Yacimiento de Arena para la construcción ESBEC No. 19 Suroeste

De EcuRed
Yacimiento de Arena para la construcción "ESBEC No. 19 Suroeste"
Información sobre la plantilla
Institución

Arena para la construcción.
Dirección:Se ubica en el Municipio Sandino, en la Provincia de Pinar del Río.

El yacimiento ESBEC No 19 Utilizado para la extracción a cielo abierto forma parte de un programa que tiene como objetivo suplir las necesidades de arena para la construcción que demanda el Occidente de Cuba. Este yacimiento está ubicado en el Municipio Sandino, en la Provincia de Pinar del Río.

La explotación de este yacimiento es una alternativa de producción para la Empresa Geominera de Pinar del Río, pues el yacimiento San Ubaldo es muy sensible a las inundaciones; y la ESBEC No 19 Suroeste se encuentra en una zona de relieve relativamente elevado, con pocas posibilidades de inundarse, incluso cuando las intensas lluvias de los huracanes, se mantuvo seco y el nivel freático estuvo por debajo de los 6 metros de profundidad.

Contenido

Características geográficas y económicas de la región

El yacimiento ESBEC No 19 Suroeste se encuentra ubicado aproximadamente a 1 Km al Sureste de la Escuela Secundaria Básica en el Campo “Batalla de Cacarajícara” No.19 en el municipio Sandino, provincia de Pinar del Río, y a 26 Km. de la Planta procesadora de Arena Sílice Guane.

La vía de comunicación para llegar al área es por la carretera de las Catalinas que une la Carretera Panamericana con el Puerto de Cortés hasta el kilómetro 9 y continua por la carretera secundaria que comunica con Sandino, hasta la ESBEC No. 19 Batalla de Cacarajicara.

Relieve

El relieve es fundamentalmente llano, perteneciente a la llanura Suroccidental de Pinar del Río. El yacimiento se asocia a una colina suave de dirección Noreste- Suroeste con alturas que varían entre 5 y 11 metros. El yacimiento está rodeado por un sistema de lagunas de variados tamaños, con fondos arcillosos de origen cársico y de carácter permanente como la Ciénaga de Remates de Guane, así como pequeños arroyos de poco caudal que constituyen las principales vías de escurrimiento superficial.

Clima de la región

El clima de la región tiene un carácter tropical, con dos períodos (uno lluvioso de mayo a octubre y uno de sequía de noviembre a abril; las temperaturas en épocas de verano superan los 30º C y en invierno se reportan por debajo de 20º C, siendo la temperatura media de 24.4o C. La humedad relativa es de 81 %, el promedio de precipitación es de 1300 mm anuales, y la evaporación media anual es 5.65. En el año existen 7.6 horas de luz y la velocidad predominante de los vientos es del este con un velocidad promedio de 12.5 km/h.

Las zonas circundantes al Yacimiento ESBEC No. 19 se destinan al desarrollo agrícola, fundamentalmente forestal (pinos y eucaliptos), a los cultivos de cítricos ya en decadencia y en menor cantidad, tabaco y arroz.

El centro político administrativo más importante de la región es Guane, enlazado con la capital provincial Pinar del Río a través del ferrocarril y la carretera Panamericana.

A 26 Km. del Yacimiento ESBEC No. 19, cerca de la carretera Panamericana en el sitio conocido por Molina se encuentra la Planta procesadora Arena Sílice Guane, donde se benefician Arena “Santa Teresa” con destino a la industria del vidrio y la arena del Yacimiento San Ubaldo para la construcción. A un lado de la planta se encuentra el chucho ferroviario Minería, el que facilita el transporte de la arena por ferrocarril. Geología de la región.

En la región de los trabajos aparecen secuencias que van desde el Jurásico Superior hasta depósitos del Cuaternario.

Los sedimentos más antiguos se localizan al Norte del área y están representados por los depósitos carbonatados pertenecientes a la Formación Guasasa, constituida por calizas de color gris con intercalaciones de pedernal, calizas margosas estratificadas y en algunos casos masivas, que abarcan desde el Jurásico Superior hasta el Cretácico.

Los depósitos de la Formación Paso Real del Mioceno Inferior a Medio afloran también en la parte Norte del territorio, pero algo más al sur que los del Jurásico–- Cretácico y consisten en calizas organógenas terrosas blandas; calizas duras, fracturadas, fosilíferas; calizas conglomeráticas y detríticas. Todas presentan fisuras, son de color blanquecino y forman la base de los sedimentos cuaternarios en la parte Meridional de la región.

En la mayor parte del territorio alcanzan una amplia distribución los sedimentos del Plioceno–Cuaternario que constituyen un manto de materiales friables y proceden principalmente de la meteorización de los sedimentos de la Formación San Cayetano. Estos depósitos presentan en la región diferentes tipos genéticos, citándose entre ellos los depósitos arcillo–arenosos de la Formación Guane, las arenas cuarzosas que pueden correlacionarse con la Formación Siguanea, los depósitos aluviales, aluviales–proluviales, aluviales–marinos, marinos, palustres y de manglar.

