Saltar a: navegación, buscar

Thelvia Marín Mederos

Thelvia Marín
Información sobre la plantilla
Telvia thelvia.jpg
Intelectual espirituana
Nacimiento28 de agosto de 1922
Sancti Spíritus, Bandera de Cuba Cuba
Fallecimiento25 de junio de 2016
La Habana, Bandera de Cuba Cuba
OcupaciónEscultura, literatura, pintura y música
HijosJorge López Marín, Rogelio López
PadresArmantina Mederos Lorenzo
Obras destacadasMonumento al Trabajo, al Desarme y la Paz
PremiosDistinción por la Cultura Nacional
Premio Ediciones Comoartes[1].
Thelvia Marín Mederos. Fue una intelectual cubana, escultora, pintora, poetisa, psicóloga, periodista y escritora cubana. Por vocación, ideología e identidad revolucionaria erigió su obra intelectual con hechos y personajes históricos de Cuba y de más allá de sus fronteras. Obtuvo la distinción La utilidad de la virtud, que otorga a nivel nacional la Sociedad Cultural José Martí a personalidades e instituciones con una destacada trayectoria en las lides de la promoción de la obra martiana. Hija Ilustre de Sancti Spíritus.

Síntesis biográfica

Nació el 28 de agosto de 1922 en Sancti Spíritus. Era única hija. Fueron sus padres Armantina Mederos Lorenzo (fallecida en 1964), canaria que tocaba el piano y pintaba, y de Rogelio Marín Mir (fallecido en 1952), cubano de ancestros en las Islas Baleares. Él tocaba flauta y saxofón y era poeta.

Madre de tres hijos, Jorge, compositor y director sinfónico; Rogelio, fotógrafo y pintor conocido por “Gory”. Un cuadro suyo pertenece a la colección permanente del museo metropolitano de Nueva York, muestra de los mejores pintores del Siglo XX y Thelvia, licenciada en Filosofía y orfebre.

A los 17 años, becada como estudiante de escultura y pintura en la Escuela San Alejandro y del Instituto de Segunda Enseñanza de La Habana, se vinculó con el profesor Rafael García Bárcena del DEU y participó con el delegado del aula en el enfrentamiento a la primera dictadura de Fulgencio Batista. (1934-1940). Se gradúa en ambas especialidades en 1947 y 1949, respectivamente.

Se graduó de piano, teoría, solfeo y estudió guitarra.

Estudió dos años de Filosofía y Letras; dos años de Farmacia, y terminó la carrera de Psicología y la de Periodismo.

Trayectoria revolucionaria

En las décadas de 1940 y 1950 crecieron sus inquietudes intelectuales y políticas femeninas e identidad con la nación, a partir de la cultura patriótica, de libertad, justicia social, de igualdad de la mujer con el hombre y con las ideas de izquierda de la juventud ortodoxa.

Desde la militancia ortodoxa presenció el resurgir del movimiento revolucionario insurreccional que enfrentó el nuevo golpe de Estado de Batista en 1952. Se incorporó al Frente Cívico de Mujeres Martianas, y junto con García Bárcena, perteneció a la dirección del Movimiento Nacional Revolucionario (MNR); portador de la tesis martiana de libertad, independencia, justicia social, y la chibasista de luchar contra la corrupción político-administrativa. Participó en los preparativos del proyecto de asalto político militar a Columbia en 1953.

Frustrado el Asalto el MNR se fue disolviendo y al reorganizarse en Movimiento 26 de Julio, liderado por Fidel Castro, su antiguo compañero de la Juventud Ortodoxa, forma parte de este.

Se vinculó con Haydée Santamaría y Melba Hernández. Mantuvo amistad con Frank País. En su casa en Playa Santa María celebró la reunión de la Dirección Nacional, y recibió orientaciones de Fidel Castro para el plan de apoyo al desembarco expedicionario del Granma en 1956, además de preparar a la mujer para la lucha.

Conocía nombres, localización y lugares de la Dirección Nacional del Movimiento. En julio el temido Coronel Esteban Ventura la hizo prisionera. Interrogada durante dos días no confesó. Lleno de violencia la amenazó con torturar y matar a sus dos hijos de 8 y 4 años y ella se le abalanzó como una leona a golpes. El verdugo perdió el control comenzando a gritar que se la quitaran de encima.

Se incorporó como dirigente al Movimiento de Resistencia Cívica, del Movimiento 26 de Julio, que enroló a profesionales, intelectuales, pequeña burguesía, burguesía nacional patriótica, y religiosos. Consideraba que la exposición artística era una de las formas de luchar contra el régimen, y fue una de las siete u ocho artistas que expusieron en el Anti-Salón de la escultura.

Creció la transformación intelectual de su pensamiento al interactuar en la clandestinidad con individuos portadores de conceptos humanistas Aprendieron unos de otros en el movimiento revolucionario y en la convivencia, al experimentar normas de conducta superiores de las relaciones individuales y sociales. No tan sólo en las de igualdad entre lo femenino y lo masculino de ella y su esposo, y de ambos con los combatientes sin distinción de sexo, raza y clase social; sino también en la identidad con los objetivos revolucionarios de participar en un movimiento de libertad para una época nueva de la Revolución Moderna.

Trayectoria artística

Antes de 1959 fue maestra de música y de arte, y periodista. Después trabajó en el ámbito cultural y diplomático.

Primero aprendió las notas musicales y después las letras, por ósmosis, escuchando a sus padres.

