Saltar a: navegación, buscar

Conservatorio Nacional de Música de La Habana Hubert de Blanck

Conservatorio Nacional de Música de La Habana Hubert de Blanck
Información sobre la plantilla
Institución con sede en Cuba,Bandera de Cuba
Sala-teatro-hubert-de-blanck123.jpg
Siglas o Acrónimo:Conservatorio Hubert de Blanck
Fundación:1 de octubre de 1885
País:Cuba,Bandera de Cuba
Sede:La Habana.
Dirección:Calle: Calzada, no. 654 e/ A y B, El Vedado, Plaza de la Revolución, Ciudad de La Habana.

Conservatorio Nacional de Música de La Habana Hubert de Blanck. Primer Conservatorio de Música y Declamación en la mayor de las Antillas (en enero de 1899 pasó a llamarse Conservatorio Nacional de Música), que ha brindado a la cultura cubana, durante más de siete decenios, innumerables e importantes aportes a la pedagogía musical.

De esa institución salieron no pocos egresados que dieron prestigio a la cultura cubana al transcurrir de los años, como fueron, entre muchos otros: Ernesto Lecuona, Eduardo Sánchez de Fuentes, Dulce María Serret Danger y Laura Rayneri.

Surgimiento

El Conservatorio Nacional de Música de La Habana aseguró un puesto de lujo en la historia de las artes en el país, fundado el 1ro de octubre de 1885 por el eminente pianista, autor y educador musical Hubert de Blanck, quien recibió un apreciable respaldo moral y financieronacido proveniente de su tierra natal (Holanda) para la constitución del mismo. A él se debe su nombre.

Antecedentes

Ubicado en el Paseo del Prado -con el número 100- la institución académica vino al mundo, hace más de 127 años, en medio de la más calurosa acogida de la sociedad y prensa capitalina.

Con el tiempo, el centro cambió de domicilio en varias ocasiones. A mediados de la década siguiente (1890-1899), el Conservatorio De Blanck estaba enclavado en la Calzada de Reina No. 3.

En 1962 y ya ubicado en el edificio de Calzada, entre A y B, en el Vedado – cuando tenía 51 filiales en todo el país – el Conservatorio pasó a integrarse al Sistema de instituciones y Escuelas de Arte. Hasta entonces, las cartas, certificaciones, notas y títulos expedidos por su Dirección, mantuvieron impreso en su extremo izquierdo:

“El primero establecido en Cuba. Fundado en 1885 por Hubert de Blanck”.

Donaciones financieras recibidas

La Real Sociedad Económica de Amigos del País entregó 408 pesos oro anuales, para ocho jóvenes negros; la Diputación Provincial 1000 pesos oro anuales, para diez alumnos; el gobierno de España 1000 pesos oro anuales; el Ayuntamiento de La Habana 800 pesos oro para 6 alumnos.

Otras donaciones procedieron de: Ignacio Misa 408 pesos oro anuales para la matrícula de ocho niñas; profesor Ernesto Edelmann 153 pesos oro anuales para tres alumnos y Anselmo López 800 pesos oro, los que se invirtieron por esta persona en la compra de pianos y otros instrumentos, valor que debía pagar el Conservatorio en varios plazos.

Personalidades que ejercieron su magisterio

El primer claustro de profesores del Conservatorio estuvo integrado por los siguientes músicos:

También contó con la herencia de la obra educadora de

El otrora Conservatorio Nacional de Música, tras la muerte de su fundador y Director Hubert de Blanck , contó con la dirección de su segunda esposa y brillante pianista Pilar Martín, y de su hija Margot, pedagoga y compositora musical.

Programa de estudios

La peculiaridad del programa de estudios del Conservatorio llamaba la atención a quienes deseaban matricularse. Tenía entre otras características, dispuestas en su Reglamento, que para el ingreso sólo se necesitaba saber leer, escribir y poseer aptitudes para el estudio al cual el alumno debía consagrarse.

Las clases se iniciaban, cada año, el 1 de enero, y culminaban el 31 de diciembre, y los alumnos, de acuerdo con sus cualidades, tenían la posibilidad de presentarse a examen en cualquier momento del año y al ser aprobados, pasaban a los años superiores.

