Avellaneda (mariposa)

Avellaneda
Información sobre la plantilla
Marip avellaneda.JPG
Macho de la Avellaneda
Clasificación Científica
Nombre científicoPhoebis avellaneda
Reino:Animalia
Filo:Artrópodos
Clase:Insecta
Orden:Lepidoptera
Familia:Danaide

Mariposa Avellaneda. Es uno de los insectos endémicos de Cuba, estos ejemplares de gran belleza se halla en los bosques intrincados de la región oriental cubana. Su nombre común lo ha recibido en honor al recuerdo imperecedero de la escritora e insigne poetisa camagüellana Gertrudis Gómez de Avellaneda.

Hábitat

Es casi exclusiva de las provincias orientales, de donde se considera originaria, pero es más común en las zonas de Santiago de Cuba y la Sierra Maestra.

Características

Mariposa de hábitos diurnos, las hembras a diferencia del macho presentan solamente colores amarillentos con tonalidades más claras hacia el centro. El macho ostenta llamativos y brillantes colores amarillos, anaranjados y rojizos con lunares oscuros, casi negros que reslatan en la parte superior de sus alas.

Estos atractivos matices lo deben a las escamas o diminutas células modificadas que le cubren las alas y el cuerpo, por las cuales les corresponden el nombre de lepidópteros, palabra de origen griego que significa alas con escamas y que como todas las especies vespertinas, cuando se encuentran en reposo coloca las alas verticalmente y sus antenas terminan en un abultamiento característico en forma de maza.

Esta mariposa suele catalogarse como bastante grande, pues alcanza de 60 a 70 mm de envergadura aproximadamente.

Alimentación

De la misma forma que sus congéneres; en la fase de oruga se nutren de las hojas donde nacen, en la fase de mariposa se alimenta de sustancias líquidas dulzonas producidas en el interior de variadas flores.

Reproducción

Es ovíparo y pone sus huevos sobre las hojas y las ramas de las plantas que servirán de alimento a sus larvas. Sufre metamorfosis.


Curiosidad

Las larvas se consideran perjudiciales por las siembras que destruye, sin embargo de adultas no dañan los cultivos, son útiles al hombre, pues contribuyen junto con las aves y otros insectos a la polinización y así aseguran la producción de las plantas.

Enlaces externos

Fuentes