Los depósitos del Cuaternario no agrupados en ninguna formación o grupo se encuentran por lo general asociados a zonas especificas del relieve que han determinado su origen, su espesor en algunos casos sobrepasa los 5 m, entre los que ocupan un lugar significativo los de los valles fluviales. Estos depósitos terrígenos se encuentran distribuidos en la llanura Suroccidental de Pinar del Río (Llanura La Fe–Cortés) y en la Península de Guanahacabibes, donde además aparecen sedimentos carbonatados del Plioceno–Cuaternario.

En el área se encuentran presentes fundamentalmente unidades lito–estratigráficas del período Neógeno–Cuaternario, relacionadas con la etapa más reciente de la evolución geológica de la región. Depósitos correlacionables con la Formación Siguanea (Pleistoceno Superior) Formación Guane (Plioceno–Pleistoceno Inferior)

Los depósitos correlacionables con la Formación Siguanea consisten en arenas, principalmente cuarzosas (aunque con algún contenido de arcilla), de grano muy fino, de color gris claro, amarillo y beige. Estos depósitos tienen una amplia distribución en toda la llanura La Fé–Cortés, al Norte de la Ciénaga de Remates, rellenando las irregularidades del relieve elaborado por los agentes modeladores del mismo sobre la infrayacente Formación Guane, por lo que su espesor puede variar desde algunas decenas de centímetros hasta más de 5 metros en algunos bolsones. Este hecho condiciona también la aflorabilidad de la Formación Guane, la cual ocurre, en el área, sólo en pequeños espacios que se diferencian por el aumento brusco de la presencia de gravas de cuarzo y que corresponden a aquellos lugares donde no se encuentra cubierta o la sobreyace una capa muy fina de los sedimentos descritos.

La Formación Guane, considerada perspectiva, desde el punto de vista litológico está constituida por arenas, arenas arcillosas y arcillas de colores variados, con un marcado abigarramiento como resultado del intemperismo; presenta abundantes gravas de cuarzo con distinto grado de redondez. En el área el grado de aflorabilidad de esta formación está dado por la presencia de abundantes gravas en la superficie. En el Yacimiento estos depósitos no poseen estratificación regular, sino que se observan cuerpos irregulares que se diferencian por la fracción granulométrica (se denota aumento del contenido arcilloso en relación con la profundidad). Los espesores locales de esta formación no son conocidos, pero deben oscilar alrededor de los 10 metros.

En el área, la base del corte estratigráfico está constituida por arcilla algo arenosa de color rojizo, en ocasiones plástica, con gravas de cuarzo, la cual conforma el piso del yacimiento, estas arcillas fueron detectadas por todos los pozos perforados en el sector. Sobreyaciendo a esta capa arcillosa aparece arena, fundamentalmente de color amarillo, y en algunos casos con tonalidades grises, con poco contenido de arcilla, de grano medio a grueso con abundantes gravas redondeadas de cuarzo de diferentes tamaños, las cuales aumentan proporcionalmente hacia la parte superior y pueden ser mapeadas en superficie. La potencia de esta capa varía desde 0.85m hasta los 3.70m, siendo el espesor promedio de 1.67m, constituyendo la parte útil para su uso como arena de construcción; de forma ocasional aparecen arenas de grano más fino, algo arcillosas en forma de lentes pequeños. Por encima y coronando el corte se observa arena de grano muy fino de color gris claro y amarillento, con espesores que varían de 0.10m hasta 3.25m. En algunos casos esta arena descansa directamente sobre el lecho arcilloso, donde no aparece la fracción gruesa.

Hidrogeología del yacimiento

El drenaje de las aguas contenidas en el horizonte acuífero se produce de forma natural, favorecido por la posición elevada del yacimiento con respecto a los restantes puntos de la zona y por las condiciones de filtración de las arenas que contornean el yacimiento.

El nivel freático se encuentra por debajo de los 6 m y en ninguna época del año influye para llevar a cabo la explotación de este yacimiento. La composición química de las aguas subterráneas es similar a las del yacimiento San Ubaldo y Cortés, donde el agua es del tipo clorurada-hidrocarbonatada-cálcica-sódica con mineralización que varía de 227 a 660 mg/l. Estas aguas no presentan agresividad.

El material más fino que el tamiz 0.074 mm es menor que un 3 % y no tiene terrones de arcilla. Por los resultados granulométricos la arena beneficiada del yacimiento ESBEC No. 19 Suroeste clasifica según la Norma Cubana 54-256 como una arena de calidad 1.

Reservas Mineras

Las reservas mineras del yacimiento, así como los principales parámetros para la explotación de la mina se ofrecen a continuación: Área a explotar 5.5 ha Potencia promedio de explotación 2.23 m Total de reservas a extraer 126787 m3

Capacidad anual de producción y vida útil del yacimiento

La producción de la mina es destinada a la recuperación de las viviendas afectadas por el paso de los huracanes Isidore y Lili por Pinar del Río, para la cual su producción anual será de 24 000 m3.

