Saltar a: navegación, buscar

Catedral de Santiago de Cuba

Catedral de Santiago de Cuba
Información sobre la plantilla
Obra Arquitectónica  |  (Catedral)
Catedral-stgo01.jpg
Descripción
Tipo:Catedral
Localización:Santiago de Cuba, Bandera de Cuba Cuba

Catedral de Santiago de Cuba. Destruida por las llamas en varias ocasiones; codiciada por corsarios y piratas; víctima de terremotos y azotada por los huracanes, se erige hoy la Catedral de esta urbe cubana como uno de los lugares mas bellos y antiguos de la ciudad de Santiago de Cuba. Alberga el Museo ArquidiocesanoMonseñor Enrique Pérez Serantes, único museo de arte religioso en Cuba.

Ubicación

Ubicada en el Parque Céspedes de Santiago de Cuba, en las calles Santo Tomás entre San Basilio y Heredia. Posee un inconfundible estilo que la hace paradigma de la arquitectura eclecticista de Santiago de Cuba. La fachada actual es fruto del talento del arquitecto Carlos Segrera, quien mantuvo detalles del neoclasicismo y añadió algunos elementos de la arquitectura clásica: columnas de orden corintio, arcos y torres.

Historia

En 1522, la Iglesia Parroquial de la otrora villa Santiago de Cuba o Ermita de Santa Catalina es constituida en catedral, y su sede en ciudad. Su construcción terminó en 1526. En 1653 se fabricó la primera Capilla del Sagrario. En 1611 se trajo desde Cartagena de Indias, un cuadro de Cristo en la columna, pintado por Francisco Antonio y colocado en la puerta del Sagrario. Este cuadro es conocido como "El Santo Ecce homo", de gran devoción entre los antiguos habitantes de esta ciudad. En 1804 es declarada la Santa Iglesia Catedral Iglesia Metropolitana y su prelado ascendido a obispo.

Considerada una joya de la arquitectura de Santiago de Cuba, no siempre mostró la fachada con la que hoy cuenta. Y ello se debe a que a lo largo de sus casi 500 años de existencia, ha sido reconstruida en cuatro ocasiones distintas. La ambición de corsarios y piratas que rondaban por el Caribe hizo que fuese rehecha durante los años 1666 y 1670.

Posteriormente, los terremotos de 1678, 1766, 1852 y 1932, trajeron como consecuencia que quedase parcial o totalmente destruida. Y es que la Catedral de Santiago de Cuba ostenta el no deseado record de ser la edificacion de su tipo que mas veces ha sido reconstruida y remodelada en nuestra ciudad.

En 1813, después de varias reconstrucciones causadas por incendios, terremotos y ataques de piratas, se concluyen las obras de la cuarta y última catedral, a la cual se concede, en 1882 el título de Basílica Menor. El 16 de enero de 1958 se declara Monumento Nacional.

Arquitectura

La Catedral vista de noche

Completan la fachada principal dos esculturas de mármol: una del Padre de las Casas y la segunda del primer descubridor de Cuba, Cristóbal Colón. Aunque estas modificaciones se realizaron entre los años 1916 y 1922, existe una curiosidad, y es que Segrera decidio mantener el diseño original de una de las fachadas del inmueble, la que corresponde con la parte del fondo.

La Catedral de la segunda mitad del siglo XIX poseía acentuadas características neoclásicas, así llega hasta el siglo pasado cuando fue transformada. En el año 1922, cubriéndose con un ropaje que respondía a los códigos esteéticos formales del eclecticismo predominante en la época, una ornamentación mas decorada, donde priman los frontales clásicos, capiteles corintios, fustes estriados, pedestales, arcos de medio unto, balaustradas renacentistas y entablamentos decorado con molduras; todo esto le imprime al edificio un sello común característico de las construcciones sociales de la década de los años 20.

Fachadas y torres

En la fachada norte o fachada principal se definen tres cuerpos principales: las dos torres y la portada.

En el centro de la portada se abre el vano que sirve como puerta principal y que culmina con un arco de medio punto tapeado por una celosía. Sostiene dicha celosía, una pequeña viga arquitrabada. Las hojas de las puertas son españolas. Están decoradas con clavos en su doble función de ajuste y decoración; sus cabezas estan decoradas con estrías.

