Yoani Sánchez

Yoani Sánchez
Información sobre la plantilla
Yoani sanchez.jpg
Yoani Sánchez a los 33 años (en 2007)
NombreSánchez Cordero, Yoani María
Nacimiento4 de septiembre de 1975
ciudad de La Habana,
República de Cuba Bandera de Cuba
ResidenciaLa Habana
EducaciónLicenciada en Filología
Alma materUniversidad de La Habana
CónyugeReinaldo Escobar

Yoani Sánchez (La Habana, 4 de septiembre de 1975). Cibermercenaria y bloguera cubana. [1]

En abril de 2007 comenzó a editar el blog Generación Y, que fue inmediatamente promovido por la agencia de noticias Reuters en varios periódicos del mundo.[2]

En ese mismo año, la revista estadounidense Time incluyó a su creadora entre las 100 personas más influyentes del mundo, en la categoría «héroes y pioneros».[3] Unos meses después, el diario El País (de Madrid) le otorgó al blog el premio Ortega y Gasset, de 15 000 euros.

Sánchez ha recibido otros premios y reconocimientos de grupos manifiestamente contrarrevolucionarios y de extrema derecha. Está vinculada a las Damas de Blanco y la SINA (Sección de Intereses de los Estados Unidos en La Habana). Ha participado abiertamente en protestas y escándalos provocadores contra la Revolución cubana. En más de una ocasión ha denunciado en su blog que ha sufrido maltratos y persecuciones por parte de los agentes del orden público y de la Seguridad del Estado cubana, pero nunca ha podido probarlo fundadamente. Se calcula en unos 1300 los editores de medios internacionales que tienen órdenes de seguir lo que Yoani Sánchez escribe en su blog y en Twitter.[4]

El 16 de diciembre de 2010, el medio WikiLeaks reveló un análisis confidencial filtrado por la SINA (Sección de Intereses de los Estados Unidos en La Habana), en el que un diplomático estadounidense expresa:

Creemos que es la nueva generación de disidentes no tradicionales como Yoany Sánchez, la que podría tener una mayor impacto de largo plazo en la Cuba de la era pos-Castro.[5]

El programa de televisión Las Razones de Cuba de la Televisión Cubana, mostró cómo el gobierno de Washington destina cifras millonarias de dólares para desestabilizar el orden interno en diversas naciones que consideran un peligro para su seguridad. En el audiovisual se muestra cómo Yoani Sánchez cuenta con el respaldo financiero de entidades internacionales que premian a los comunicadores anticubanos.[6]

En abril de 2015, Sánchez formó parte de los mercenarios que usurparon el nombre de Cuba y fueron aceptados para participar en los Foros Paralelos de la VII Cumbre de las Américas celebrada en Panamá.

Síntesis biográfica

Yoani María Sánchez Cordero nació el 4 de septiembre de 1975 en el municipio de Centro Habana en la Ciudad de La Habana.

A principios de los años 1990 conoció al contrarrevolucionario Reinaldo Escobar (Camagüey, 1947) con el en 1995 que tuvo un hijo. Se graduó de Filología en la Universidad de La Habana aunque luego expresó:

Al terminar la universidad había comprendido dos cosas: la primera, que el mundo de la intelectualidad y la alta cultura me repugnaba y la más dolorosa, que ya no quería ser filóloga.
Yoani Sánchez

Vida en el exterior

Después de trabajar brevemente en la Editorial Gente Nueva (La Habana) se dedicó a dar cursos de español a turistas que viajaban a Cuba hasta que decidió abandonar el país en compañía de su hijo Teo por motivos económicos.

