Saltar a: navegación, buscar

Agricultura ecológica

Agricultura ecológica
Información sobre la plantilla
Agricultura-ecológica.jpg
Concepto:Método que consiste en gestión del ecosistema en vez de en la utilización de insumos agrícolas.

Agricultura ecológica. También llamada orgánica o biológica, se basa en el cultivo que aprovecha los recursos naturales para, por ejemplo, combatir plagas, mantener o aumentar la fertilidad del suelo, etc., sin recurrir a productos químicos de síntesis como fertilizantes, plaguicidas, antibióticos, y similares, y en la no utilización de organismos que hayan sido modificados genética mente, los transgénicos. De esta forma se consiguen alimentos más naturales, sanos y nutritivos. Además, se ayuda a conseguir una mayor sostenibilidad del medio ambiente causando el mínimo impacto medio ambiental. Creativa, científica y avanzada, permite la solución de graves problemas ambientales, sanitarios y sociales, producidos por el desequilibrio que supone la desaparición de la verdadera agricultura.

Características

Es un sistema de producción que utiliza técnicas como rotación de cosecha, manteniendo la diversificación, el manejo del agua y la protección de la vida silvestre; abono verde, incorporación de materia orgánica, fertilizantes y plaguicidas biológicos para mantener la productividad del suelo e incrementar la fertilidad de ellos a largo plazo y para controlar parásitos evitando la propagación de éstos y de las enfermedades producidas por los mismos, excluyendo o limitando terminantemente al mismo tiempo el uso de reguladores hormonales, antibióticos para el ganado, aditivos alimentarios, y organismos modificados genéticamente.

Este método defiende la teoría de que cuando se han explotado terrenos vírgenes, normalmente se lograron rendimientos muy elevados, sin la adición de ningún fertilizante y que fue la explotación irracional de esos suelos lo que degradó su fertilidad natural.[1]

Al cultivar los alimentos en suelos equilibrados por fertilizantes naturales, los productos son más nutritivos ya que contienen niveles más altos de vitaminas –especialmente la C–, minerales esenciales –calcio, magnesio, hierro, cromo…–, antioxidantes –que ayudan a prevenir determinadas enfermedades como el cáncer–, hidratos de carbono y proteínas.
Rendimientos elevados con la agricultura ecológica

Los alimentos ecológicos no contienen aditivos de síntesis que pueden provocar problemas en la salud tales como insuficiencias cardíacas, osteoporosis, migrañas, alergias, hiperactividad, Párkinson, etc.. Cabe destacar que los productos biológicos, cultivados sin el uso de agroquímicos, respetando los ritmos naturales y sin aditivos, son equilibrados y muy ricos en nutrientes. Por otro lado, diferentes estudios han demostrado que no es imprescindible la incorporación de sustancias de síntesis en el cultivo o producción de alimentos ni en su conservación posterior. No hace falta buscar productos fuera de temporada para colmar las necesidades nutricionales de nuestro organismo.

En Cuba

Existe potencial científico para lograr producciones de ese tipo. Una etapa de capacitación, sobre todo en lo relacionado con la certificación orgánica participativa, es necesaria.

Los organopónicos al aire libre, tapados, semitapados y otros escenarios típicos de la agricultura urbana y suburbana tienen la oportunidad de acercar sus productos a la población.

En Cienfuegos existen pretensiones de llevar producciones orgánicas al punto de venta de productos naturales, hay experiencia desde hace más de dos años; esta provincia trasciende como una de las pioneras en implementar alternativas en función de consolidar una agricultura sostenible.

Fuera de Cuba

Hoy en día, un pequeño porcentaje de los productos agrícolas y ganaderos que se ponen a la venta son productos que llevan la etiqueta de "ecológicos" y los consumidores poco a poco los van valorando y pidiendo más.

Existen en España cooperativas de consumidores de estos productos a través de las cuales se pueden obtener directamente de los productores a precios razonables. Tienen una denominación de origen controlada, estando legislada a nivel de la Unión Europea. En España, son las comunidades autónomas las responsables del control de la producción y del cumplimiento de la normativa.

En la República Dominicana, los principales productos orgánicos de exportación son el guineo, el cacao y el café. En Cuba, son varios los productos que se han sumado al proyecto de desarrollo de la agricultura orgánica, entre ellos la producción de arroz, utilizando la práctica del abono verde.

Productos fitosanitarios usados

No usa productos fitosanitarios de síntesis: insecticidas, acaricidas, fungicidas, herbicidas, etc. Estos, tienen ciertos riesgos e inconvenientes: Los plaguicidas en su mayoría poseen diferente grado de toxicidad para las personas y la fauna. Una característica es su plazo de seguridad, es decir, los días que deben pasar desde que se aplica el producto hasta poder ser consumirlos, estando en manos del agricultor la responsabilidad del cumplimiento de estos plazos. Existen también unos límites máximos de residuos del plaguicida que pueden quedar en el producto a consumir. El control recae en la Administración y puede fallar.

En la lucha contra las plagas, los productos mal empleados, estimulan la capacidad de mutación de éstas para adaptarse. Sus predadores naturales, como insectosque se alimentan de las propias plagas, mueren bajo los plaguicidas. El resultado es que las plagas se hacen más fuertes y resistentes.

Fertilizantes usados

No se usan fertilizantes químicos convencionales porque los nitratos contaminan las aguas dulces. Son muy solubles los nitratos y se infiltran por el suelo alcanzando las aguas subterráneas. En la propia fabricación de los abonos se emiten agentes contaminantes (óxidos de nitrógeno, emisiones en polvo de flúor).

Abonos orgánicos ecológicos

  • Estiércoles de vaca, caballo, ovino, caprino, cerdo...
  • Purines: deyecciones sólidas y líquidas junto con el agua de limpieza.
  • Compost industrial (el que venden en los 'gardens')
  • Compost casero
  • Turba negra y turba rubia: pueden ser interesantes o que den problemas.
  • Vermicompost (el llamado humus de lombriz)
  • Residuos urbanos y lodos de depuradoras: cuidado con metales pesados (plomo, cadmio, mercurio...).
  • Abonos verdes: Son cultivos realizados con la función principal de enterrarlos verdes al suelo como abono. Se usan Leguminosas para que aportan Nitrógeno. Altramuces para suelo ácido y en suelo calizo, veza, meliloto, guisante, habas, trébol y alfalfa.
  • Enterrado de paja o matas de patata, cuellos de remolacha.
  • Harina de sangre
  • Harina de cuernos
  • Harina de pescado
  • Harina de carne
  • Algas
  • Guano
  • Excrementos de murciélago
  • Gallinaza
  • Palomina
  • Orujo de uva
  • Orujo de aceitunas
  • Pulpas de destilería
  • Serrín de frondosas (para hechar al montón del compost).
  • Cenizas

Abonos minerales Ecológicos

Referencias

  1. Fuentes, Hugo. Características y Fundamentos de la Producción Orgánica. Producción Orgánica. Una alternativa eficaz para la producción agropecuaria limpia. Corporación CIAL - CHile. Consultado: 7 de marzo de 2015.

Fuentes