Saltar a: navegación, buscar

Cines de Bayamo

Cine Céspedes
Información sobre la plantilla
Institución con sede en Bandera de Cuba Cuba
Error al crear miniatura: Falta archivo

Institución cultural
Fundación:1947
Tipo de unidad:Cine
País:Bandera de Cuba Cuba
Dirección:Bayamo

Cines de Bayamo. Instituciones dedicadas a la exhibición y difusión del arte cinematográfico. Las primeras exhibiciones en Bayamo se hacían en salones o locales adaptados y en los teatros complementando la función o sustituyéndola.

Antecedentes

A partir del estreno del cinematógrafo en La Habana, el 24 de enero de 1897, se manifestó en la Isla algo más que un novedoso invento; el inicio de una vida íntimamente ligada al desarrollo cinematográfico, que tuvo sus portavoces en figuras tan importantes como Enrique Díaz Quesada, José E. Casasús, Ramón Peón, así como varios empresarios y distribuidores que permitieron la rápida difusión del cinematógrafo por todo el territorio nacional.

La primer referencia encontrada sobre exhibiciones de películas en Bayamo, se ubica hacia 1910 en las ruinas del Teatro San José (Antigua Iglesia San José), en la actual calle José Antonio Saco, esquina a Donato Mármol, donde radican las oficinas del Archivo Provincial. Allí se exhibían películas en carpas de cine ambulante, una ingeniosa modalidad de exhibición cinematográfica, muy de moda en esa época, que iba de esquina en esquina y de pueblo en pueblo, llevando la magia del cinematógrafo hasta los lugares más apartados.

Más adelante, en 1912, aparece el primer local adaptado para cine: el Salón Teatro Oriente que extendió sus funciones hasta el año 1918 y estuvo ubicado en la actual calle José Antonio Saco, entre General García y Carlos Manuel de Céspedes donde hoy radica un comedor del Poder Popular.

En lo sucesivo surgieron en la ciudad, importantes instalaciones del giro cinematográfico, antecedentes en algunos casos de las actuales salas. Tenían la peculiaridad de ser Cines -Teatros, que conjugaban exhibiciones fílmicas, puestas teatrales y variados espectáculos artísticos.

Primeros cines teatros

Durante la década del 20 aparecieron en la ciudad los cines teatros Bayamo, Popular, Figueredo y el Salón Rojo.

El Cine Teatro Bayamo estuvo primeramente ubicado en la calle General García, donde actualmente se ubica el club de Computación. Luego, su propietario el Sr. Pedro Iglesias Díazlo traslada a la calle Aguilera y Parque Central, donde hoy radica la Sala de Vídeo Boulevard de los Capuchinos. Esta instalación se caracterizó y distinguió por su elegancia y confort; era considerado como el mejor de la ciudad, gozando así de algunas distinciones y preferencias. Tuvo el honor de presentar a insignes figuras de la música cubana como: Ernesto Lecuona, Esther Borja, el Trío Matamoros, entre otros. Lamentablemente no trascendió a la actualidad. Fue demolido en 1974 por presentar peligro de derrumbes.

Donde hoy radica la Ludoteca, frente a la Plaza de la Revolución, estuvo ubicado el Cine Teatro Popular cuyo propietario fue el Sr. Miguel Mediaceja. Este cine era al aire libre y al igual que el Bayamo estrenó filmes de gran atractivo para la época. Su desaparición se enmarca antes de diciembre de 1928. Más adelante, en la década del 30, se ubicó en este mismo local, otro representante del giro cinematográfico, el Cinema Céspedes propiedad del Sr. Joaquín Catasús Pardo, el cual extendió sus funciones hasta 1937.

En el local sede del club de Computación, frente a la Plaza de la Revolución funcionó durante varios años, hasta 1937, el Cine Teatro Perucho Figueredo. Fueron sus propietarios los señores Céspedes y Tamayo. Aunque no tenía la majestuosidad del Bayamo, sí se destacaba como uno de los más confortables y elegantes de la época.

Existió también en esta etapa el Salón Rojo cuyo período de vida fue relativamente breve. Su propietario era el Señor Hayakawa, presumiblemente de origen japonés. Aunque no se ha podido definir la dirección exacta en la que estuvo situado, fue según comentaba la prensa de la época, un confortable Salón, donde se exhibían filmes de las más importantes Casas Distribuidoras.

A finales de la década del 30 ya habían desaparecido todos estos cines teatros, con excepción del Bayamo, que se mantenía incólume, demostrando así su innegable calidad.

