Saltar a: navegación, buscar

Compañía Morón Teatro

Compañía Morón Teatro
Información sobre la plantilla
Institución con sede en Bandera de Cuba Cuba
D´ Moron Teatro.jpg
Agrupación Teatral
Fundación:28 de mayo de 1987
Director/a :Orlando Concepción González
País:Bandera de Cuba Cuba
Dirección:Morón
Compañía Morón Teatro. Fundada el 28 de mayo de 1987 en la Casa de la Cultura Haydeé Santamaría Cuadrado del municipio Morón, bajo al dirección de Orlando Concepción González, con el nombre de Colectivo Teatral Perspectiva.

Integrantes

Varios de sus integrantes eran instructores de arte y el resto pertenecía al movimiento de artistas aficionados del territorio. Desde sus inicios desarrollaron el teatro popular y trabajaron los distintos géneros y estilos teatrales que respondían, en gran medida, a las necesidades de los diferentes sectores de la población (niños, jóvenes y adultos).

Puestas en escena

Con su primera puesta en escena, Érase una vez un rey, basado en un texto original del grupo chileno Alepe, los diseños y la dirección estuvieron a cargo de Concepción González y el grupo crea una nueva forma de enfrentar el teatro en la provincia de Ciego de Ávila. Además, incrementan el elenco artístico y en ese mismo año, estrenan Las guayabas del paraíso perdido, que le valió una gira por varios centros educacionales del municipio. En ese período se consolidaron los ensayos técnicos y las funciones, que dieron lugar a los estrenos de El día que murió de muerte natural mi amigo Gumersindo, Brindis por el sonso, Francisca y la muerte, y Alegoría, entre 1987 y 1988, así como también la participación del grupo en los festivales provinciales de artistas aficionados al arte, en los que recibieron premios de actuación, diseño y puesta en escena.

Historia

1989

A partir de 1989, Morón Teatro despliega una excelente promoción teatral y una sistematicidad en la presentación de su repertorio en el teatro Apolo. Ese año estrena la obra El esquema y en 1990, el cine-teatro San Carlos se convierte en su sede habitual, lugar que le permite un mejor trabajo artístico por las condiciones técnicas. Allí estrenan El pequeño príncipe, una adaptación de El principito, de Antoine de Saint Exupéry, que fue un éxito según la afluencia del público y la crítica cultural. Más de 60 funciones se presentaron para niños, jóvenes y adultos.

Ese mismo año, una comisión del Consejo Nacional de Artes Escénicas aprueba al Colectivo Teatral Perspectiva como proyecto profesional de las artes escénicas de la provincia, luego de ser evaluado con las obras El esquema y Las guayabas del paraíso perdido. Luego estrenan La hora del hombre y Perspectiva cuenta cuentos, destinados a los públicos adulto e infantil, respectivamente, ambos creados y dirigidos por Orlando Concepción. En esa etapa el colectivo realiza varias temporadas y giras por varios municipios de la provincia con los espectáculos de mayor éxito. Así comienzan a distinguirse por su estética, que avizoraba ya un proyecto interesante dentro del panorama teatral avileño.

1990

A partir de 1990, el grupo cambia su nombre por Compañía Morón Teatro y estrena las obras Chivo que rompe tambó (1990), de Luis A. Valdés; El monte Calvo (1991), de Aníbal Jairo Niño, y Andares gitanos (1992), de Federico García Lorca. Con este último espectáculo participan en 1994 en el Festival Internacional de Teatro de La Habana y por segunda ocasión, los actores son evaluados por el Consejo Nacional de Artes Escénicas.

1992-1999

En el período 1992-1999 la compañía realiza varias giras nacionales y provinciales que le permitieron elevar el nivel de los actores y técnicos, y, además, crear en el municipio una infraestructura artística para hacer un teatro con más calidad, de ahí que se habilitaran plazas de producción, realizador de sonido, luminotécnico, diseñador, entre otros. La compañía incrementa el número de integrantes y se inserta en la estética del teatro callejero para satisfacer las necesidades de esas personas que por diversas razones no asisten al teatro.