A partir de las reservas a extraer y considerando la capacidad anual de producción de la mina se determina una vida útil del yacimiento de 5 años.

Apertura de la Mina

Para aperturar la mina los trabajos de extracción se iniciarán por los bloques de mayor altura, con el objetivo de minimizar los arrastres por la erosión de las zonas altas a las bajas.

El acceso al área de los trabajos será a través de un camino vecinal desde la ESBEC No. 19 hasta el Yacimiento; para la explotación de los bloques según programación se construirán caminos secundarios dentro del área.

Para facilitar el acceso a los bloques en explotación de los equipos mineros, donde el nivel del piso es inferior al de la superficie, se construirá una rampa temporal con una pendiente máxima de 10º.

Desbroce y construcción de los depósitos de arena no útil

El desbroce de la superficie de la mina se hará con bulldozer apilando toda la materia arrancada de los dos primeros bloques en el límite de ellos, a continuación se ira desbrozando y el material se echara en los bloques que están explotados. Al final de la explotación se cargará el material de los dos primeros bloques para restaurar los últimos bloques explotados.

En este yacimiento no hay capa estéril alguna, ya que la cubierta del mismo esta constituida por hierba y una capa de arena no útil para la explotación, ésta es la que constituye la capa vegetal del yacimiento.

Explotación del yacimiento

La explotación de las arenas se hará en 37 bloques de trabajo que abarcan un área de 54 687 m2. Cada bloque está delimitado por pozos de exploración geológica perforados en una red de 50 x 50 m, conformando plataformas de trabajo de 1200 a 2 500 m2.

La potencia de explotación promedio del yacimiento es de 2.23 m, esta será la altura del escalón que se conformará en la medida que avancen los trabajos de extracción.

Trabajos de extracción del mineral

Para realizar los trabajos de extracción de las arenas, una vez retirada la capa no útil del bloque se procederá a arrancar la arena y conformar la pila con el bulldozer. Siempre se iniciaran los trabajos arrancando mineral desde un flanco del bloque y avanzando hacia su límite.

Trabajos Topográficos

A partir de los puntos de la red de apoyo medidos con el Distaciometro DI 1600 se ubicarán los pozos que delimitan los bloques a medida que sea necesario para la extracción, las coordenadas de dichos pozos se tomaran del catalago de coordenadas del amarre de labores. Los pozos, luego de calcular su replanteo, se ubicarán en el terreno con un taquímetro RDS y una cinta metálica de 50 m colocándole señales que sean visibles por los operadores de los equipos.

Pérdidas, dilución y pesaje del mineral

Por las características del mineral a extraer y por el método de extracción se planifica que las pérdidas oscilen en un 4 % producto a la forma que se utilizará en el desbroce y a la aparición de bolsones de arcilla en el piso, la cual es perjudicial para la construcción. La dilución se espera un 2 % debido a la capa de destape a realizar.

Desagüe de la mina

La afluencia de agua a la mina será la proveniente de las precipitaciones atmosféricas, por observaciones en la zona de los trabajos se ha detectado que el nivel de las aguas no afecta la explotación minera pues este se encuentra alrededor de los 6 m; la evacuación de esta agua se produce por drenaje natural del terreno, lo que no traerá problemas para la explotación del yacimiento

SEGURIDAD MINERA

Para la ejecución de los trabajos de extracción se deben tomar medidas a fin de evitar la ocurrencia de accidentes o averías en el proceso productivo, que puedan dañar la salud de los trabajadores y la estabilidad del equipamiento empleado. Para esto se aplica, rigurosamente, la legislación vigente en el país referente a los trabajos mineros a cielo abierto.

MEDIO AMBIENTE

A pesar de que la ejecución de los trabajos se realiza con las mínimas afectaciones al medio ambiente, se tienen en cuenta las acciones que generan impactos ambientales en la zona, así como las medidas, tanto correctoras como prohibitivas para la ejecución de los trabajos en el yacimiento.

En esta área del yacimiento, el medio esta afectado desde hace 30 años por la explotación de la cantera existente dentro del área, y por la roturación de las tierras para sembradios.

Los impactos que se causan al medio ambiente de la zona son: A. Incremento de las alteraciones del paisaje. B. Incremento de los procesos erosivos. C. Creciente degradación de las carreteras por incremento del tráfico de equipos pesados.

Con el objetivo de prevenir y mitigar estos impactos se tomarán las siguientes medidas correctoras: No realizar mantenimientos ni reparaciones a los equipos mineros dentro de la zona del yacimiento. Garantizar las mejores condiciones técnicas de los equipos mineros para evitar derrames de hidrocarburos. Realizar la extracción de las arenas de forma tal que los trabajos que se ejecuten tengan una secuencia lógica que no provoque daños al medio que sean irreparables. Prohibir la deposición de basuras, chatarras u otros desechos en áreas del yacimiento, en los viales de acceso a este o en su entorno. Adoptar las medidas correspondientes para evitar incendios forestales. Medidas Prohibitivas para garantizar las menores afectaciones al medio.

Fuentes