Saltar a: navegación, buscar

Ópera de Sídney

Ópera de Sídney
Información sobre la plantilla
Obra Arquitectónica  |  (Complejo artístico)
Opera de sydney.jpg
La Sydney Opera House es un edificio dedicado a la realización de eventos de ópera, conciertos, teatro y otras obras de carácter artístico.
Descripción
Tipo:Complejo artístico
Estilo:Expresionista
Localización:ciudad de Sídney,
Australia Bandera de Australia
Datos de su construcción
Inicio:1959
Inauguración:20 de octubre de 1973
Otros datos
Arquitecto(s):Jørn Utzon
Premios:Patrimonio Mundial de la UNESCO desde 2007


La Ópera de Sídney es una fabulosa construcción ubicada en la ciudad del mismo nombre, Sídney (en Australia). Su construcción fue diseñada bajo la inspiración del arte abstracto y se trata de una enorme edificación dedicada a la realización de eventos de ópera, de teatro, piano, sinfonías, entre otras obras de carácter artístico. La obra fue inaugurada el día 20 de octubre del año 1973 por la reina Isabel II, y en dicha ceremonia se lanzaron espectaculares fuegos artificiales mientras se ejecutaba la Novena sinfonía de Beethoven.

Origen

A finales de los años 1940, el director del Conservatorio de Música de Sídney sostuvo que la ciudad necesita un edificio para las grandes producciones. En 1954, Eugene Goossens obtuvo el apoyo del primer ministro australiano para su construcción. El lugar elegido fue la península de Bennelong Point, sobre la bahía de Sídney. El 13 de septiembre de 1955 se inició un concurso al que se presentaron 222 proyectos de 28 paí­ses. El ganador fue Jørn Utzon, un arquitecto de Dinamarca de 38 años. Su presupuesto inicial era de 7 millones de dólares, por debajo de los costes estimados de los ganadores del segundo y tercer premio (10.8 millones y 15.6 millones de dólares). Jørn Utzon no presentó un proyecto terminado, sino unos diseños y diagramas. El proyecto fue muchí­simo más complejo de lo estimado, por momentos (años) incluso dudaron que pudiera construirse, pues llevaba a los arquitectos e ingenieros a los lí­mites de la tecnologí­a de aquellos años. Los conflictos generados por las demoras y los sobrecostes acabaron con la dimisión del arquitecto. El 20 de octubre de 1973, casi 17 años después de que el proyecto de Utzon fuera elegido, se inauguró la ópera de Sy­dney, con un coste superior a los 102 millones de dólares.

Descripción

La Ópera de Sídney ―o Sydney Opera House― es sin lugar a dudas el símbolo por antonomasia de Australia. Está situada en la ciudad de Sídney. La Ópera de Sídney es también uno de los edificios más famosos del siglo XX. Fue diseñada por el arquitecto danés Jørn Utzon en 1957 e inaugurado en 1973. El edificio es singular en todos sus ángulos, el tejado tiene 67 metros de altura, tiene 27.000 toneladas de azulejos suecos, y más de 1.000.000 de piezas. 4.5 millones de visitas al año.

La Ópera de Sídney tiene cuatro auditorios principales para Ópera, danza, conciertos y teatro. Realiza más de 2.400 eventos anuales, por lo que no sólo es un impresionante edificio, sino que también es una referencia para el arte. La Ópera de Sídney fue declarada Patrimonio de la Humanidad en el 2007. Es la sede de la compañía Ópera Australia, la Compañía de Teatro de Sídney y la Orquesta Sinfónica de Sídney.

Valor artístico

Al viajar a la Casa de la Ópera de Sídney se puede apreciar una obra de arte en gran escala. La Casa de la Ópera de Sídney se hizo con una visión abstracta de la realidad propia del arte expresionista.

Valor simbólico

La Casa de la Ópera de Sídney es el símbolo icono de Australia. Es un punto de referencia para aquellos que van de turismo a Australia. Es por ello que reviste un valor simbólico importante.

Valor Técnico

Esta magnifica construcción con sus miles de cuartos y su diseño vanguardista combina de manera excepcional la ingeniería y arquitectura con el arte, es por ello que es de gran valor técnico.

Arquitectura

El creador de la Ópera de Sídney gana el equivalente en arquitectura al premio novel. El danés Jorn Utzon ganó el premio Pritzker de arquitectura, considerado el Nobel para esta disciplina, por haber diseñado la célebre Ópera de Sídney. Madrid es la sede donde el próximo 20 de mayo el hijo mayor del arquitecto Utzon recojerá el premio, dotado con 100.000 dólares. El jurado del Pritzker calificó la Ópera de Sídney como "uno de los edificios más simbólicos del siglo XX", un edificio majestuoso que se yergue a modo de un inmenso velamen en el puerto de la metrópolis australiana.