Su primera poesía fue A la naturaleza y su primera canción, Leyenda india. Sus canciones son todas populares, pero su hijo Jorge tomó esas melodías y las convirtió en música sinfónica al llevarla al formato de concierto para violín y orquesta.

Como poeta, ensayista y narradora fue publicada por editoriales cubanas (Unión, Ciencias Sociales) y extranjeras y traducida a varios idiomas.

Muerte

Falleció el 25 de junio de 2016 en La Habana, Cuba a los 93 años de edad[2][3].

Obras

Además de su obra pictórica y numerosos libros de poesía, novela, trabajos periodísticos, y otros, realizó numerosas esculturas sobre la Revolución Cubana. Entre sus obras se encuentran:

Libros

  • Ego sum qui sum
  • La amante japonesa del Obispo-Kamikaze
  • Entrevista con cuatro dioses
  • El ritual de la Cohoba
  • Viaje al Sexto Sol

Esculturas

Monumento a Camilo Cienfuegos
  • En Gran Canaria erigió dos monumentos: uno dedicado al Labrador, en Agüime y otro al Emigrante, en Telde.
  • En Asociaciones Canarias Cinco esculturas de Leonor Pérez, madre de Martí: en La Habana, Matanzas, Santa Clara, Cabaiguan y en Santa Cruz de Tenerife, Islas Canarias.
  • En Yaguajay el Monumento declarado como Nacional, a Camilo Cienfuegos, y al Frente guerrillero.
  • En Sancti Spíritus, al Cmdt. Faustino Pérez.
  • En Daiquirí, Oriente, a Frank País una fuente titulada “Y floreció la sangre derramada”.
  • En La Habana a William Soler y a Celia Sánchez.
  • Por solicitud del ex presidente costarricense Rodrigo Carazo Odio, en aquel entonces Presidente Emérito del Consejo de la Universidad para la Paz, organismo creado por la ONU diseñó y esculpió el Conjunto Escultórico más grande de Mesoamérica “Al Trabajo, al Desarme y la Paz”, también uno de los más grandes del mundo, que evidencia la historia de Costa Rica, así como la contribución de Cuba a la paz. Se encuentra ubicado en la Universidad para la Paz, organismo creado por la ONU en Costa Rica: tiene 21 metros de diámetro y 18 de alto.
  • 14 bustos del Apóstol cubano de la independencia en varios países del subcontinente.
  • En Angola, el monumento de Serafín Sánchez acompañado por el esclavo patriota angolano Cmte. Mambí Aquilino Amézaga fusilado por el Ejército español (en Trinidad).
  • En Costa Rica, el Busto de José Martí, colocado en el campus de la Universidad para la Paz. En la Península Guanacaste de dicho país El Monumento a Antonio Maceo, en el que Thelvia rescata los restos del Ingenio Azucarero construido por Maceo en la “Mansión de Nicoya”.
  • Cinco años como catedrática en la Universidad Nacional de Costa Rica investigando cosmogonías mesoamericanas surtieron sus frutos en varias esculturas sobre los dioses taínos y una serie de trabajos pictóricos.
  • Escultura a Faustino Pérez, en la ciudad de Cabaiguán.
  • En Ecuador, escultura al Indio Hatuey, en la plaza indoamericana de Quito, por la que la hicieron huésped Ilustre de Quito.

Poesía

  • A la naturaleza.

Canciones

  • Leyenda India.

Pinturas

  • En el evento que celebra el Hotel Cohíba sobre el ritual del tabaco realizó un cuadro con la temática de los dioses de la hoja y un estuche humidor, subastados en 65 mil dólares, que pasaron a engrosar fondos de la Salud Pública cubana.
  • Mural en la Casa Canaria, con nueve metros de ancho por 3.75 de altura

Premios y reconocimientos

Hija Ilustre de Sancti Spiritus. Mereció en su ardua vida lauros tales como la Distinción por la Cultura Nacional, la Orden Félix Elmuza del Consejo de Estado y la Utilidad de la Virtud que otorga a nivel nacional la Sociedad Cultural José Martí a personalidades e instituciones con una destacada trayectoria en las lides de la promoción de la obra martiana.

Mereció el Premio Nacional Cuentería; Premio Iberoa­mericano Chamán, Distinción por la Oralidad y el Internacional Rafael Alberti que otorga el Festival Internacional de Poesía de La Habana.

En el 2000 los mayas-quichés la invitaron a encender el fuego sagrado y se convirtió en la única delegada que no era indígena en la ceremonia de advenimiento del Sexto Sol, la nueva era para los habitantes de esa parte del planeta.

En mayo de 2014, recibe el premio Rafael Alberti, conferido por el Festival Internacional de Poesía de La Habana.

"Recibir un premio con el nombre de un poeta como Alberti es para mí un inmenso honor y me compromete a seguir escribiendo y dando lo mejor de mí"[4]

Epitafio

No pedí nacer, tampoco pedí morir. Tanto la vida como la muerte, están en deuda conmigo.

Frases

Se me perdieron 20 minutos hace 12 años y ando corriendo detrás de ellos, tratando de rescatarlos.

Enlaces externos

  • Thelvia: otro ramalazo de la parca. Por Argelio Santiesteban. Disponible en:UNEAC
  • Thelvia o la multivalencia. Un esperado poemario. Por Argelio Santiesteban. Disponible en:Librínsula

Referencias

Fuentes