El 26 de agosto de 2002, después de casarse en La Habana con un alemán llamado Karl G., emigró a Suiza con un permiso de viaje al extranjero válido para once meses.[7] Recorrió algunos países europeos y algunas fuentes argumentan que en España conoció al cubano Carlos Alberto Montaner, que ―a pesar de ser oficial del cuerpo estadounidense de marines, de pertenecer a la CIA, y en calidad de tal haber puesto bombas en cines de La Habana― se presentaba como intelectual y pretendía regresar a Cuba como candidato a la presidencia.[8]

La vida fuera de Cuba fue más dura de lo que creían, y la reunificación con su esposo resultó imposible. (...) En un viaje familiar, hace tres años, rompió el pasaporte y se presentó en Inmigración. «Fue tremenda la sorpresa cuando me dijeron: “Pida el último en la cola de los que regresan”». El 12 de agosto de 2004, Yoani Sánchez se presentó en la oficina de inmigración provincial de La Habana para explicar su caso y tuvo que hacer cola ya que varios cubanos pretendían regresar.

Regreso a Cuba

Yoani Sánchez nunca ha dicho públicamente los motivos reales de su regreso a Cuba. Sánchez descubrió un modo de vida occidental completamente distinto al que estaba acostumbrada en Cuba. En Suiza tuvo enormes dificultades para encontrar un trabajo y desesperada regresó a Cuba para explicar a las autoridades sus razones y suplicar una revocación de su estatus migratorio, lo cual fue concedido por las autoridades cubanas a pesar de que ella había violado el plazo establecido para su visa.[7][9]

Yoani Sánchez regresaba a Cuba con la idea de crear un blog de nuevo tipo sobre este país (existian más de 700 blogs (cada día aparecía uno nuevo, dentro y fuera) sobre Cuba en Internet, poco o nada conocidos). Ella contaría en lenguaje coloquial su punto de vista apocalíptico de la realidad cubana.

Para su proyecto, Yoani Sánchez contó con todo tipo de ayuda desde el exterior.[10] El sitio donde está hospedado su blog se denomina desdecuba.com, aludiendo supuestamente su origen, aunque el servidor estaba ubicado en Alemania registrado a nombre de Josef Biechele y con soporte de la compañía Cronos AR Regensburg (que aloja otros sitios web de extrema derecha), sucursal germana de la empresa Strato.

A las pocas semanas de abierto el blog, en abril de 2007, una gran campaña de prensa se encargó de «lanzarlo». El diario El País (Madrid), El Nuevo Herald (Miami) y luego la agencia internacional EFE lo promocionaron mintiendo abiertamente bajo el eslogan "El blog más leído de Cuba", lo que fue reproducido por otros medios menores y generó un gran tráfico hacia el blog Generación Y, que pasó de ser una oscura página contrarrevolucionaria a convertirse en un fenómeno mediático completamente artificial. El show de Yoani Sánchez quedó completo cuando pocos meses después la empresa Prisa (de España) le otorgó el Premio Ortega y Gasset de Periodismo Digital.

Generación Y

Según sus propias palabras, Yoani Sánchez nombra el blog como Generación Y debido a que:

Nuestros padres nos pusieron [a mis hermanas y a mí] nombres con y: Yanisleidi, Yoandri, Yusimí y Yuniesky.[11]

El blog Generación Y cuenta con entradas en las redes sociales Facebook y Twitter y con numerosas traducciones lingüísticas, muchas más que los sitios del Departamento de Estado de los EE. UU. y el de la CIA (la Agencia Central de Inteligencia, de Estados Unidos).[12] El sitio que hospeda el blog dispone de un ancho de banda decenas de veces mayor al que ―por motivos del bloqueo impuesto a Cuba― posee este país para todos sus internautas.

Numerosos sitios web cubanos han sido cerrados por orden del Departamento del Tesoro de Estados Unidos por fomentar el comercio y violar la legislación sobre las sanciones económicas, mientras el blog de Yoani Sánchez no fue tocado, aunque proponía la compra de su libro escrito en idioma italiano.

Aunque en el blog su creadora dice que no quiere hablar de política, sus comentarios están siempre llenos de acusaciones contra el gobierno cubano y sus dirigentes. Yoani Sánchez ha integrado además el consejo de redacción de la revista Consenso, financiada desde el exterior y dirigida por Manuel Cuesta Morúa, de quien se alejó por motivos económicos.[10]

Muchos cubanos ven a Yoani Sánchez como a una simple mercenaria más, reclutada para la guerra ideológica contra su país por la CIA estadounidense.