Apenas sin tener conocimientos, empiezan los entrenamientos para trabajar con los zancos como elemento de grandilocuencia, aspecto que los insertó en el circuito nacional de teatro callejero, por sus reconocimientos. En esta etapa presentan Cuenta zanqueando (1999), un espectáculo basado en cuentos de la litearatura universal, que participó en importantes eventos de teatro en el país, incluyendo la primera edición del Festival de Teatro callejero de Matanzas, efectuado en el 2000. Concebido para teatro de sala, El gallo Mandamás (1999), adaptación de un cuento de Dora Alonso por Omar Rodríguez, estaba dirigido para el público infantil. Con este espectáculo, los actores juegan con las distintas técnicas de manipulación y logran un lenguaje expresivo solo con el trabajo de las manos, sin utilizar los títeres.

Otros años

Este montaje participó en los siguientes festivales de Pequeño Formato en Santa Clara en 2002:

A partir del año 2000 con el teatro callejero comenzó una nueva etapa para la compañía con sus presentaciones en las comunidades, donde surgió el proyecto Crecidos por la cultura, como una necesidad de masificar la cultura en las localidades más intrincadas del territorio avileño. Consiste en la convivencia de los actores de Morón Teatro en las casas de los pobladores por un periodo de 10 días y, a la vez, presentan las obras del grupo y en su función como instructores de arte realizan talleres de artes plásticas, danza, música, teatro, locución, literatura, declamación, de manera que al final de la semana, los residentes sean capaces de hacer recreación sana desde y para la comunidad.

Este proyecto se ha presentado de manera permanente en el Complejo Cultural Comunitario Reguero, su sede permanente en Morón y en los poblados Miraflores Nuevo, en Bolivia; Ciudad de la Juventud y Los Negros, en Venezuela; Las 20, en Baraguá, Vicente, en Ciego de Ávila; Guadalupe, en Florencia, y Mabuya, en Chambas. Ha merecido los premios Ornofay, Caonabo, Nacional del Barrio, de las Brigadas Técnicas Juveniles, y el Gestión de Proyectos Novedosos, Participativos y Sustentables, de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) el pasado año. Asimismo los méritos de Hijos Ilustres de las comunidades Miraflores Nuevo, Ciudad de la Juventud y Las 20; la participación en los congresos Latinoamericano de la UNESCO 2007 y el Internacional de Cultura y Desarrollo de 2005.

En el año 2004 la compañía moronense estrena el espectáculo Negro bembón, una adaptación de la poesía negra de Nicolás Guillén por Juan Germán Jones Pedroso, uno de los actores. Con la obra participan en la III Jornada Nacional de Teatro Callejero en la Atenas de Cuba y en el evento previo al Festival Nacional de Teatro de Camagüey en el 2006. Bajo la dirección de Orlando Concepción, el espectáculo Sanqui payaso se estrena en 2005 y se presenta en las ediciones de los eventos teatrales de Matanzas y Camagüey. Ese mismo año, para el teatro de sala, el público ve por primera vez Los herederos del tiempo. Después le seguiría Chaplin in love, destinado para el turismo y Orígenes. La demanda del grupo en actividades al aire libre los obligó a montar varios pasacalles y performances mediante el acertado empleo de la técnica de las esculturas vivientes con el uso del barro como maquillaje, que luego se presentaron en eventos provinciales y nacionales de alto rigor profesional, que le ha permitido prestigiar a las artes escénicas del territorio avileño.

En 2009, como consolidación de esta técnica dentro del teatro callejero, se estrena en el parque Agramonte de la Ciudad del Gallo la obra Medea de barro, una adaptación de la tragedia Medea, de Eurípides, por Orlando Concepción, con diseños de Luis Ricardo Faura, Liuba Rojas Alpízar, Carlos Ríos Fariñas y Juan Alberto Ríos Fariñas. La obra se presentó en varias provincias del país y en los festivales de teatro de La Habana, Camagüey y la jornada de Teatro Callejero en Matanzas. Por su novedad, originalidad e impacto social, mereció el Premio Nacional de Diseño Rubén Vigón 2010 en la categoría de espectáculo de calle.

Fuentes