Como una manera de estimular a los mejores alumnos que habían terminado el curso inicial (1885-1886), constituyó los Concursos Académicos de piano, violín y solfeo, que se efectuaron el 14 de agosto de 1886 en los salones de la Diputación Provincial, considerándose los primeros en nuestro país en la especialidad de la música.

Entre las prioridades del Conservatorio siempre figuraron los concursos académicos de piano, violín y solfeo, primeros realizados en Cuba, pues su edición inicial data del 14 de agosto de 1886, en los salones de la Diputación.

Impacto para la sociedad

El impacto que causó en la vida musical habanera el anuncio del establecimiento del Conservatorio de Música y Declamación, concretó los sueños de tantos músicos cubanos que, a pesar de sus esfuerzos, no alcanzaron ese objetivo a lo largo del siglo XIX. Sumaron 144 los estudiantes que formalizaron las matrículas y que integraron el primer curso del Conservatorio, hacia 1894 ya contaba con una matrícula de doscientos alumnos de ambo sexos.

Se formaron concertistas de alta calidad. En él surgió la primera orquesta del centro musical, la cual se presentaba en formatos pequeños, y con sus alumnos creó coros que sobrepasaron las cien voces.

Sala Teatro Hubert de Blanck

La Sala Teatral Hubert de Blanck, privilegiado espacio de pequeño formato de la capitalina barriada del Vedado, fue inaugurada por las musicólogas Olga de Blanck y Pilar Martín el 16 de octubre de 1955, en la planta alta.

Este recinto posee valores arquitectónicos e histórico-culturales que lo convierten en un lugar muy especial.

Su primera presentación teatral se produjo el 21 de octubre de 1955 con la obra “Hechizados”, de John van Drutten, bajo la dirección de Antonio Losada y con el protagonismo de la actriz Raquel Revuelta.

El conservatorio albergó la Escuela de ópera dirigida por Paul Csonka. En su escenario, Rita Montaner encarnó el único rol operístico de toda su carrera, La médium, de Menotti, en 1956. Pocos días después se estrenó allí Gianni Schicchi, tercera pieza del Tríptico pucciniano.

El Teatro Lírico Nacional de Cuba ofreció en dicha sala algunas de sus primeras presentaciones de ópera de cámara.

Durante veintisiete años la instalación acogió en calidad de sede a Teatro Estudio, decana de las agrupaciones teatrales cubanas, emblemático grupo fundado y dirigido por Vicente Revuelta, bajo cuya conducción el colectivo desarrolló una meritoria labor escénica y pedagógica que, desde su Manifiesto fechado en 1958, lo convirtió en el Teatro de Vanguardia de la isla; donde la experimentación de diversos lenguajes escénicos y técnicas contemporáneas encontraron un espacio propicio y el montaje de los clásicos universales así como de la dramaturgia latinoamericana depararon al actor y al espectador la ampliación de sus referentes culturales.

Desde 1991 brinda su techo a la Compañía Teatral Hubert de Blanck, agrupación surgida de un desprendimiento del veterano Teatro Estudio, que cuenta con la Dirección General de Orietta Medina y en su equipo de Directores Artísticos exhibe nombres tan relevantes como Bertha Martínez y Abelardo Estorino, junto a Luis Brunet y Doris Gutiérrez, entre otros.

Cuenta además con una Galería de Exposiciones que tuvo su inauguración en octubre del 2003, con la muestra de fotografías antológicas de puestas en escena que conforman la historia teatral de esta cincuentenaria y acogedora sala teatral del Vedado habanero.

Reconocimiento internacional

La sala ha sido testigo excepcional de las presentaciones de prestigiosos artistas y agrupaciones teatrales, danzarias y musicales del país y de otras latitudes.

Artistas como el colombiano Santiago García; los argentinos Graciela Duffau y Patricio Contreras; la italiana Roberta Carreri; el Teatro ICTUS, de Chile o La Candelaria, de Colombia han mostrado desde este escenario la trascendencia de su arte. Es, además, sede habitual de eventos internacionales de las artes escénicas, especialmente del Festival Internacional de Teatro de La Habana y el Mayo Teatral.

Fuentes

Referencias