En mayo de 2008 Yoani Sánchez publicó en su blog frases de las que se hicieron eco numerosos medios internacionales, cuando pretendía obtener visado para recibir uno de los premios con los que el imperialismo la recompensaba:

No soy opositora, no tengo un programa político, ni siquiera tengo un color político, y esa es una característica de mi generación y del mundo actual: ya la gente no se define ni de izquierdas ni de derechas, son conceptos cada vez más obsoletos. No tengo protección social ni pensión cuando llegue a vieja, pero me permite mantener mi autonomía económica. Doy clases de Español a extranjeros y guío turistas por mi ciudad, hablo muy bien el alemán. Así me gano la vida

Analizando esta estrategia encubierta de Estados Unidos contra Cuba, el líder histórico de la Revolución cubana firmó el 4 de junio de 2008 el prólogo del libro Fidel, Bolivia y Algo Más, que recibió como obsequio de Evo Morales, Presidente de Bolivia, en el que escribió:

Lo grave no son las afirmaciones de este tipo, que divulgan de inmediato los medios masivos del imperialismo, sino la generalización como consigna; peor aún: que haya jóvenes cubanos que piensen así, enviados especiales para realizar labor de zapa y prensa neocolonial de la antigua metrópoli española que los premie.[13]

En febrero de 2012, la cuenta de Yoani Sánchez en Twitter contaba con unos 214 000 seguidores, de los cuales apenas alrededor de 30 residían en Cuba. Aunque Sánchez presenta en su perfil de twitter el siguiente comentario:

Blogger, resido en La Habana y cuento mi realidad en trozos de 140 caracteres. Twitteo vía sms sin acceso a la web
Yoani Sánchez

Esta afirmación de Sánchez es poco creíble, pues resulta imposible seguir a más de 80 000 personas, sólo por sms o a partir de una conexión semanal desde un hotel. Un acceso diario a la red es indispensable para ello.

Un análisis de los datos de su cuenta en Twitter realizado a través del sitio www.followerwonk.com, revela a partir de 2010 una gran actividad de la cuenta de Yoani Sánchez. Así, a partir de junio de 2010, Sánchez se ha inscrito en más de 200 cuentas Twitter diferentes cada día, con picos que podían alcanzar 700 cuentas en 24 horas. A menos de pasar horas enteras del día y de la noche en ello, resulta imposible abonarse a tantas cuentas en tan poco tiempo, por lo que es muy probable que esta actividad haya sido generada mediante un robot informático, desde otro país.

Cerca de 50 000 seguidores de Yoani Sánchez son en realidad cuentas fantasmas o inactivas, que crean la ilusión de que la bloguera cubana goza de una gran popularidad en las redes sociales. En efecto, de los 214 063 perfiles de la cuenta @yoanisanchez existentes en febrero de 2012, 27 012 eran «huevos» (sin foto) y 20 000 revestían todas las características de cuentas fantasmas, con una actividad inexistente en la red (de cero a tres mensajes mandados desde la creación de la cuenta).

Esta operación destinada a crear una popularidad ficticia vía Twitter es imposible de realizar sin acceso a Internet y necesita también un apoyo tecnológico y financiero.[14]

Vida "privada"

Los grandes medios de prensa occidentales repiten muy a diario que los cubanos no tienen acceso a Internet y la propia Yoani Sánchez se ha quejado de que las computadoras en Cuba son:

en realidad computadoras autistas, a las que les falta el relámpago de la conectividad, el aliento vital en forma de kilobytes que las haga saberse vivas, interactuar en el ciberespacio.[15]
Yoani Sánchez accediendo con su laptop a Internet desde el Hotel Nacional (La Habana).

