Ciclosporina

Ciclosporina
Información sobre la plantilla
260px
Medicamento inmunosupresor ampliamente usado en el trasplante de órganosalogénicos para reducir la actividad del sistema inmunitario del paciente y el riesgo de rechazo del órgano.
Vía de administraciónOral e intravenoso
Grupo Terapéuticoinmunosupresor

' Ciclosporina. Es un medicamento inmunosupresor muy potente utilizado con profusión en los transplantes de órganos, que también se prescribe en pacientes miasténicos ante el fracaso del tratamiento con prednisona. Su valor en el tratamiento de la miastenia ha sido demostrado en ensayos clínicos a doble ciego. Se comercializa en cápsulas, o en solución oral para facilitar su dosificación.

Modo en que actúa

La ciclosporina reduce la respuesta autoinmune al inhibir las interleucinas, en especial la IL2, una de las responsables de la transmisión del mensaje entre las células de la cadena inmunitaria, con lo que se disminuye la producción de anticuerpos anti-receptor de acetilcolina responsables del bloqueo y destrucción de los receptores de la unión neuromuscular.

Inicio de su efecto beneficioso

La mayoría de los pacientes comienzan a notar una mejoría de sus síntomas a los dos meses del comienzo del tratamiento aunque, en algunos casos la respuesta puede demorarse más tiempo. El nivel máximo de beneficio se alcanza entre los 3 y 6 meses del inicio del tratamiento.

Modo de administración

Debes tomar la ciclosporina exactamente como indique tu médico. Nunca aumentes o disminuyas la dosis ni suspendas el tratamiento sin consultarlo con él. La dosis total se divide en dos tomas al día, cada 12 horas y, para disminuir molestias gástricas y mejorar su absorción intestinal, se recomienda tomarla después de las comidas.

La absorción del medicamento si las comidas son ricas en grasas. Puedes tomarla con leche o zumo de frutas, pero no con sumo de pomelo (disminuye su absorción intestinal). Si la tomas en forma de solución, mezcla el medicamento con una pequeña cantidad de leche o zumo y bébelo asegurándote de que lo tomas todo ya que, dada su especial viscosidad, parte de la dosis puede quedar adherida a las paredes del vaso.

Reacciones adversas con otros medicamentos

  • Antibióticos: gentamicina, tobramicina, vancomicina, trimetoprim/sulfametoxazol (Septrin®, Soltrim®, Eduprim®, Momentol®), norfloxacino (Baccidal®, Noroxin®),ciprofloxaciono (Baycip®, Catex®, Rigoran, Tam®).
  • Antimicóticos: ammfotericina B (Fungizona®), ketoconazol (Panfungol®).
  • Antivirales: acyclovir (Zovirax®).
  • Antiácidos: cimetidina (Tagamet®), ranitdina (Zantac®).
  • Antiinflamatorios no esteroideos: ibuprofeno (Advil®, Motrin®, Nuprin®), diclofenaco (Voltaren®), piroxicam (Feldene®), indometacina (Indocin®).
  • Quimioterapia: melfalán, (Melfalan®, Genoxal®), etopósido (Vepesid®, Eposin®).
  • Hipotensores y diuréticos: captopril (Capoten®), acetazolamida (Diamox®), furosemida (Seguril®), disopiramida (Dicorynan®).

Medicamentos que pueden elevar los niveles de ciclosporina en sangre

  • Antibióticos: eritromicina.
  • Antimicóticos: ketoconazol (Fungarest®, Micoticum®, Panfungol®), difluconazol (Diflucan®), itraconazol (Sporanox®).
  • Antiácidos: metoclopramide (Reglan®), cimetidina (Tagamet®).
  • Hipotensores: diltiazem (Cardiazem®, Dilacor XR®), nicardipine (Cardene®), Estilsona®).
  • Misceláneas: bromocriptina (Parlodel®).

Medicamentos que pueden disminuir los niveles de ciclosporina

  • Antibióticos: rifampina (Rifadin®, Rifamatev®), imipenem (Tienam®), nafcillina (Unipen®), trimetoprim/sulfametoxazol (Septrin®, Soltrim®, Eduprim®, Momentol®).
  • Anticonvulsivos: fenitoína (Epanutin®, Epilantin®), fenobarbital (Luminal®), carbamazepina (Tegretol®).

Consideraciones especiales cuando se toma ciclosporina

Dado el potencial efecto nocivo sobre la función renal, para controlar cambios significativos de sus valores de urea y creatinina, tu médico deberá realizar análisis de sangre antes de comenzar y durante el tratamiento con ciclosporina. El control de los niveles de ciclosporina en sangre se realiza periódicamente, especialmente después de cada modificación de dosis terapéutica. Los niveles en sangre de ciclosporina se realizan 12 horas después de la última dosis, y antes de la toma de la mañana.

La ciclosporina puede causar efectos secundarios no deseados, en especial al comienzo del tratamiento, que pueden desaparecer cuando el organismo se ajusta al fármaco. Es importante que notifiques a tu médico si aparecen efectos secundarios. Reacciones alérgicas como: la presencia de lesiones cutáneas, prurito, rigidez de nuca, molestias para respirar, o hinchazón de labios, lengua o garganta no deben menospreciarse, y tienen que ser comunicadas a tu médico de inmediato. Asimismo, es también importante que contactes con él si tienes: fiebre, escalofríos o sangre en orina. La ciclosporina puede causar hinchazón de las encías y frecuentes hemorragias gingivales, por lo que deberás mantener una cuidadosa higiene bucal.

Otros efectos secundarios comunes incluyen: la aparición de acné, elevado crecimiento de vello facial y aumento de pelo en las extremidades, dolor de cabeza, náuseas y vómitos.

Puesto que la miastenia tiene una alta incidencia de presentación en mujeres jóvenes, y el tratamiento con ciclosporina debe mantenerse durante un largo período de tiempo, pese a su eficacia, su yatrogenia (en especial la obesidad, aumento del vello facial y corporal, así como la enfermedad hipertrófica de las encías, además de otros efectos adversos de carácter más grave), en ocasiones han forzado tanto al médico como al paciente a su abandono.

Fuentes