Este acceso esta enmarcado por un par de columnas de estilo corintio a ambos lados, montadas cada una sobre un pedestal; los fustes son estriados y terminan en un capitel formado por volutas estilizadas y hojas de acanto del estilo más decorado de los clásicos. Están rematados por el abaco y sustentan el entablamento formado por un arquitrabe decorado con dentículos y modillones, que corre por toda la fachada en forma de un anillo decorativo al igual que el friso y la cornisa.

Los dos pares de columnas sostienen un frontón adornado con dentículos y modillones y en el centro, un elemento de alto relieve que presenta un ángel sentado sobre una tumba rematado en la parte superior por un pretil escalonado, también decorado, que sostiene en el mismo centro la escultura de un Ángel Guardián.

La Torre Campanario presenta tres cuerpos fundamentales. En el cuerpo adosado a la nave, presenta un pedestal que soporta dos pares de pilastras estriadas adosadas a la pared con capiteles corintios; en el intercolumneo se abre una hornacina abocinada rematada por un arco de medio punto, en su interior, sobre una peana, se encuentra una escultura del Almirante Cristóbal Colón; una similar representa al Padre las Casas. En general la fachada Norte es la más decorativa.

La fachada Este conserva de manera más vívida; los elementos neoclásicos de la construcción antigua y la fachada Sur conservan rasgos característicos de la catedral del siglo XIX y presenta incisiones simulando muros de cantería.

El templo posee planta basilical de cinco naves, conformada por una central y dos laterales; claristorio y abside. La presencia del atrio elevado le otorga mayor prestancia a la edificación y acentúa su carácter monumental, además de constituir un magnífico mirador hacia la plaza. Esta edificación constituye un paradigma del eclecticismo santiaguero.

En su interior conserva obras pictóricas del siglo XVII y XVIII: el "Coro de los Canónigos", exquisita obra de ebanistería con su sillería tallada, y la decoración del techo realizada en la remodelación de 1922, por el artista dominicano radicado en Santiago de Cuba, Luis Desangles.

Al fondo de la iglesia se encuentran dos esculturas de leones echados a cada extremo del portón. Atravesando esta entrada se muestra una sala de estar con muebles aún centenarios muy bien conservados; a la izquierda una oficina y seguido, la biblioteca. Al salir de la misma y ubicarse al frente, queda una escalera que da paso a la casa del actual párroco de la Iglesia, el sacerdote Rafael Ángel.

Al volver a la sala de estar y descender por una escalera, se encuentra la sacristía. Ahí se encuentra una reja que da paso a la parte de la iglesia que se comunica con el templo. Al continuar el desceso por los escalones, se observa el piso revestido de ladrillos desnudos que datan de su antigua construcción.

Este pequeño pasillo posee a ambos lados, varias criptas del antiguo cementerio donde se enterraban personalidades de la iglesia como obispos, sacerdotes y otras personalidades eclesiásticas. Se piensa que Diego Velázquez de Cuella esté enterrado en esta iglesia, porque al morir dejó un testamento pidiendo que lo enterraran en esta catedral. Cualquier persona, en su diario diambular por esta parte del edificio, puede observar a la derecha, la reja que permite la salida a la calle de San Basilio. Esta estructura aún se conserva intacta a pesar de los terremotos sufridos en la ciudad .

Descripción interna

Entrando por la puerta principal, a la izquierda, se encuentra La nave del Santísimo. De frente, se muestra la capilla de Jesucristo acompañado por dos ángeles a ambos lados. Encima de la capilla, se encuentra el cuadro de "La última cena". Delante de la capilla, en el piso, se hallan los restos de Francisco de Paula Barnada y Aguilar, primer Arzobispo cubano. La cripta se identifica por una lápida.

Al lado izquierdo, se encuentra en la pared la escultura de "San Juan Evangelista" acompañado por dos niños con libros en las manos, en la primera columna se halla un cuadro de Viacruce que está reconocido por números romanos y recorre toda la iglesia hasta llegar a la nave de la Virgen de la Caridad. Completan un total de 15 cuadros de obras pictóricas de la "Crucificción de Cristo".

En la misma pared, le sigue la escultura de "San Pedro Apóstol". Al llegar a la puerta, está un Batisleño de mármol de Carrará, traído en 1852 de Italia. Está ubicado en la entrada de las puertas laterales donde se deposita agua bendita utilizada por los fieles para persignarse y bautizar a los niños. Seguido, se encuentra la capilla con la figura de la "Virgen de los Dolores" y otra de Jesucristo. Al fondo, "San Juan Bautista"; quien le abrió las puertas a Jesús. A continuación se encuentra una obra de "San José".