"Es una obra maestra, una imagen de gran belleza conocida ahora en todo el mundo, un símbolo no sólo de una ciudad sino de todo un país", agregó el jurado. Utzon, que el miércoles cumple 85 años, abandonó el proyecto de la ópera en 1966 después de un sonado litigio con el Gobierno del estado de Nueva Gales del Sur y de un aluvión de críticas del público, que encontraba el edificio demasiado abstracto. La ópera tardó siete años en acabarse y su creador nunca volvió a Australia para admirar lo que hoy es reconocida como una obra arquitectónica emblemática.

Utzon es el 27° ganador de este galardón, creado en 1979 por la familia Pritzker, oriunda de Chicago. El presidente del jurado, Lord Rothschild, indicó que el arquitecto danés ha trabajado "a lo largo de su vida con ardor, inteligencia y serenidad sin una sola nota disonante". El jurado destacó que la creatividad del premiado "enraiza con la historia y se inspira en las culturas maya, china, japonesa e islámica, así como en su herencia escandinava". Los hijos de Utzon, Jan y Kim, tienen su estudio de arquitectura en la ciudad danesa de Haarby.

La Opera House de Sídney, cuya forma final surgió luego de un estudio de una serie de alternativas del proyecto original. Finalmente para formar cada una de las cáscaras se emplearon "triángulos" recortados de una misma esfera, es decir que el perfil de cada uno de los triángulos eran arcos de un círculo del mismo radio. Cada uno de estos triángulos está construido a partir de nervios pretensados de acero que a su vez son sustentados por arcos metálicos que han sido montados previamente.

Aunque Utzon diseñó una serie impresionante de edificios, principalmente en Dinamarca, su nombre siempre estará asociado con la Ópera de Sídney, cuyo perfil, de color blanco, semejante a la vela de una embarcación, es conocido por muchos. Completada en 1973 y actualmente renovada en el interior, la Ópera ayudó a consolidar la fama de Sídney como una evolucionada ciudad internacional. Como en el caso del Centro Georges Pompidou, en París, y el Guggenheim, en Bilbao, el diseño del arquitecto Utzon demostró el poder de las construciones individuales para reformular la imagen de ciudades industriales más viejas como centros culturales contemporáneos.

La Ópera de Sídney es el centro de artes interpretativos más activo del mundo. Si bien su construcción se desarrolló durante los sesenta, la Ópera ayudó a instalar el debate sobre el valor de los edificos monumentales. Para algunos críticos, el diseño de Utzon simbolizó la subordinación de la eficiencia funcional a la expresión formal. Aunque el edificio fue frecuentemente comparado con el Taj Mahal, la comparación no siempre fue elogiosa.

Admirada por su prominente silueta blanca, la Ópera también refleja el interés de Utzon en la plataforma, o podio, como un expresivo rasgo característico urbano. En 1972, Utzon fue invitado para diseñar una segunda obra monumental, la Asamblea Nacional de Kuwait, que fue completada en 1982. Igual que la de Sídney, muestra techos curvilíneos y empinados, aunque las curvas son cóncavas. Entre otros destacados proyectos de Jörn Utzon están el Kingo Housing Estate (1956-58), el Fredensborg Housing Estate (1959-62), la iglesia de Bagsvaerd (1973-76), y el Centro Naturalista Skagen (2001), todos en Dinamarca; y el Centro Cultural Dunkers (2002) en Halsingborg, Suecia.

Los hijos de Utzon, Jan, de 58 años, y Kim, de 46, heredaron el estudio Utzon Architects. Entre los anteriores ganadores del Premio Pritzker de Arquitectura están Richard Meier, Renzo Piano, y Rem Koolhaas. Este año, el jurado fue integrado por lord Rothschild, Frank Gehry, Ada Louise Huxtable, Carlos Jiménez, el arquitecto argentino Jorge Silvetti, Giovanni Agnelli (murió en enero último), y Bill Lacy como director ejecutivo.

Construcción

La Casa de la Ópera de Sídney es una construcción expresionista diseñada por el arquitecto danés Jorn Utzon, conformada por una serie de grandes cáscaras prefabricadas, cada una tomada de la misma semiesfera, que forman las bóvedas de la estructura. El Teatro de la Ópera cubre 1.8 hectáreas (4.5 acres de tierra). Tiene 183 metros (605 pies) de largo y alrededor de 120 metros (388 pies) en su punto más ancho. Se apoya en 580 pilares hundidos hasta una profundidad de 25 metros bajo el nivel del mar. Su fuente de alimentación tiene una capacidad equivalente al consumo eléctrico de una ciudad de 25.000 personas.

La energía es distribuida por 645 kilómetros de cable. Las azoteas del teatro están cubiertas con 1.056 millones de azulejos blancos brillantes y cremas en acabado mate fabricados en Suecia, que en la distancia aparecen de color solo blanco. Están fabricados para que se autolimpien, pero de todos modos se realiza un mantenimiento periódico de limpieza y reemplazo. Los dos grupos mayores de bóvedas que conforman el techo del teatro pertenecen cada uno al Salón de Conciertos y al del Teatro de la Ópera. Los otros salones tienen como techo las agrupaciones más pequeñas de bóvedas. La forma de cáscaras fue elegida para aligerar la estructura interna de peso, levantándose desde los espacios bajos de la entrada, sobre las zonas de asiento, hasta llegar a los palcos más altos.

