Saltar a: navegación, buscar

Albert John Luthuli

Albert John Lutuli
Información sobre la plantilla
Albertlutulinobelzulu.jpg
Premio Nobel de la Paz por su lucha contra el apartheid
NombreAlbert John Mvumbi Luthuli'
Nacimiento1898
Bandera de la República de Sudáfrica Sudáfrica
Fallecimiento21 de junio de 1967
KwaDukuza, Bandera de la República de Sudáfrica Sudáfrica
OcupaciónProfesor, político
Conocido porMvumbi
Partido políticoCongreso Nacional Africano
CónyugeNokukhanya Bhengu
FamiliaresMtonya Gumede y John Bunyan Lutuli
PremiosPremio NobelNobel de la Paz 1960

Albert John "Mvumbi" Luthuli. Político sudafricano y presidente del Congreso Nacional Africano desde 1952. Fue partidario de la no violencia, un gran admirador de la labor de Gandhi y fuerte opositor a la política de segregación racial de las autoridades blancas sudafricanas. En 1960 recibió el Premio Nobel de la Paz por su oposición no violenta al apartheid y por sus trabajos en favor de la integración racial.

Síntesis biográfica

Juventud y estudios

Fue miembro de la etnia zulú. Su padre era un misionero protestante con gran prestigio en su región natal, que se encontraba en Rhodesia predicando cuando Luthuli nació. Cuando su padre murió Luthuli contaba con diez años, y se vio obligado a trasladarse junto con su familia a la ciudad de Groutville, de donde era originaria, situada en Natal. Se instaló en casa de su tío, jefe de la aldea, quien le enseñó las costumbres y tradiciones locales.

Poco tiempo después ingresó en una escuela de una misión cristiana, donde recibió su primera educación. La influencia de este período de su formación sería fundamental en los primeros años de su vida política, ya que se mostró un entusiasta propagandista de los principios cristianos, especialmente de los morales. Prosiguió sus estudios en la escuela de Edendale, cercana a la ciudad de Pietermaritsburg. Completó su formación en el Adams College de Durban, donde asistió a la escuela de magisterio. Tras graduarse se convirtió en profesor de dicha institución, convirtiéndose en uno de los tres primeros profesores de origen negro. Impartió clases de historia y literatura.

Trayectoria política

Contrajo matrimonio en 1927 con Nokukhanga Bhengu, profesora como él y nieta de un jefe de clan. En 1933 recibió una delegación de zulúes de su aldea de Groutville quienes le pidieron que sucediese a si tío, jefe de la aldea, recientemente fallecido. Finalmente aceptó la proposición y en 1935 abandonó su actividad docente para ponerse al frente de su aldea, que contaba con 5.000 habitantes. Desde su puesto como jefe de la aldea tomó conciencia de la miserable situación en la que se encontraba la población negra, sumergida en el hambre, la pobreza y la violencia política. Sin embargo basándose en sus creencias religiosas aconsejaba paciencia y resignación.

Trató de promover la cultura entre la población negra para lo cual fundó numerosas asociaciones como la Asociación de Profesores Africanos de Natal y la Sociedad Cultural y del idioma zulú. También fue uno de los fundadores de la Asociación de Futbol de Sudáfrica. Poco tiempo después entró a formar parte del Consejo Cristiano de la Unión Sudafricana. Como miembro de dicha organización en 1939 acudió como representante de Sudáfrica a la conferencia que se celebró en Madrás a la que acudieron representantes de diversas Iglesias cristianas, y en la que se trató sobre el tema de acción misionera.

Pero su posición ante la situación social que vivía la población negra cambió radicalmente en 1946 tras presenciar una matanza de mineros negros que se encontraban en huelga. Desde ese momento decidió implicarse en la política activa. Por lo que se afilió al Congreso Nacional Africano (CNA), el principal partido nacionalista de la población negra de Sudáfrica, con el que entró en contacto gracias a su amistad con el líder del partido en la provincia de Natal. Poco despues fue elegido miembro del Consejo de Representantes del partido en Natal. Nuevamente acudió a una nueva conferencia de Iglesias cristianas misioneras que tuvo lugar en Estados Unidos, donde se destacó como un brillante orador. En sus discursos afirmaba que la situación en África de la población negra y la discriminación racial eran una dura prueba para los cristianos. A su regreso a Sudáfrica se había convertido en uno de los dirigentes de color más prestigiosos del país, por lo que fue elegido presidente del CNA en Natal. Sin embargo tuvo que contemplar como los nacionalistas afrikaners se habían vuelto a hacer con el poder. Desde sus puestos políticos mostró una tenaz lucha contra la segregación racial, aunque siempre mostrándose partidario de la acción no violenta, opción política de la que se convirtió en su mayor portavoz.

