Saltar a: navegación, buscar

Blanca Estela Pavón Vasconcelos

Blanca Estela Pavón Vasconcelos
Fotos.th.jpeg
Nombre realBlanca Estela Pavón Vasconcelos
Nacimiento21 de febrero de 1926
Minatitlán, México
Fallecimiento26 de septiembre de 1949
Puebla de Zaragoza, Puebla, México

Blanca Estela Pavón Vasconcelos . Fue una cantante, actriz de cine y de doblaje mexicano, cuya trayectoria le significó un lugar en la cinematografía mexicana, protagonista de varias películas durante la Época de Oro del Cine Mexicano. Considerada en la actualidad figura mítica y de culto para los cinéfilos, de singular belleza, fue considerada la pareja ideal del ídolo mexicano Pedro Infante.

Síntesis biográfica

Nació en Minatitlán, Veracruz el 21 de febrero de 1926, desde muy temporana edad incursióno en el mundo del espectáculo siendo actriz y cantante. Tiempo después recibió una propuesta de la MGM de doblar sus películas. Pavón formó parte del elenco de actores mexicanos que viajaron a Nueva York a realizar doblajes, además, participó en el doblaje de la primera película doblada, titulada "Luz que agoniza " hija de don Francisco Pavón y Josefa Vasconcelos, sólido y provinciano matrimonio que tuvo cuatro hijos, siendo Blanca Estela la hija menor. Sus padres cambiaron varias veces de residencia en busca de mejores oportunidades, y finalmente se establecieron en la ciudad de Orizaba, lugar donde vivió gran parte de su niñez la futura actriz, quien por un tiempo sufrió crisis de salud que la pusieron al borde de la muerte.

Al pasar el tiempo, cuando contaba con nueve años, ingresó a trabajar en una estación radiofónica de la ciudad e hizo sus primeros intentos como actriz. La joven continuó con sus inquietudes relacionadas con la floreciente industria radiofónica, participando en varios concursos y, después de un valioso aprendizaje en esos certámenes, ingresó a un proyecto de la estación capitalina XEQ, en un programa matutino titulado “La legión infantil mexicana”, en donde se hizo notar por su talento y simpatía naturales. Con el tiempo esta faceta le ayudó para ser convocada por los estudios norteamericanos de la Metro Goldwyn Meyer, que la eligieron como actriz de doblaje para varias de sus grandes super producciones, como: “Lo que el viento se llevo” (Gone With The Wind 1939 Victor Fleming), en la que dobló la voz del personaje de Vivien Leigh, la mitológica Scarlett O'Hara.

En los años 40 el doblaje mexicano, parte fundamental del cine, empezó a tomar auge, formándose un grupo conocido como Los Magníficos, los cuales son considerados dentro de la generación pionera del doblaje en México y que comenzó en la XEW, entre ellos, Blanca Estela Pavón, Jesús García, Guillermo Portillo Acosta, Dagoberto de Cervantes, entre otros. Fue invitada por la MGM para efectuar el doblaje de algunos filmes clásicos, formando parte del elenco de actores mexicanos que viajaron a Nueva York a realizar doblajes, además, participó con su voz en la primera película doblada, titulada en español Luz que agoniza (Gaslight) haciendo la voz de Ingrid Bergman.

Carrera artística

Debido a su especial belleza mestiza fue llamada a debutar en el cine mexicano, para actuar en la película inconclusa Los hijos del divorcio. Poco después, el director afamado René Cardona, la invitaría a participar en el filme Allá en el rancho chico. Para 1941, se reintegraría al cine durante el rodaje de La liga de las canciones actuando bajo la dirección de Chano Urueta. Actuó en diversas series radiofónicas famosas como Fifirafas el Valeroso, al lado del compositor y actor José Ángel Espinoza Aragón, mejor conocido como “Ferrusquilla”, de quien fue novia por un tiempo.

El vertiginoso ascenso de la actriz, le mereció ser considerada por el famoso director de esa época, Ismael Rodríguez, para desempeñar su primer papel al lado del legendario ídolo mexicano Pedro Infante. Actuaron juntos, por vez primera, en el filme Cuando lloran los valientes, por la cual obtuvo el premio Ariel de Plata por mejor actuación femenina.

Poco tiempo después, apareció en Vuelven los García (1947), desempeñando el papel de “Juan Simón López”, reafirmando su posición de estrella nacional; en Cortesana (1948), con Meche Barba, y en La bien pagada (1948) de Alberto Gout, con María Antonieta Pons y Víctor Junco.