Pocas personas se explican cómo puede entonces Yoani Sánchez escribir en su blog día tras día y, grande fue la sorpresa de los 200 periodistas internacionales acreditados para la Feria Internacional del Turismo en Cuba, el 6 de mayo de 2009, cuando divisaron a Yoani Sánchez tranquilamente instalada en el vestíbulo del Hotel Nacional accediendo a Internet como cualquier cubano.[16]

Por sus actividades en la red, diversas organizaciones de derecha y otras abiertamente contrarrevolucionarias la han premiado con más de medio millón de dólares, lo que supera con creces lo que han recibido desde 1960 todos los escritores pagados por organizaciones hostiles a la Revolución. Solo en el año 2011, el Gobierno de los Estados Unidos ha destinado más de 20 millones de dólares para pagar a supuestos disidentes, blogueros y twiteros.[17]

En septiembre de 2009, Yoani Sánchez se entrevistó en secreto con Bisa William (subsecretaria de Estado de los EE. UU., adjunta para Latinoamérica), a la que solicitó levantar las restricciones que tiene Cuba para hacer compras por Internet. Un año después, el medio WikiLeaks filtró un email en el que se revela que Yoani Sánchez expresó a la visitante:

Las restricciones sólo nos hacen daño. ¿Sabe cuánto más podríamos hacer si pudiéramos usar Pay Pal o comprar cosas online con una tarjeta de crédito?
Yoani Sánchez[18]

Desde fines de 2009, el Departamento de Estado de los EE. UU. rompió el bloqueo para otorgarle a Yoani Sánchez la única cuenta de la empresa PayPal existente en Cuba.[19]

De los 15 millones de dólares que el presidente Obama otorgó a "disidentes" en 2009 bajo el supuesto de ser “una ayuda a la democracia en Cuba”, 0,2 millones fueron a nombre de Yoani Sánchez y de su esposo Reinaldo Escobar.

El diario suizo Le Temps ha publicado una entrevista con el ex Jefe de la Sección de Intereses de los Estados Unidos en La Habana, Michael Parmly, en la que el funcionario muestra su temor ante las posibles filtraciones de los cables enviados por él al Departamento de Estado desde Cuba, que están en poder de Wikileaks. Aseguró que:

...se disgustará mucho si publican las múltiples conversaciones que tuve con la bloguera Yoani Sanchez.[20]

Escándalos y Damas de Blanco

En numerosas ocasiones Yoani Sánchez ha divulgado denuncias sobre supuestas agresiones y persecuciones por parte de agentes del orden público contra ella. En 2009 Yoani Sánchez denunció que intentando unirse a una pequeña manifestación en "contra de la violencia" se llevaba a cabo en La Habana y que luego resultó ser parte de una estrategia tipo "Revoluciones de Colores" para Cuba.[21] Yoani Sánchez argumentó a los medios internacionales que había sido golpeada, y que tenía un ojo amoratado, aunque extrañamente no se había hecho fotos. Horas después Yoani Sánchez se apersonó ―ayudada con muletas― en el Policlínico Universitario 19 de Abril (de La Habana), donde los médicos no pudieron encontrar la más remota señal de un golpe o una herida en el cuerpo. El diario digital español La República entrevistó a los médicos que atendieron a Yoani Sánchez, y colgó en Youtube los videos de las entrevistas donde los médicos certificaban que la paciente no presentaba ninguna señal de haber sufrido violencia física.[22] Varios días después, Reinaldo Escobar, alias "Macho Rico" (esposo de Yoani Sánchez), tuvo que ser protegido por la policía de la ira popular al intentar crear un desorden público argumentando los supuestos ataques a su esposa.