La nave del Coro, exalta el Órgano de Viento que abarca todo el fondo de la pared. Este instrumento, ya centenario, esta bien conservado a pesar de todas las circunstancia que sufrió la iglesia.

En ambos laterales, dos pinturas, una de la Virgen de la Caridad y la otra de Joaquín de Oáses de Alsúa. Frente a estos, los bancos bien alineados; a un costado cubriendo una columna una estrecha escalera de madera tallada decorada en oro, con imágenes incrustadas, otra con una copa en la mano.

La cara del cristo tiene un sobre hecho de madera en forma de corona, muy antiguo, llamado el púlpito; donde los sacerdotes daban la misa de espalda a los fieles. En la parte superior del techo se encuentran los cuadros de lienzo martillado por el pintor dominicano Luís De Sangle. El primer cuadro muestra La coronación; el segundo, en el Cenáculo; el tercero, La Anunciación; el cuarto, Los desposorios y el quinto, La presentación. Debajo de esto, aparecen símbolos bíblicos; entre arcos y columnas imágenes de yeso de los primeros doctores, tanto de oriente, como de occidente: San Gregorio Magno, San Agustín, San Ambrosio y San Jerónimo. En la nave hay una escultura de Jesucristo hecha de mármol y seguido, un confesionario .

La nave central, al frente, contiene el antiguo polo de los canónigos. Es la escultura más vieja dentro de la iglesia; data de 1810 y fue mandada a construir por Joaquín Oses. Esta escultura tiene una mezcla de estilo ecléctico, y un barroco muy cargado. En 1852, pasó a ser sede del Arzobispado. Está confeccionado en tres pisos de balcones de madera tallada, enchapada en oro. Posee un Jesucristo de madera colgando del balcón del centro. Debajo de los balcones, se aprecia una exquisita obra de ebanistería con sus sillas talladas. La decoración del techo, realizada en la remodelación de 1922 por el artista Dominicano Luís Desangles. La mesa de mármol blanca fue traída de Italia y representa el altar mayor. En la parte delantera de la mesa está representada "La última cena". En los techos se encuentran dos lámparas colgantes. En el piso, tres lápidas: la del excelentísimo reverendo Monseñor Fray Valentín Zubisarreta, el arzobispo Enrique Pérez Cerante y Francisco Alsúa de Prada. En la parte superior del centro, se encuentra la cúpula con ventanas de cristales bordeándolas con imágenes de angelitos, rosetas e imágenes de cuatro apóstoles. Están creadas en yeso, más adelante, dos hileras de bancos bien alineados. En el techo, la imagen de la inmaculada, a la derecha de la parte superior, los siguientes cuadros muestran la llegada de Santiago Apóstol; el segundo, el Martirio de Santiago; el tercero, la aparición de Santiago en Zaragoza; el cuarto, la despedida a los Apóstoles; el quinto, la Vocación de Santiago.

La nave de Sacristía se llama así porque está al frente de la propia sacristía. Al fondo, dos cuadros, uno de la santísima Trinidad; el otro refleja en persona al Padre,El Hijo y El Espíritu Santos. Debajo, algunos cuadros pequeños del pintor Nicolás de Escalera; y en la esquina un piano.

La nave de "La Santísima Virgen de la Caridad del Cobre, patrona de Cuba" tiene a la hermosa virgen, vestida de oro y con velas enormes a ambos lados. La imagen está acompañada de las banderas cubana y la del Vaticano, respectivamente. En la parte inferior de la capilla, se encuentra el escudo nacional; frente a ella, en el piso, una lápida del Monseñor Mariano Rodríguez de Olmedo y Valle, quien fuera Arzobispo de Santiago de Cuba en 1824. Fuera de la capilla se encuentra incrustado la escultura de "San Judas Tadeo". Al frente, una mesa que recoge limosnas y donde se prenden velas. A unos pasos, se encuentra la capilla de San Antonio y María Claret ,en la parte superior, una imagen acostada de "San Tarsicio Acolito y Mártir". Al fondo de la nave está el Sagrado Corazón. Estas naves están echas en forma de cruz.

Fuentes

  • Lic. Aldrin N. Olivares Martínez. "Oriente de Cuba". Guía de Arquitectura. Andalucía, 2002.