Saltar a: navegación, buscar

Concha Alós

Concha Alós
Información sobre la plantilla
Conchaalos.jpg
Escritora valenciana alcanzó el cénit de su popularidad con la consecución del Premio Planeta de novela de 1964.
NombreConcha Alós
Nacimiento22 de mayo de 1928
Valencia, Bandera de España España
NacionalidadBandera de España Española
Otros nombresConcha Alós
Obras destacadasLos argonautas, Los enanos, El caballo rojo o La Madama entre otras.
Concha Alós Marchó de joven a Castellón, y durante la Guerra Civil, vivió en Lorca. Tras la guerra, regresó a Castellón, y habiéndose casado, marchó con su marido a Mallorca, estudiando Magisterio y trabajando como maestra. Más tarde, se afincó en Barcelona, en donde además de escribir, colaboró en prensa y en TVE. Tras conseguir el Premio Plaza y Janés, en 1964, obtuvo el Premio Planeta de novela.

Síntesis biográfica

Nacida en Valencia en 1926, recorrió toda la costa Mediterránea: pasó su infancia en Castellón, en el seno de una familia obrera y republicana que durante la guerra se trasladó a Lorca.

Luego se casaría en 1943 con un periodista falangista, Eliseo Feijóo, y con él iría a vivir a Mallorca cuando le trasladaron al diario Baleares. Un diario en el que Concha conocería a un joven Baltasar Porcel que entonces trabajaba allí como corrector tipográfico.

Diez años mayor que él, Alós, que trabajó en la isla como profesora, protagonizaría un pequeño escándalo para la sociedad del momento cuando tras dejar a su marido se fue a vivir a Barcelona con Porcel en 1959. Alós ayudaría al de Andratx en su carrera literaria y le traduciría al castellano obras como Los argonautas.

La propia carrera literaria de Alós arrancaba con fuerza justo entonces. Aunque ya había quedado finalista en algún premio, en 1962 se presenta al Planeta con El sol y las bestias.Y lo ganaba. Pero en el camino se cruzó Germán Plaza, editor de Plaza& Janés: Alós había firmado con él una opción de publicación de la novela durante un año, aunque bajo otro título, Los enanos. Como Plaza no parecía dispuesto a publicarla por su temática, Alós la acabó enviando al Planeta. Tras ganarlo, Plaza ejerció la opción de publicación y se publicó como Los enanos. El premio Planeta de 1962 acabó en manos del finalista, Ángel Vázquez.

Pese a todo, dos años después Alós volvería a presentarse al Planeta y, esta vez sí, lo ganó con todas las de la ley con Las hogueras. Le seguirían en años posteriores El caballo rojo o La Madama. Obras que no fueron suficientemente reconocidas en su momento por la crítica especializada y que desde luego iban temáticamente por delante de su tiempo, lo que le ocasionó problemas con la censura a partir de El caballo rojo, que hablaba de la Guerra Civil y sus consecuencias, una dura obra en la que pesaba mucho su biografía: comienza con la huida desde Castellón a Lorca de unos republicanos, y acaba con el regreso a la primera ciudad un año más tarde, ya perdida la guerra.

En parte gracias a que otros escritores ya habían abierto camino, y en plena dictadura, sus novelas realistas pudieron tratar, ciertamente con supresiones y modificaciones, no sólo la Guerra Civil vista por los vencidos y la dureza de la posguerra, sino también temas como el aborto, la prostitución, la homosexualidad, el miedo, la incomunicación, la soledad o el sometimiento. Sobre su visión social, baste leer cualquier fragmento de una columna publicada en 1965 por la escritora en La Vanguardia, titulada La mujer en la sociedad: "Que al realizar la mujer una profesión equivalente a la del hombre, para así emanciparse, no logra otra cosa, y hablo en términos generales, que convertirse en ser agobiado, nervioso y amargado. ¿Debe entonces la mujer renunciar a esta incorporación a la sociedad creadora y volver a su tradicional papel de llevar la casa y agradar al hombre como única finalidad? Evidentemente, no (...) La mujer debe emanciparse, debe vivir en todos los sentidos al lado del hombre, pero la necesaria e inevitable incorporación social no depende sólo de ella, sino también de una reeducación del hombre. Hay que archivar las formas tradicionales, montadas sobre el principio del hombre en el trabajo y la mujer en la casa, y emplear otras nuevas apropiadas al momento". Una tarea aún no completada.

En los años setenta publicaría los cuentos de Rey de gatos. Narraciones antropófagas y la novela Os habla Electra, y ya en los ochenta llegarían Argeo ha muerto, supongo y El asesino de los sueños, que no lograron una gran acogida. Pasó los últimos años, enferma de alzheimer, ingresada en una residencia de Barcelona.

Algunas de sus obras y libros

  • El asesino de los sueños1986
  • Argeo ha muerto, supongo1982
  • Os habla Electra1975
  • Rey de Gatos. Narraciones antropófagas 1972
  • La madama 1969
  • El caballo rojo 1966
  • Las hogueras 1964
  • Los cien pájaros 1963
  • Los enanos 1962
  • Cuando la luna cambia de color 1958

Fuente