Saltar a: navegación, buscar

Alfredo Sosabravo

Alfredo Sosabravo
Información sobre la plantilla
Alfredo-Sosabravo large.jpg
Pintor, dibujante, grabador, ceramista cubano. Premio Nacional de Artes Plásticas.
NombreManuel Alfredo Sosabravo
Nacimiento25 de octubre de 1930
Sagua la Grande, Las Villas, Bandera de Cuba Cuba
OcupaciónPintor, dibujante, grabador, ceramista.
Obras destacadasOleos y Dibujos, La Naturaleza, El Hombre, La Máquina.
PremiosPremio Nacional de Artes Plásticas
Manuel Alfredo Sosabravo. Pintor, dibujante, grabador, ceramista, su constante afán de perfeccionamiento y el riguroso trabajo desarrollado, lo han convertido en uno de los artista más significativos e integrales de Cuba, al tiempo que su reputación alcanza planos internacionales.

El artista

Manuel Alfredo Sosabravo Es uno de los artistas cubanos más importantes de las Artes Visuales y diseño, Nació en Sagua la Grande, Las Villas, Cuba, en octubre de 1930. Sosabravo ha encursionado en múltiples manifestaciones de las artes visuales, entre ellas la Pintura , el grabado, dibujo, Cerámica. Entre 1955-1957 estudió en la Escuela Elemental de Artes Plásticas Aplicadas Anexa a la Academia de Artes Plásticas San Alejandro, en La Habana, Cuba.

Ha venido destacándose en una línea muy propia, capaz de manifestase con singular coherencia en técnicas disímiles. Se han señalado las características de su creación: síntesis de elementos tomados del pop, de la llamada nueva figuración y del arte popular, humor, espontaneidad y frescura. Presencia de una dialéctica de lo bello y lo monstruoso, fusión de formas orgánicas con otros tomado de los mecanismos construidos por el hombre, alto oficio e inversión inagotable, la manera como dentro de estos mismo recursos y con entera naturalidad, consigue expresar un mensaje político convincente. Es necesario recalcar este último aspecto. Sosabravo ha sabido aprovechar las potencialidades para la denuncia de la vertiente expresionista y grotesca de su lenguaje, logrando excelentes panfletos y aun imágenes que permitan una profundización emotiva en los males criticados: el fascismo, la voracidad imperialista, el terror nuclear. Toda esta faceta que constituye una parte importante de su quehacer, esta también permeada por el humor y la burla desembarazada. Estamos en presencia de uno de los poco artistas que han reflejado la alegría y el sentido lúdrico características de la sicología social del pueblo cubano. Más que como un tema, el humor está presente en él como una manera de encarar la creación. Sosabravo, al igual que nuestros músicos, se divierte trabajando. Por eso aunque no se proponga hacer humorismo, sus resultados siempre poseen un suave tono jocoso, muy nuestro. El se inspira en la flora inferior y primitiva, en la humilde vegetación de los rincones húmedos, hongos, plantas acuáticas, flores inadvertidas. Igualmente en el reino animal: protozoos, moluscos, insectos, batracios. Otras veces el artista alcanza una fuerte expresividad mediante la incorporación heteróclita en la cerámica de clavos, tornillos, y hasta cabillas, dentro de esa libertad técnica que siempre lo ha caracterizado y que contribuye a brindar a las piezas un fuerte sentido escultórico. Debe destacarse también el hecho de que su lenguaje muy unitario y particular posee sin embargo un registro amplio que va desde un barroquismo por el movimiento y la yuxtaposición de los componentes múltiples hasta formas simples y sintéticas. En la cerámica donde sin duda a alcanzado los resultados más altos, su original laboreo en los espacios interiores, perfectamente integrados, que enriquecen las posibilidades expresivas de esta manifestación, sorprendiendo al espectador y obligándolo a meterse dentro de las piezas.

Exposiciones Personales

Múltiples han sido las muestras personales que el artista ha desplegado. Las que enumeramos a continuación on solo una pequeña muestra de ellas.

Una de sus primeras exposiciones fue realizada en 1958 Oleos y Dibujos, en la Sala Atelier, en La Habana, Cuba.

Una muestra que marcó hito en su ya larga trayectoria fue la expuesta en 1990 con el nombre de La Naturaleza, el Hombre, la Máquina. Exposición Antológica de Alfredo Sosabravo, en el Museo Nacional de Bellas Artes, en La Habana, Cuba.

Internacionalmente también ha tenido gran éxito lo que demuestran sus variadas exhibiciones personales

En 1997 se presenta Sosabravo. El Guardián de lo Pequeño, en la Galería de Arte, Madrid, España.

Al año siguiente como parte de su celebración por el reconocieminto nacional de Artes plástica muestra la selección Sosabravo. Premio Nacional de Artes Plásticas 1997, en el Centro Wifredo Lam, en La Habana, Cuba.

Exposiciones Colectivas

Las obras de Sosabravo también han formado parte de muestras colectivas.

En 1963 participa en la Primera Bienal Americana de Grabado, en el Museo de Arte Contemporáneo, Universidad de Chile, en Santiago de Chile, Chile.

Otra bienal que ha contado con sus piezas en su nómina en varias ocasiones II(1970)/V(1976)/IX(1984), y X(1986) Biennale international de la Cerámique d'Art, en Vallauris, Francia.

En 1982 participa también la XL Biennale di Venezia, en Venecia, Italia.

La Feria Internacional de Arte Contemporáneo Arco'96, en el Pabellón de Cristal, en Madrid, España ha sido otro de los encuentros expositivos en los que Sosabravo ha tomado lugar..

Premios

Los premios y reconocimientos a su desempeño artístico han sido varios.

Algunos de ellos son: en 1976 el Diploma de Honor, en la V Biennale enternational de la Cerámique d'Art, en Vallauris, Francia.

Este mismo años ganó la medalla de oro en el XXXIV Concorso Internazionale della Ceramica d'Arte Contemporanea, en Faenza, Italia.

En 1994 fue reconocido con la Oden Félix Varela en primer Grado que otorga el Consejo de Estado de la República de Cuba. Luego en 1997 le es concedido el Premio Nacional de Artes Plásticas que cada año le entrega el Ministerio de Cultura de Cuba a una personalidad de este ámbito.

Colecciones

Varias instituciones y colecciones privadas atesoran las piezas de este artista algunas de ellas son La Casa de Las Américas, en La Habana, Cuba.

En Italia, en la Colección Ediciones Pirella; en Alemania, en el Gabinete de la Estampa, en Dresden, y el Museo Nacional de Bellas Artes, en La Habana, Cuba.

Fuentes