Saltar a: navegación, buscar

Ambliopía tabacoalcohólica

Ambliopí­a tabacoalcohólica
Información sobre la plantilla
Preview html 8cf6287.jpg
Región de origen:Nervio óptico
Región más común:Los dos ojos

Ambliopí­a tabacoalcohólica. Es una intoxicación crónica de la porción orbitaria del nervio óptico, que ocurre con frecuencia; generalmente ataca a los dos ojos en la edad adulta o en la vejes y es debida, en la mayoría de los casos, al uso excesivo del tabaco, del alcohol o de las dos sustancias a la vez y a la falta de ingestión de una dieta adecuada.

Síntomas

Disminución gradual en la agudeza visual, visión neblinosa; el enfermo ve mejor al oscurecer y los trastornos visuales son más prejudiciales con una iluminación brillante.

El campo visual tiene sus límites periféricos normales, pero hay un escotoma central rojo y verde, que corresponde a la distribución de las fibras papilomaculares del nervio óptico; existen siempre escotomas cecocentrales bilaterales(que se extienden desde el punto ciego hacia el área de fijación), más fácilmente demostrados con objetos de prueba rojos.

Signos fotalmoscópicos

Al principio no existen lesiones en la papila o simplemente una ligera hiperemia y enturbiamiento del borde; más tarde hay palidez de la porción temporal de la papila.

Curso y pronóstico

El progreso de la enfermedad es lento. Si la intoxicación continúa, la visión se afecta cada vez más. Si la causa se elimina, generalmente hay una mejoría gradual y la visión recupera con frecuencia su agudeza, con desaparición completa del escotoma. Pero en los casos graves, puede quedar una reducción permanente de la agudeza visual y el escotoma relativo persistirá indefinidamente.

Etiología

Este estado resulta con más frecuencia de un uso excesivo del tabaco, sea éste fumando o masticando o también en forma de rapé. El tabaco más fuerte, que se fuma en cigarro y en pipa, es el que más ocasiona esta afección. Algunos individuos son más sensibles que otros.

El mal estado general predispone a ella e investigaciones recientes han demostrado que la deficiencia de vitaminas es un factor importante; se ven casos típicos de pelagra. El alcohol y el tabaco constituye una causa frecuente; en la mayoría de los casos el alcohol y el tabaco actúan juntos. Los otros venenos que, a dosis tóxicas, producen un estado son: el cloral, el plomo, el arsénico, el helecho macho, el alcohol metílico, el sulfato de carbono, el talio, el nitrobenzol y la anilina.

Anatomía patológica

El proceso consiste en una degeneración de las células ganglionares en la región macular, que son particularmente susceptibles y vulnerables, con neuritis intersticial del fascículo papilomacular en el nervio óptico y degeneración consecutiva de estas fibras.

Tratamiento

El tratamiento consiste en la abstinencia o gran reducción del alcohol y tabaco; ésta es una parte importante del tratamiento. Si se consideran necesarios, pueden permitirse en pequeñas cantidad después de las comidas principales.

Es importante la atención al estado general y la higiene apropiada y en especial, una dieta abundante en vitaminas con adición del complejo vitamínico B. En casos debidos a la intoxicación por compuestos orgánicos de arsénico, como la triparsamida, ha resultado eficaz el BAL(al 5% en bencilbenzoato en aceite de cacahuete al 10 %, 2cm³ dos veces al día durante cuatro).

Fuente

  • James H. Allen y coautores. Manual de las Enfermedades de los ojos. Primera Edición. Consultado el 30 Marzo del 2013.