Nº 1.
  • Montesinos Pérez, Julia (2004). El dictado como método de enseñanza-aprendizaje de la ortografía. En Ortografía: selección de textos para la Educación Preuniversitaria. La Habana. Editorial Pueblo y Educación.
  • Wordreference
  • Significadode