Bruxismo

Bruxismo
Información sobre la plantilla
Bruxismo.jpg
Concepto:Es una actividad parafuncional que consiste en el apriete y rechinamiento dentario, es de etiología multifactorial y está asociado principalmente a estrés y a alteraciones del sueño o parasomnias.

Bruxismo. El bruxismo es el término médico para apretar, rechinar y desgastar los dientes produciendo daño en sus piezas dentarias. Esta condición afecta tanto a niños como a adultos. Algunas personas con bruxismo aprietan sus dientes durante el día, a menudo cuando se sienten ansiosos o tensos.

En la mayoría de los casos, el bruxismo es leve e incluso puede no requerir tratamiento. Sin embargo, en ocasiones puede ser violento conllevando a desórdenes musculares y de la articulación temporomandibular (ATM), dolores de cabeza, desgastes en los dientes y otros problemas.

Desafortunadamente, las personas con bruxismo nocturno no saben de su condición por lo que no son diagnosticados sino hasta que ocurren complicaciones. Esta es la razón por la que es importante pesquisar el bruxismo nocturno lo más temprano posible y proveer el tratamiento apropiado.

Generales

Suele afectar a un 15% de la población. No existe predilección por sexo y tiende a disminuir con la edad. Muchos niños en algún momento de su infancia sufren algún episodio de bruxismo sobre todo entre los 3 y 7 años.

Diversos estudios apuntan a que existe una alta correlación entre bruxismo y retraso mental y apnea del sueño.

Diagnóstico

Es difícil diagnosticar este desorden ya que, al realizarse de forma inconsciente, la mayoría de las veces no se empieza a tratar hasta que los daños en la cavidad bucal son evidentes. Uno se queja de que cuando despierta tiene molestias en la boca, dolor en los dientes etc. Este dolor lo producen las violentas contracciones de los músculos de la mandíbula.

En ocasiones, uno no sabe que sufre este problema hasta que no va al dentista o cuando es muy evidente por la apariencia plana de la punta de los dientes. Se suele acudir al médico por el dolor que uno sufre en la mandíbula, en el oído, o porque empiezan a aparecer problemas dentales y es, entonces cuando el médico descubre el problema.

Los síntomas son los siguientes:

  • Dolor de cabeza y de cara.
  • Dolor de espalda y cuello.
  • Facturas y desgastes en los dientes.
  • Muelas dientes planos.
  • Heridas en las encías.
  • Se pueden modificar las piezas dentales y afectar a la forma de hablar y reír.

Causas

Son muchas y variadas las causas que pueden llevar a sufrir este desorden:

  • Problemas en la forma en cómo se acoplan los dientes superiores con los inferiores a la hora de cerrar la boca.
  • Hay ciertos tipos de personalidad que son más propensos a sufrir este problema, se da sobre todo en personas ansiosas, que tienden a reprimir el enfado, fácilmente irritables, agresivas, excesivamente nerviosas, frustradas, pesimistas, excesivamente competitivas...
  • Factores de origen psicosomático: Muchas personas somatizan las tensiones y preocupaciones. La forma de hacerlo varía de unas personas a otras. Por ejemplo, hay quien lo somatiza con úlceras, gastritis, otros con problemas de piel como dermatitis y, en el caso que nos ocupa, la forma de hacerlo es hacer rechinar los dientes.
  • Postura al dormir: Hay estudios que apuntan a que el bruxismo se da con más frecuencia en personas que duermen tendidos de espalda que de lado.
  • Está demostrado que el consumo de alcohol y tabaco agravan los síntomas. Son factores agravantes y en ningún caso desencadenantes.

Síntomas

Apretar los dientes puede ejercer presión sobre los músculos, tejidos y otras estructuras alrededor de la mandíbula. Los síntomas pueden causar problemas de la articulación temporomandibular (ATM).

El rechinamiento puede desgastar los dientes y puede ser tan ruidoso en las noches como para molestar el sueño de los compañeros de dormitorio.

Los síntomas abarcan:

  • Ansiedad, estrés y tensión
  • Depresión
  • Dolor de oído (debido en parte a que las estructuras de la articulación temporomandibular están muy cerca del conducto auditivo externo y a que usted puede percibir dolor en un lugar diferente de su fuente, lo cual se denomina dolor referido)
  • Trastornos alimentarios
  • Dolor de cabeza
  • Sensibilidad a las cosas calientes, frías o dulces en los dientes
  • Insomnio
  • Dolor o inflamación de la mandíbula

Evaluación clínica para detectar el bruxismo

Esta evaluación consiste en un examen clínico y radiográfico de su dentadura en busca de desgastes o fracturas de sus piezas dentarias. También se evaluará si existen las guías dentarias que protegen sus dientes. Posteriormente se realizará una palpación de la articulación temporomandibular (ATM) y de los músculos que controlan la articulación y los movimientos mandibulares. La palpación de estos músculos del costado de la cara, así como dentro de la boca, se realiza ejerciendo presión con la yema de los dedos. La presencia de dolor a la palpación puede indicar que el músculo está fatigado e inflamado. Luego, se palpa y manipula la articulación propiamente tal. Nuevamente, ejerciendo una presión firme con la yema de los dedos, el odontólogo palpará la articulación justo delante de los oídos para detectar alguna irritación. Le pediremos que abra y cierre la boca tan ampliamente como sea posible, lo que permitirá evaluar dos cosas: cualquier ruido de la mandíbula al abrir o cerrar, así como el máximo de apertura bucal. Este procedimiento se repite pero esta vez introduciendo el dedo meñique en el conducto auditivo externo con el fin de detectar cualquier desplazamiento o inflamación de la zona posterior de la articulación. Según los resultados de esta evaluación se determinará el tratamiento adecuado.

Tratamiento

  • Técnicas de modificación de conducta: incluye técnicas de relajación que ayuden a reconducir la ansiedad y manejar el estrés. También se le enseña al paciente a relajar la lengua y los labios, se le explica cual es la forma correcta de colocar la lengua para evitar el dolor de la mandíbula.
  • Se puede colocar una férula de descarga semidirigida. Se crean a medida del paciente ya que se adapta a sus dientes superiores, de esta forma se consigue que los dientes no choquen y por consiguiente se desgasten.
  • Protectores dentales: son accesorios de goma especiales que se ponen en los dientes.
  • Conviene evitar realizar ejercicio físico antes de ir a dormir y reducir la actividad a última hora de la tarde y estar relajado durante una hora antes de ir a dormir.
  • Evitar el consumo de alcohol, café, , tabaco y otros excitantes horas antes de ir a dormir.

Consecuencias

Las consecuencias del bruxismo son múltiples, siendo las más importantes:

  • Desgaste dentario
  • Contracturas y dolor muscular
  • Disfunción de la articulación temporomandibular
  • Dolor de cabeza
  • Pérdida de la estética facial
  • Sensibilidad de los dientes
  • Flemones
  • Movilidades y fracturas dentarias
  • Alteraciones del sueño

Fuente