Un grupo mucho más pequeño del sistema de cáscaras, se encuentra a un lado de las entradas y de la escalinata monumental y del restaurante de Bennelong. Aunque las estructuras de la azotea de la Casa de Ópera de Sídney se refieren comúnmente como cáscaras (como en este artículo), ellas de hecho no son bóvedas en el sentido arquitectónico de la palabra, ya que son paneles prefabricados apoyados en costillas prefabricadas. El concurso para la construcción de la Ópera de Sídney se inició el 13 de septiembre de 1955 y recibió un total de 233 proyectos provenientes de 32 países diferentes en busca de un premio consistente en 100.000 dólares.

Los criterios mínimos especificados que debían de contener los proyectos eran una gran sala con capacidad para 3000 butacas y una sala de menor tamaño para unas 1200 butacas, cada uno de los diseños debían de contener además espacios para grandes óperas, conciertos de orquestas, coros, conferencias, reuniones, representaciones de diferentes tipos. El diseño ganador fue anunciado en 1957, resultando vencedor el proyecto de Jørn Utzon, un arquitecto danés. El arquitecto americano Eero Saarinen de origen finlandés, que integraba el jurado de la Comisión del Teatro de la Ópera de Sídney, resultó crucial para la selección del diseño de Jørn Utzon. Utzon llegó a Sídney en 1957 para ayudar a supervisar el proyecto y la construcción del edificio finalizada en 1973.

Datos técnicos

Ocupa 1.8 hectáreas de tierra. Sus 183 metros de alto y 120 metros de largo son las máximas medidas de éste sitio. Se encuentra soportado sobre 580 piezas de concreto que se encuentran undidas 25 metros sobre el nivel del mar. La planta de poder del lugar podría proveer de energía a una población de 25.000 personas, el cual es distribuido por 645 kilómetros de cable.

Ópera de Sídney
UNESCO logo.png Welterbe.png
Nombre descrito en la Lista del Patrimonio de la Humanidad.
CoordenadasS33 51 24 E151 12 55
PaísBandera de Australia Australia
TipoCultural
Criterios(i).
N.° identificación166
Año de inscripción2007 (XXXI sesión)

Patrimonio de la Humanidad

Por sus valores tanto arquitectónicos como culturales, la Ópera de Sídney fue incluida en la Lista del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO en el año 2007.

Criterio de selección

  • Criterio (i): La Ópera de Sídney es una gran obra arquitectónica del siglo XX. Representa varios hilos de la creatividad en su forma arquitectónica y el diseño estructural; es una gran escultura urbana engastada en un paisaje marítimo excepcional y un famoso edificio icónico mundo.

Integridad y autenticidad

Todos los elementos necesarios para expresar los valores de la Ópera de Sídney se incluyen dentro de los límites de la zona y la zona de amortiguamiento nominada; esto asegura la representación completa de su significado como un objeto arquitectónico de gran belleza en su entorno acuático. La Ópera de Sídney sigue llevando a cabo su función como centro de artes escénicas de clase mundial. El Plan de Conservación especifica la necesidad de equilibrar las funciones del edificio como monumento arquitectónico y como un estado del centro de artes escénicas, por lo que conserva su autenticidad de uso y función. La atención prestada a la retención de la autenticidad del edificio culminó con el Plan de Conservación y los principios de diseño Utzon. La Ópera de Sídney fue incluida en la Lista del Patrimonio Nacional en 2005 bajo la Ley de Protección del Medio Ambiente y Conservación de la Biodiversidad de 1999, y en el Registro del Patrimonio del Estado de Nueva Gales del Sur en 2003 bajo la Ley de Patrimonio de 1977. Su inclusión en estas listas, implica que cualquier propuesta de medidas que deben adoptarse dentro o fuera de los límites de un lugar Patrimonio Nacional o un bien del Patrimonio Mundial que pueda tener un impacto significativo en los valores del patrimonio está prohibida sin la aprobación del Ministro de Medio Ambiente y Patrimonio. Se ha establecido una zona de amortiguamiento.

Requisitos de protección y de gestión

El actual estado de conservación es muy bueno. La propiedad se mantiene y se conserva a través de programas regulares y rigurosos de reparación y conservación. El sistema de gestión de la Ópera de Sídney tiene en cuenta una amplia gama de medidas previstas en la planificación y la legislación sobre el patrimonio y las políticas tanto del Gobierno de Australia, como del Gobierno de Nueva Gales del Sur. El Plan de Manejo de la Ópera de Sídney, el Plan de Conservación y los principios de diseño Utzon, en conjunto proporcionan el marco normativo para la conservación y gestión de la Ópera de Sídney.</div>

Fuentes