Luego de estos escándalos por parte de Yoani Sánchez y Reinaldo Escobar, el presidente estadounidense Barack Obama, en un gesto sin precedentes, supuestamente contestó a una lista de preguntas que Yoani Sánchez le había hecho llegar, y el mismo Departamento de Estado de los Estados Unidos linkeó la correspondiente entrada de “Generación Y”.[23]

El 1 de septiembre de 2011, el medio Wikileaks reveló los emails confidenciales de diplomáticos estadounidenses que afirmaban que en realidad se había tratado de un gran fraude, pues ni Yoani Sánchez había realizado las preguntas ni el presidente Barack Obama las había contestado.[24]

Yoani Sánchez también había afirmado que había enviado un cuestionario similar al presidente cubano Raúl Castro, pero que este no se había dignado en responder a su solicitud. Wikileaks reveló también que Yoani Sánchez, contrariamente a sus afirmaciones, jamás había enviado un cuestionario al presidente cubano:

Ella no esperaba una respuesta de este, pues confesó que nunca las había mandado al presidente cubano.
Correo electrónico enviado por Jonathan D. Farrar, jefe de la SINA estadounidense (en La Habana) al Departamento de Estado de los EE. UU. (en Wáshington)[25]

El 5 de octubre de 2010, decenas de medios internacionales de prensa, entre ellos varias importantes agencias de noticias, reflejaban las denuncias de Yoani ante un supuesto bloqueo por parte del gobierno cubano, de los mensajes (SMS) que enviaba desde su móvil a la red social Twitter.[26] La campaña difamatoria fue desbaratada en menos de 24 horas. En un escueto mensaje que publicó el blog Havana Note, Twitter reconoció que fueron ellos quienes bloquearon el envío de mensajes vía celular desde Cuba hacia su plataforma, y no el gobierno de la Isla.[27]

Yoani Sánchez siempre ha estado estrechamente vinculada al grupo autodenominado Damas de Blanco. Este grupo ―que afirmaba estar a favor de la democracia y la lucha por los derechos humanos―, está directamente financiado por organizaciones contrarrevolucionarias y Luis Posada Carriles, mediante el también contrarrevolucionario Santiago Alvarez Fernández-Magriñá, como ellas mismas han reconocido.[28]

Carlos Serpa Maceira, el agente Emilio de la Seguridad Cubana, dejó al descubierto las relaciones de Yoani con las Damas de Blanco y la Sección de Intereses de los Estados Unidos en la Habana. Emilio demostró como los medios extranjeros, principalmente los radicados en Miami, publican cualquier tipo de información que les hicieran llegar blogueros y contrarrevolucionarios como Yoani, sin ningún tipo de verificación.[29] Dejó bien claro como estas acciones son financiadas desde el exterior.

Yoani Sánchez escribe asiduamente en su blog, informaciones tergiversadas sobre la situación de las Damas de Blanco en Cuba.

Vicepresidencia de la SIP

El 8 de noviembre de 2012 la SIP (Sociedad Interamericana de Prensa), conformada por los dueños de los medios de difusión, nombró a Yoani Sánchez como vicepresidenta regional por Cuba de su «Comisión de Libertad de Prensa e Información», encargada de «supervisar la libertad de prensa».[30]

En cada país existirán vicepresidencias regionales y coincidentemente en Cuba está designada Yoani Sánchez.
Claudio Paolillo, director de la SIP.[19]

VII Cumbre de las Américas

En abril de 2015, formó parte de los mercenarios que usurparon el nombre de Cuba y fueron aceptados para participar en los Foros Paralelos de la VII Cumbre de las Américas celebrada en Panamá. Estos individuos, que reciben financiamiento directo desde el exterior para elaborar sus planes, no tienen ninguna representatividad ni conexión real con el pueblo cubano. Algunos de estos mercenarios acreditados en Panamá han llegado a la crueldad de apoyar el bloqueo económico, comercial y financiero de los Estados Unidos contra Cuba y han reclamado la intervención militar para su nación, en momentos en que la comunidad internacional ha hecho unánime el rechazo a esa política de genocidio contra Cuba y reconoce los avances de la Revolución cubana. Varios de estos personajes se oponen también al proceso de normalización de relaciones diplomáticas con Estados Unidos y se manifiestan en contra de los anuncios de ambos Gobiernos, el 17 de diciembre de 2015.[31]

Fuentes