Saltar a: navegación, buscar

Antonio Mario Fuentes Alfonso

Antonio Mario Fuentes
Información sobre la plantilla
NombreAntonio Mario Fuentes Alfonso
Nacimiento11 de marzo de 1925
San Antonio de los Baños, Artemisa, Bandera de Cuba Cuba
Fallecimiento17 de mayo de 1995
San Antonio de los Baños, Artemisa, Bandera de Cuba Cuba
Causa de la muertePenosa enfermedad
PadresJosé Fuentes y Julia Alfonso

Antonio Mario Fuentes Alfonso. Combatiente revolucionario cubano, expedicionario del Yate Granma, natural de San Antonio de los Baños, quien consagró toda su vida a la causa revolucionaria.

Síntesis biográfica

Infancia

Nació el 11 de marzo de 1925 en el poblado de San Antonio de los Baños, antigua provincia de La habana. De una familia de clase media. Su padre José Fuentes, era comerciante y poseía fincas. Julia Alfonso, su madre, se dedicaba a los quehaceres del hogar. Fue Mario el tercero de 8 hermanos.
A los cuatro años de edad la familia, como consecuencia de una crisis económica, se ve totalmente arruinada. Como resultado de la situación, agravada por el fallecimiento de su madre, Mario se ve obligado a trasladarse al pueblo de Guanajay; allí va a vivir a casa de una tía llamada Cristina, la que residía en la calle Aramburu entre Gómez y Céscepes.

Estudios realizados

Cursó sus primeros estudios en una escuela pública de la localidad. Posteriormente matriculó en la escuela San Alejandro, donde se graduó, cuatro años después en la especialidad de pintura. A partir de entonces se dedicó a la pintura alternando con el trabajo de la talabartería, que realizaba en un taller propiedad de un tío político. Allí se hizo talabartero.

Trayectoria laboral

En 1949 ingresó en la Marina de guerra, donde permaneció hasta 1950, al ser expulsado por presentar problemas de “indisciplina”.
Ese mismo año ingresó en las filas del Partido del Pueblo Cubano (Ortodoxo), dirigido por Eduardo Chibás quien combatía, entre otros males, la corrupción político administrativa. Por esa época realiza trabajos como estibador en el puerto del Mariel .
A finales del 1951, tratando de mejorar la situación económica, se traslada a la ciudad de La Habana, allí va a vivir a una casa de huéspedes, situada en la calle San Rafael No. 312.
En esta ciudad sólo consigue trabajo de forma esporádica.

Trayectoria revolucionaria

Conoce en esta etapa a Reinaldo Benítez Nápoles y a Carlos González Ceijas, con los que se identificaba políticamente desde el primer momento, pero sin conocer aun que ambos eras integrantes de una célula revolucionaria del movimiento encabezado por Fidel Castro.

Al producirse el asalto el asalto al Cuartel Moncada el 26 de julio de 1953, acción en la que participa Benitez y Carlos, es que Mario conoce de las verdaderas actividades de estos revolucionarios. Carlos, que logra escapar después de ser detenido, regresa a La Habana el día siguiente pasando inadvertido. Reinaldo Benitez que es detenido días después de la acción, resulta sancionado a 10 años de prisión, que va a cumplir junto a Fidel y sus compañeros, también sancionados en la Isla de Pinos.

Meses después, Mario, en prueba de solidaridad, visita a Benítez en la cárcel; ahí conoce a Raúl Castro, al que le manifiesta su disposición de acompañarlo en las futuras luchas que emprenderían. A finales de 1953 se traslada a Nueva York, cosa que hace Carlos meses más tarde, coincidiendo ambos en esa ciudad.

Posteriormente a mediados de 1955, Fidel Castro visita Nueva York, con el fin de recavar apoyo de los revolucionarios allí residentes, a los que le orienta constituir en ese lugar el Movimiento 26 de julio. Al crearse este, Mario y Carlos figuraran entre sus integrantes, el primero como responsable de la propaganda.

La expedición

A mediados de 1956 Mario se traslada a México con el fin de integrar la expedición que ya se preparaba en ese país. Formando parte de los 82 hombres el día 25 de noviembre de 1956 parten de Tuxpan, México, en el Yate Granma rumbo a Cuba, para liberar la patria oprimida. Estos desembarcaron el 2 de diciembre por Las Coloradas.

El día 5 de diciembre, cuando se produce el combate de Alegría de Pío, Mario logra salir con vida, más tarde es detenido. Juzgado por el Tribunal de Urgencias de Santiago de Cuba, es sancionado a 6 años de prisión, a cumplir en el reclusorio nacional para hombre de Isla de Pinos, sanción que cumplia hasta el 1 de Enero de 1959, en que queda en libertad con el triunfo de la Revolución.

Después del triunfo de la Revolución

A partir del triunfo revolucionario Mario consagraría el resto de su vida a la consolidación y a la defensa de la Revolución y el Socialismo.

Primero ingresa en la Policía Nacional Revolucionaria, trabajando en el cuerpo de motorizada. Posteriormente integra, como oficial, la Marina de Guerra Revolucionaria y más tarde el Ejército Rebelde, como político de la unidad 1270.
Fue combatiente en el enfrentamiento a la Playa Girón, bajo las órdenes directas de José Ramón Fernández. Posteriormente ocupó varios cargos de dirección, tanto en el Partido como en la administración.

Fue fundador del Partido Comunista de Cuba y participó como delegado en su primer congreso. Por sus méritos relevantes le fueron otorgadas por el Consejo de Estado varias medallas y condecoraciones.

Muerte

Falleció el 17 de mayo de 1995 a la edad de 70 años. Después de una larga y penosa enfermedad

Fuente

  • Proa a la Libertad Expedicionarios de la provincia La Habana.