Terrorismo durante la Campaña de Alfabetización en Cuba

Revisión del 19:21 10 ago 2019 de Javiermartin jc (discusión | contribuciones) (Texto reemplazado: «<div align="justify">» por «»)
(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Terrorismo contra alfabetización
Información sobre la plantilla
Fecha:3 de octubre de 1961
Lugar:Campamento Novo, Quemado de Guines, Villa Clara
Ejecutores o responsables del hecho:
Alfabetizadores y bandidos

Terrorismo contra alfabetización. Grupo de acciones emprendidas por los bandidos contrarrevolucionarios en las diferentes sedes donde se desarrollaba la campaña, en Quemado de Guines, Villa Clara. Durante estas acciones tuvieron lugar varios asesinatos de jóvenes que ofrendaron su vida por la Revolución.

Influencia de Estados Unidos

A partir de mayo de 1960, bajo los auspicios de la CIA, Estados Unidos, con el apoyo de organizaciones como el llamado Frente Revolucionario Democrático, emprendió una serie de acciones terroristas, con el fin de sembrar el pánico en campesinos y alfabetizadores en el Escambray. Las bandas mercenarias ejecutaron la destrucción de cooperativas, el bombardeo de escuelas y el asalto a poblados pequeños y al trasporte rural.

Entretanto, la Revolución Cubana había aprendido a defenderse. El contingente de milicias y soldados rebeldes, entre octubre y noviembre de 1960, desarticuló a las principales bandas de alzados.

Acciones terroristas

A los cinco días de iniciado el año 1961, en la finca San Ambrosio (Pitajones, Trinidad), una banda contrarrevolucionaria asesinó al maestro voluntario Conrado Benítez. Otros dos maestros voluntarios también resultaron asesinados por alzados al servicio de la CIA; ellos fueron: Pedro Morejón (22 de febrero en Los Arabos, Matanzas) y Modesto Serrano (11 de septiembre, en San Cristóbal, Pinar del Río).

El 22 de septiembre, el recién alfabetizado Tomás Hormiga colaboraba estrechamente en la campaña y fue asesinado En Jiquiabo (Santo Domingo, Villa Clara). Sus victimarios fueron los mismos que, 11 días después, asaltaron el campamento de brigadistas Patria o Muerte en Novo (Quemado de Güines).

Asalto a campamento Novo

El martes 3 de octubre de 1961, en horas tempranas de la mañana, los alfabetizadores se concentraron en el campamento Novo (Quemado de Güines,Villa Clara), luego de culminar sus clases. Junto a ellos se encontraban un campesino y dos jóvenes de la zona. De pronto, por puertas y ventanas aparecieron los contrarrevolucionarios. Uno de ellos vociferó: ¿Quién de ustedes es el chico comunista? En ese momento, el brigadista Delfín Sen Cedré respondió a todo clamor: "Soy yo". Entonces el bandido exclamó: "Ahora te vamos a enseñar a ser comunista"

Los contrarrevolucionarios tomaron el cáñamo de la bandera y amarraron a Delfín, Ignacio Rivero (responsable del grupo de alfabetizadores) y Manuel Brito Martín. Así lograron formar una cadena para que ninguno de los revolucionarios pudiese escapar.

Llegó la noche, los trasladaron hasta Berrío, alrededor de treinta alzados y allí aislaron y ahorcaron a Delfín.

El jefe de los bandidos ya había organizado la captura de otros dos brigadistas que dormían en las escuelas de Berrío. Uno de estos muchachos escapó por una ventana en ropa interior y descalzo. Así corrió cuatro kilómetros hasta el campamento de la milicia, en un central cercano.

Al otro brigadista lo agarraron -relató Rivero- y lo unieron al grupo. Luego trasladaron al grupo hasta la escuela de Berrío y se fueron todos los bandidos. Los alfabetizadores esperaron un rato, luego de una calma absoluta, y se arrastraron hastata el cañaveral. Allí esperaron hasta que después se dirigieron a la casa de un campesino.

Asesinato de Manuel Ascunce Domenech y Pedro Lantigua Ortega

El 26 de noviembre de 1961, en medio de una gran persecusión de las bandas contrarevolucionarias en el Escambray, el alfabetizador Manuel Ascunce Domenech comenzaba su día de labor magisterial en la casa del campesino Pedro Lantigua Ortega. Allí, fueron sorprendidos, torturados y conducidos a Limones Cantero, finca Palmarito, en donde fueron ahorcados por criminales dentro de los cuales se encontraba Julio Emilio Carretero Escajadillo.

Véase también

Fuentes