Amorcito Corazón

Sin lugar a dudas, el filme que la consagró en el público mexicano, dentro de su corta carrera cinematográfica, fue la cinta Nosotros los pobres, al lado de Pedro Infante y Evita Muñoz ("Chachita") en 1948, de Ismael Rodríguez, quien abordó la temática de la ciudad y la vida en sus estratos sociales bajos, sus costumbres y lenguaje. "La Chorreada" fue el sobrenombre con el que el público mexicano la conocería hasta el final.

Siempre se manejó la existencia de un romance entre Pedro Infante y ella, aunque nunca, al parecer, hubo algo más que una firme amistad. Pedro Infante diría después que fue el amor platónico de su vida. La canción insignia de Infante a partir de ese entonces seria "Amorcito corazón" de la autoría de Pedro de Urdimalas y musicalizada por Manuel Esperón.

Algunos de sus últimos trabajos cinematográficos fueron: Las puertas del presidio (1949), al lado de David Silva y Andrés Soler, y En cada puerto un amor (1949) con Domingo Soler. El penúltimo filme de su vida fue La mujer que yo perdí (1949), dirigida por Roberto Rodríguez, donde se reunió por última vez como pareja protagónica a Pedro Infante y Blanca Estela.

Su último trabajo, sería la adaptación a la pantalla de un cómic de la autoría de Yolanda Vargas Dulché llamado Ladronzuela (1949), dirigido por Agustín P. Delgado.

Muerte

Falleció en Pico del Fraile, Puebla; 26 de septiembre de 1949) a los 23 años de edad.

La caravana artística de presentaciones en la cual viajaba Blanca Estela comenzó actuaciones a mediados de septiembre de 1949 en la ciudad de Tapachula, Chiapas, por lo que después de dos días viajo a la ciudad de Oaxaca presentándose en el Teatro "Macedonio Alcalá" el día 23, de ahí retornaría a la ciudad de México pero el avión en que viajaba sufrió un desperfecto que lo mantuvo en tierra. Debido a que tenía otras presentaciones en la capital, convenció a un matrimonio de que le cedieran sus lugares para ella y su padre quien la acompañaba, el avión era un Douglas DC-3 con matrícula XA-DUH propiedad de Mexicana de Aviación, pilotado por el Capitán Alfonso Reboul Lasscassies, el DC-3 despegó a las 12:40 horas rumbo a la capital. Al estar próximos a la ciudad el piloto logró establecer contacto con la torre de control del aeropuerto de la Ciudad de México y visiblemente alterado declaró:"¡Estamos volando por contacto! ¡Acabamos de pasar por Puebla! ¡Se puede ver el volcán Popocatépetl bajo nosotros! ¡Tenemos graves problemas de visibilidad y turbulencias severas!" al final emitió una frase que fue interrumpida por la estática: "¡Volamos a 1300 pies..."" y luego... silencio. El DC-3 debía arribar a las 13:30 tiempo local, pero horas después las autoridades de la Dirección General de Aviación Civil emitían un boletín en el cual manifestaban que el DC-3 se encontraba desaparecido y que probablemente se había desplomado. Habitantes de los poblados de Huejotzingo, San Martín Texmelucan y San Felipe Teotlalcingo, pertenecientes al estado de Puebla., reportaban haber visto pasar el DC-3 y una columna de humo entre los volcanes. La posición estimada se ubicó en la elevación montañosa conocida como "Pico del Fraile", situada a una altitud aproximada de 1400 pies. El DC-3 no consiguió superar la altitud impactando con el macizo rocoso.

Las cuadrillas de rescate alpino y Luis Soriano "Tlaxquiche" y su brigada de rescate junto con el Socorro Alpino Mexicano, auxiliado por pobladores de los municipios cercanos, consiguieron llegar a la zona, encontrando los cuerpos de los pasajeros regados, despedazados y calcinados la gran mayoría, en un radio aproximado de cien metros y el fuselaje del DC-3 partido en varias secciones. Los cuerpos de Blanca Estela y su padre yacían cercanos entre sí. El cuerpo sin vida de la actriz que presentaba politraumatismos fue levantado por Ignacio Beltrán, quien lo envolvió en un petate y lo colocó en una mula para iniciar el descenso. Al bajar al pueblo de Atlautla entregó el cuerpo a una ambulancia que lo trasladó a la Ciudad de México. Fue velada en la Asociación Nacional de Actores (ANDA), Pedro Infante quien se presentó en el funeral, con lágrimas en los ojos y visiblemente consternado declaró: Se nos fue la "Chorreada", se nos fue... Irónicamente fallecería 8 años después en un accidente aéreo en Mérida, Yucatán.

Fue sepultada en el Panteón Jardín de la capital. Ocho años después moriría Pedro, también en un accidente aéreo.

Filmografía

Fuentes