Evolución hasta la actualidad

Nuevos representantes del giro cinematográfico surgieron en lo adelante. Tal es el caso del Cine Teatro César que funcionó desde 1937 hasta 1958; fuepropiedad del Dr. Arturo Zayas Bazán y estuvo situado en la calle Martí, entre José Antonio Saco y Canducha Figueredo. La inauguración de este cine causó revuelo entre los bayameses, pues asistió a la misma, el connotado poeta Nicolás Guillén, traído por los tabaqueros de la Fábrica Moya.

En los años 40, exactamente en octubre de 1947 aparece una nueva opción cinematográfica, el Cine Teatro Rey, situado en la Avenida General Castro, bajo la propiedad del Sr. Juan Corría Valdés. Más adelante, en abril de 1961 este mismo local aparece registrado como Cine Teatro Hidalgo, propiedad del Sr. Ricardo Hidalgo Pelegrín. A principios de 1962 fue intervenido por el gobierno revolucionario; luego de una reparación general, que concluyó en noviembre de 1964 se reinaugura y se conoce desde entonces como el actual Cine Cauto. Constructivamente se mantuvo de mampostería, techo de zinc con falso techo, piso de granito pulido; las puertas de hierro pasaron a ser de cristales y las ventanas de aluminio. La estructura interior se compone de una sala de exhibición con 308 lunetas, escenario, cabina de proyección con equipos de 35 mm y video proyector, una semi preferencia en alto, dos puertas de evacuación y una cisterna en la parte exterior, equipos de ventilación de turbinas, el área total es de 380 metros cuadrados.

También de esta década del 40 data otra importante instalación: el Cine Teatro Elpidio Estrada, propiedad del Sr. Emiliano Estrada; situado en la calle Libertad entre Canducha Figueredo y Antonio Maceo. En el año 1964 fue intervenido por el gobierno revolucionario y tras una reparación general se reinaugura en junio de 1970, conocido desde entonces como el actual Cine Céspedes, situado en el mismo corazón del centro histórico bayamés. La estructura interior se compone de un lobby, taquilla, pasillos lateral e interior, escenario, sala de exhibición de 312 lunetas, cabina de proyección con equipos de 35 mm y vídeo proyector Victoria 5, climatización con aire acondicionado.

En el año 1950 surge en la ciudad el Cine Teatro Iglesias, situado en la calle Pío Rosado entre Tienda Larga y Manuel del Socorro, propiedad del Sr. Pedro Iglesias Díaz. A principios de 1962 fue intervenido por el gobierno revolucionario y reinaugurado en septiembre de 1979, conociéndose desde entonces como Cine 10 de Octubre, actualmente convertido en Teatro Guiñol.

El poblado de Mabay, barrio de Julia, pudo disfrutar también del cinematógrafo en la década del 50. Allí apareció en agosto de 1959, el que en la actualidad se conoce como Cine Mabay. La estructura interior se compone de un lobby, taquilla, escenario, sala de exhibición de 154 lunetas, cabina de proyección con vídeo proyector, equipos de ventilación de turbinas.

Más cercano en el tiempo, en 1982, surgió una nueva instalación cinematográfica, el Cine Bayamo, situado en el Reparto Jesús Menéndez, con una tipología arquitectónica que respondía a los intereses de su funcionamiento como Complejo cultural cinematográfico. Recientemente fue convertido en Teatro Bayamo, perteneciente al Consejo Provincial de las Artes Escénicas.

En la actualidad se mantienen funcionando los cines Céspedes, Cauto y Mabay, con una amplia y variada programación cultural cinematográfica diseñada para todo tipo de público. Se suman además a la difusión del 7mo Arte en la ciudad, la Sala de Vídeo Boulevard de los Capuchinos, situada en la Calle Libertad]], frente a la Plaza de la Revolución y las Videotecas Bayamo (con sede en la referida Sala de Vídeo) y Zenea, ubicada en la calle Zenea # 529 entre Amado Estévez y Coronel Montero. Rpto. San Juan.

Fuentes

  • Investigación: Orígenes y evolución de los cines en Bayamo. Por: Licenciada Damaris LLamos Castillo.
  • Registros de establecimientos y sociedades. Archivo Histórico. Bayamo.
  • Legajos de República. Archivo Histórico. Bayamo.
  • Actas capitulares. Archivo Histórico. Bayamo.
  • Periódicos de la época. Biblioteca Provincial 1868. Bayamo.
  • El cine silente en Cuba. Raúl Rodríguez. La Habana, Editorial Letras Cubanas, 1992.
  • Cronología del cine cubano. Arturo Agramante La Habana, Ediciones ICAIC, 1966.
  • La Tienda Negra: El cine en Cuba (1897-1990). María Eulalia Douglas. La Habana, *Cinemateca de Cuba, 1996.
  • Cuatro siglos de historia de Bayamo. Enrique Orlando Lacalle
  • Bayamo, Tomo II. José Maceo Verdecia
  • Entrevistas a personalidades de Bayamo y familiares de los propietarios de los cines.