Saltar a: navegación, buscar

Cervicitis


La inflamación de los tejidos del cervix se conoce como cervicitis. La cervicitis en mujeres tiene muchas situaciones en común con la uretritis de hombres y muchas de las causas son sexualmente transmitidas.

Cervicitis
Información sobre la plantilla
Mcdc7 cervicitis.jpg
La cervicitis también conocida como inflamación cervical, es una irritación del cérvix o cuello uterino, que es la porción inferior y estrecha del útero y desemboca en la vagina.
Agente transmisor:Relaciones sexuales
Región más común:Útero

Causas

La cervicitis casi siempre es causada por una infección, que por lo general se adquiere durante la actividad sexual. Las enfermedades de transmisión sexual (ETS) que pueden causar cervicitis abarcan:

Sin embargo, en unos pocos casos se pueden deber a: Un dispositivo insertado en el área pélvica, como un:

  • Capuchón cervical .
  • Dispositivo para sostener el útero (pesario).
  • Diafragma.
  • Alergia a espermicidas empleados para el control natal o al látex en los condones.
  • Exposición a un químico.

La cervicitis es muy común y afecta a más de la mitad de todas las mujeres en algún momento de su vida adulta. Los riesgos abarcan:

  • Comportamiento sexual de alto riesgo.
  • Antecedentes de enfermedades de transmisión sexual.
  • Múltiples parejas sexuales.
  • Sexo (relaciones sexuales) a temprana edad.
  • Pareja(s) sexual(es) que se ha(n) involucrado en comportamientos sexuales de alto riesgo o ha(n) tenido una enfermedad de transmisión sexual.

Las bacterias, como estafilococos y estreptococos, al igual que la proliferación excesiva de bacterias normales en la vagina (vaginosis bacteriana), también pueden causar cervicitis.

Síntomas

  • Sangrado vaginal anormal después de las relaciones sexuales, después de la menopausia entre menstruaciones.Flujo vaginal inusual que no desaparece de color gris, blanco o amarillo puede tener olor.
  • Relaciones sexuales dolorosas.
  • Dolor vaginal.
  • Presión o pesadez pélvica.

Es posible que no haya síntomas, así que se recomienda que a ciertas mujeres se les hagan exámenes para clamidia, incluso si no tienen síntomas.

Signos

Un examen pélvico puede mostrar:

  • Secreción del cuello uterino.
  • Enrojecimiento del cuello uterino.
  • Hinchazón (inflamación) de las paredes vaginales.

Exámenes

  • Inspección del flujo bajo el microscopio (puede mostrar candidiasis, tricomoniasis o una vaginosis bacteriana).
  • Citología vaginal.
  • Exámenes para gonorrea o clamidia.

En raras ocasiones, se necesita colposcopia y biopsia del cuello uterino.

Tratamiento

Los antibióticos se utilizan para tratar infecciones bacterianas, como clamidia, gonorrea y otras. Se pueden usar fármacos, llamados antivirales, para tratar las infecciones por herpes. La hormonoterapia (con estrógeno o progesterona) se puede emplear en mujeres que hayan llegado a la menopausia (posmenopáusicas). Cuando estos tratamiento no hayan funcionado o cuando la cervicitis haya estado presente por mucho tiempo, el tratamiento puede abarcar:

  • Criocirugía (congelación).
  • Electrocauterización.
  • Terapia con láser.

Expectativas (pronóstico)

Por lo general, la cervicitis simple sana con el tratamiento si se encuentra la causa y si hay tratamiento para esa causa.

Complicaciones

La cervicitis puede durar de meses a años y puede llevar a que se presente dolor durante las relaciones sexuales ( dispareunia).

Prevención

Las formas de reducir el riesgo de cervicitis abarcan:

  • Evitar los irritantes químicos como las duchas vaginales y los tampones con desodorante.
  • Constatar que cualquier objeto extraño que se inserte en la vagina, como tampones, esté colocado apropiadamente.
  • Asegúrese de seguir las recomendaciones sobre cuánto tiempo se debe dejar el objeto dentro y con qué frecuencia se debe cambiar o limpiar.
  • El hecho de no tener relaciones sexuales (abstinencia) es el único método absoluto de prevenir la cervicitis transmitida sexualmente.
  • Una relación sexual monógama con alguien que se sabe que está libre de cualquier enfermedad de transmisión sexual (ETS) puede reducir el riesgo.
  • Monógama significa que usted y su pareja no tienen sexo con ninguna otra persona.
  • Usted puede reducir enormemente el riesgo de contraer una enfermedad de transmisión sexual usando un condón cada vez que tenga relaciones sexuales. Los condones están disponibles tanto para mujeres como para hombres, pero estos últimos los usan con mayor frecuencia. El condón se debe usar apropiadamente cada vez.

Fuentes

  • Dr. Ricardo Gómez Betancourt, Ginecología.

Enlaces externos