Luthuli consideraba que la política de no violencia al ser una técnica de presión no revolucionaria, era la más legítima y humana para un pueblo al que se le han negado sus derechos. Realizó una radical oposición a la política de discriminación racial del gobierno de Pretoria. Estaba convencido de la igualdad de derecho entre todos los hombres, fuera cual fuese su raza. Creía que el problema negro se resolvía cuando la población blanca, mediante la exhortación y la prédica, acabase por conceder todos sus derechos a la población negra. Lanzó una campana por todo el país para denunciar las injusticias, por lo que 8.500 personas fueron voluntariamente a prisión. Consiguió la dimisión del gobierno, por lo que creció su reputación. En 1952 cuando se puso en práctica la política de apartheid fue elegido presidente del Congreso Nacional Africano. Bajo su dirección el partido se opuso a los campos de concentración donde eran encerradas las personas de raza negra de Sudáfrica. Pidió públicamente la desobediencia pacífica a las leyes decretadas desde el gobierno, ya que las consideraba atentatorias contra la dignidad del hombre. Quería evitar a toda costa el derramamiento de sangre. Su posición política hizo que fuera destituido como jefe de su tribu por el gobierno sudafricano y se le prohibiera la entrada a las principales ciudades y pueblos de Sudáfrica.

Condenado y encarcelado

Su actividad política contraria al régimen racista de Pretoria hizo que fuera detenido en numerosas ocasiones. En 1954 realizó un viaje por todo el país para conocer la opinión directamente de la boca de la población negra. Al no poder el gobierno cambiar su postura a base de presiones y amenazas fue acusado de alta traición en 1956 junto a otros 155 activistas negros. Fue condenado, encarcelado y desposeído de varios derechos civiles. Obtuvo momentáneamente la libertad en 1957. No consiguió el apoyo de ninguna organización blanca a su llamamiento de huelga general que hizo poco después de ser liberado. Poco después fue nuevamente detenido. Permaneció en prisión hasta 1959, cuando fue liberado pero permaneció sometido a residencia vigilada en su aldea natal, de la que se le prohibió salir en cinco años basándose en la recientemente aprobada ley de supresión del comunismo. Fue nuevamente detenido en marzo de 1960, cuando condenó públicamente la matanza de Sharpeville, donde la policía sudafricana disparó sobre una manifestación pacífica de la población negra. Había llamado públicamente a la desobediencia civil, y el mismo quemó en público su pasaporte.

Merecedor del Premio Nobel

Tras esta acción el gobierno declaró ilegal el Congreso Nacional Africano y el Congreso Pan Africano. Por su política de oposición al apartheid y por su intentos de lograr la integración racial se le concedió el Premio Nobel de la Paz en 1960, con lo que se convirtió en el primer africano en conseguirlo. Las autoridades sudafricanas le prohibió acudir a Oslo para recoger el premio. La presión internacional consiguió que este veto fuera levantado al año siguiente, pudiendo recibir Luthuli de esta forma el premio de manos del rey noruego Olav V en diciembre. Acudió a la ceremonia vestido a la forma tradicional sudafricana, con un manto azul, un gorro de piel de leopardo con penacho de cola de mono. En su discurso de agradecimiento afirmó que lo recibía como homenaje a la madre África y a todos sus pueblos, sin distinción de raza, color o credo. A su regresó le fueron recortada la libertad de movimientos y fue confinado en la provincia de Natal, impidiéndole hablar en público.

Un busto de Mvumbi en la localidad de KwaDukuza recuerda la labor de este luchador en contra del Apartheid.

Muerte

A pesar de ello continuó dirigiendo el Congreso Nacional Africano, pero más como un referente moral que como líder político. Tuvo que ver como en el seno de la formación surgían sectores contrarios a la no violencia, que tantas veces Luthuli había defendido. Una facción del partido denominada La Lanza de la Nación comenzó a atacar instalaciones del gobierno, por lo que la política de la no violencia fue abandonada. En 1962 publicó su biografía titulada Let My People Go (LIbertad para mi pueblo) en la cual hizo un resumen de su lucha política y su ideario político. Murió en 1967 cuando fue atropellado por un tren cuando atravesaba unas líneas férreas cercanas a su domicilio.

Fuentes